Intelectuales, certezas absolutas y Revolución

Maykel Paneque

Fidel Castro y su política educativa/cultural. Foto: juventudrebelde.cu
Fidel Castro y su política cultural para Cuba. Foto: juventudrebelde.cu

HAVANA TIMES — Ayer el vecino del frente me gritó, desde su portal, que encendiera el televisor. “No puedes perderte otro acto de la Comedia Cubana”. El programa televisivo la Mesa Redonda conmemoraba, en la víspera, el 55 aniversario del encuentro de Fidel Castro con artistas y escritores en el lejano año 1961, y que luego tomó el nombre de Palabras a los intelectuales.

Ya en aquel entonces, Virgilio Piñera había levantado la mano para decir “tengo miedo, mucho miedo”, y algo de razón tenía: esas Palabras a los intelectuales, al convertirse inmediatamente en un documento impreso, iba a definir y a trazar el camino de la política cultural en el país.

¿Cómo creer que un hombre solo puede trazar la política cultural de un país entero y no fracasar en el intento? Tener la certeza absoluta de que se tiene siempre la razón ¿no es al mismo tiempo perderla? Me refiero a la razón, claro está. Es obvio inferir: la hora que duró el programa fue para que los panelistas lanzaran loas a las hazañas de esa política cultural. Ningún minuto se dedicó a explicar algunas versiones del miedo que Piñera intuyó.

“Nosotros no le prohibimos a nadie que escriba sobre el tema que prefiera. Al contrario… Nosotros apreciaremos siempre su creación a través del prisma del cristal revolucionario”. “¿Cuáles son los derechos de los escritores y de los artistas revolucionarios o no revolucionarios? Dentro de la Revolución: todo; contra la Revolución ningún derecho”. “Si alguien piensa que se le quiere eliminar; si alguien piensa que se le quiere ahogar, nosotros podremos asegurarle que está absolutamente equivocado”. Eso sí. “Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución nada”. Son algunos fragmentos de Palabras a los intelectuales.

¿De qué manera atacaba el documental PM a la Revolución? ¿Qué escribieron contra la Revolución Heberto Padilla, Antón Arrufat, César López y Abelardo Estorino, José Lezama Lima y el mismo Virgilio Piñera, por citar algunos? ¿Qué dijeron contra ella para que fueran parametrados como tantos otros y tuvieran que esperar más de una década para ver publicado nuevamente sus libros y sus obras representadas?

Hay que agregar que fueron separados de sus puestos de trabajos y colocados en otros para purgar sus culpas. Los testimonios abundan. Asombra leer sus libros y no encontrar delitos para inculpar a esos autores. No estaban tan equivocados al pensar que se les quería “ahogar” y “eliminar”. Tenían razón, y mucha, en desconfiar “del prisma del cristal revolucionario”.

No es casual la decisión de no celebrar el 45 aniversario del nefasto Primer Congreso de Educación y Cultura, hijo legítimo de Palabras a los intelectuales. Mejor silenciar el recuerdo de ese Congreso que sesionó del 23 al 30 de abril de 1971, y convocado para solucionar problemas en la esfera de la Educación y la Cultura, creó otros. El ostracismo y la parametración (marginación), para no ir más lejos.

Por supuesto, también hijas legítimas de Palabras a los intelectuales por más que aquí quieran negarle la paternidad. Hay que leerse el discurso de clausura de Fidel para entender la pesadilla en que iba a convertirse el infierno reservado para escritores y artistas a partir de ese instante. Hay que recordar, además, que mientras sesionaba el Congreso, Heberto Padilla, luego del encarcelamiento, proclamaba en la Unión de Artistas y Escritores de Cuba su autocrítica que tantos autos de fe iba a traer. Autocrítica, ya se sabe, escoltada por la farsa y el lenguaje policial.

Foto: http://mesaredonda.cubadebate.cu
Foto: http://mesaredonda.cubadebate.cu

Miguel Barnet en su intervención en la Mesa Redonda dijo ayer que el Quinquenio Gris fue producto de una mala interpretación del pensamiento de Fidel. Me desayuno ahora esa novedad.

¿Quiénes interpretaron erróneamente sus ideas? ¿Y por qué no se les detuvo a tiempo? Nuevamente asoma la absoluta certeza de tener la razón. Mejor dicho: de creer que se tiene la razón.

¿Quinquenio? Ni cinco ni diez años, fueron más, y el tono cromático incluso llegó al negro, como diría César López. Fracturó de tal manera la cultura en los años setenta que aún no se ha recuperado. Sería mucho olvidar que la censura respira en nuestros días. También su reflejo: la autocensura.

Esa sería la principal vigencia de Palabras a los intelectuales: las distintas versiones del miedo, la sensación de que una coma o la respiración de un anciano, en un escrito, puedan estar apuntado a la Revolución. El papel del censor continúa siendo muy bien remunerado en estos momentos donde se desea actualizar unas palabras que entonan como un himno siniestro: “Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución nada”.

 

7 thoughts on “Intelectuales, certezas absolutas y Revolución

  • Siempre lo he dicho: el día que en medio de un acto masivo el Comediante en Jefe o su sucesor o cualquiera de sus testaferros pronuncie unas palabras altisonantes y la masa se desternille de la risa en sus propias narices, ahí mismo se acabó la revolución.

  • Maykel excelente tu post.Te felicito, efectivamente el recuento es funesto. Coincido contigo y con la mayoría de los cubanos en que no fue un quinquenio gris, ha sido y se mantiene una política “negra” de represión a los intelectuales, pero también a la ciudadanía: la represión por tener un pensamiento libre y la libertad de expresión sigue siendo el “enemigo” número uno del gobierno. Los casos actuales del escritor Ángel Santiesteban y del director de teatro y cine Juan Carlos Cremata, son ejemplos de que la misma funesta política pervive.
    Los jóvenes periodistas del Comité de Base del periódico Vanguardia en Santa Clara, explican en una reciente carta, el hostigamiento de la Seguridad del Estado, por escribir en medios alternativos, artículos “polémicos” como en ONCUBA, y si uno revisa lo que se escribe en esa plataforma se da cuenta de la autocensura que prima en ese medio legal en Cuba.
    La subdirectora de Granma ya lo señaló en un pleno reciente de la UPEC, los jóvenes “periodistas no se hacen profesionales para escribir propaganda y publicidad” y por eso emigran a otros lugares dentro y fuera del país.

  • Es que son una especie sin igual, porque hasta para ser cínicos debe haber aunque sea una mínima dosis de coherencia que no tienen ninguno de ellos, son tan descarados que lo mismo dicen que no saben quién fué el que se inventó la umap, que ahora después de 50 años censurando a los intelectuales dicen que mal interpretaron lo que el loco quiso decir, igual fusilan a generales por tráfico de drogas que bajo las órdenes expeditas del que siempre ha mandado lo hicieron, o que después de reprimir a los homosexuales hasta quererlos exterminar, vengan tranquilamente a exhibirse con un pájaro vestido del Che con labios pintados y todo, como si esas incoherencias pudieran borrar del recuerdo del cubano, que todo el daño que han causado ha sido siempre bajo las órdenes inquebrantables de FC.

  • Por eso Dios no ha permitido que se muera la Bestia, tiene que cocinarse en su propio caldo y así lo vemos según dicen lúcido y tan horrible que me recuerda al Retrato de Dorian Grey es que todo lo malo que ha hecho esta reflejado en su horrible físico
    Al.fin nos están invadiendo los americanos por aire tierra y mar pero no con uniformes de militares sino de empresarios turistas
    jajaja vive bestia inmunda para que veas el mierdero en que se convirtió tu revolucion

  • aun hay que soportar a alguna personas que dicen que los EEUU “empujaon ” a Fidel hacia el comunismo !!!!
    Ese pensamiento horrorosamente totalitario,de quien puede ser ?? Nunca de un liberal,un humanista,no !! Egocentrismo,ansia de poder,,como todo “ista “.Si no fuera tragico,daria risa: una persona diciendole a otras lo que se puede escribir y lo que no !!!Que idea tiene sobre si mismo y acerca de su ideologia puede tener alguien que dice,norma, que se puede decir y que no !!Pero eso ha continuado y hoy,si alguien quiere decir algo discrepante en un blog “revolucionario” solo encuentra censura.Que mal Proyecto que no puede discutir sus ideas,solo reprimirlas.

  • asi que fue “la mala interpretacion del pensamiento de quien tu sabes” y ese mismo que lo interpretaron mal no fue capaz de explicarle a los malinterpretados que la cosa no era como ellos pensaban? descarados es lo que han sido desde el principio, una partida de represores que siempre han usado a un monto de tontos utiles para que hagan el trabajo sucio de tener a una sociedad amordazada, al punto que la han llevado al fracaso total y a ser su feudo personal, una gran Biran.

  • Fidel siempre le tuvo mucho miedo a las ideas, a los intelectuales, a los chistes de pepito… por eso cacareaba que los americanos iban a invadir cuba que querían matar al pueblo que teníamos que estar preparados, que la guerra vendría que iba a haber guerra, que era inminente un ataque militar, eso le hubiese encantado a Fidel, a eso nunca le tuvo miedo porque sabía que no sucedería… el verdadero miedo del gobierno cubano es el chiste, la burla, lo jocoso, el pensador, el intelectual, la idea nueva, la información, los pensamientos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *