Voleibol intenta romper monopolio de la pelota en Cuba

Por Ronal Quiñones

Foto: cubadebate.cu
Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — El capítulo de las contrataciones de deportistas cubanos en clubes foráneos va más lento que una tortuga coja. Como reflejamos en estas páginas con anterioridad, el béisbol es el único deporte en el que se ha trabajado algo. Muy insuficiente aún para la demanda y las necesidades de los propios peloteros, pero algo.

En enero pasado comenzó a incursionar en la Liga de Grecia, específicamente en el club PAOK de Atenas, el voleibolista Javier Jiménez. Se trata de un atacador cruzado que está bien lejos de ser la estrella del actual equipo, pero fue al que seleccionaron los interesados de acuerdo con sus intereses.

Se ha hablado de otros casos en el fútbol y el mismo voleibol, pero nada más ha ocurrido. Al menos todavía. Y se dice todavía, porque este mes de febrero estuvo en Cuba la preselección olímpica de Japón, con jugadores menores de 20 años con perspectivas de estar en Tokio-2020, para entrenar y topar con su similar cubana, y hasta inicios de marzo permaneció en la mayor de las Antillas un miembro de la Federación japonesa con funciones de cazatalentos.

Kiyotaka Ota, quien era edecán en las visitas de los equipos cubanos a suelo nipón, estuvo como observador durante varios días en la Escuela Nacional de voleibol, donde pudo evaluar a lo mejor que posee Cuba actualmente en los dos sexos.

Según escuetas declaraciones a la prensa, para el asiático las principales potencialidades del voly cubano actual están en el sector varonil. Nada nuevo bajo el sol. El femenino está más atrasado, salvo el talento de Melissa Vargas, a quien prácticamente la tienen blindada porque con la intensidad con la cual juega en la selección nacional con apenas 15 años no debería someterse a más presión todavía.

De cualquier manera, ya el trabajo de Oka no es para este año, pues la Liga de Japón cierra en mayo, y, con la velocidad con la cual trabajan los especialistas del Instituto cubano de Deportes (Inder) no hay tiempo para cerrar un contrato, ni tampoco tiene lógica hacerlo para jugar un mes.

Además, en cada plantel de la Liga nipona puede inscribirse solamente un jugador foráneo, lo cual cierra bastante las posibilidades para los cubanos.

No obstante, esta visita es una buena señal, porque desde otro punto de vista, al parecer ya se desechó la idea de mandar a los voleibolistas a la Liga mexicana, de nivel bien bajo, como se hizo en la temporada pasada.

Foto: juventudrebelde.cu
Foto: juventudrebelde.cu

El camino debe ser el aplicado con Jiménez: que vayan a torneos exigentes donde puedan adquirir conocimientos y desarrollar su talento, porque en México no iban a encontrar eso.
El voleibol es, detrás de la pelota, el deporte que más ha sufrido la fuga de talentos, en gran medida por la falta de apoyo, y nos vamos a remitir a solo dos ejemplos, para no hacer extensa la lista.

Maikel “El ruso” Sánchez era una bujía del equipo cubano, con su juego agresivo y sus saques y remates endemoniados. Sufrió una dura lesión y cuando regresó al colectivo nacional, ya se habían ido Robertlandy Simón, Osmany Juantorena y otros que conformaban la mejor camada del voleibol cubano desde la reunida a principios de este siglo.

Pues bien, luego de una larga recuperación (se le dijo incluso que no volvía a jugar voleibol por la gravedad de su lesión), El ruso volvió por sus fueros y una vez más fue el líder de la sexteta caribeña.

Al terminar la temporada de su regreso pidió permiso para ir a visitar a un tío a Rusia, los trámites se demoraron y, cuando al fin pudo partir, su regreso le coincidió con el inicio de la siguiente Liga Mundial, el evento anual más importante del voleibol cubano. Los dirigentes no entendieron que su retraso estaba motivado por su tardía salida y lo sancionaron enviándolo a entrenar muchachos a una escuela. Por supuesto, el jugador se molestó, y pidió la baja. Hoy brilla en la Liga de Corea del Sur, donde incluso implantó un récord mundial al marcar 31 puntos en un solo set.

Fernando Hernández, otro atacador que despuntaba como un puntal en el equipo antillano, sufrió algo similar. Aunque no lograba estabilizar sus rendimientos, se perfilaba como el titular en la posición de opuesto. Sin embargo, el apodado “Dinamita” se sintió ofendido cuando el entonces técnico de la selección, Orlando Samuels, lo mandó de regreso a Cuba en plena Liga Mundial de 2012 porque no le gustaba cómo jugaba. Al regreso del técnico, Hernández pidió la baja, y actualmente juega en la Liga de Japón.

Estos casos, y otros más, no son del todo conocidos por los aficionados cubanos en sus detalles, pero han tenido su impacto.

Mikel Sanchez.  Foto: oncubamagazine.com
Mikel Sánchez con su equipo de Corea del Sur. Foto: oncubamagazine.com

“Con lo mal que ha estado últimamente el equipo Cuba, es increíble todo el talento que se ha desperdiciado”, dice sentado en un muro de 27 y F, Ramón, un vendedor ambulante.

“Aquí la pelota se lo lleva todo, los mejores hoteles, los premios y ahora hasta los contratos. Debería ser parejo para todos. Vamos a ver ahora si se da lo del voleibol, porque aquí los peloteros se dan en cualquier parte, pero los voleibolistas no, y con tanta gente que se ha ido, en cualquier momento me llaman a mí para que juegue”, dice en tono de broma Alejandro.

“Yo ni sé quién es ese que está jugando en Grecia, pero si lo contrataron por algo es. Lo mejor es que todos puedan hacerlo, porque aquí jugando entre ellos no van a mejorar, cualquier Liga de esas de Europa, o la de Japón y hasta la de Brasil, tiene tremendo nivel”, acota Raúl.

“Si recuperamos algunos jugadores que están por ahí tendríamos tremendo equipo. Ninguno desertó ni juega por otro país, eso hay que valorarlo. Es lo que todo el pueblo quiere, pero el Inder sigue en lo mismo. Sancionando jugadores no se resuelve nada”, opina Francis.

“Sería bonito ver a esos grandes jugadores de vuelta en la selección nacional y poder tener un equipo competitivo que nos siga dando alegrías. Con ellos podemos aspirar hasta a ganar las Olimpiadas”, dice Pablo.

De momento, así más o menos piensan los fanáticos, ¿quién sabe lo que piensan los dirigentes?


One thought on “Voleibol intenta romper monopolio de la pelota en Cuba

  • el 23 mayo, 2015 a las 11:43 am
    Permalink

    Que clase de razon tenia Juan Diaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *