Cuba y los archivos secretos de Alan Gross

By Tracey Eaton (alongthemalecon)

El dibujo demuestra como serían utilizados los dispositivos.

HAVANA TIMES – Alan Gross previó instalar conexiones de Internet satelital para los judíos cubanos residentes en La Habana y en otras seis provincias, y después expandir su esfuerzo hasta incluir unos 30 mil masones en más de 300 logias en todo el país.

Según un memorándum presentado este mes en la Corte de Distrito de los Estado unidos, Gross dijo que los judíos cubanos tenían un “valor estratégico” en el proyecto por la democracia por sus vínculos religiosos, económicos y humanitarios con los Estados Unidos.

Las sinagogas judías eran un “trampolín seguro a través del cual se podría difundir información”, escribió Gross en el memorandom de 27 páginas del archivo dirigido a su antiguo jefe de la DAI, un contratista federal en Bethesda, Maryland.

El escrito y otros documentos presentados este mes en el Tribunal de Distrito de EE.UU brindan nuevos detalles sobre el alcance original del proyecto multimillonario, que fue diseñado para llegar más allá de la ayuda a judíos para conectarse a Internet como ha sugerido repetidamente el Departamento de Estado.

Gross, de 63 años, y su esposa Judy, están demandando a la DAI por unos 60 millones de dólares, alegando que la empresa no lo preparó para esta misión arriesgada, lo que trajo como resultado su captura en el 2009. La DAI ha negado esta acusación y dice que no tiene la culpa del encarcelamiento del subcontratista.

Las autoridades cubanas detuvieron a Gross en diciembre de 2009. Fue declarado culpable de crímenes contra el Estado y condenado a 15 años de prisión.

Su nota de 2008 dice que las organizaciones humanitarias con sede en EE.UU., que proporcionan computadoras y otros suministros a los judíos cubanos podrían ser útiles en el proyecto de DAI por la democracia.

Una posible implicación es que estos grupos podrían ser utilizados, tal vez sin saberlo, para transportar equipos hacia Cuba, aunque Gross no brinda detalles de lo que tenía en mente.

Alan Gross

Él escribe que los judíos cubanos, y más tarde los masones, podrían ayudar a la DAI a establecer un “punto de apoyo” de información y de las tecnologías de las comunicaciones.

Estos grupos son objetivos probables para establecer con éxito, un punto de apoyo TIC de bajo perfil. Los dos han ampliado las redes de sus organizaciones y comunidades en toda la Isla, y ambos están conectados y / o tienen fuertes relaciones institucionales con organizaciones religiosas y humanitarias estadounidenses, que patrocinan con frecuencia misiones a Cuba.

En su propuesta a la DAI, Gross planea crear sitios de Internet en 12 sinagogas judías en las provincias de La Habana, Villa Clara, Cienfuegos, Guantánamo, Granma, Camagüey y Santiago de Cuba. Unos mil 800 hombres, mujeres y jóvenes eran miembros de estas sinagogas. Ellos eran el objetivo inicial del proyecto de la democracia. Gross escribió:

Los miembros del primer grupo podrán ayudar a capacitar a los del segundo en caso de que trascienda el proyecto.

El objetivo secundario, o resultante, incluye miembros de 319 logias masónicas cubanas.

Una infografía que Gross presentó a la DAI también cita a “los jóvenes, las mujeres y los afrocubanos”.

Gross dijo en documentos judiciales que estaba coordinando algunas de sus actividades con la Fundación Panamericana para el Desarrollo, o FUPAD, otra organización que ha recibido fondos del gobierno estadounidense para tratar de acelerar la transición de Cuba hacia la democracia.

Agentes cubanos acabaron infiltrándose en la operación de FUPAD en Cuba. José Manuel Collera Vento, uno de los principales contactos de la organización, ex jefe de la organización fraternal cubana Masones Libres, resultó ser un informante de la Seguridad del Estado cubano (Ver entrevista (interview) con Collera, también conocido como Agente Gerardo).

En ese momento Gross dirigía una pequeña compañía llamada JBDC (por sus siglas en inglés). Él se preocupaba por los esfuerzos de contraespionaje del Gobierno cubano y estaba especialmente inquieto por la suerte de sus contactos en la comunidad judía.

José Manuel Collera Vento

La nota de 2008 subrayó la necesidad de mantener el secreto:

Toda la información en esta página es considerada altamente confidencial, y no puede ser revelada o reproducida para su distribución sin la expresa autorización por escrito de JBDC, LLC. El incumplimiento de esto podría causar un daño irreparable a ciertos personas de la Isla.

En documentos de la corte, el abogado de Gross dijo que la mayor preocupación de la DAI fue averiguar quién lo reemplazaría si ya no podía llevar a cabo el proyecto.

Un memorándum de una página de DAI a Gross dijo:

Teniendo en cuenta sus preocupaciones con respecto a su capacidad de permanecer en la Isla, por favor indique por escrito su plan de contingencia en caso de que usted no pueda seguir trabajando por la razón que sea. ¿Quién se haría cargo del proyecto hasta su finalización?

Gross respondió que si él llegaba a ser declarado como “persona non grata (PNG)” en Cuba su empresa, JBDC, volvería a escoger un nuevo líder, escribió:

Tenemos varios (3) candidatos excelentes con los que hemos trabajado durante más de cinco años en proyectos de información sobre el terreno. En caso de que el director del proyecto se convierta en PNG, la JBDC decidirá quién reanudará el liderazgo en el terreno, con la condición de que la DAI lo apruebe. Un aspecto clave en esta decisión será principalmente la disponibilidad.

La Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional adjudicó a la DAI un contrato con un valor de 28 millones de dólares para llevar a cabo el proyecto de la democracia en 2008. La compañía le pidió a Gross unirse al plan y le dijo que él era el principal subcontratista del proyecto.

Gross y otros transportaron a Cuba equipos para Internet satelital y lo instalaron en sinagogas en La Habana, Camagüey y Santiago de Cuba. Él nunca alcanzó su objetivo de crear sitios de Internet en 12 comunidades y siete provincias. Tampoco hay evidencia de que lograra ampliar su proyecto para incluir a los masones.

Gross sí viajó a Cuba para iniciar la segunda fase del proyecto, pero fue detenido cuando trataba de salir del país.

Entonces Gross viajaba solo y su compañía era una operación prácticamente de un solo hombre.

Sin embargo, al llevar adelante el subcontrato de la DAI en 2008, Gross dijo que un “socio de desarrollo de la comunidad” lo ayudaría al comienzo del proyecto. Gross escribió que William Recant:

Will Recant

… es considerado por la comunidad como un hombre de confianza. En el terreno, él comprende características de la vida política y organizacional de la Isla, y tiene un conocimiento agudo de cómo hacer las cosas allí.
Recant es el director asistente del vice-presidente de la American Jewish Joint Distribution Committee, o JDC, considerada como “la más importante organización judía mundial de asistencia humanitaria”.

Nota del editor: Le dejé un mensaje con la JDC solicitando su comentario y todavía no he recibido respuesta de la organización.

La biografía de Recant dice que él: es el más alto ejecutivo relacionado con todos los programas de ayuda no sectarias y en caso de  desastres de la JDC. En esta instancia, él coordina proyectos relacionados con el rescate, ayuda y renovación de las comunidades judías de todo el mundo y desarrolla programas no sectarios.

Will también es el director de información de la oficina de la JDC de Desarrollo de la Comunidad Latinoamericana y Europea con sede en Nueva York, lo que lo involucra en el esfuerzo por ayudar a la comunidad argentina en crisis.

A continuación presentamos algunos fragmentos del memorándum de 27 páginas de Gross:

Respuesta técnica revisada a solicitud de la propuesta Número CDP-01 información de los medios 10-08 CDP nuevas iniciativas de los medios

1. Resumen del proyecto

JBDC, LLC diseñó y desarrolló un proyecto piloto en el país llamado “Las TICs para la Isla”. Este proyecto piloto capacitará a una parte de un grupo identificado como primario, sobre el uso y mantenimiento de la plataforma de información y comunicación terrestre y no terrestre (TIC) disponibles actualmente.

El grupo objetivo primario, identificado con este propósito, se beneficiará con el uso de estas TICs por tener un mayor acceso a la información, que actualmente es muy restringida y difícil de obtener.

Además, más adelante, el grupo se beneficiará de este proyecto piloto, incrementando la capacidad de distribuir esta información y comunicándose con organizaciones comunitarias cubanas más grandes.

El grupo meta inicial también participará en un proceso de seguimiento y evaluación con el que se familiarizarán como parte de su formación técnica. Antes de que finalice la primera prueba piloto, se confirmará la identificación de un grupo meta secundario para el seguimiento del proyecto. Los miembros del grupo primario podrán ayudar en la capacitación de grupo secundario en el caso de que se mantenga el proyecto.

2. Contexto del país

2.1 Generalidades contextuales del Condado
Durante casi cinco décadas, dos temas principales han impactado fuertemente en la capacidad de la Isla para tomar decisiones inteligentes: 1) un acceso a la información muy limitado o bloqueado, y 2) las comunicaciones entre los grupos pro-democracia son estrechamente seguidas y bloqueadas. Esto también se aplica al público en general. Mientras estos grupos representan la base para el futuro libre de la Isla, no han sido capaces de comunicarse de manera efectiva entre ellos ni con los demás.

Ahora tenemos la capacidad de transmitir, acceder y comunicar la información a gran escala con la utilización (aunque discreta) de determinadas tecnologías disponibles. El mundo libre puede y se aprovecha de estas tecnologías. El uso efectivo de información actualizada tecnologías y las comunicaciones (TICs), el potencial para ayudar a llevar a cabo y apoyar el cambio social en Cuba se incrementará más temprano que tarde.

En este punto específico, es muy probable que se produzca un cambio en las políticas nacionales, así como una preocupación por el cambio. Así que, cualquier esfuerzo que se realice para introducir nuevas tecnologías debe hacerse con sensibilidad.

2.2 Específicamente, en relación con las actividades del proyecto

2.2.1 Las TICs para la Isla – El piloto ayudará a cambiar el status quo en lo que respecta al acceso y a la comunicación de la información. El piloto se basará en la experiencia de JBDC para ayudar a desarrollar sistemas que aceleren la transición a la democracia a través de decisiones informadas.

Este objetivo avanzará en la medida que disminuya el bloqueo a la información y a las comunicaciones. Más específicamente, el piloto, en un número limitado de pruebas, alcanzará el objetivo de introducir dispositivos específicos que permitan un acceso más directo a la información y a las comunicaciones y mejorará los canales de comunicación intra e intergrupal.

2.22 El objetivo es que JBDC utilice, en la mayor medida posible, sus conclusiones del trabajo previamente realizado en Cuba y la experiencia aplicada en la práctica de TIC, así como su experiencia en el desarrollo internacional en más de 50 países.

3. Problema para el cual el proyecto está respondiendo

El acceso a Internet está disponible en la Isla, sin embargo, está muy limitado, controlado y su uso general es muy restringido. En los hoteles el acceso durante 1 hora cuesta aproximadamente 25 por ciento del salario mensual promedio de un cubano. Es estimado que a partir del 2004 menos del 2 por ciento de la población cubana tenía acceso a la información real a través de Internet. La mayoría de los isleños  no tienen posibilidad de acceder a la información que se encuentra disponible en la red de redes a través de los sitios web, acceso que muchos en el mundo libre dan por sentado. Con la llegada del uso legalizado de los teléfonos celulares / móviles, existen nuevas oportunidades para la difusión de la información multi-modal.

4. Estrategia del proyecto

4.1 Justificación de la estrategia

Esta actividad piloto sentará una base práctica que facilitará y permitirá una mejor gestión de iniciativas de mayor envergadura y más comprensivas para la transición hacia la democracia, con la creación de redes TIC. El empleo de dispositivos multimodales ayudará a mitigar los riesgos de logística (por ejemplo, el bloqueo de la señal). Probar en tiempo real, y verificar cuáles tecnologías funcionan mejor en el terreno para fines específicos y variables, será fundamental para esto, así como muchas otras actividades futuros de transición.

4.2 Objetivo

La exitosa implementación de este proyecto identificará formas prácticas para desarrollar y alcanzar una mayor población pro-democracia. Esto ayudará a asegurar la transferencia y transmisión de información, estableciendo de forma inicial la conectividad de Internet en más de una ubicación en la Isla.

El siguiente gráfico muestra de manera ilustrativa cómo pueden ser utilizados los flujos de información. Basado en el trabajo previo realizado en la Isla, y a través de las sostenidas relaciones profesionales, JBDC trabajará inicialmente con, y a través, de la comunidad judía y más tarde con los masones.

Estos dos grupos son objetivos probables para establecer con éxito un punto de apoyo TIC de bajo perfil. Ambos han ampliado sus redes organizacionales y comunidades en todo el país, y están conectados y / o tienen fuertes relaciones institucionales con organizaciones estadounidenses religiosas y humanitarias, que, con frecuencia, patrocinan misiones en la Isla.

4.3 Grupo meta principal*

Los beneficiarios del objetivo principal se afilian a un grupo basado en una creencia específica, compuesta por mil 800 hombres, mujeres y jóvenes. Este grupo está organizado en 12 comunidades de todo el país:
• Adath Israel
• Caibarién
• Camaguey
• Campechuela
• Centro Sefaradi
• Chevet Achim
• Cienfuegos
• Guantánamo
• El Patronato
• Sancti Spíritus
• Santa Clara
• Santiago de Cuba

Identificar este grupo específico tiene un valor estratégico ya que:

• Ya se han identificado los posibles sitios de acceso a Internet
• El tamaño del grupo es manejable en el contexto de la ejecución del proyecto.
• El grupo tiene vínculos directos e indirectos con otras comunidades de la Isla que tienen poblaciones significativas.
• Está vinculado a otros grupos religiosos de todo el país.
• Recibe significativo apoyo financiero y de otro tipo de fuentes no gubernamentales estadounidenses.
• En la actualidad, está desarrollando de manera legal un laboratorio de computación juvenil con el apoyo externo de organizaciones no gubernamentales, que podrían convertirse en un útil portal de distribución de información. Aunque esta instalación está considerando servir como portal de Internet del futuro, tiene demasiada visibilidad. Sin embargo, sus participantes pueden ser usados como recursos técnicos importantes que ayudarán a instalar y mantener el piloto en marcha después de su aplicación inicial.
• Se podría brindar al grupo asistencia técnica para el desarrollo, entre otras iniciativas, de una intranet de 12 comunidades, a través de la cual se puede distribuir material educativo escrito y religioso, con un costo eficiente. A medida que la intranet de las 12 comunidades se desarrolla, se puede descargar la información (de texto, sonido, y video) desde un sitio de Internet, después es distribuido a través de la intranet de la comunidad.
• Numerosas misiones provenientes de todo Estados Unidos visitan la Isla cada año y traen muchos productos que son necesarios, tales como, medicamentos, computadoras, libros, etc. Muchas de estas congregaciones y organizaciones religiosas patrocinan misiones en la Isla, como:
– ” Isla” Red de Salud
– “AJJDC”
– ” Isla” Conexión
– Solidaridad
– La “Isla”
– Misión Estadounidense
– BB Center for Public Policy “Island” Relief Project
– Congregaciones estadounidenses Individuales

TIC para equipar el proyecto piloto en Cuba.

Se piensa que este grupo objetivo es un trampolín seguro a través del cual se expandirá la difusión de la información. También es una comunidad con la que JBDC mantiene duraderas relaciones en un contexto muy amplio, pero de bajo perfil.

Beneficiarios de meta secundario a ser confirmados por una  “Fase II” piloto.
Aproximadamente 30 mil masones se agrupan en 319 logias masónicas en todo el país. A partir de 2004, estas logias estaban situadas de la siguiente manera:  (Nota del editor: Este documento tiene faltas ortográficas en los nombres de ciudades y otros errores de puntuación dispersos. Se dejaron intactos estos errores para preservar la forma original del documento).

Matonces  28
Campo 29
Ciudad Havana 111
Santiago 19
Pinar del Rio 17
Ville Clara 30
Sacti Spiritus 11
Cien Fuegos 14
Ciego del Avila 8
Camaguey 14
Las Tuna 6
Holguin 14
Granma 10
Guantanamo 7
Isla de la Joventud 1

Los masones, aunque no están tan bien dirigidos como la principal organización meta de la Isla, también representan un mecanismo organizado a través del cual la información puede ser difundida. La identificación de posibles sitios de acceso a Internet se llevará a cabo durante la primera misión.

JBDC identificará a un segmento específico de este grupo secundario antes de la conclusión del piloto en caso de un seguimiento.

Personas claves registran a Gross y William Recant, Asociado del Desarrollo Comunitario. El documento plantea que Recant es:

Un consultor / empleado intermitente que ha dirigido más de 50 misiones cristianas, humanitarias y de desarrollo de la comunidad en la Isla. A lo largo de su carrera ha iniciado, ejecutado y dirigido muchos programas humanitarios y de revitalización de la comunidad en más de 30 países, como en la antigua Unión Soviética, Etiopía, China, Ruanda, y en particular Cuba.

Él tiene gran credibilidad dentro del grupo, y más allá es considerado una persona de confianza de la comunidad. Tiene una excelente comprensión de los matices en el terreno de la vida política y organizacional de la Isla, así como un conocimiento agudo de cómo hacer las cosas allí. El Dr. Recant tiene un título de máster y otro de doctor en ciencias políticas.

Pasado relevante

La información específica relacionada con actividades en Cuba está contractualmente restringida. Lo que sí podemos compartir es que JBDC ha implementado una evaluación del país, que descubrió las formas en que podrían establecerse las comunicaciones de texto directas entre EE.UU. y los cubanos.

El objetivo principal de este proyecto era explorar qué posibilidades existían para utilizar tecnologías de comunicación relativamente baratas, que pudieran ser usadas ​​para transmitir información de voz y de datos. El campo discreto de JBDC probó el acceso y uso de la mensajería de texto a través de los móviles y desde la Isla, e investigó las perspectivas para el uso de otras tecnologías relacionadas con Internet. La información estratégica obtenida por este esfuerzo será actualizada durante la primera visita al terreno.
________________________________________

(*) Los dos grupos, tanto el primario como el secundario tienen comunidades viables apropiadas para este fin. Sin embargo, toda la logística proveniente de EUA hacia la Isla estará más segura con el grupo objetivo primario.


7 thoughts on “Cuba y los archivos secretos de Alan Gross

  • el 1 diciembre, 2014 a las 5:40 am
    Permalink

    La claridad de su mensaje es simplemente agradable y te puedo decir que es un experto en la materia.

  • el 2 abril, 2013 a las 7:46 am
    Permalink

    Casi todos los que frecuentan este medio, sin remedio, no simpatizan con la Revolución Cubana, lástima que quieran justificar acciones que ningún gobierno permitiría a foráneo haga en su país.

    ¿Quén es este señor Gross para llegar a Cuba y hacer lo que le venga en ganas?

    Aplaudo la respuesta del Gobieno Cubano, cuidar su territorio contra cualquier ingerencia.

    ¡Viva Cuba!

  • el 27 marzo, 2013 a las 4:44 am
    Permalink

    baba. ahora ademas raul castro alega que siente temor por estas tecnologias, por la tergiversada imagen que pueden brindar de Cuba. cuando en la isla haya internet fluida, el gobierno enfermara y morira en el olvido. Eso esta cantao.

  • el 25 marzo, 2013 a las 9:06 pm
    Permalink

    Si esto no fuera real sería hasta gracioso. Allan Gross es acusado del supuesto delito de “atentado contra la Seguridad del Espado” por entrar y pretender instalar equipos de comunicaciones que operan en bandas comerciales no reguladas. En otras palabras equipos tan sencillos como una antena satelital o un Access Point WiFi que lo puedes comprar en cualquier tienda de electronica del mundo. En otras palabras acceder de forma libre a la información en Cuba o trabajar para que el pueblo de Cuba lo pueda hacer es atentar contra la seguridad del estado. Es decir que el estado se siente vulnerado por la libre información. Para hacer todo mas interesante Cuba tiene pequeños grupos de algunas de sus empresas entre ellas Copextel S.A que hacen exactamente lo mismo en algunos países de America y Europa. La unica diferencia es que en ninguno de esos paises una antena parabólica o acceder a internet constituye delito alguno. Pero para hacer todo mas interesante tampoco existe en Cuba una ley que regule dichos equipos que ademas operan en frecuencias comerciales, no reguladas. Sí existe una ley de aduana que no prohíbe sino regula su entrada, como hace pocos años estaba regulada la entrada de computadoras personales, VCRs, DVDs, etc, etc, etc.

  • el 25 marzo, 2013 a las 10:49 am
    Permalink

    Estoy muy de acuerdo contigo. El gobierno de este mi pais, interpreta como daño a la seguridad una situacion en la cual el pueblo se beneficia del acceso a internet. Porque siquiera lei que restringirian para que las personas solo puedan leer el Washington Post o el Miami Herald a diferencia de aqui. Al final hablan mucho de agresion porque ellos le quieren dar internet a la gente y la mayor agresion es la de mantener el pueblo completo a oscuras en cuanto a un cable que hace mas de año y medio que llegó a Cuba y que ademas es monopolizado. Para lo que ellos quieran y como ellos quieran, que es eso ? eso si es una verdadera agresion.

  • el 25 marzo, 2013 a las 10:22 am
    Permalink

    Alan Gross sí es culpable de haber tratado de establecer una red de comunicaciones independiente, mediante la cual los cubanos en su propio país hubieran podido enterarse de lo que pasa dentro de sus propias fronteras, usando canales de información independientes (y por tanto tendenciosos) que les hubieran hecho llegar una realidad tergiversada, distorsionada y distinta de la que se les suministra en forma científicamente dosificada a través del periódico Granma y la TV nacional, que son los verdaderos adalides de la verdad universal.

  • el 25 marzo, 2013 a las 8:11 am
    Permalink

    Lo que queda claro que la respuesta acertada a la estrategia de ampliar la comunicación en Cuba es que esa sea la prioridad del gobierno cubano: hacerse responsable de ampliar y facilitar la comunicación dentro del país.

    En todo lo que leí no veo ningún interés en espiar nada: ni militar, ni asuntos de seguridad nacional, ni de introducir droga, ni de tráfico de personas.
    Entonces, ¿por qué se criminaliza posibilitar la ampliación de la información? En fin esto me parece como la estrategia sobre la circulación del dólar dentro del país: primero se iba a la cárcel a cumplir penas de prisión, y luego se despenalizó.
    ¿Cuándo se despenalizará la comunicación al margen de los canales oficiales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *