Desde las vísceras

Una de las protestas del 11 de julio de 2021.

Por Pedro Pablo Morejón

HAVANA TIMES – Siento asco, rabia, impotencia. Son muchas las emociones encontradas por estos días. A veces resulta difícil callar ante tanta manipulación, tanta injusticia… y tanto descaro. Entonces uno, por dignidad y aunque tenga miedo, escribe desde las vísceras, porque no lo puede hacer de otro modo.

El mundo debería entender de una vez y por todas que este país lleva 62 años secuestrado por un poder totalitario que ha pretendido adueñarse de la Patria, los símbolos y la historia.

El nivel de manipulación se torna asqueroso cuando tienes que escuchar que esa falsa Revolución es la Patria, y que quienes desean un cambio democrático no son cubanos, sino odiadores, mercenarios y anexionistas al servicio de un imperio.

En este caso el imperialismo yanqui, porque los gobiernos fascistas y totalitarios necesitan, siempre, de un enemigo externo para justificar la miseria y la ausencia total de libertad que le ocasionan a los pueblos.

Pues bien, por estos días la prensa castrista ha dirigido sus cañones contra Yunior García Aguilera y los demás promotores de una marcha convocada para el 15 de noviembre.

Este valiente joven es presentado como un sujeto inescrupuloso al servicio de Los Estados Unidos, un dramaturgo mediocre con ínfulas de grandeza. Sus ideas son presuntamente anexionistas y la marcha que se ha convocado desde su grupo Archipiélago no es más que un intento de desestabilización con el oscuro propósito de justificar una intervención militar en Cuba.

Sin embargo, el régimen no ha presentado ninguna prueba que demuestre sus acusaciones. Es más, en un hecho inédito, esa prensa falsa al servicio de los opresores quiso entrevistarlo, quizás con el fin de atraparlo en una encerrona, pero el tiro les salió por la culata.

Yunior respondió con la transparencia y el intelecto de un cubano sencillo que solo anhela un futuro para este país. Va a resultarles difícil sacar sus palabras de contexto para engañar a la opinión pública, si eso era lo que pretendían.

Un país que tiene un largo presente perdido, sin alimentos, sin medicinas, sin derechos, sin nada.

Como todos sabemos, el permiso para la marcha del 15 de noviembre fue denegado, algo que era de esperarse.

Siempre lo dije, la Constitución vigente no reconoce el ejercicio de los derechos civiles. El artículo 56 establece el derecho a manifestarse, pero con fines lícitos. Es decir, de acuerdo con la ley solo puedes manifestarte para apoyar a esa dictadura. De ahí que no es lícito exigir derechos y un cambio hacia la democracia que dé al traste con el poder del Partido Comunista refrendado en el artículo 5 de dicha Constitución, ni contra el carácter irrevocable del socialismo estalinista que el poder mantiene y que se encuentra allí plasmado.

Por otra parte, no me parece atinado ampararse en las leyes del régimen para luchar por un cambio. Es otorgarle legitimidad a este orden social sin derechos. Pero si de algo ha servido es para demostrarle al mundo que en Cuba no existe el derecho a la libertad de expresión y manifestación pacífica. 

¿Qué puede esperarse de los próximos días?  Mucha represión, acoso, chantaje y calumnias. Ya lo están haciendo. La Fiscalía General de la República citó a los principales promotores para amenazarlos sobre las consecuencias legales de proseguir con la marcha. También han recurrido al chantaje a través de los familiares de quienes pretenden tomar las calles el 15 de noviembre.

No es de extrañar si desde los días previos cortan los servicios de Internet y efectúan detenciones a los principales promotores, ni se puede descartar que organicen alguna contramanifestación para ese día.

No le veo buenos augurios a esta iniciática cívica. El régimen se viene preparando, no va a ser sorprendido como el 11 de julio. Cuenta con el derecho bárbaro de la fuerza, su innegable experticia para la represión y, claro está, la indiferencia de muchos.

Ojalá esté equivocado.

Lea más del diario de Pedro Pablo Morejón aquí.

Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter. Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.


3 thoughts on “Desde las vísceras

  • el 2 noviembre, 2021 a las 3:45 am
    Permalink

    Estoy profundamente preocupada, estoy profundamente dolida, no por mi sino por los cubanos de la isla. Quisiera tener un don sobrenatural para no decir, escribir y ni tan siquiera pensar una palabra equivocada, una palabra que cause mal a los cubanos, pero desgraciadamente sè que todos los seres humanos como seres mediocres e imperfectos que somos todos, nos equivocamos muchisimas veces, por muy razonables y nada pasionales que nos imponemos ser.
    “descaro, falta de respeto y atropello” son las palabras que ha usado el pueblo cubano para definir la injusticia y la violencia del estado cubano.
    Supongo que todos los que participaran no seran intelectuales de mente fria, no se puede exigir a un pueblo llano que se comporte y se exprese como los grandes intelectuales: “por favor, me esta pegando, me estan doliendo sus golpes, si gentilmente deja de pegarme, torcerme el brazo, tocerme el cuello, agente, le estaria muy agradecido” Esta es la reaccion razonada de un intelectual pacifista: En una frase “No violencia”
    Esto, los instintos naturales de conservar la integridad fisica del hombre comun (accion defensiva) unido a los “infiltrados para provocar violencia” que seran la mayoria, me provoca gran preocupacion.
    A la “rabia simple del hombre silvestre”, como escribio Silvio Rodriguez, el mundo le exige ” paciencia, paciencia.” Y esto los cubanos lo deberian comprender. El mundo juzga al hombre silvestre y defiende la violencia policial y represora del regimen con una sola palabra: PAZ.

  • el 27 octubre, 2021 a las 6:52 am
    Permalink

    Sí amigo Tito, es triste que a estas alturas existan esclavos que se presten para ser usados por esta dictadura. Es parte del irreversible daño moral que le han causado a la sociedad cubana.

  • el 26 octubre, 2021 a las 12:06 am
    Permalink

    No estás equivocado, la tiranía va a salir con todo, saben que si permiten esta marcha después vendrán más. Están preparados, infiltrarán su personal para provocar violencia, van a por todas, en eso va su supervivencia. Lo jodido es que parte del pueblo, que pasa hambre y vive en la miseria, se preste para ser títeres del gobierno, es increíble el lavado de cerebro, son robots al servicio de unos pocos que viven como reyes. Eso sí, ya se quitaron la careta y el mundo sabe que es un gobierno represivo, que preparan a turbas con palos, no hay dudas, son unos S.NG.OS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *