Eusebio Leal: “Y La Habana será la más bella”

Fernando Ravsberg

Eusebio Leal: "No es posible una restauración material de la forma, si no se abordaba el contenido, es decir, la cuestión social”.
Eusebio Leal: “No es posible una restauración material de la forma, si no se abordaba el contenido, es decir, la cuestión social”.  Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — El Dr. Eusebio Leal es oficialmente el historiador de La Habana, pero en realidad es mucho más que eso, es su restaurador mayor, una especie de mago que convierte ruinas en palacios y solares en viviendas.

Para los cubanos es simplemente Eusebio, el hombre que ven a diario recorriendo las calles con ropa de trabajo. De su mano La Habana Vieja se transforma en una “ciudad bella”, teniendo a sus pobladores como los principales beneficiarios. Nos recibió el lunes por la mañana, el único momento en que descansa para dar entrevistas.

La obra de Eusebio y su equipo está a la vista, nos recuerda que “el día primero se inauguró el Gran Teatro, se restaura la Manzana de Gómez, se restaura el Capitolio, se trabaja en un edificio bello para la Alianza Francesa, que es la mayor del mundo con 10 mil alumnos y se restauró el Teatro Martí. El pasado 2015 logramos hacer un conjunto de viviendas, mantenemos la peatonalidad, trabajamos por el medio ambiente en el muelle”.

Y a pesar del bloqueo de los EE.UU. “que limita la adquisición de cosas, que triplican su precio por la distancia, La Habana Vieja se autofinancia. El Estado la ha protegido hasta el límite, porque considera que es un gran parque nacional habitado por los cubanos, y además un lugar de la preferencia mundial”.

Parte del autofinanciamiento consiste en reducir los costos al mínimo. “Fui al Capitolio de los EE.UU. porque me interesaba ver la obra que están haciendo. Estuve en una reunión con los arquitectos, proyectistas, equipo financiero y les pregunté: ¿Cuánto cuesta la restauración de la cúpula de ustedes?, me respondieron que 100 millones de dólares estadounidenses. Cuando me preguntaron cuánto costaba la nuestra y les dije que un millón de dólares, dijeron a coro “imposible”. Así que lo imposible es posible, lo estamos haciendo con un gran esfuerzo. Es casi una obra romana, no dispongo ni de una grúa para llegar allá arriba. Hay que volver a las grandes obras que se hicieron con ingenio”.

La cara social de la restauración

“Partíamos de la base de que cualquier acción de desarrollo que prescinda de la cultura solo generaría decadencia. El proyecto de La Habana Vieja es una maqueta de algo mucho más grande, es una proposición”.
“Partíamos de la base de que cualquier acción de desarrollo que prescinda de la cultura solo generaría decadencia. El proyecto de La Habana Vieja es una maqueta de algo mucho más grande, es una proposición”.  Foto: Raquel Pérez Díaz

En 1967 restauran el Palacio de los Capitanes Generales, en 1969 reabren el Templete y así avanza la trasformación física, pero encuentran que “todo ese pedazo estaba lleno de ciudadelas (corralas). Ahí nació una preocupación que marcará el plan futuro, es que no es posible una restauración material de la forma, si no se abordaba el contenido, es decir, la cuestión social”.

El tema de la vivienda es uno de los más delicados por la escasez que existe. En La Habana Vieja se concentra la mayor densidad poblacional de toda la Isla. Leal explica que “si en un palacio de la Plaza Vieja viven 64 núcleos familiares, 64 no pueden regresar. Para eso hay que crear un fondo de viviendas y partir de una realidad que surge del censo que realizamos cada cinco años, preguntando qué quieren las personas. Esas personas aspiran a una vivienda digna y cada persona que sale de La Habana Vieja por un proyecto de la Oficina del Historiador sale con una vivienda”.

Se construyen apartamentos en diferentes barrios de la capital para reinstalar a las familias que ya no caben en el edificio restaurado. “Si vas a Cojímar, por ejemplo, verás conjuntos de viviendas respetables, con una urbanización, con agua, condiciones creadas. Salvo dolorosas excepciones el principio fue que se queda el que se muere si se va, y se va el que se muere si se queda”.

En los inicios, Fidel Castro le entrega un millón de USD, “que era lo único que la nación podía darnos en aquel momento. Una parte equitativa y proporcional de los recursos que se obtenían debía dedicarse a viviendas y a la creación de una red social de sostenimiento comunitario. Así que al mismo tiempo que levantamos 19 pequeños hoteles, que rentarían directamente para la Habana Vieja, creamos las escuelas taller para que los jóvenes aprendan oficios olvidados, nace el hogar materno, el centro de niños discapacitados, las residencias de ancianos.”.

"Yo favorezco que dentro de la ley las personas hagan en La Habana Vieja lo que están haciendo (...) Lo que quiero es que se haga bien, que no triunfe un concepto pedestre y ridículo de la prosperidad".
“Yo favorezco que dentro de la ley las personas hagan en La Habana Vieja lo que están haciendo (…) Lo que quiero es que se haga bien, que no triunfe un concepto pedestre y ridículo de la prosperidad”.  Foto: Raquel Pérez Díaz

“Ya se graduaron 1426 jóvenes en todos los oficios. Hombres libres hoy, porque tienen el control de sus manos y son capaces de hacer obras tan bellas como las que han hecho en el Gran Teatro. Se formó un equipo profesional competente que, muy a pesar mío, han sido solicitados por la ONU como oficiales de proyectos en el PNUD y otros organismos. Dimos trabajo a más de 14 mil personas. Creamos una red de medios de comunicación propios. Dimos viviendas a más de 11 mil familias”. Crearon, además, aulas en los museos para que los niños reciban clases durante dos meses, rodeados de la historia de la nación. “Partíamos de la base de que cualquier acción de desarrollo que prescinda de la cultura solo generaría decadencia. El proyecto de La Habana Vieja es una maqueta de algo mucho más grande, es una proposición”.

La Habana, la apertura y los EE.UU.

Asegura Eusebio que la apertura económica “nos ha beneficiado. Yo favorezco que dentro de la ley las personas hagan en La Habana Vieja lo que están haciendo. Hoy vas a la calle O’Relly, al barrio del Ángel y ves el florecimiento de la iniciativa legítima de los cubanos y la participación familiar en los negocios y me parece que es lo ideal, casa comprada casa restaurada”.

“Lo que quiero es que se haga bien, que no triunfe un concepto pedestre y ridículo de la prosperidad. Tampoco quiero que seamos aplastados por la necesidad de abrir espacios a los que vienen de todas partes del mundo. Por eso siempre la Oficina debe ser consultada y su criterio es determinante. Lo importante no es impedir, sino conducir”.

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

También cree que el acercamiento con los EE.UU. será beneficioso y asegura que culturalmente no le preocupa. “Si fuéramos una isla de maracas y frivolidades me daría miedo, pero este es un pueblo que tiene una cultura, una preparación. Habría que tener ciertos miedos si Alicia Alonzo no hubiera sido la Primera Balerina del Ballet de New York, si Chano Pozo no hubiera estremecido el Bronx, si Chucho Valdés no fuera el ganador de tantos reconocimientos, si nuestros beisbolistas no hubieran sido campeones, si Teófilo Stevenson no hubiera demolido a los campeones, si la Isla no fuera un avispero en el que todos estuviéramos dispuestos a luchar, si nuestros médicos no hubieran combatido el ébola, si los maestros cubanos no hubieran enseñado a leer a tantos”.

“Yo tuve el honor de estar presente en Washington cuando la bandera cubana subía lentamente y de ver subir la bandera americana aquí. Cuando Roma vencía, el rey vencido era traído en una jaula de hierro por las calles de la ciudad. Cuba no fue trasladada en una jaula de hierro, Cuba llegó de pie y de pie está”.

“Y La Habana será la más bella. Tan es así que cuando pones la mano en un edificio, en donde quiera que lo hagas, se levanta y vive. La decadencia desaparece, el velo se rompe y aparece la ciudad bella. Lloro cuando algo se cae, me apena cuando algo está perdido, me duele el descuido, lucharé siempre por la belleza. Es indispensable la justicia y la belleza”.

Seguir y compartir:
Pin Share


21 thoughts on “Eusebio Leal: “Y La Habana será la más bella”

  • Simplismo y guataquería al mejor estilo de Ravsberg. La Habana Vieja permaneció en estado deplorable por décadas y los esfuerzos de restauración solo se emprendieron cuando esta area se torno una fuente de divisas, luego de los cambios geopolíticos que comenzaron a principios de los 90 – no responde, por tanto, al “amor” que siente el gobierno (o Eusebio) hacia el patrimonio arquitectonico de la ciudad, y mucho menos sus habitantes. Muchos de estos esfuerzos, de hecho, han demostrado el desprecio elitista que siente Eusebio hacia estos habitantes (dejando propiedades habitadas en su estado ruinoso, por ejemplo, e ir presionando a estos habitantes con la restauración aledaña de inmuebles, para que estos se desplaceen, como sucedió en la Plaza Vieja).

    “Lo imposible es posible” – claro, con mano de obra barata siempre lo será…

  • Si Eusebio Leal afirmo que la restauracion de la Habana Vieja se hace con recursos cubanos unicamente esta simplemente Mintiendo. La restaauracion es financiada en una parte sustancial por la Unesco con recursos de varias naciones, entre elllas, nada menos que el feroz enemigo imperialista norteamericano.

  • Pienso igual, lo poco que se ha restaurado en Cuba ha salido del dinero que reciben de la Unesco, desde que éste gobierno tomó el poder no se ha gastado ni un quilo prieto partido por la mitad en mantener, mucho menos restaurar nuestro patrimonio nacional, al contrario es para ponerse a llorar ver como han dejado derrumbar edificios que han sido joyas arquitectónicas.

    Ahora viene Fernando, como alcahuete del régimen al fin a querer desinformar que por culpa del “bloqueo” es que Cuba se cae a pedazos, el sabe bien que el bloqueo nunca ha afectado a que la mansión de Eusebio Leal, ni ninguna donde viven los burgueses de la revolución se mantengan en óptimas condiciones. Que el Fernan sepa que mientras se siga viendo cómo viven en el exterior los hijos y nietos de todos estos gánsters, se le hará más difícil defender que no hay dinero y echarle la culpa al “bloqueo”, parece se le olvidó la “herencia” que Alfredo Guevara dejó a su prole, todo el mundo sabe que el dinero del erario público lo han usado siempre para vivir como los burgueses que ellos critican.

  • Este señor no dudo de su amor a la ciudad y sus conocimientos de la misma…. pero no veo ningun milagro realizado por San Leal…. con los recursos que les fueron asignados, eso lo hace cualquiera. Eso sin contar los explotes, defalcos, robos que han habido es ese proyecto, con lo que se ha gastado se hubiera reparado HV, centro habana, cerro, regla y guanabacoa, y quizas hubiera sobrado dinero…. tampoco hablemos del hijito del señor con su empresa en españa que tiene prioridad absoluta para hacer negocios en cuba, tampoco hablemos de que en otras entidades por defalcos mucho menores han pagado los directores (que no digo que hayan sido santos caidos del cielo) y los han desaparecido aplicando “la colateral”. tampoco hablemos que este señor hasta el año 91 fue un rojo rabioso militante del partido (que como todo militante del partido tenia prohibido ser religioso) y de la noche a la mañana se convirtio en un fiel catolico apostolico y romano….
    Este señor con todos sus meritos como amante de la ciudad es un vivo exponente de la doble moral

  • Miranda 100% de acuerdo con usted, ademas el cubafonilo (para los que no saben lo que es un cobanofilo, son aquellos extranjeros que quieren enseñar a los cubanos como se vive en cuba y segun ellos saben mas de cuba que los cubanos) de Fernando siempre ha querido estar con dios y el diablo. Fijate que Fernando “balancea” para tratar de estar bien con todos

  • Decir que el financiamiento de la restauracion de la HV es financiada sustancialmente por la UNESCO es una metira infame. Es cierto que la UNESCO en algun momento contribuyo (y tal vez aun contribuya) a algunos proyectos, pero desde hace mucho tiempo, la mayor parte del financiamiento proviene de Habaguanex, el brazo commercial de la Oficina del Historiador. Y lo se de muy Buena tinta.

  • Rene,
    Supongamos que todo eso que dices y mas, es cierto (que no estoy muy seguro, porque es facil difamar sin tener pruebas) . Pero los resultados estan ahi. Ningun otro politico o funcionario en Cuba ha obtenido un resultado similar ni por asomo. Yo, pase la mayor parte de mi niñez y vida en la Habana Vieja, y para mas detalles, vivi muy cerca de lo que es hoy, la Plaza Vieja (antiguamente fue el Parque Habana y alli fui a aprender a montar bicicleta). Asi que recuerdo muy bien lo que era y lo comparo con lo que es. Que la obra es imperfecta? Posiblemente, pero que obra humana no lo es?. Que ha habido expotes por malversacion y robo? Y donde no? Eusebio no puede estar en todas partes; a diferencia de los dirigenticos enguayaberados en sus oficinas de a/c, Eusebio zapatea la calle (me consta) y no se le escapa nada que pasa por delante. A mi importa un c… si era un cura rojo. Lo que me importa son los resultados y ademas de su verbo facil y su erudiccion, ha sido un habil empresario y ejecutor.

  • Fernando, la población no es la principal beneficiaria. Los sacan de alli y los mandan a Remangalapuerca donde no hay comercios ni transporte y lo que se restaura se hace más con fines turisticos. Por que no hacen algo similar en Luyano, la Lisa o San Miguel del Padrón ?

  • Que bueno cuando se publican comentarios como los anteriores donde se balancea y contrapone lo que dice un artículo con otras ideas que hasta le contradicen. Así el lector inteligente puede decidir quién tiene la razón.
    La tarea de desinformación de periodistas cuando solo dicen parte de la verdad o simplemente mienten en lo que dicen se hace mucho más difícil!
    Se les acabó el tiempo de los mangos bajos !
    Varios de los comentarios demuestran los fallos en el artículo de Fernando. Y son una explicación de por qué muchos pensamos que Fernando debería publicar sus artículos en Granma.
    La prensa y el periodista no debe ser ideológica. La prensa y el periodista deben ser nuestros ojos y oídos y por tanto deben serlo sin el filtro ideológico. Ignorar parte de la verdad en beneficio de un lado des balancea la información. Esto se repite una y otra vez en los artículos de Fernando que son ejemplo de lo que un periodista no debe hacer.

  • Será la más bella cuando se vayan pa´l cara… los guaijiros de Birán que no la dejan lucir su esplendor.

  • Javier, el negar que una Parte Sustancial de los fondos para la rehabilitacion de la Habana Vieja provienen de la Unesco porque “lo Sabe de Buena Tinta” es totalmente ridiculo, simplemente revise las inversions en obras de la Unesco en su pagina, tal vez entonces se podria afirmar que esos recursos estan cogiendo mal camino.

  • “Cuando me preguntaron cuánto costaba la nuestra y les dije que un millón de dólares, dijeron a coro “imposible” -Eusebio debio de explicarle a los norteamericanos que un ingeniero civil en USA cobra alrededor de 100 mil dolares al año y ese mismo ingeniero no llegaria a mil dolares trabajando en el capitolio..no hay nada maravilloso en eso..simple explotacion del hombre por el hombre,segun lo que aprendi en mis clases de marxismo

  • El perfecto doble cara, con dosis de cinismo oportunista, el mismo comportamiento que adoptó Lucía Newman cuando era corresponsal de la CNN en la Habana, me acuerdo que declaró la felicidad de criar a sus hijos en el paraíso-socialista-cubano, lejos del consumismo capitalista, el más hipócrita que pueda haber, sus hijos te aseguro no carecían lo que a los niños cubanos se les prohibía. Ni Fernando ni su mujer cubana duran un día viviendo en Cuba si les quitan las prebendas que les dan por serviles al dictador.

  • Javier, yo escucho que muchas de las restauraciónes de Eusebio han sido por arribita, se dice que lo que se ha restaurado a full han sido los lugares donde el turismo va a frecuentar y de donde se supone van a recuperar “lo invertido”, pero de la fachada para adentro donde viven los cubanos, se ven los vídeos que mandan los mismos que viven ahí mostrando la destrucción y pésimas condiciones en que se encuentra todo eso lindo y restaurado, no veo el beneficio de querer difamar a nadie.

  • Miranda por favor! Mejor no escuches y vea por si misma. Yo se lo que habia en la Plaza Vieja y se lo que hay, por poner un ejemplo. Y no es lo unico que se ha hecho y se de viviendas que han arreglado por dentro y por fuera. Te puedo dar ejemplos, tengo una amiga de los tiempos de la primaria que vive en la calle Mercaderes ( en la misma cuadra donde estaba la Cruz Verde) y alli arreglaron todo.

  • Javier no te pongas bravo, sólo estamos compartiendo criterios civilizadamente. No está en mi mayor, ni menor interés en desacreditar a nadie, mucho menos a éste viejo que yo ni conozco. No tampoco no creer tu testimonio.

    Saludos.

  • Javie en ningun momento he negado que el tipo tenga gran amor y conocimiento por la ciudad… Ok te quedo claro???… pero su “fabulosa obra” la hubieras hecho tu, si te dan el presupuesto …. y quizas huieras robado menos, o no robado, no quiero faltale al respeto no lo conoconso, y quizas seas menos hipocrita que este tipo…. y te digo otra mas… este tipo en los años 70 se dedicaba a estafar a los viejos de miramar y de 10 objetos valiosos que les tumbaba 1 iba para los museos … con eso y las comisione que ha cogido es que su hijo armo la empresa en españa que ahora tienen preferenica en Cuba… puedo seguir pero quizas no me publiquen comentario

  • Javie, no sea analfabeto, eso de que “Ningun otro politico o funcionario en Cuba ha obtenido un resultado similar ni por asomo” parece salido del manual con el que le dieron clases al Nicolasno Masburro en la escuela Ñico Lopez. Por si no lo sabia, el Capitolio, la carretera central, el palacio presidencial y tantas otras joyas que hasta hoy lo son fueron construidas por los gobiernos de la Republica de Cuba instaurada en 1902 sin mencionar los que se construyeron durante los años de colonialismo español. Ud puede citar alguna obra arquitectonica de valor comparable a las mencionadas que hayan sido construidas desde 1959? Porque eso de restaurar hubiese sido totalmente innecesario con el mantenimiento normal de un pais normal, esperar a que algo se caiga a pedazos para restaurarlo cuando conviene no tiene gracia ni merito. La republica duro mas o menos lo mismo que dura ya la debacle castrista, si mira a la Habana, o a Cuba entera, se dara cuenta de que la inmensa mayoria de lo que tenemos se construyo durante la republica tan criticada y vilipendiada por corrupta, que ha pasado entonces durante el castrismo?

  • Busquen ustedes mismos en la página de la UNESCO. Yo puse el filtro con beneficiary country “Cuba”. Los demás con sus valores de facto. Y lo financiado por UNESCO en Cuba entre 2010 y 2015 es:

    1.Survey of audiovisual production in Latin America and the Caribbean
    2. Promoting Afro-Cuban cultural expressions among youth

    Lo anterior hace que me incline a pensar que Javier anda en lo cierto.
    Un saludo a todos.

  • Estas en lo cierto Estrella, yo estoy cansada de oír a mi madre decir que los Castro han sido los dictadores con menos amor al país, entre las obras que hoy cuentan como nuestro patrimonio fueron construidas por Machado y por Batista, qué queda para decir en un futuro que construyó el Castrato?. Lo que Eusebio está restaurando ahora es con la intención de que sea “gancho turístico”, no es por el amor que le tenga a nada. Como dijo otro por ahí, a cualquiera en Cuba que le asignaran ese puesto los hubiese hecho igual.

  • Pero a Eusebio Leal lo sacaron del casco histórico por el explote de corrupción en la jerarquía de Habaguanex SA, bajo su mando. O era tonto o ladrón? y despistado no parece.

    De todas forma la restauración del casco histórico de La Habana es un gran trabajo que la UNESCO utiliza de referencia en el mundo. Yo he visto otros centros historicos de Latinoamérica incluso que son patrimonio de la humanidad UNESCO y se quedan chiquitos con el nuestro. La verdad no se hasta que punto nos favoreció en la conservacion del fondo patrimonial el abandono gubernamental en el desarrollo urbanístico.

    Me imagino que con el ritmo de abandono actual, dentro de 50 años Centro Habana también será un centro histórico patrimonial de la UNESCO, si sobrevive algún edificio en “estática milagrosa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.