Una anécdota cómica ocurrida en La Habana

Una vecina mía me contó que su segunda menstruación la tomó por sorpresa en la secundaria; era un día de examen en que casualmente los profesores habían advertido que se perdía el derecho a ser evaluado de no llevar puesta la pañoleta, muchos alumnos rechazan llevar a toda hora dicho símbolo.

Leer más

Una excursión a la villa El Salado

Por estos días cumplí un deseo que tenía de regresar a uno de los paraísos coralinos cubanos que conocí cuando mi padre me llevaba durante mi niñez y en la adolescencia. Mi interés principal era ver en qué estado se encontraban las poblaciones de coral del oeste de La Habana.

Leer más

De cómo dejé de ser un pescador

La belleza y la inteligencia de tres especies animales hicieron que yo dejara de matar. Fui un habitual asesino de lenguados, pulpos y rascacios, hasta que dejé a un lado mi hambre para disfrutar de la existencia y conservación de esas preciosuras de la fauna marina cubana.

Leer más