Reapertura de servicios en Cuba

...destapa complejidades económicas

La ciudadanía se queja del excesivo incremento de precios en la gastronomía y los agromercados, además de la poca accesibilidad a las cadenas de tiendas estatales.  Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La flexibilización gradual de las restricciones es un paso previo a la apertura al turismo internacional en noviembre venidero.

Por IPS-Cuba

HAVANA TIMES – A poco más de una semana, la reapertura de los servicios en Cuba despierta reacciones encontradas: unos la celebran, incluso de forma desmedida, otros temen un fuerte rebrote, mientras no pocos alertan sobre los elevados precios de las ofertas, sobre todo en establecimientos privados.

Ante la reducción de los casos de covid-19, desde el 24 de septiembre, en un primer momento, las provincias de Matanzas, La Habana, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Guantánamo, Mayabeque y el municipio Isla de la Juventud reanudan algunas actividades económicas y sociales.

El resto de las provincias deberá observar el comportamiento e incidencia de la enfermedad, y podrán abrir los servicios en la medida que mejore la situación epidemiológica.

La apertura

Tras la extensión de los horarios de movilidad de las personas y el transporte público, la apertura de restaurantes y cafeterías y los servicios notariales y del registro de la propiedad, se autorizaron en La Habana, a partir del 29 de septiembre, los ejercicios físicos en la vía pública y en los gimnasios, incluidos aquellos con ventilación artificial.

A su vez, vuelven a cobrar vida el Malecón habanero, las playas y piscinas, estas últimas a la mitad de su capacidad, uno de los reclamos más recurrentes de la población, algo que genera cierta incertidumbre.

“Sé que el país tiene que volver a funcionar, pero me temo que pasará igual que en las ocasiones anteriores: tras la apertura, un fuerte rebrote, porque baja la percepción de riesgo y el cumplimiento de las medidas”, comentó Pedro Domínguez, de un emprendimiento privado de organización de eventos.

Hasta ahora se mantienen las restricciones en las fronteras interprovinciales.

La apertura en la capital cubana incluye el reinicio, desde este 4 de octubre, del curso escolar para los grados terminales de la enseñanza media superior, en un contexto de uso obligatorio de mascarillas, así como de desinfectantes y pasos podálicos. Se mantienen otras medidas de higiene, el distanciamiento físico y ventilación natural.

Según se anunció, este lunes 6 de octubre se reanudó también los trámites de registro de vehículos, licencia de conducción e inscripción de ciclomotores y motos eléctricas, mediante

Propuestas y precios

En el bar-cafetería privado Rey&Gaby, en la céntrica avenida G, en el Vedado, la reapertura era muy esperada. Como por ahora pueden operar solo en el área exterior y no en el salón, se habilitaron siete mesas para recibir a los clientes.

“Aunque hemos brindado servicio para llevar y a domicilio en algunas etapas, necesitábamos abrir pues hemos tenido que rotar a los trabajadores para que ninguno quedara desprotegido en sus ingresos, pero no es lo mismo”, declaró Gabriel García, uno de los propietarios.

Para esta nueva etapa actualizaron su menú de desayunos, pastas, pizzas, tapas, helados y coctelería, que mantienen a partir de los contratos y las compras en tiendas mayoristas, incluidas aquellas en moneda libremente convertible, explicó García.

Esa instalación de amplia demanda es uno de los 533 establecimientos que prestan servicios gastronómicos, tanto estatales como privados, reabiertos en La Habana en esta primera etapa.

En uno de los sitios de moda de la capital cubana, el Paseo de 1ra y 70, los elevados precios provocaron una oleada de comentarios en las redes sociales.

“Una cuenta de 11.000 o 15.000 pesos por unas tres horas de estancia en uno de los locales de los trabajadores por cuenta propia es demasiado”, consideró Daniel Romero, estudiante.

Esa suma equivale a varios salarios mínimos, establecido en el reajuste salarial de principios del año en curso en 2.100 pesos.

En Facebook la internauta Maylen Zaldívar posteó: “Para mí el Paseo Marítimo era uno de los mejores lugares para disfrutar, pero me he decepcionado mucho del lugar por varios aspectos, entre ellos, los precios que tienen, que se creen que están en Dubai”.

El alza de los precios también repercute en la adquisición de los productos agropecuarios. Esa realidad se agudizó con el reordenamiento económico iniciado en enero de este año y mantiene una constante: las largas filas para obtener los escasos alimentos disponibles en agromercados.

A ello se añade la insatisfacción de no poder acceder a ofertas en moneda libremente convertible en una red creciente de comercio, en detrimento de las ofertas en pesos cubanos.

Reanimación del turismo

En medio de la disminución gradual de los casos de covid-19, Cuba se acerca al arribo de los viajeros internacionales con la apertura de las fronteras al turismo prevista el 15 de noviembre.

Tanto los grupos hoteleros nacionales como los socios comerciales e inversionistas del sector turístico de la nación caribeña promocionan la reanudación progresiva de los servicios en varias instalaciones en los principales polos del país: La Habana, Varadero, Holguín y los cayos del norte del archipiélago, entre otros.

Esta apertura de las fronteras podría tener varias caras: el alza de los viajeros internacionales con la reactivación de más de una veintena de aerolíneas, o que solo vengan los cubanos residentes en el exterior a visitar y ayudar a sus familias.

Según cifras oficiales, hasta el 29 de septiembre 9.331.789 personas de la población del archipiélago, de 11.200.000 habitantes, recibió la primera dosis de los inmunógenos cubanos, mientras el 47 por ciento completó su esquema de vacunación anticovid.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


2 thoughts on “Reapertura de servicios en Cuba

  • el 12 octubre, 2021 a las 5:25 am
    Permalink

    Los animales solo ven, el hombre es el unico animal capaz de hacer previsiones.
    Mi prevision personal es: 1- hiperinflacion en pesos y 2 deflacion en dolares.
    Asi seran pobres tanto los que trabajn en el sector estatal como los cuentapropistas.
    Las materias primas: alimentos, higiene y energia hay que comprarla al estado.
    Hay que ver a que punto interviene el estado y empieza a vender dolares fijando un nuevo cambio oficial.

  • el 9 octubre, 2021 a las 5:17 am
    Permalink

    La apertura de aeropuertos y el regreso de turistas debe traer algunos dólares y divisas que ayudarían a estabilizar el mercado y eventualmente podrían influir sobre la apreciación del peso cubano. La recuperación económica en su conjunto también influiría positivamente sobre el valor del peso cubano. La evidencia histórica que tenemos de los años noventa avalaría esta hipótesis. Después de depreciarse hasta más de 100 pesos por dólar en 1993, una vez que la economía tocó fondo y comenzó a experimentar una recuperación (aún incompleta), ello provocó una apreciación del peso en el mercado informal en más del 60 % en 1994. En 1995 y 1996 se repitió la tendencia a la apreciación y el peso se acercó a 20 pesos por dólar.
    Hay que considerar que la apreciación del peso a mitad de los años noventa también fue un resultado de las llamadas «medidas de saneamiento financiero», orientadas a reducir el déficit fiscal, la emisión de dinero y la inflación, y reanimar el comercio minorista en pesos cubanos. La creación de las Cadecas en 1995 para darle convertibilidad formal al peso cubano a dólares también se puede enumerar entre los factores más importantes para la trayectoria a la revaluación en aquel momento.
    Aqui el link.
    https://eltoque.com/tasa-de-cambio-informal-en-cuba-durante-2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *