Los filos de la verdad

Verónica Vega

Muchacha leyendo una revista cubana.  Foto: Juan Suárez
Muchacha leyendo una revista cubana. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Ya he dicho antes que mi categoría de cubanadeapie ciberdesconectada no me permite participar en los debates de Havana Times.

Pero por los que leo a través de los comentarios que recibo por correo electrónico (incompletos ya que mi cuenta de gmail recorta algunos mensajes), he podido observar que aquello que dicta las opiniones de los foristas no está tan directamente relacionado con la naturaleza del tema, sino con la experiencia de vida de quienes comentan.

Esto ni es nuevo, ni extraño, lógicamente, pero la subjetividad a que me refiero es aún más sutil.

Entonces, mirando con atención y el mayor desprejuicio del que soy posible, descubro que incluso la franqueza de las opiniones está condicionada por posturas e intereses.

Los que se fueron y sienten en el exilio la libertad de expresarse que jamás tuvieron (o se tomaron) en Cuba, dirán verdades mucho más completas, aunque sea amparados por seudónimos; los que no temen el riesgo de que un día les impidan entrar a la Isla, (ya porque han decidido no volver o porque no les queda nadie indispensable), expondrán su identidad.

Todos serán inclementes con quienes no llaman a las cosas por su verdadero nombre, pondrán sin temor “culpa” junto a “gobierno”, hablarán de nuestra falta de valor, de la necesidad de deslindar responsabilidades, de organizarse, rebelarse.

Otros, que estando afuera sí están en mayor o menor grado comprometidos con determinados privilegios oficialistas, cuidarán su libertad al punto de expresar criterios que nunca lleguen a ninguna orilla, buscarán un deliberado equilibrio entre pasado y presente, hablarán de conciliación o hasta olvido y tejerán finas redes para evadir el tema candente de la desastrosa situación de Cuba, la responsabilidad directa del gobierno, de los que contribuyen y no la padecen (adentro y afuera), de los que la padecemos y contribuimos por miedo, inercia o inconsciencia.

Los extranjeros atraídos por el tema Cuba, ya sea por simpatía actualizada o por alimentar el mito que conocieron, opinarán dentro de las relatividades de esa libertad elegida. Los que adentro tienen voz permitida, templarán sus criterios aun cuando las diatribas rocen el delicado terreno de medidas gubernamentales y la urgencia de democracia. Algunos cubanos con constantes inmersiones y un discurso predecible, intentarán disfrazar que ese servicio paga su acceso a la red y tal vez otros beneficios.

Otros opinan desde la horma de una ideología y esto los circunscribirá a no ceder incluso ante argumentos contundentes; serán muy críticos pero siempre adhiriéndose a términos como “burocracia” “institución”, “funcionarios”.

Hay posiciones tan complejas como que la premisa (consciente o no) sea desafiar lo que aparente o huela a imposición, dogma, dominio. Cualquier criterio que semeje prisión mental (aunque la rebeldía sea su mayor límite), y aportará juicios muy lúcidos, discutibles o absurdos. Lo realmente lamentable es que el interés estará más centrado en esa premisa personal que en una posible solución al problema objeto de debate.

Y por supuesto, estamos los que no opinamos o solo opinamos a través de artículos, veraces o catárticos, tibios o triviales, inoportunos o erráticos. Evitamos señalarnos apelando a los recovecos del lenguaje, de lo abstracto, lo divino; al hastío o a la ineficacia de este vertedero virtual para resolver lo que directa y diariamente, nos afecta en Cuba.

Y los que se contentan con un debate virtual (con o sin consenso) puesto que sostiene la imagen de que la pluralidad de un sitio digital que no lee y desconoce la inmensa mayoría de los cubanos en la Isla, es un indicio de apertura.

Con este análisis no pretendo disminuir ni ofender a nadie, sino verme como parte de una humanidad que actúa limitada por su percepción, experiencia y egoísmos, como nos muestra sobradamente la historia, como sucede ahora mismo en cualquier parte del mundo. Y confirmo que la verdad es siempre mucho más profunda.

Pero me pregunto cómo sería un debate donde se expusiera todo lo que se protege, donde se concientice lo que no hemos admitido, y si eso sería un punto de partida para provocar un cambio que pueda saltar, del ciberespacio, a la Cuba tangible.

Veronica Vega

Verónica Vega: Creo que la verdad tiene poder y la palabra puede y debe ser extensión de la verdad. Creo que ese es también el papel del Arte, y de los medios de comunicación. Me considero una artista, pero ante nada, una buscadora y defensora de la Verdad como esencia, como lo que sustenta la existencia y la conciencia humana. Creo que Cuba puede y debe cambiar y que sitios como Havana Times contribuyen a ese necesario cambio.


24 thoughts on “Los filos de la verdad

  • el 31 agosto, 2014 a las 11:17 pm
    Permalink

    “El dia que tenga el derecho de expresarme libremente sin temor a represalias dentro de Cuba, no dudes que lo hare alla y con mi verdadero nombre.”

    Bobo: yo asumo que tengo ese derecho, y por eso opto por decir mi nombre, asumiendo además cualquier consecuencia.

    Pero para serte honesto, mi molestia no se relaciona con personas como tú, que siempre procuras abordar los temas desde cierto respecto y actitud constructiva.

    Los que sí me sublevan son los que, escudándose en nombres falsos o el anonimato, se dedican a ofender y a descalificar a los demás. Y de eso ha habido unos cuantos acá. Por suerte, parece que están en retirada.

    Por lo demás, todo mi respeto para tu decisión.

  • el 31 agosto, 2014 a las 9:53 am
    Permalink

    Que ninguno tenga miedo y que ninguno este obligado a dar su nombre.

    Mira en los foros de Infojardin, Skyscrapercity, nada de política, fuera de Cuba, y todos son seudónimos. (son sólo dos de los que visito)

  • el 31 agosto, 2014 a las 7:05 am
    Permalink

    Eso que dices de que Son muchos los casos en USA y otros paises democraticos donde “si no estas de acuerdo con algun politico ,gobierno o presidente y tratas de hacer algo que ponga en peligro el orden establecido,pueste parten las patas como en cualquier otro lugar” es totalmente incierto…… En USA y muchos otros paises democraticos son bien numerosos y documentados los casos de politicos que son sacados de sus puestos por diferentes razones por un movimiento popular…. en USA el ultimo presidente que salio por el techo fue Nixon, Clinton estubo a un tilin de salir volando tambien por corrupto y relambio……. en la ciudad que tu mas odias recientemente sacamos del puesto a un alcalde que se quiso hacer el cabroncito….. en europa, por ejemplo, esta el caso de Italia donde antes y despues de Berlusconi (incluyendo al mismo berlusconi) fueron sacados del poder varios gobiernos en sucesion ……….. recientemente en Francia revento el gobierno ……… la democracia tiene muchas formas de trabajar y no es solamente en voto….. aunque el voto, que tu desprecias pues asi fuiste programado, es el instrumento mas importante de la democracia……… pero…… tu tienes que criticar todo lo que sea democracia pues como trabajas para un regimen antidemocratico no puedes hacer otra cosa.

  • el 30 agosto, 2014 a las 12:40 am
    Permalink

    Isidro, me has dado la razon. Si tienes un proposito al dar a conocer tu identidad, “construir puentes”, quieres que el mundo se entere de tu proyecto civico. Yo en cambio no me interesa que me reconozcan como nada, ni quiero contactar a nadie, ni que nadie me contacte a mi. Mi objetivo opinar sobre los temas que se publican y nada mas. Lo mismo da que me llame Bobo, Isidro o Maria. El Bobo de Abela me imagino que sabes quien fue, entonces lo tomo con el mismo espiritud del personaje. El dia que tenga el derecho de expresarme libremente sin temor a represalias dentro de Cuba, no dudes que lo hare alla y con mi verdadero nombre. Amo a Cuba, mi caiman querido y para alla voy al siguiente dia que vuelva la democracia. Mi problema es que ya conoci lo que es ser un hombre libre y cuesta ir nuevamente a ponerme las cadenas y la mordaza en la boca.

  • el 28 agosto, 2014 a las 7:47 pm
    Permalink

    O sea que en lo que es conectividad Cuba en el 2014 está al nivel que estaba Nicaragua en 1990

  • el 28 agosto, 2014 a las 7:36 am
    Permalink

    Bobo:

    En este punto diferimos. No puedo hablar a nombre de nadie más, pero en mi caso particular opino con mi nombre porque realmente quiero establecer puentes de diálogo sobre bases de igualdad, con todas las cartas sobre la mesa, y porque no tengo nada que temer. Si tuviera la posibilidad física, en lugar de acudir al ciberespacio, me reuniría cada día en casa de alguno de ustedes (o del que me acepte), o en un parque, o en una playa, donde sea. Y en tales circunstancias, te confieso que me no me sentiría muy cómodo – por ejemplo – llamándote bobo cara a cara. Eso es.

  • el 28 agosto, 2014 a las 1:59 am
    Permalink

    Gusa:
    Ese es tu caso. Pero mira alrededor y verás que los “anónimos” hacen mayoría.

  • el 27 agosto, 2014 a las 9:28 pm
    Permalink

    Circle, hace 24 años no existia el uso masivo de Internet ni en Nicaragüa, ni en Latinoamerica. Si Haiti y Nicaragua que son los mas pobres del continente ya tienen un amplio acceso a la red, es una verguenza en mayuscula que en Cuba los redactores que publican en una web no pueda ver sus articulos y ni los comentarios que se generan alrededor de estos.

  • el 27 agosto, 2014 a las 9:09 pm
    Permalink

    Isidro, en el ciberespacio Isidro, Veronica y todo el que comenta con su verdadero nombre no representa absolutamente nada (por lo menos para mi), lo que vale es el contenido de lo que se expresa. A mi entender el que comenta con su nombre es porque en el fondo busca protagonismo y quiere dejar una marca para agendas personales (politica, marketing, etc)

    Fijate que cada dia el dinero virtual como Bitcoins tiene mas adeptos y la clave esta en que no responde a una persona, banco, grupo empresarial, etc. Tampoco hace muchas pregunta sobre quien eres y la fuente de tu dinero. Esa es la magia de este mundo hecho de ceros y unos. Es un cambio de epoca donde los “dinosaurios” se van a extinguir.

  • el 27 agosto, 2014 a las 8:25 pm
    Permalink

    Estimado Circles, garcias por aclaracion, esta parte del macondiano internet cubano no la conocia. Saludos

  • el 27 agosto, 2014 a las 6:55 pm
    Permalink

    Isidro, a estas alturas no sirve de mucho usar seudónimos, si quisiern ya nos tendrían identificados si es que no lo han hecho.

    Participo en un foro de ejercicios físicos y en otro de agricultura y en ambos uso seudónimo. Y en Facebook uso ni nombre real para hacer comentarios tan gusanos como los que hago aquí.

  • el 27 agosto, 2014 a las 3:09 pm
    Permalink

    EDUARDO , como también tu puedes ser todo lo chicharrón y sumiso que quieras ser que tampoco pasa nada.

  • el 27 agosto, 2014 a las 2:04 pm
    Permalink

    Fíjate si importa, que le costó la alcaldía a un alcalde de Miami a través de un referendo revocatorio. y, si os congresistas cortan el bacalao es porque son los votados por sus electores. A esos nadie los pone a dedo, sino que salen en las urnas.

  • el 27 agosto, 2014 a las 5:36 am
    Permalink

    Rene, muchas personas en Cuba pueden enviar un correo pero no tienen acceso a Internet, por lo tanto no pueden ver sus trabajos ni entrar a comentar. Así me pasaba a mi en Nicaragua (el país mas pobre del continente depués de Haiti) hace unos 22-24 años cuando el desarrollo de los servicios informáticos estaba en pañales y el acceso muy limitado. Hoy en día es totalmente diferente y a precios 6 a 10 veces mas barrato que en Cuba con una conexión mucho mas rápido.

  • el 27 agosto, 2014 a las 3:59 am
    Permalink

    Verónica,

    Al final lo verdaderamente importante es construir una Cuba futura donde ningún cubano tenga miedo a opinar en público.

    Tú estás opinando libremente en público y de esa manera estás construyendo esa Cuba futura donde quepan cubanos de todas las opiniones.

  • el 26 agosto, 2014 a las 9:51 pm
    Permalink

    Eduardo con todo respeto, y muchas veces coincido con sus comentarios por que son objetivos, pero en este que expone discrepo con usted “en resumen,puedes quejarte y ser libre todo lo que te de la gana…a quien le importa???”…. le importa a la bulla que logres hacer, le importa a tu subconciente y estado de animo que tienes posiblidad de expresar tus pensamientos sin caer en la doble moral la mayor enfermedad que hay en cuba, le reitero con todo respeto, el placer de hacer lo que uno quiera, sin dar cuentas a nadie, sin estar pendiente que dira “fefa la del comite”, el placer de estar en un lugar donde todo esta permitido menos lo que esta prohibido lo contrario de cuba que todo esta prohibido menos lo que esta permitido, sin tener temor que un palestino de 20 años analfabeto vestido de policia te meta en un lio por llegar una java, asumir tus riesgos y desiciones por tu propia cuenta…. para que en una sociedad libre logres romper el orden establecido y te parta las patas tiene que hacer algo grande, algo que de verdad atente contra la integridad del estado u otras personas no se handa dando palos a diestra y siniestra, en cuba si te pueden dar un palo por decir que Dias Canel es un reberendo desacarado y oportuista. El placer que cuando un policia te pare por exeso de velocidad tenga que enseñarte y demostrarte en el radar que de verdad ibas a exeso de velocidad, El palcer que no te restriegen y te chatajen todo el tiempo con la mala educacion y la pesima medicina que hay hoy en cuba y muchas cosas mas que son incomparables. Le hago una anecdota rapida, en la segunda toma del congreso en MAdrid (que aquello se puso feo) yo estaba alli, me le quedo mirando a unos antimoines y me dice el tipo ¿que usted mira??? repondo lo que me da la gana para eso vivo en una democracia, que pasa algo???… antimotin baja la cabeza, pruebe decir eso a un palestino en cuba… por su puesto estoy hablando de Europa y USA no de ninguna republica bananera de latinoamerica, africa o medio oriente

  • el 26 agosto, 2014 a las 9:28 pm
    Permalink

    EDUARDO si la libertad de expresion de poder criticar abiertamente a los politicos es tan insignificante en la democracia ¿puedes explicar por que el gobierno cubano le tiene terror?
    No olvides un caso como el Watergate donde el presidente Nixon tuvo que renunciar debido a que la prensa divulgo ampliamente y sin tapujo los malos manejos sobre escuchas ilegales del presidente. En muchos paises hay sonados casos de politicos que han tenido que renunciar por las criticas de los ciudadanos y los medios de comunicacion.

    En estos dias sale bajo libertad condicional Popeye que era brazo derecho de Escobar y ha dado detalles de la vinculacion de la alta jerarquia del gobierno cubano con el narcotrafico. En una Cuba democratica hechos como esos y como el contrabando de armas bajo sacos de azucar, le costaba el puesto al presidente por la arremetida que la prensa y las criticas de opinion publica.

  • el 26 agosto, 2014 a las 9:26 pm
    Permalink

    Señora con todo respeto una cosita, ¿¿¿como puede escribir y no participar en lso debates??? esta parte de la historia no la entiendo. por otro lado le reitero mi recomendcion, vaya a un psicologo de veras que la encrucijada de quedarce o largarce la tiene mal

  • el 26 agosto, 2014 a las 9:13 pm
    Permalink

    Vero:

    Muy oportuna, y sobre todo útil, tu reflexión. Has traído a colación un tema que subyace en el sentido de existir mismo de este foro: un sitio en el que TODOS los cubanos (y algún que otro extranjero), podamos verter nuestras opiniones en la mayor libertad, tratando, eso sí, de mantener un mínimo de cordura y respeto. Creo que eso es lo más importante de tu texto, a reservas de que se pueda estar en desacuerdo con alguno de tus planteamientos.

    Y hablando de esto, creo que no se puede afirmar rotundamente que cuando alguien defiende un punto de vista coincidente con el del Gobierno, lo haga simplemente porque está “comprometido con determinados privilegios oficialistas”. No siempre. Si vamos a comulgar a pie juntillas con la diversidad de criterios, debemos partir de que haya gente convencida de ciertas bondades en el actual sistema imperante en la Isla. Lo mismo en su interior que más allá de sus fronteras.

    Ahora, observa que tocas asimismo un punto neurálgico: unos cuantos, por no decir mayoría, de los que hoy gozan de las ventajas de la democracia al estilo occidental, viviendo en países de Norteamérica, Europa o América Latina, recurren a seudónimos para opinar aquí. ¿A qué le temen? Esa es siempre mi pregunta, pues entiendo que la primera manifestación de libertad es mostrarse tal cual uno es, asumiendo las consecuencias por lo que se dice y hace.

    Entiendo por otra parte que la actual sociedad cubana vive lastrada – entre otros males y ya por mucho tiempo – por una doble moral ubicua, que actúa como bumerán sobre nuestras posibilidades de evolución civil. Desterrar esa costra antropológica sería un muy positivo primer paso hacia etapas superiores. Gracias por empujar en ese sentido.

  • el 26 agosto, 2014 a las 4:52 pm
    Permalink

    ….el cuento ese de la libertad de expresion ,la democracia y todas esas cosas que se cuentan aqui es muy relativo….en la “democracia” puedes hablar mal de politicos,gobierno y hasta del presidente…sirve eso de algo???..no…no estas de acuerdo con algun politico ,gobierno o presidente y tratas de hacer algo que ponga en peligro el orden establecido,pueste parten las patas como en cualquier otro lugar…te queda el consuelo de votar cada cierto tiempo a favor o en contra de los politicos,el gobierno o el presidente…pero quien escoge a los candidatos para que votes???…en los usa el presidente puede estar en el poder un maximo de 8 años…pero los que de verdad cortan el pastel ,que son los congresistas y senadores ,se pasan casi toda la vida en sus puestos…en resumen,puedes quejarte y ser libre todo lo que te de la gana…a quien le importa???

  • el 26 agosto, 2014 a las 2:52 pm
    Permalink

    Verónica, bienvenida a la democracia. Los comentarios y puntos de vista que te sorprenden en HT solo son un botón de muestra de lo que pasara en Cuba el dia que se respete la libertad de expresión. Si vieras como los ciudadanos hablan a sus políticos en las sociedades democráticas, te caes muerta.

  • el 26 agosto, 2014 a las 11:05 am
    Permalink

    Cuba es una dictadura por donde quiera que se mire, disfrazada de populismo y de supuestos logros sociales, pero el principal problema que tiene no es la parte economica ni mucho menos, esa siempre se arregla de una amnera u de otra, el gran problema cubano es la destrucción sistematica de la mentalidad y del libre albedrio d elas personas, es la falta de libertad de expresion, aunque esta la logran disfrazar con disparatados y convenientes criticos autorizados del gobierno.
    Cuba podra arreglarse en 10, 20 años en cuanto a su parte tangible, en cuanto a su insfraestructura, pero va a pasar mucho tiempo para que realmente las personas alla puedan ser libres de alma y espiritu

  • el 26 agosto, 2014 a las 10:10 am
    Permalink

    Veronica, estoy muy de acuerdo con la doctora Marlene Azor, tambien agregaria que la experiencia personal de muchos de los que aqui opinamos no solo se remite a las vivencias en Cuba y Miami. En mi caso muy particular , he estado en lugares que son el primer mundo dentro del primer mundo, como es la isla de San Bathelemy, pero he estado en lugares del sudeste asiatico donde hay esclavitud voluntaria, donde los padres regalan a las hijas porque no las pueden mantener, lugares donde no existen apenas instituciones y cada persona esta por su cuenta . Esa es la razon por la que a veces no cargo con todo contra el sistema en Cuba y me mido, porque , si bien no tiene sentido comparar a Cuba con USA, tampoco tiene sentido compararla con los lugares medianamente pobres de este mundo. No podemos darle todo el credito al gobierno de Cuba de condicionar nuestro criterio.

  • el 26 agosto, 2014 a las 8:15 am
    Permalink

    Verónica te entiendo en tus preocupaciones aunque no comparta tu visión.
    Lo que ves como “deformación” no es más que las posibilidades de la opinión pública dentro de Cuba y las represalias a las que se atienen los que llamen las cosas por su nombre. Y vivan dentro de Cuba o vivan fuera pero ligados a las instituciones estatales cubanas, o necesiten seguir entrando “sin problemas” a Cuba.
    Todo apunta no a intereses “egoístas” si no a las condiciones que limitan la libertad de expresión ( represalias) en Cuba.
    La opinión pública debe influir en las políticas gubernamentales y si no es suficiente existen las manifestaciones populares contra las políticas gubernamentales. En Cuba las restricciones han amordazado la opinión publica por más de medio siglo y la calle es “de Fidel”… y de la policía política cubana.
    En resumen, no son los comentaristas a los que habría que “enseñar” supuestas normas éticas de como conducirse, -por supuesto que la diatriba personal no conduce más que a ocultar argumentos y no discutirlos-pero el enfoque creo yo es equivocado al centrarse en los comentaristas y no en las condiciones sociales políticas y económicas y hasta ideológicas que impiden en Cuba una opinión pública libre de mordazas.
    La “honestidad” en el debate será cada vez mayor, en la medida en que se despenalice la discrepancia.
    Analizar las consecuencias y no las causas, te hace centrarte en los comentaristas y no en las estructuras y los mecanismos que moldean las distintas posiciones de los comentaristas, más atenazados por las consecuencias y/o menos atenazados por ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *