Nicaragua: Ortega retira permiso legal a otras cinco ONG críticas

La Asamblea Nacional de Nicaragua, cumpliendo ordenes superiores de su jefe Daniel Ortega, ha quitado la personería jurídica de nueve organizaciones no gubernamentales en pocos días.

HAVANA TIMES – El Parlamento de Nicaragua, controlado por el gobernante Frente Sandinista, retiró hoy la personería jurídica a otras cinco organizaciones no gubernamentales (ONG) críticas con el presidente Daniel Ortega, informaron fuentes legislativas.

Loira Dixon, primera secretaria de la Cámara, dijo que entre las ONG sancionadas figuran la fundación de desarrollo social Popol Na, creada por la ex guerrillera sandinista y opositora Mónica Baltodano, y el Centro de Investigaciones de la Comunicación (CINCO), que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro.

Chamorro, hijo de la presidenta Violeta Barrios (1990-1997), es uno de los periodistas más críticos del Gobierno de Ortega. CINCO tiene bajo su tutela dos programas de televisión, un observatorio de medios y el influyente portal de noticias “Confidencial”.

El plenario legislativo también suspendió, por voto mayoritario, los permisos legales del Instituto de Liderazgo de Las Segovias (ILSS), dirigido por la defensora de derechos humanos Haydeé Castillo; del Instituto para la Democracia (IPADE) y de la ambientalista Fundación del Río, confirmó Dixon.

Según el texto aprobado, las cinco ONG cometieron “actos ilícitos”, “violentaron el orden público” y actuaron “en actividades que no corresponden con los fines para los que fueron constituidas”.

Ayer fueron Cenidh y Hagamos Democracia y días antes Ieepp y Cisas

Bajo los mismos argumentos el Parlamento canceló el miércoles la personería jurídica a las ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), uno de los organismos humanitarios más importantes de Centroamérica, y Hagamos Democracia, cuyo director Luciano García además fue acusado de “financiar el terrorismo”.

Días atrás, la Cámara anuló los permisos legales del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (CISAS), cuya directora, la feminista Ana Quirós, fue despojada de su nacionalidad nicaragüense y deportada a Costa Rica. Quirós tenía doble ciudadanía nicaragüense-costarricense.

En su cuenta de Twitter, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) consideró “preocupante” que se cancele la personería jurídica de “organizaciones defensoras de derechos humanos que cumplieron un rol fundamental en la crisis que enfrenta #Nicaragua”.

“La libertad de asociación es una herramienta esencial para la existencia y funcionamiento de una sociedad democrática”, advirtió la CIDH, entidad autónoma de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Igual suerte corrió el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), dirigido por el politólogo opositor Félix Maradiaga, exiliado en Estados Unidos tras recibir amenazas.

El retiro de los permisos a las ONG ocurre tras casi ocho meses del estallido de las protestas antigubernamentales, el 18 de abril, que desembocaron en la peor crisis del país en los últimos 40 años.

También se produce tres días después de que el Congreso de Estados Unidos aprobara la ley conocida como “Magnitsky Nica Act”, que aplicará duras sanciones al Gobierno de Ortega, mismas que podrían incluir la suspensión de financiamientos multilaterales al país.

La violenta acción de la Policía y paramilitares contra manifestantes civiles en las protestas desde abril dejó 200 muertos según el Gobierno y hasta 545 según ONG de derechos humanos, que reportan además 4.000 heridos y 603 personas encarceladas.

El Gobierno acusa a los opositores de pretender “destabilizarlo” mediante “un complot terrorista” financiado por Estados Unidos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *