Sin comida para los cerdos ni carne sobre la mesa

La causa principal de la poca producción de carne es la escasez de alimento para los cerdos. Foto: Sadiel Mederos.

Por El Toque

HAVANA TIMES – Los cubanos no conciben una celebración de fin de año sin la presencia del puerco asado como plato fuerte. Sin embargo, la realidad el pasado 31 de diciembre de 2021 fue muy diferente para algunas familias: el elevado costo de la carne de cerdo impidió que el ansiado alimento estuviera presente en muchas mesas.

Forman parte de recuerdos nostálgicos el popular pan con lechón callejero, el bistec de cerdo en los almuerzos y hasta la crianza de algún que otro puerquito en plena ciudad que inspirara hace más de 10 años la canción parodia del grupo humorístico Punto y Coma, “La puerca de papá”.

Sobre la actual escasez y alza de precios de la carne de cerdo en Cuba dialogan Lucía March, Camilo Condis y Maykel González en el episodio 97 de El Enjambre, un podcast de elTOQUE.

Lucía se refiere a un reportaje del Noticiero de la Televisión Cubana que calificó la carne de cerdo de lujo en la mesa de aquellos cubanos que deciden mantenerla en su dieta. “El mismo noticiero reconoce que la carne más típica en la comida cubana es demasiado cara como para poder comerla hoy día en Cuba”.

“Dice el noticiero que los precios de oferta y demanda de cerdo pasaron desde 2020 de 50 pesos la libra a superar los 200 —agrega Camilo. Esta misma semana vi a 230 pesos la libra y no se podía comprar por separada, sino la pierna entera. Según datos oficiales compartidos en el reportaje, este año se espera producir unas 26 mil toneladas de carne de cerdo, una cantidad ridículamente baja comparada con las 200 mil que se obtuvieron en 2016”.

“Para que se tenga una idea de la gravedad del asunto —continúa el podcaster—, en Sancti Spíritus durante los dos primeros meses de 2022 se produjeron solamente 52 toneladas de carne de cerdo. Eso es equivalente a lo que se producía en Cuba en un solo día en 2018”.

Emilio Interián, un productor de cerdos entrevistado en el reportaje, comentó que la causa principal de la crisis es la escasez de alimento para los cerdos. Es tan grave la situación que al campesino se le mueren de hambre diariamente de dos a tres cerdos, hecho que afecta la cría. Los partos que antes le promediaban de diez a 11 puerquitos, ahora promedian entre cinco y seis.

El noticiero ofreció cifras que permiten cuantificar la disminución de la importación de alimentos para los cerdos. En 2017 había en Cuba aproximadamente 14 mil productores con convenios porcinos, mientras que hoy día existen solamente 1 400 productores porcinos registrados, lo que significa que el 90 % dejó de criar cerdos para la venta.

“Los campesinos están comprando el alimento para cerdo a través de la empresa comercializadora Gelma en MLC, lo cual les dispara la ficha de costo y los obliga a subir los precios para continuar produciendo. ¿De dónde saca un campesino el MLC para comprar el alimento? Tiene que comprarlo obligatoriamente en el mercado negro, porque no hay otra opción”, explica Camilo.

Polémica sobre el propuesto Código de las Familias

Los jóvenes también se refieren a las polémicas declaraciones del pastor Bárbaro Marrero Castellanos en el programa de la televisión cubana Palabra Precisa el pasado primero de abril. El líder religioso fue invitado a conversar sobre el proyecto del Código de las Familias junto a la pastora Dora Arce Valentín. El programa causó revuelo en las redes sociales por las afirmaciones del pastor Marrero y varios medios independientes se hicieron eco de lo ocurrido.

El pastor declaró que, a juicio de la Iglesia Bautista, el Código tiene elementos positivos como la atención a las personas con discapacidad, los adultos mayores y el método de resolución de los conflictos familiares. Pero también habló de lo que consideran elementos negativos del Código.

“Una de las primeras críticas que hizo, muy sorprendente para mí, fue decir que los derechos de los padres se ven limitados si no pueden ejercer cualquier tipo de castigo corporal sobre sus hijos. Nunca pensé que golpear niños pudiera ser prioridad para los miembros de una iglesia. Nunca pasó por mi cabeza que un pastor iba a decir en la televisión nacional que quería tener derecho a golpear a sus hijos; moderadamente, pero darles golpes. ¡Qué cosa es eso! No entiendo”, comenta Camilo.

“Los castigos corporales en nuestra sociedad y en nuestro país están perfectamente normalizados, han estado ocurriendo desde los tiempos de nuestros tatarabuelos —apunta Maykel. En mi familia no se aplicaban castigos físicos porque mi padre los había sufrido en su infancia y decidió que no los iba a usar nunca, ya que creía que eran contraproducentes”.

La frase del líder religioso que provocó mayores reacciones fue la siguiente: “La Iglesia no está llamada a atemperarse a los tiempos como se dice hoy; la Iglesia no debe adaptarse, sino que tiene que ser un estímulo para que la sociedad cambie; la Iglesia no es un termómetro que se adapta al clima que la rodea; la Iglesia es un termostato que está llamado a establecer un clima saludable para que la sociedad no se corrompa”.

Al respecto, opina Camilo: “Está duro eso, porque estamos hablando de un Estado laico en el que la Iglesia no ha tenido ningún poder formal desde 1959. Me choca también que él diga en televisión nacional que la Iglesia es la que tiene que definir las reglas de la sociedad y dictar las normas por las cuales tenemos que vivir”.

La migración creciente

Los enjambreros también actualizan sobre el estado de las relaciones cubano-estadounidenses, al referenciar una entrevista publicada en Cubanet al encargado de Negocios de los Estados Unidos en Cuba, Timothy Zúñiga-Brown.

En cuanto a la reapertura de los procesos consulares en Cuba, el diplomático dijo que habían estado trabajando internamente y con el Gobierno cubano para la apertura paulatina del proceso de visa de inmigrante. Aclaró que eran solo este tipo de visas, no las de turismo o de estadía corta en los Estados Unidos. Expresó que se estaba trabajando en aumentar el personal para procesar una mayor cantidad de visas y que por el momento seguían funcionando las tramitaciones en la Embajada de Guyana.

Sobre el actual éxodo de cubanos hacia Estados Unidos, Zúñiga-Brown apuntó que era especialmente preocupante la cantidad de jóvenes que se estaban yendo y las maneras en que lo estaban haciendo, sobre todo aquellos que se van por mar, pero reconoció que ha habido un giro en el flujo de las personas desde Cuba que ahora prefieren la vía terrestre, con lo cual hay un número más elevado de los que están pasando por frontera.

“Sabemos que muchas de las causas fundamentales de la migración irregular son la falta de oportunidades económicas, de seguridad ciudadana y de respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales (…). El acuerdo que existe es el de otorgar como mínimo 20 mil visas anuales, sin embargo, las cifras de los que se están yendo están muy por encima de esos 20 mil. Se me hace que hay muchas más razones por las cuales los cubanos están saliendo de Cuba”, expresó el funcionario estadounidense.

Acerca de las relaciones entre ambos países, Zúñiga-Brown reconoció que siempre son complicadas, pero que este probablemente sea uno de los peores momentos en décadas desde el triunfo de la Revolución. Mencionó a los detenidos por las manifestaciones del 11 de julio y llamó al Gobierno de Cuba a respetar la libertad de pensamiento, de expresión y de asamblea, derechos reconocidos por el Gobierno cubano en la Carta Universal de Derechos Humanos.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.