¿Qué aplaudían los cubanos reunidos con el canciller?

Las nuevas medidas migratorias

Haroldo Dilla Alfonso

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, durante su discurso en el IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos, anunció cuatro nuevas medidas migratorias. Foto: @CubaMINREX/ Twitter.

HAVANA TIMES – Todo lo relacionado con la emigración es, por diversas razones- un tema de primer orden en la actualidad política cubana.

En primer lugar, porque los emigrados tienen un rol fundamental -económico, cultural y político- en el presente insular y será creciente en el futuro. En segundo, porque ellos han sido rehén del diferendo entre los gobiernos de Cuba y de Estados Unidos, país este último que acapara el 90% de toda la diáspora cubana.

Y, por último, porque cualquier relajamiento es novedoso, si tenemos en cuenta que la política del Estado cubano frente a sus emigrados ha sido regularmente hostil, expoliadora y despectiva, y los migrantes fueron descriptos por varias décadas como una escoria moral y política que no cabía en la nueva obra revolucionaria.

Al menos, ocurrió así hasta los 90, cuando se convirtieron en el soporte principal del consumo familiar en medio de la crisis desencadenada entonces y que no termina, y un soporte clave de la carcomida balanza de pagos cubana.

Ahora el tema vuelve a ser noticia, cuando el canciller cubano  -uno de los seres más grises del zoológico político oficial- ha anunciado medidas de apertura:

1-se eliminó la llamada “habilitación”, consistente en un permiso bienal para visitar la Isla por un máximo de 90 días;

2-Los que posean yates pueden entrar con ellos a algunas marinas disponibles.

3-Los hijos de cubanos nacidos en el extranjero pueden nacionalizarse sin avecindarse en la Isla.

4-Se les reconocen algunos derechos a los cubanos que salieron de Cuba irregularmente -ilegales les llama el documento oficial- que hasta el momento no podían visitar el país.

Se realizó el anuncio en una reunión con personas y organizaciones cubanas proclives al Gobierno cubano y radicados en Estados Unidos, muestra parcializada y sectaria que el Gobierno cubano acostumbra a definir como representantes de los emigrados.

El canciller afirmó que Cuba se abre, mientras los Estados Unidos se cierran, en alusión a las medidas punitivas, hasta el momento injustificado, de la Administración Trump. Pero olvidó aclarar que Estados Unidos “cierra” en una relación internacional -no importa ahora cuan deplorable haya sido su política-  mientras que el gobierno cubano “abre” respecto a sus propios ciudadanos. Y que solamente abre una breve hendija en una habitación cerrada, oscura y llena de humo.

Hay dos cuestiones que vale la pena observar.

Primero, que los cambios que ha anunciado el canciller siguen dejando a la nación en el peor lugar de las relaciones de un estado con sus emigrados, de los que depende económicamente. Ninguno de los cambios tiene que ver con una perspectiva de derechos, como tampoco ocurrió cuando se produjo la reforma migratoria de 2013.

Se trata, como entonces, de medidas pragmáticas destinadas a mantener el flujo de cubanos a la Isla en momentos en que la embajada cubana -dados los recortes de personal- no puede procesar las decenas de miles de permisos de entrada, por 90 días al año como máximo, que se otorgan a los ciudadanos cubanos emigrados para que puedan visitar el país en que nacieron.

Se trata, sin lugar a duda, de un paso administrativo-positivo, pero que no implica el derecho de los cubanos emigrados a visitar libremente su Patria, a radicarse en ella sin permiso, a tener propiedades o derechos civiles y políticos en ella, etc.

No es difícil advertir, por ejemplo, que la eliminación del permiso para visitar la Isla está severamente constreñida por la ley vigente. Esta establece que no podrán entrar al país los emigrados que hayan (lo escribo casi textual) organizado, estimulado, realizado o participado en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado cubano.

Enunciado que no aclara ni qué significan los verbos de involucramiento, ni qué debe interpretarse como actos hostiles, menos aún qué implica el orden existente. Obviamente mantiene un derecho de exclusión en manos del Estado cubano, favorable a su gobernabilidad autoritaria, pero lesiva a la noción de ciudadanía.  No hay derechos: solo permisos más relajados.

La segunda cuestión es el contexto internacional en que se produce la decisión. Esta no es el resultado de una perspectiva aperturista al calor de un relajamiento de tensiones bilaterales. Ello hubiera sido así si la medida hubiese sido adoptada cuando Barack Obama abrió relaciones, eliminó múltiples medidas restrictivas y visitó La Habana en señal de buena voluntad. Al contrario, la reacción gubernamental cubana fue arreciar la represión y denunciar al presidente demócrata como un enemigo de guantes de seda.

La decisión se toma en un momento crítico, como una maniobra utilitaria para mantener el flujo de los miles de millones de dólares de los emigrados, sin los cuales millones de cubanos quedarían reducidos a la más terrible miseria y el Gobierno a una bancarrota al nivel del estropicio económico que ha generado.

Las crónicas hablan de vítores y aplausos de los cubanos emigrados invitados a la reunión con el canciller. ¿Qué aplaudían?


18 thoughts on “¿Qué aplaudían los cubanos reunidos con el canciller?

  • el 8 noviembre, 2017 a las 8:49 am
    Permalink

    Exacto. Eso fue una puesta en escena como mismo son las reuniones de la asamblea, la mesa redonda y las elecciones cubanas. Todo el mundo de acuerdo y no hay voces discordantes.
    Así lo organizaron ellos, para que aplaudieran y garantizaron un publico aplaudidor.

  • el 31 octubre, 2017 a las 11:29 am
    Permalink

    Tienes razón meresbala, y yo entendí tu comentario perfectamente, lo único es que yo lo veo de esta manera:, que una persona estudiada, con títulos universitarios, que se han visto obligadas a emigrar a otros países para poder prosperar sean “tontos”, ellos de sobras saben que con el régimen siempre van a estar con un nudo en el estómago, y que es por eso se prestan a hacerles grupo a las reuniones de los castristas, y se ofenden con los que se ponen farrucos con los dictadores, e insisten en que están cambiando, y van a Cuba y hacen negocios chuecos como comprar y poner negocios a nombre de segundas, terceras y cuartas personas, entonces.. dónde está la tontes?, le pasan la mano a cualquier payasada que el régimen se invente para marear porque tienen que proteger sus intereses, y con éste juego ya los cubanos tienen 60años en la más desesperante pobreza, que con esta insensatez están contribuyendo a seguir inflandoles las arcas del régimen que para nada las usan para reparar por ejemplo los edificios frente al malecón. Esta opinión es personalmente mía, y respeto el derecho de cada individuo de actuar y hacer lo que mejor le parezca. Saludos

  • el 31 octubre, 2017 a las 9:41 am
    Permalink

    Este comentario se lo hice al artículo de Pedro Campos al respecto en DDC. Pedro, yo sigo pensando y diciendo que a este castrismo decrepito, en cuando a reformas migratoria, económicas y políticas hay que irlo llevando por aproximaciones sucesivas, estoy de acuerdo con tu presente artículo, con el de Dilla publicado en CE y HT y con el de Chaguaceda aquí en DDC, pero lo que no se puede perder de vista es que al castrismo hay que “pedirle limosna con escopeta” hasta que entregue toda la bolsa. Pienso que los escopeteros o mejor dicho los francos tiradores deberíamos dirigir los proyectiles para la democratización de Cuba también, como tú lo estás haciendo en parte del presente artículo, porque el castrismo como diablo viejo al fin (más sabe el diablo por viejo que por diablo), mientras el fuego estaba dirigido primeramente para los “ataques acústicos” y ahora para la reforma migratoria, en el interior de Cuba ha concentrado toda su fuerza contra la oposición\disidencia interna, debilitando a los activistas independientes que intentaron la postulación para delegados al Poder Popular, contra Somos + que están divididos y su líder salió definitivamente para el exilio y en el Oriente de Cuba UNPACU y otros grupos están siendo extremadamente reprimidos.

  • el 31 octubre, 2017 a las 9:15 am
    Permalink

    Insisto aunque nunca lo publiquen, que nadie valla a pensar en que todas estas medidas contrarias a los principios de los revolucionarios y Comunistas cubanos contienen alguna mínima intencionalidad humanitaria en beneficios de los cubanos residentes en el extranjeros el cumplimiento de derechos humanos universales o sincera rectificación del Gobierno de Cuba, todo lo recientemente aprobado, y lo que se pueda aprobar y/o modificar en el futuro sera con el objetivo único de incrementar los ingresos económicos al Gobierno cubano, y nunca esperen que se apliquen medidas migratorias por muy justa y humanas que sean pues pueden definir que cubanos por el mundo pueden financiar su viaje sean aplicadas, como lo referido al costo del pasaporte y al absurdo de siendo vigente por seis años tengas que validarlo cada dos años, pues eso reduce ingresos consulares, esa es la verdadera política del actual gobierno cubano, que ya no actúa como fruto de una revolución realizada por los humildes, con los humildes y para los humildes, ahora todo esta en función de mantener en el poder las actuales estructuras de poder y la burocracia oportunista, esto en primer lugar, aunque lógicamente también para disponer ingresos para satisfacer siempre en lo mínimo las necesidades de la población y brindarle al mismo los derechos y conquistas de la revolución concerniente a los servicios públicos y otras gratuidades.
    Si a alguien hay que agradecerle esta apertura migratoria es a las Burradas de Trum al endurecer las relaciones con Cuba.

  • el 31 octubre, 2017 a las 8:40 am
    Permalink

    Los negocios que tienen los cubanos presentes en esa reunión dentro de Cuba?
    La cara de “Bobo narizon” del canciller?
    Lo patético que seguirá siendo la situación de DDHH para el sujeto cubano?
    La amplia posibilidad de seguir lavando dinero en el país a costilla del bloqueo externo?
    El éxito mediático del espectáculo?

  • el 31 octubre, 2017 a las 8:34 am
    Permalink

    mis saludos Miranda y Kobe, estoy 100% de acuerdo con ustedes, pero de que al final son tontos lo son, ninguno de esos al final termina bien, ahora estan ahi porque se creen vivos, porque se creen James Bond estilo G2 pero al final son desechables, no son de apellido Castro y mas temprano que tarde los desechan, como mismo le han hecho a ministros, vice ministros, chivatos, gerentes etc etc… mas vivo que ellos, con mas contactos, con mas power, con mas influencia que ellos los han defenestrado o metido presos, no se olviden de Max Marambio o Lages, Roque y tantos otros que han ido cayendo como moscas…

  • el 31 octubre, 2017 a las 5:01 am
    Permalink

    Yo sigo pensando y diciendo que a este castrismo decrepito, en cuando a reformas migratoria, económicas y políticas hay que irlo llevando por aproximaciones sucesivas, estoy de acuerdo con este análisis de Dilla y ahora con el de Chaguaceda en DDC y posiblemente con otros u otro al respecto, pero lo que no se puede perder de vista es que al castrismo hay que “pedirle limosna con escopeta” hasta que entregue toda la bolsa,

  • el 31 octubre, 2017 a las 12:38 am
    Permalink

    Excelente!

  • el 30 octubre, 2017 a las 8:35 pm
    Permalink

    Exactamente, que de tontos no tienen nada, quiénes son?, un ejemplo es Hugo Cancio, muy amigo del régimen que se ha hecho millonario a costa de la causa cubana, Edmundo es otro que estaría en el grupo de la emigración, (apoyando al régimen en cuanto simposio encuentre) en representación de los que el régimen describe como los “cubanos-americanos” que cada día se oponen más al “bloqueo”, lo cual NO es verdad, Sí es verdad que pueden haber unos cuantos oportunistas de la vieja guardia, pero en su mayoría los que les ríen las gracias a éstos déspotas son los cubanos que emigraron a los EU y otros países, sintiendo todavía cariño por aquello que hay en Cuba, son los que todavía tienen les tienen Fe, y se están repatriando y creen ciegamente que son aperturas buenas del gobierno -aunque por dentro se estén muriendo del miedo- y siguen obedeciendo las violaciones que cometen contra ellos, (debe ser súper humillante el haber vivido una década en el primer mundo y volver para bajarle la cabeza a unos churriosos dictadores). Mientras los cubanos no interioricen que a los Castro se les castiga cerrándoles el dinero, seguirán riéndoles las gracias al compañero de turno, jjjj, a lo mejor es el mismo Bruno Rodríguez con 88 años.

  • el 30 octubre, 2017 a las 5:35 pm
    Permalink

    Nunca se me olvida que a principios de los anos 70, uno que trabajaba conmigo (militante del PCC) le decia al Jefe para congraciarse. “Jefe, llegara el momento que inauguremos los CDR en EUA…”. Yo era muy joven, pense que mi colega estaba delirando y por ignorancia no le di la importancia que merecia. Pero ahi estan, los que se auto-proclaman “representantes del exilio cubano”. Un grupo que no cuenta con la mayoria de la diaspora y por tanto jamas han sido elegidos para que “nos represente”. Fueron “sembrados” para apoyar y aplaudir al regimen cubano e inculcar su veneno de facistoide. Lo bueno es que se les conoce, aunque en la foto no dan la cara…pero se sabe bien quienes son…

  • el 30 octubre, 2017 a las 4:33 pm
    Permalink

    mire Campos : lo que le zumba el mango es que esos que fueron a la reunion, difunden el mensaje comunista cubano por emisoras y medios radicados aqui y financiados por los gusanos de Miami, via agencias de viajes y de paqueteria, etc…….

  • el 30 octubre, 2017 a las 1:50 pm
    Permalink

    Exelente Dilla. La dictadura manipula a su antojo un derecho humano que es reconocido en el mundo entero. Lo hace con cinismo, como arma mediatica, como movida tactica en su guerra particular con su enemigo historico. Que importa las familias rotas, incomunicadas, que importan 2 millones de cubanos cimarrones si en la isla todavia quedan 11 millones de esclavos.

    Junto con la obvia pregunta de que aplauden, hay que agregarle otra: por que los emigrantes seguimos aceptando tanto despotismo y humillacion? Acaso no esta claro que necesitan de nuestro dinero para mantener a flote una economia quebrada? Pues cerremos nustras billeteras y pongamos un pliego de demandas exigiendo nos devuelvan nuestros derechos. Ya Trump demostro cual es el lenguaje que escuchan y los hace ceder.

  • el 30 octubre, 2017 a las 1:04 pm
    Permalink

    Dice Comecandela:

    .. tienen negocios con el gobierno cubano, son los managers de las agencias de viaje.

    —-
    Si, lo pense. Tambien reciben invitaciones y privilegios para ir a la
    Habana. Ellos posiblemente no pagan esos 400 y pico de dolares, Ja Ja . Tienen motivos para aplaudir.

  • el 30 octubre, 2017 a las 12:41 pm
    Permalink

    esos no son ningunos tontos utiles, o son agentes del gobierno cubano, que muchas agencias de viajes a cuba sus duenos son agentones de la seguridad, o son oportunistas sin principios que se forran con la tragedia cubana, no son mas que eso lacra que se llenan de dolares con la desgracia cubana.

  • el 30 octubre, 2017 a las 8:56 am
    Permalink

    Muy bueno Dillas. Escribí por el estilo, debe publicarse hoy o mañana. Loa amigos del régimen en la emigración tiene todo el derecho de ser amigos del castrismo, pero hay que decirles que son amigos de un gobierno que ha esclavizado su patria, que es antidemocrático y antisocialista.

  • el 30 octubre, 2017 a las 8:41 am
    Permalink

    ¿Qué aplaudían? en primer lugar hay que preguntarse ¿por que fueron invitados ellos? y la respuesta es simple, como bien dice Harold, porque estan alineados con las doctrinas del gobierno cubano, son tontos utiles, un mal necesario y al igual que un militante de la UJC o el PCC, no necesariamente tienen que estar de acuerdo con ellos, conque obedezcan y se porten bien es suficiente.

    ¿Qué aplaudían? que como mismo hay listas en las aduanas de Cuba con los nombres de quienes pueden o no entrar, hay listas donde sus nombres aparecen con asterisco, son “amigos” de Cuba y pueden ir un poquito pasados del peso establecido, pueden llevar algun que otro articulo que a usted y a mi no nos dejarian pasar, puede que ni les revisen las maletas, son los “amigos” de buena voluntad a los que el gobierno cubano les puede encargar desde un carrete de pesca para el general fulano que le encanta la pesca de la aguja o un rolex para el cumpleanos del hijo de fulanito de tal… esos que estan ahi tienen la venia del gobierno, siempre y cuando se porten bien, para tener paladares con testaferros, casas de alquiler, taxis… esos que estan ahi, sirven del lado de aca como gente de confianza para hacer ciertas “gestiones” pues son ciudadanos americanos y son semi_agentes del G2 sin proponerselo, no han tenido que entrenarlos ni reclutarlos directamente, solo tienen que satisfacerles alguna que otra ilusion y darles pita hasta que un dia caigan en desgracia o dejen de ser los ninos lindos y los substitullan por otros nuevos “ilusos”.

    El aparato politico y propagandistico cubano es muy selectivo en sus estrategias, llevan 60 anos perfeccionando esos mecanismos y quizas uno se cree muy listo e inmune pero terminamos cayendo victimas de otro mas vivo que nos adula un poco y termina cambiandonos oro por espejitos…

    el tiempo dira…

  • el 30 octubre, 2017 a las 7:15 am
    Permalink

    Concuerdo totalmente con la articulista, no entiendo por que el pasaporte cubano sigue siendo extremadamente caro y mas si este entra en prórroga cada 2 años, otra cosa es que los medicos y deportistas no pueden regresar al pais hasta 8 años y los balseros si , que diferencia hace un medico o un deportista a un balsero, ya no existe la ley de peis secos pies mojados ni el parole para profesionales medicos , cuando los balseros se fueron estos tambien fueron medicos, ingenieros, artistas, ahi se fue todo el mundo, cual es el castigo ahora con los medicos y deportistas, ademas no entiendo bien si por el NTV se ha dicho que los medicos cubanos (al menos los parados en Costa Rica y panama podian regresar).

  • el 30 octubre, 2017 a las 6:54 am
    Permalink

    Aplaudian al Canciller cubano, no se me ocurre otra razon, por masoquismo;

    Les agrada pagar cerca de $400.00 , el mas caro pasaporte del mundo , que debe ser mas rapidamente renovado que ninguno otro y que practicamente solo sirve para entrar a la isla.

    Los que, ademas, sean ciudadanos estadounidenses, aplaudian freneticamente, para que no se les permita
    la entrada a la isla usando su pasaporte de EE UU , encriptado, con el que se puede viajar a casi todas partes sin necesidad de sacar visa, que solo vale $75.00 y tiene una vigencia de 10 anos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *