Isbel Díaz Torres

La sala Nauta del Miramar Trade Center
La sala Nauta del Miramar Trade Center.  Foto: Jimmy Roque Martínez

HAVANA TIMES – La empresa Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) se prepara para ofertar, a partir del mes de abril, la posibilidad de conexiones inalámbricas (WiFi) a los usuarios cubanos que puedan pagar ese servicio en las salas NAUTA.

La información fue ofrecida extraoficialmente a Havana Times por una funcionaria de la empresa, que monopoliza las comunicaciones en la isla. La trabajadora aseguró que en poco más de un mes ya estará funcionando el nuevo servicio.

Desde el pasado mes de enero, la sala de navegación ubicada en el Centro de Negocios de Miramar, ensaya este tipo de conexión, del cual han podido beneficiarse las personas que acuden con dispositivos capaces de captar la señal inalámbrica.

Al menos durante estas semanas de prueba, el costo de la conexión ha sido el mismo que el establecido para el servicio de Internet en las pocas computadoras habilitadas en toda la isla por la empresa estatal: 4,50 CUC por una hora.

Al comprobar la calidad del servicio, hemos detectado que la intensidad de la señal es aceptable, pero la velocidad del enlace (unos 54 Mbps) es inferior a la ofrecida en los hoteles cercanos, donde debe pagarse 6 CUC por una hora.

Cuando está disponible el wifi (no es todos los días) es posible ver a una docena de personas, sobre todo jóvenes estudiantes extranjeros, usando teléfonos móviles y laptops en las inmediaciones del complejo de majestuosos edificios, donde se asienta la gerencia nacional de ETECSA, y la sala NAUTA referida.

La oferta, sin embargo, resultaría mucho más económica que la opción recientemente anunciada por el gobierno de prestar servicios de internet celular, a partir del primer trimestre de 2014, al precio de 1 CUC por cada megabyte transferido.

Foto: Caridad

Correo electrónico desde el celular

Un nuevo servicio que permite el envío de correo electrónico, con una cuenta NAUTA, desde los teléfonos de los usuarios, comenzó a implementarse de manera desorganizada y caótica el 4 de marzo (un día después de la fecha anunciada).

Tres lugares en la capital comenzaron a activar gratuitamente el servicio, cuyo costo se cargaría al saldo del teléfono usado, sin afectar la cuenta NAUTA.

Los directivos y empleados de ETECSA de las céntricas oficinas ubicadas en el edificio FOCSA, han enfrentado desde el miércoles pasado a un gran número de personas que intentaban activar el correo en sus teléfonos.

“No hemos recibido ninguna preparación”, confirmó una de las dependientas, mientras que la jefa de sala aseguró que varios usuarios, aun teniendo celulares aptos, se habían retirado sin lograr activar el servicio, después de cerca de cinco horas de espera.

La nueva oferta es la más módica de las hasta ahora implementadas por la Empresa, y permitirá el envío y recibo de emails por el precio de 0.01 CUC, por cada 10 KB trasmitidos, para lo cual se usará exclusivamente las cuentas de correo NAUTA de los usuarios.

Se deteriora el servicio en las nuevas salas

A medida que avanzan los meses, los problemas en las salas NAUTA han comenzado a aparecer. Era de esperar que, a pesar de los exorbitantes precios, la demanda superara la oferta.

Foto: Raquel Pérez

Con solo 133 salas en toda la isla, cada una con un promedio de 6 ordenadores, las pequeñas colas que se forman en las entradas de estos lugares, de entre cinco y diez personas, significan un aproximado de 45 minutos de espera.

Además de ese inconveniente, y de que la velocidad para la navegación no es la mejor, cada día se repite con mayor frecuencia la caída de las conexiones, lo cual afecta a los usuarios, quienes insisten infructuosamente en descargar sus páginas, sin que los trabajadores del lugar les indiquen la suspensión de la conexión.

Mientras eso sucede, el reloj sigue en marcha, y algunos minutos se pierden, para dolor del bolsillo que los pagó. No hay modo de reclamar devolución.

A pesar de las pocas estaciones de trabajo, la sala NAUTA ubicada en 17 y C, en el Vedado, ha estado durante semanas con dos computadoras rotas. Mientras, una microbióloga asidua de la sala ubicada en el edificio FOCSA, asegura que en algunas salas los puertos USB y algunas teclas claves del teclado, están rotos o inhabilitados.

También es posible comprobar que el click derecho del mouse, está deshabilitado, lo cual impide el despliegue de los menús contextuales, y limita la velocidad a la hora de guardar o enviar archivos.

Por añadidura, hace más de tres semanas ETECSA ha dejado de comercializar las tarjetas equivalentes a 4.50 CUC, por lo que muchos usuarios, después de hacer la cola, se enteran que no podrán conectarse por carencia del cartón.

Las dependientas no tienen explicación para esta falta de tarjetas. La única solución aparente es contratar una cuenta fija, la cual puede recargarse directamente con efectivo.

En las colas, algunos personas elucubran que se trata de una estrategia de la “seguridad cubana”, para aumentar el control sobre los cibernautas. Es más fácil controlar a un usuario con nombre y una contraseña fijos, que estar pendientes de cada cambio de contraseña con cada nueva tarjeta comprada.

Sala de navegación.  Foto: Raquel Pérez
Sala de navegación. Foto: Raquel Pérez

Vale aclarar que, en ambos casos, el número del carné de identidad del usuario queda forzosamente registrado y asociado a la tarjeta o a la cuenta.

Por añadidura, una nueva directiva bajada por ETECSA a las salas de navegación a partir de marzo, es la prohibición de que más de una persona pueda sentarse a la vez frente a una computadora.

Hasta el momento, y debido a la casi nula experiencia de navegación entre los nacionales, era común encontrar a un amigo o familiar ayudando a un cibernauta a revisar su correo o crearse una cuenta de Facebook.

A partir de ahora esto no será posible, aunque hemos comprobado que la medida ha sido aplicada discrecionalmente por las diversas salas capitalinas.

Lo cierto es que las insatisfacciones por los altos precios, la falta de privacidad, la mala calidad de la conexión, la carencia de tarjetas, la prohibición de acompañantes, y la demora de las colas; han creado un clima bastante hostil en estos puntos de ETECSA.

La conexión inalámbrica (WiFi) y la posibilidad del correo electrónico en los móviles pudieran ayudar a agilizar el servicio, pero la mala calidad precedente hace que ninguna de las personas encuestadas tenga confianza en las nuevas ofertas.

4 thoughts on “WiFi para los cubanos y correo telefónico

  • Otra burla más al pueblo cubano, en nobre del socialismo. Pobre socialismo, tanta basura que se ha hecho en su nombre.

  • Otra trompetilla mas que le tiran en la cara al cubano, y por si fuera poco, hasta le cobras por Orlando

  • Que diferente sería si el internet no fuera controlado por el monopolio estatal.
    Como no tienen competencia es posible entonces poner el precio que les de la gana. Tener el servicio tan malo como sea posible y aun limitar la coneccion de internet. Todo en virtud a que ellos son la única forma de conectarse que Uds tienen.
    Esas son algunas de las razones por que monopolios son malos para todos. Y especialmente malos si son monopolios estatales que tratan de controlar la información que sus ciudadanos reciben.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *