Matrimonio homosexual, un paso en falso

Por Repatriado

HAVANA TIMES – La comunidad LGTBI se ha empeñado en sumarse a una arcaica institución, de la que, por cierto, jamás estuvieron excluidos, prefirieron eso en vez de ser vanguardia de la lucha por la verdadera libertad del amor, cayendo así en una trampa muy parecida a la gula, una gran malcriadez o peor aún, una muestra de inseguridad y baja autoestima grupal.

¿Estaban los LGTBI excluidos del matrimonio? Para nada, todas las personas teníamos el mismo derecho y las mismas limitaciones dentro del marco definitorio de lo que se entendía y aún mucha gente entiende como matrimonio.

Ese derecho, como todos, está mediado por un consenso social y dependen de lo que la sociedad en su mayoría conciba, ejemplificando, no es lo mismo el derecho de propiedad en la Inglaterra victoriana que en la cultura sioux, ambas sociedades tenían a un consenso diferente sobre ese derecho y la opinión mayoritaria lo definía.

El derecho al matrimonio hoy no se le niega a ninguna persona, sea LGTBI o no, ¿que no lo hayan querido ejercer del modo establecido? Perfecto, ¿Qué deseen cambiar la ley y ajustarla a una concepción socialmente minoritaria desde la base de que eso no daña a la mayoría? Me parece muy bien y demándese así, ¿hay que cambiar la ley porque es injusta y discriminatoria? No, no es ni injusta ni discriminatoria, sencillamente es y se ha de cambiar si hay consenso al respecto. ¿Hay consenso al respecto?

Ahora me pregunto, ¿está de acuerdo la comunidad LGTBI con que se mantenga la prohibición contra el matrimonio polígamo, incestuoso o zoofílico? Espero que no, pues entonces estaremos ante una tremenda hipocresía, ya que si la comunidad LGTBI está negando la conceptualización tradicional de matrimonio como la unión legal entre hombre y mujer, ¿cuál sería el argumento para no ir más allá y aprobar uniones consensuales que no perjudican a ninguna de las partes ni al resto de la sociedad, que es la base de su argumentación? Freud estaría encantado.

Me irrita el enfoque reivindicativo que sobre esto mantiene la comunidad LGTBI, me irrita que se equipare la inexistencia de un derecho a la negación de este, lo que quieren es la creación de un derecho nuevo, no que se restituya una situación discriminatoria, déjese esto claro.

Hoy todas las personas sin distinción de orientación sexual podemos instituirnos en matrimonio siempre y cuando cumplamos con las normas que al respecto la sociedad ha establecido, por lo tanto no hay una discriminación, la cual existe cuando se le dice a un LGTBI que no puede trabajar en un lugar o acceder a una beca estudiantil por ser LGTBI, eso sí es discriminación pues es una desventaja injusta y vejatoria con respecto a un heterosexual, pero en el caso del matrimonio la ley es igual para todos, no hay tal discriminación.

A mi entender el objetivo va más allá de lo realmente práctico o justo, centrándose en el pulso a la sociedad, en la bravuconada afirmativa típica de sobrecompensación de inseguridades. ¿Es la cuestión de fondo adquirir las ventajas legales de la institución llamada matrimonio?

Obviamente no, pues para ello ya son posibles formulaciones legales que abarcan todos los aspectos jurídicos que implica estar casados, como las Parejas o Uniones de Hecho, con la excepción del sustantivo matrimonio que se reserva para la unión legal de sexos distintos que opte por esta formalidad.

Lo que se desea realmente es el cambio del significado socialmente aceptado del término matrimonio. Esta demanda de una minoría debe ser justamente atendida y dialogada con la mayoría, pero no mediante la manipulación emocional, aparentando que se les está violando un derecho, que están en desventaja o que la formulación socialmente aceptada les discrimina, todo falso e ideologizado.

Muy beneficioso hubiese sido que la comunidad LGTBI, en vez de luchar por ser parte de la injustificada y patriarcal estatalización del amor y la familia, hubiese luchado por derrocarla demandando que el Estado no metiera sus narices en la organización de estas más allá de la protección infantil.

Mucho bien nos hubiesen hecho a todos la comunidad LGTBI si hubiese impulsado una cultura de desprecio a esa formalización de la intimidad y hubiesen hecho una moda de la unión libre entre personas, las cuales podrían firmar un contrato entre partes ante un notario si así lo desean, incluyendo los puntos que deseen cumplir, tanto derechos, obligaciones como testamentos y repartición de propiedades sin que nadie les diga cómo deben de llevar su relación o sus propiedades.

En Cuba esta demanda, que es absolutamente inocua en clave política, será utilizada por el Gobierno para disfrazarse de moderno, de progresista y atento a las demandas de las minorías, sustituyéndose con esto un debate fundamental sobre derechos y valores básicos para tener una sociedad democrática para todos.

¿Estarán felices los LGTBI cubanos cuando puedan casarse entre ellos, pero no tengan libertad de elegir al presidente del Gobierno, hacer arte sin limitaciones políticas u organizarse independientemente?

45 thoughts on “Matrimonio homosexual, un paso en falso

  • Amigo cristiano, yo creo que es al revés, la moralidad, que surge de la ética, nación junto a la vida en sociedad, no hay vida en sociedad sin una ética mínima y o una moralidad compartida, para dividir la la carne del animal cazado o compartir la cueva, como la sociedad, tribal en su larguísimo comienzo, es previa a la religión, entonces la ética y la moralidad preceden a la religiosidad que es una construcción social muy posterior.

    Cuando se acepta que occidente tiene valores judeocristianos, algo con lo que estoy de acuerdo, hay que decir que los valores judeocristianos no nacieron del aire, no fueron creados ni por abrham, moises o jesus, sino que son evoluciones de la ética social de aquella época que fueron acogidas por dos religiones bastante minoritarias en un inicio, una de las cuales, la cristiana, se ha hecho poderosa de la mano del poder temporal, por la conveniencia de un emperador que buscaba inspiración para sus tropas.

    Como tu me preocupo mucho por la moralidad actual y creo que hay razones reales para preocuparse, la competitividad despiadada que impone el capitalismo es la mayor fuente de transtornos morales, el ganar dinero a toda costa, incluso a base de pervertir la ética es común y muy aceptado, todo el mundo sabe que muy poca gente se ha hecho rica o poderosa sin haber hecho barbaridades, sin embargo el fetichismo estúpido de la admiración a los ricos y poderosos continua sojuzgando a miles.
    Un mundo colaborativo podría enfrentar los peligros de los medios de comunicación y de toda la porquería que se transmite de forma más democrática y acertada.
    El colapso de nuestra sociedad, cada vez más posible, vendría por el desastre medioambiental causado por esta misma competitividad, la cual jugó un importante papel en su momento, pero que con la tecnología actual es muy contraproducente.

    Que decir del consumismo compulsivo de una sociedad que cada vez necesita más cosas y es cada vez mas irresponsable ante la publicidad comercial.

    El libro colapso, de jared Diamond analiza muy bien por que colapsan las civilizaciones.

    No hablo de cuba porque somos tan pocos que nuestro problema no va a acabar con el mundo, solo con nosotros jejeje

    Te recomiendo leas a Rothbar, un economista racionalista que como tal cree en la objetividad surgida de la racionalidad, estudió el tema de la ética y del derecho natural, su teoría es que hay una naturaleza humana, humana universal, que compartimos todos más allá de épocas, religiones, razas o culturas, a esta naturaleza humana solo se puede llegar mediante el análisis meticuloso y racional del comportamiento, algo muy de Tomas de Aquino por cierto, plantea entonces que el derecho y la ética debe ajustarse lo más posible a esta naturaleza humana, que es objetiva.

    Yo no sé aun si estoy de acuerdo, creo que la sociedad, la unión de todos los hombres crea un ente diferente, con una naturaleza en sí independiente a sus miembros, algo muy de Aristóteles, y esa naturaleza necesita su propia moralidad, nunca ha habido moralidad en las relaciones internacionales. Claro que quizás la solución sería acabar con los grandes gobiernos nacionales y abolir toda frontera, con eso sí estaría muy de acuerdo.

    El relativismo moral que tanto denunciaba Benedicto 16 es realmente un azote de nuestra época, pero miedo me da que cuando un Papa dice eso lo que tenga en mente, como moralidad, sea la moralidad del antiguo testamento, donde el asesinato, el robo, la agresion, el parricidio, lo obediencia acrítica, el machismo y muchas otras barbaridades son admitidas.

    Prefiero el relativismo liberal que el absolutismo religioso, cuando gente como rothbar logren desentrañar la naturaleza humana, entonces diré que eso es verdad y lo otro no.
    Lo de la pedofilia no te lo creo, supongo estés equivocado.

    Un filoso español del cual no recuerdo el nombre dijo algo así, cuando era joven y pensaba mal de los hombres, creía que estaba siendo pesimista, ahora de mayor me he dado cuenta que era optimista.

    la humanidad mejorará el día que los hombres comprendamos que somos biológicamente inferiores a las mujeres y las dejemos gobernar.

    Pídele a circles mi correo si quieres escribirme. Saludos.

  • Repatriado,
    La moralidad del mundo occidental fue fundado bajo los preceptos religiosos, luego el humanismo tomó la moralidad y desechó la religión, ahora el postmodenismo lo desaprueba todo, lo cuestiona todo y lo acepta todo.
    lo que era un escandalo hace unos años ahora es normal, lo que es un escandalo ahora en unos años será bueno. Ya en francia se abre la puerta a la pedofilia legal. Ahora le aseguro que la desadencia moral de una sociedad la llevará al colapso porque la necedad esta enlazada al corazón del hombre. Pero todavía existen personas que aunque no creen en Dios aceptan sus preceptos como buenos para el desarrollo de la sociedad.

  • Hola Cristiano, gracias a ti por tan correcta respuesta después de que yo como un imbécil me puse sarcástico, una lección que no creo que aprenda pero que de verdad te agradezco.

    No soy satánico, soy totalmente ateo, tan ateo que he tenido que dejar de acudir a mi logia masónica pues he perdido cualquier residuo teísta que antes tenía y ya no me siento cómoda jurando por el GADU.

    Lo de mi niña sí es real, es un deseo sincero.

    La argumentación en tu comentario pasado estaba basada en preceptos religiosos, yo no niego el derecho a participar públicamente desde la moral o ética religiosa, eso es un derecho, no entiendo por qué un cristiano o un judío no puede participar en la política trayendo sus convicciones, pero me tendrán siempre de frente cuando argumenten en base a cualquier libro sagrado o código religioso, pues tanto derecho tiene usted a creer en ese libro, como derecho tengo yo a ridiculizar tal cosa, que no es ridiculizarlo a usted.

    En mi escrito trataba de aportar racionalidad, mi racionalidad claro está, a este tema, pues como ya te dije estoy muy de acuerdo con que se cambie el término matrimonio y la ideología de género no me preocupa en lo más mínimo, pero que se cambie cuando haya un consenso real al respecto, no por una imposición de una minoría basado en lo que para mí es falso, que los están discriminando.

    Lo mismo me sucede con el aborto, estoy a favor del aborto legal, pero no en base a los dos argumentos más utilizados para su defensa, ambos falsos desde mi lógica, pronto espero publicar algo al respecto, y espero su comentario.
    Gracias

  • Repatriado, gracias por su comentario, lo estaba esperando. Gracias a Dios (el que usted dice que Satan venció) que no censuran en este foro y su opinion tan diferente a la mia estan una al lado de la otra.
    Sobre su primer párrafo… admiro su sinceridad a no ser que sea un sarcasmo, pero igual cada persona puede creer lo que desea. Y precisamente ese es el punto de este seudodebate nacional….
    La modificacion expuesta en el articulo 68 abre paso a la institucionalizacin de la ideologia de genero en Cuba donde se crearan los mecanismos para “poner en su lugar” (palabra de Mariela CE) a los “homofobos”… Entonces se trata de una dictadura moral. Dígame usted entonces quien es intolerante.

  • Estimado cristiano, no estoy de acuerdo con su punto de vista, defiendo su derecho a ser cristiano como mismo defiendo mi derecho a ser Satánico, antes era cristiano. Iba a ser cristiano, pero un día me di cuenta que el pecado estaba en todas partes, abundaba muchísimo más que la virtud, entonces pensé en aquello del mayor engaño del demonio, hacernos creer que no existía, ¿y si hay un engaño aun mayor? Hacernos creer que Dios SI existe, ese día lo comprendí todo estimado cristiano, fue el Gran Satán, lucifer, el hijo de la luz el que venció al Dios creador y lo echó de su lugar de poder, y es Satán quien controla el mundo, si no fuera así de verdad no comprendería por que hay tanto dolor y sufrimiento y un Dios todopoderoso que lo permite, no puedo creer que Dios sea tan malo, ¿entonces?, el Diablo es el gran señor a quien desde entonces le envío mis ruegos y a quien le soy devoto por ser el gran señor mío, y suyo también Cristiano.

    Sobre el tema del matrimonio, yo sí estoy de acuerdo que cambien el concepto, pero que se haga por vía democrática, sí estoy de acuerdo con que los gay adopten, pero solo si no hay parejas heteros de igual idoneidad demandando tal adopción pues el derecho ahí es el del niño y creo que crecer con padres de sexos diferentes es mejor, pero crecer con padres del mismo sexo es mejor que crecer institucionalizado.

    Tengo una niña de 5 años por quien ruego, a Satán por supuesto, que sea lesbiana de grande, creo honestamente que tendrá más oportunidades de encontrar una buena persona entre las mujeres que entre los hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *