Cuba reforma su sistema educativo

Fernando Ravsberg

El Viceministro de educación superior en Cuba asegura que la universidad será puesta al servicio de la sociedad. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES, 23 nov. — Los cambios en el sistema educativo cubano son reformas de gran calado y con enormes repercusiones a largo plazo. Se reduce el número de estudiantes universitarios, aumentan las plazas de técnicos medios, se crean escuelas para calificar obreros y se orienta todo el sistema hacia las necesidades de la sociedad.

El Viceministro de Educación Superior de Cuba,  Rodolfo Alarcón nos explicó hacia donde van:

Cuales son los principales pasos de este ajuste?, se han reducido las plazas universitarias?

Rodolfo Alarcón: Bueno en realidad no ha habido ajustes de plazas universitarias, todo el movimiento de transformaciones que está ocurriendo en la educación en general en Cuba está basado en lograr una óptima calidad en la formación de los estudiantes. Una medida que se implantó fue que hay que aprobar exámenes de ingreso a la educación superior, matemáticas, español e historia de Cuba, que deben ser aprobados cada uno independientemente.

Eso ha limitado el acceso a las plazas que se convocan pero no es que las plazas hayan disminuido. Es algo que debe de resolverse en misma medida en que el sistema precedente a la educación superior incremente su calidad, incremente su eficiencia y por tanto más estudiantes aprobarán los exámenes de ingreso. No obstante, el que no apruebe tiene la posibilidad de  volver a presentarse hasta los 25 años de edad y adquirir una de las plazas. Lo que caracteriza el movimiento es lograr una calidad máxima posible en la formación de los profesionales de Cuba.

Impulsando a los muchachos hacia carreras de técnico medio, obreros calificados, pretenden enderezar la pirámide laboral?

Rodolfo Alarcón: Una distorsión que tenía la pirámide era que prácticamente todo el mundo estudiaba bachillerato y accedían a la universidad cuando en realidad hacían mucha falta también técnicos de nivel medio que puedan resolver problemas concretos, hay una gran carencia de ellos. Después, desde el trabajo como técnico medio, se puedan hacer universitarios, esa es la vía que tiene un joven que se incorpora a estudios de nivel de técnico medio, puede ayudar a resolver la carencia que tenemos de ese nivel y se le estimula a que después desde el trabajo haga educación superior.

Cuba cuenta con más de un millón de graduados universitarios. Foto: Raquel Pérez

Cuba es uno de los poco países de América latina que ha garantizado el acceso universitario para todos los sectores sociales, como van a garantizarlo ahora que se hace cada vez más difícil el acceso?

Rodolfo Alarcón: Esa es una pregunta interesante, Cuba dedica una cantidad importante de sus recursos exiguos a la educación general y a la educación superior en particular. Nosotros tenemos varios tipos de cursos, uno que demanda muchos recursos que es el diurno, pero también tenemos cursos para trabajadores que tienen menos presencialidad y por tanto son menos costosos. Tenemos programas de educación a distancia que se van a ampliar y que son todavía menos costosos, aunque la inversión inicial es alta. Esto permite que todo el que quiera estudiar en la educación superior pueda hacerlo, ese es el propósito y por eso estamos trabajando.

También se plantea acercar la universidad a la economía. Es similar a la reforma europea?

Rodolfo Alarcón: Bueno no es solo a la economía es a la sociedad. Vincular sociedad y mercado es condenar a la universidad. La universidad debe de tener un compromiso con su sociedad que no solo es el mercado, son también las necesidades sociales, es anticiparse a las necesidades de la sociedad, ese es su papel. Por lo tanto parte de su misión  es responder a las necesidades de la economía pero no es toda la misión. Sucede que en la medida en que la economía cubana o de cualquier país necesite ampliaciones pues es lógico que la universidad,  como parte de su compromiso social, pues vaya resolver los problemas de la economía y a incrementarla con su accionar y eso es lo que estamos tratando también. Siempre hemos tratado de que el trabajo en la universidad sea pertinente, o sea que responda a las necesidades de la sociedad  aunque también sea un elemento de sugerencias y de ideas que pueden estar más allá de lo que en ese momento se piense en la sociedad.

La nueva política dirige a los jóvenes hacia carreras de técnico medio estratégicos para Cuba. Foto: Raquel Pérez

El trabajo de los profesionales cubanos es la principal fuente de ingresos del  país, se va a mantener así o la universidad se orientará hacia otros sectores más productivos que de servicios?

Rodolfo Alarcón: No, nosotros estamos haciendo mucho énfasis en carreras técnicas y agropecuarias, esa es la principal necesidad de Cuba en estos momentos, y por eso tratamos de que acudan hacia esas carreras los estudiantes y de crear vocaciones para que estudien esas carreras. Se mantienen al nivel histórico la preparación de profesores, médicos, etc., pero la prioridad está ahí, en las carreas técnicas agropecuarias que el país necesita.

Digamos hacia una Cuba más productiva y menos de servicios?

Rodolfo Alarcón: Hacer una Cuba que pueda no depender de importaciones de alimentos, de importaciones de cosas que podemos hacer en Cuba y en eso la universidad tiene un papel importante.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *