Primer taller de improvisación poética para niñas y niños de Cuba

El primer taller de improvisación para niños y niñas tiene un carácter abierto y sigue la máxima de que el juego constituye la base del saber en edades tempranas. Foto: Tomada de redes sociales

El evento se desarrollará del 8 al 12 de agosto, organizado por las iniciativas culturales RolleX y Oralitura Habana.

Por IPS Cuba

HAVANA TIMES – El primer taller intensivo de improvisación para niños y niñas de Cuba acontecerá del 8 al 12 de agosto en la Biblioteca infantil Antonio Bachiller y Morales, ubicada en la calle Reina, entre Lealtad y Escobar, del municipio Centro Habana, en esta capital.

Luego de varios años de contribuir a la formación de adultos, el Proyecto RolleX (grupo especializado en la décima oral improvisada, vinculada con otras manifestaciones artísticas) se estrena este año en la enseñanza de la improvisación poética a niñas y niños.

Organizada también por Oralitura Habana (plataforma de difusión de la décima tradicional y contemporánea), con el eslogan: “Viaje al centro de la improvisación poética”, esta iniciativa de formación gratuita debe repetirse en diciembre, a partir de este año, según anuncian sus organizadores.

Informa Alexis Díaz, uno de los líderes de Oralitura Habana, que el taller está diseñado para infantes entre 6 y 12 años de edad.

“El propio miedo al trabajo con niñas y niños, porque es completamente distinto al de los adultos, en cuanto a mayor dedicación y preparación para abordarlo, sin perder el sentido lúdico, nos había frenado la decisión de realizar estos encuentros”, explica el joven improvisador y poeta.

Además de realizar este taller infantil en La Habana, sus organizadores aspiran a desarrollar experiencias similares en diferentes provincias de Cuba.

No obstante, asegura, “siempre fue de gran interés asumirlos desde edades tempranas, y por supuesto, sin distinción alguna de sexo”.

Como antecedente, menciona la experiencia del Proyecto RolleX (integrado por Roly Ávalos y él), que desde 2018 realizó talleres destinados a defender la esencia de la décima y la improvisación, manifestaciones muy conocidas de la música tradicional cubana.

“Desde entonces, hemos insistido en la incorporación de mayor número de mujeres, en tanto se trata de un arte históricamente defendido por hombres”, señala Díaz.

A su juicio, en los resultados de esas experiencias y el criterio de inclusión se basa el taller infantil a desarrollarse en agosto próximo.

De acuerdo con expertos, acciones como estas fomentan la actual existencia en el país de un fuerte movimiento de niñas repentistas, intérpretes, tonadistas e investigadoras, que conforman un gremio de gran calidad.

Aprender jugando con palabras

Investigaciones en torno a la creación poética, el desarrollo de la décima y el repentismo indican que las potencialidades para el ejercicio de este arte son las mismas tanto para mujeres como para hombres.

Teniendo en cuenta lo anterior, el primer taller de improvisación para niños y niñas, sostienen sus organizadores, tiene un carácter abierto y sigue la máxima de que el juego constituye la base del saber en edades tempranas.

Al respecto, comenta Díaz que “será un taller totalmente divertido, con juegos de palabras, de sinónimos y antónimos, con el campo semántico, el verso octosílabo y la rima consonante. Está concebido para que disfruten, sin pretender crear una fábrica de repentistas”.

Además, destaca que propiciará el acercamiento a la estrofa por primera vez y, si les interesa profundizar en ejercitar la improvisación y la décima, luego tendrán otras posibilidades.

“Aquí se les crea la base, un bagaje de conocimientos que les harán conocer y defender un género no siempre colocado en el justo sitio que merece; por tanto, desde Oralitura Habana procuramos dimensionarlo y qué mejor que en las manos más jóvenes de la sociedad”, valora.

Organizadores de la cita extienden un especial agradecimiento a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana por sumarse a la realización del taller y poner a disposición de sus participantes la Biblioteca Infantil Antonio Bachiller y Morales.

Se pretende que, así como está previsto en la capital cubana, en periodos similares, tengan lugar réplicas de la iniciativa en provincias, para seguir sumando a niñas y niños al arte de la improvisación poética.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.