Hacer la diferencia

Por estos días tengo un huésped especial. Su dueña la nombró Princesa, sin embargo, vive prácticamente en la calle. Su belleza y carisma han sufrido los embates del tiempo, el acoso de los machos, los partos reiterativos. Sus camadas sufren los peligros de estar a la intemperie, el maltrato de los niños, parásitos, desnutrición…

Leer más