El dilema de Cuba: dictadura vs democracia

El castrismo monopolizó la economía en el Estado y cambió una dictadura por otra, trayendo retraso al desarrollo económico-social de Cuba

Por Pedro Campos

Foto: Juan Suarez

HAVANA TIMES – El castrismo basa toda su propaganda política en que “la Revolución se enfrenta al imperialismo y a sus agentes que quieren destruir el socialismo en Cuba e implantar el capitalismo”, según lo cual, el dilema que Cuba enfrenta ya hace casi 60 años es socialismo vs capitalismo.

Sin embargo, cualquier mínimo análisis desde el punto de vista de la economía política, la “Revolución cubana” lo que hizo en nombre del socialismo fue cambiar los dueños de prácticamente toda la propiedad fuera privada o asociada, pequeña, mediana o grande, nacional o extranjera y monopolizarla en el Estado, mantener las relaciones de producción asalariadas que tipifican al sistema de producción capitalista y cambiar una dictadura política por otra.

En verdad una especie de capitalismo monopolista de estado emparentado con lo que Marx llamó el modo de producción asiático practicado en la Antigua Mesopotamia, donde existía una esclavitud generalizada controlada por el faraón todopoderoso y su burocracia.

El “socialismo” como una sociedad con predominio de la propiedad estatal  en forma permanente junto a la continuación del trabajo asalariado, pero para el Estado, nace y se desarrolla con la Revolución rusa, lo Stalin; pero es ajeno a las esencias filosóficas, libertarias y autogestionarias del marxismo.

Las proyecciones centrales expuestas por Marx sobre el socialismo fueron poco desarrolladas, pues el objetivo fundamental de su obra teórica fue descubrir los intríngulis de la producción capitalista-asalariada y las contradicciones que llevarían a su superación.

No obstante, en la Crítica al Programa de Gotha, en Contribución a la Crítica de la Economía Política, en los Cuadernos Filosóficos, en varios documentos escritos para la 1ra Internacional y en el propio Capital, concebía el socialismo como una etapa de tránsito, donde estarían presentes todas las formas de producción, pero en la que se irían imponiendo las formas propiamente libres de explotación como las surgidas en las cooperativas y, en general, las asociadas de corte autogestionarias.

Escena. Foto: Juan Suárez

A pesar del poco desarrollo del capitalismo de entonces Marx comprendió que las sociedades por acciones “eran la primera forma de descomposición del capital” y que “en las cooperativas independientes formadas por obreros con sus propios capitales aparecían las relaciones del nuevo régimen de producción”, según explicó en el capítulo XXVII del III tomo del Capital.

Marx y Engels expusieron que “el trabajo asalariado era la forma de la existencia del capital” en el Manifiesto Comunista, de manera  que el socialismo tendría que superarlo y llamaron a los trabajadores a organizarse en asociaciones de productores y, por esa vía, abolir el trabajo asalariado en distintos documentos de la 1ra Internacional.

También ocasionalmente, en su búsqueda investigativa y en sus acciones políticas prácticas, emitieron criterios sesgados, discutibles, sobre el papel del Estado, los obreros y la dictadura del proletariado que dieron pie a los extremismos conocidos.

Las sociedades contemporáneas más desarrolladas, donde el capitalismo sigue predominando, le han dado la razón a sus ideas más científicas, que son incluso anteriores a Marx, pues en estas van aumentando las empresas diversas de capital asociado, donde los trabajadores participan de la propiedad vía acciones, junto a las cooperativas, las mutuales y los pequeños negocios auto-gestionados por los dueños y sus familiares, gracias a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

 El castrismo que solo aspiraba al establecimiento de una dictadura personal paternalista se apropió del “marxismo-leninismo”, -una fórmula de Stalin para pretender continuidad entre Marx y Lenin y las barbaridades de la Revolución bolchevique-,  y lo aplicó con más rigor que el propio georgiano en lo político y en lo económico.

Por tanto, el castrismo no hizo nada por desarrollar la nueva sociedad basada en la diversidad de formas existentes ni respaldo a las formas de producción libres-asociadas que tipificarían la sociedad post-capitalista.

Al contrario: ha hecho todo lo posible por impedir el cooperativismo libre, independiente del Estado y en su lucha contra el “capitalismo y el imperialismo” y por el “socialismo” de corte estatal-estalinista, eliminó todas las cooperativas que encontró a su paso, se apropió de sus instalaciones, medios y activos; estatizó las clínicas mutuales que eran las mejores de Cuba en esos momentos, hizo lo mismo con las muchas escuelas de patronato que mantenían los claustros de profesores.

Además, se robó todos los fondos de los sindicatos y las cajas de retiro de los trabajadores que servían para mantener servicios asociados de medicina, clubes de recreación, socorro, ayuda y desarrollo de infraestructuras como el hotel Habana Hilton, el cual fue construido con fondos del sindicato de gastronómicos.

Ese hotel llevó el nombre de Hilton por un contrato de administración con esa cadena para promover el turismo estadounidense, no pertenecía a ninguna empresa extranjera. Cuando fue “nacionalizado”, en verdad estatizado, le fue robado al sindicato de gastronómicos de La Habana, su auténtico fabricante y dueño.

Evolucion. Foto: Juan Suárez

En fin, nada que ver con socialismo. Desde el punto de vista del desarrollo histórico económico y social, el castrismo ha sido reaccionario, contrarrevolucionario. En todo caso ese “socialismo” y tantos disparates económicos, políticos y sociales hechos en nombre de este, solo han servido para estimular el rechazo de los cubanos al vocablo. Nadie hizo tanto daño al socialismo en Cuba como el castrismo.

¿Cómo puede, entonces, decirse que en Cuba el dilema ha sido y sigue siendo socialismo vs capitalismo?

No. El dilema real en Cuba, incluso desde antes de 1959, desde que Batista dio el golpe de estado, fue y sigue siendo: dictadura o democracia.

La dictadura de  Batista en lo político fue sustituida por otra dictadura en lo político, pero también en lo económico.  El restablecimiento de la democracia fue el objetivo que aglutinó al pueblo de Cuba en la lucha contra Batista y bandera que enarbolaron Fidel y sus  allegados, pero una vez establecidos en el poder “optaron” por desarrollar su concepción de justicia social populista a costa de la democracia y las libertades.

El resultado catastrófico es conocido por mucho que se trate de ocultar.

Sin lograr su democratización política y económica, la sociedad cubana seguirá en el estancamiento, la depresión y sometida a la dictadura de grupos de poder. De manera que ese sigue siendo el objetivo fundamental y la causa que debe y puede unir a todos los luchadores por una Cuba mejor, independientemente de sus identidades políticas e ideológicas. Todo debe subordinarse a ese objetivo.

Aunque de forma poco visible, por la censura y la represión que caracteriza al régimen, el pueblo cubano va comprendiendo su realidad y organizando la resistencia a su manera, echando a un lado los métodos violentos. Lo demuestran los cuentapropistas y cooperativistas que han probado ser más eficientes que el Estado, los millones de cubanos que han optado por irse del país, los más de dos millones que en las recientes “elecciones” no fueron a votar, votaron en blanco, anularon la boleta o no siguieron la consigna gubernamental del voto unido.

Los nuevos gobernantes tendrán que tener en cuenta estas realidades. Ya no está el mago que hipnotizaba  multitudes, ya no hay unanimidad alguna, la economía sigue a la baja y hay que imbricar y armonizar los intereses de todos los cubanos, de dentro y de fuera, de todos los pensamientos democráticos.

Si las ansias democráticas del pueblo cubano se siguen represando, aumentarán los peligros de desbordes.



13 comentarios sobre “El dilema de Cuba: dictadura vs democracia

  • Pedro, estoy totalmente de acuerdo contigo, enfatizando que “La democratización política y económica sigue siendo el objetivo fundamental y la causa que debe y puede unir a todos los luchadores por una Cuba mejor, independientemente de sus identidades políticas e ideológicas. Todo debe subordinarse a ese objetivo”. Puedo agregar que es posible que parte de la nomenclatura castrista y la mayor parte de la sociedad cubana se estén concientizando que “todo debe subordinarse a ese objetivo”. Pero no tengo la certeza que muchos cubanos de la oposición, interna y externa, que se declaran demócratas, por ende, luchadores por la democracia se subordinen a ese objetivo, porque sus acciones y declaraciones dicen lo contrario, a lo sumo ser aspirantes a grupúsculos de poderes subordinados a otros grupos de poderes que no se sabe a ciencia cierta que quieren hacer de Cuba con los cubanos dentro.

    Respuesta
  • Estimado pedro campos, normalmente comparto sus escritos y siempre me aportan mucho, son análisis profundos e inteligentes.

    Aunque no es importante para el tema que tratas, sí quiero apuntarte que Marx se refería a los estados teocráticos mesopotámicos, no a los egipcios y sus faraones, en primer lugar las ciudades de Uruk, Ur, Eridu, todas del periodo sumerio el cual comenzó incluso antes que el Egipto faraónico.

    Aunque no he estudiado el Marxismo a profundidad sí me cuesta encontrar la escencia Libertaria en él, la encuentro mucho más en Proudon o Bakunin y el movimiento que se desgajó de aquí, precisamente el movimiento que Marx combatió furibundamente llegando a destruir la I Internacional.

    Como tu, creo entender eso, coincido en que el marxismo y su “profecía” se ha ido materializando más en las sociedades donde el capitalismo se ha desarrollado a la vez que una sociedad civil vigorosa y mediante las extensión de formas más participativas de propiedad el capital se ha democratizado horizontalmente, aunque sin dudas se ha concentrado hacia arriba desde los 90 hacia acá lo cual ha sido un retroceso, pero no creo sea un retroceso definitivo y los movimientos sociales son expresión de la disconformidad de una sociedad civil viva y pujante con capacidad de organización y poder. Que envidia me dan.

    Como tu creo q los castros solo han hecho una finca más grande, como dice el poeta Rafael Alcides, quitaron la cerca de su finca en Biran y dijeron ahora todo eso mío, no se ha visto ni pizca de socialismo ni se ha dado un paso real en su búsqueda en estos 60 años.

    Yo no soy socialista al modo en que defiende Osmel, pues pienso que el socialismo no puede llegar como decisión sino como evolución, algunos países europeos van en ese camino, ojalá su ejemplo se extienda a tiempo, antes de que el capitalismo dominante en manos de nosotros, humanos egoístas, acabemos con el planeta.

    Excelente artículo el suyo, la historia del Hilton hay que repetirla porque es paradigma de lo que era el movimiento sindical y unionista de este país, solo hay que dar un paseo por el cementerio de Colon y ver, en ese lugar de muerte, cuan vivo estaba el sindicalismo y el asociacionismo en cuba antes de que llegaran los Castro.

    Por cierto, es usted uno de los pocos que en cada uno de sus escritos apunta con nombre y apellido a los culpables de esta gran estafa, y lo hace dando a la vez su nombre y apellido.

    Respuesta
    • Repatriado, hace mucho tiempo sigo los escritos de Pedro Campos, la diferencia con migo que soy de una rama budista humanista formadoras de valores humanos, Pedro es marxista pero concedimos totalmente en lo que abogamos para Cuba, yo abogo por que el futuro modelo político\económico\social\cultural de Cuba, en lo económica, contenga componentes del liberalismo económico (capitalismo) y de la autogestión socialista que ambas sintetizan, a mi modo de ver, las propuestas de socialismo democrático participativo de Pedro. Se han publicado tres escrito de mi autoría en el boletín SPD, editado por Pedro Campos, de ellos, uno reeditado aquí en HT y dos en CUBAENCUENTRO, relacionados a la autogestión socialista, que últimamente la estoy nombrando como “autogestión libertaria”, porque cuando los cubanos escuchan la palabra socialismo se espantan por lo que todo el mundo sabe. Como no soy de derecha, tampoco me defino como de centro porque, a mi modo de ver, semánticamente el centro es algo indefinido, me defino como un demócrata de izquierda, a pesar de mis convicciones filosóficas budista de SGI, Soka Gakkai Internacional, una organización budista fundamentada en la dignidad e igualdad inherente en todos los seres humanos, Moustafa Hamze Guilart, São Paulo, Brasil.

      Respuesta
  • Hola Esopo, como amante de la historia antigua me agrada encontrar un esopo.

    Por favor si te comunicas con Circles, editor de HT, él te dará mi correo, este comentario lo autoriza para ello, y te agradecería me enviaras esos trabajos, me interesa mucho la idea “libertaria”, dentro de poco trataré de publicar aquí una entrevista a un Anarquista Libertario francés el cual ha tratado de educarme un poco en ese tema del cual desconozco muchísimo, incluso me envió un libro digital con la historia del anarquismo en Cuba.

    Otra opción es que publiques tu email aquí y te escribiré directamente.

    Como diagnosticado con Sindrome de Ansiedad Generalizada me interesa mucho el tema Yoga que creo está muy relacionado con el budismo, del cual tampoco conozco gran cosa aunque si Lisa Simpson se declara budista algo bueno será.

    Yo no logro definirme, me puedo definir más en contra que en pro, estoy en contra del abuso del medio ambiente, en contra del consumismo, en contra de las banalidades del capitalismo, en contra de mercantilizar derechos, en contra de toda dictadura, en contra de toda mordaza, en contra de que pueda mentirse impunemente o incitar intintos bajos como los nacionalismos o el racismo, en contra de hacer del voto un derecho y no un privilegio, en contra de que sea padre cualquiera, en contra de que no puedan criticarse las religiones, en contra del animalismo tan d emoda, en contra de el funcionamiento de las finanzas actuales, en contra de trump aunque me alegra que ahoge a los castros y en contra de lo que hizo obama aun cuando creo que fué un grandísimo presidente y que ojalá venga y se postule a la asamblea nacional del poder popular, en contra de toda violencia aunque practico varias artes marciales, en contra del no poder hablar de anexión, en contra de la ganaderia intensiva aunque me importa muy poco lo que sientan las vacas, en contra de las farmaceuticas aunque no se como habriamos avanzado tanto en medicina sin ellas.

    Muchos contras, ah, y en contra de Elio, aunque me recuerda a mi abuelo a quien amo.

    Respuesta
  • ya lo he leido, bueno me he saltado las palabras de Fidel, prefiero contactarlo mediante una ouija. ¿Donde hay que firmar por el SPD?

    Respuesta
    • Repatriado: comienzo diciéndote que el correo que hiciste público aquí, me rebota. Lo intenté varias veces y nada. Volveré a hacerlo pero aún así te doy el mío: osmel.ramirezalvarez@gmail.com. Escríbeme para enviarte por wetransfer un libro que me dijiste te interesaba y luego otras cosas que no he publicado aún, que me gustaría compartirte. Participando en el debate te comento que valoro en verdad mucho de lo que Marx aportó e hizo. Tengo una posición similar a la de Martí, no por afán de seguirlo, solo es una feliz coincidencia. No soy tan marxista como Pedro, pero sí tan defensor de la democracia y de una sociedad más justa, como él, y como Esopo, y muchos más. No somos pocos, solo que todavía estamos así como mezclados entre ambos polos, por el momento. Me temo que Marx no creía en la vía democrática que nosotros defendemos ni en el sindicalismo, y tuvo razones lógicas en su tiempo para no verle viabilidad, así tantas como para nosotros no vérselas a sus tesis hoy día, porque son épocas muy distantes tras tantos cambios. Él creyó que el momento aquel era el justo para una revolución proletaria como única forma de lograr justicia. Como dijo Martí, anduvo de prisa en su afán por redimir a los débiles y vio esos caminos. Yo creo que debemos superar al marxismo sin miedo, Marx era un hombre muy sabio pero no un dios para imaginarse esta época, casi una civilización nueva, que echa por tierra la mayoría de sus postulados. A tiempos nuevos, propuestas nuevas. Tal vez ni siquiera tan nuevas, solo vistas de forma diferente. Más que buscar afanoso entre las líneas escritas por él, cual parábola bíblica portadora de una verdad mística, más que quedar sediento de una obra inconclusa que su limitada vida humana no le permitió legarnos, leo el Manifiesto Comunista y veo el esbozo de sus ideas, que defendió hasta su muerte, y no veo que nos sirvan más que en la intención. En gran medida simpatizo más con seguidores suyos que no dudaron en agregarle sus visiones e ideas reformistas (por ejemplo: Bernstein). Nada con los comunistas que lo creen un dios infalible y cualquier reforma, una profanación.

      Respuesta
  • Segun Marx el socialismo llegaria cuando la sociedad capitalista alcalza un alto nivel de desarrollo y conciencia. Entonces todos los intentos de paises bananeros por encontrar un atajo los han conducido nuevamente al inicio es decir al capitalismo 3er mundista. En Cuba vamos por 60 años perdidos en el atajo y los lideres no han tenido el valor de reconocer que no tienen la mas minima idea hacia donde los llevara ese camino. Lo mas triste es que no han tenido el civismo de reconocer que se equivocaron y convertido el pais en ruina total. Los paises socialistas de este lo reconocieron y pacificamente dieron marcha atras y retomado nuevamente el camino del capitalismo como camino conocido para alcanzar el desarrollo y la prosperidad de sus pueblos.

    Respuesta
  • Pedro Campos: excelente artículo, muy bueno recalcar la esencia en el propio título, ese ha sido el dilema. Incluso Fidel reconoció que el socialismo es algo que ni siquiera se sabía si se estaba construyendo bien o mal. Si la defensa del socialismo o su promoción fuese realmente del interés de ellos estuviesen abiertos a ideas nuevas, para perfeccionarlo, pero por el contrario atacan a los socialistas “diferentes” a su conveniente dogma (para ellos que tienen el poder absoluto) con peor virulencias que a un pro-norteamericano.

    Respuesta
  • Para el que quiere “apuntarse” en el SPD, sepa que sólo necesita su deseo, pues somos un movimiento propagado de ideas, no somos ninguna organización, no tenemos líderes. Estatutos ni disciplina partidista… No necesitamos nada de eso porque no pretendemos tomar el poder. Buscamos libertad y democracia para todos, autonomía individual y social, mejoramiento de las condiciones de vida, acceso a toda información, mejor salud y mejor educación para todos. Tenemos un boletín donde ponemos nuestros artículos y los de otros pensamientos también, sale a menudo, pero no lo cobramos. Ponga su dirección de correo y empezará a llegarle.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Un hombre y su perro, La Habana. Por Charlie Lockwood (Reino Unido). Cámera: Canon:6D Mark II

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com