El diálogo intergubernamental Cuba-USA y la suerte de Assata Shakur y Nehanda Abiodun

Por Gabriela Radfar

Nehanda Abiondun
Nehanda Abiondun.  Foto: flikr.com

HAVANA TIMES — El pasado fin de semana, la TV cubana emitió declaraciones de Josefina Vidal (negociadora principal del Gobierno de Cuba en el diálogo con la Secretaría de Estado de EEUU) donde la diplomática dijo que las autoridades cubanas -por propia iniciativa independiente y sin que mediaran al respecto acuerdos con sus contrapartes norteamericanas- devolverían a EEUU a personas que se encuentran en Cuba y son buscadas por entidades policiales del país norteño.

Enseguida recordé el caso de Assata Shakur y Nehanda Abiodun, dos afro-norteamericanas que residen en Cuba bajo el estatus de asiladas políticas.

En diciembre, cuando –al producirse las declaraciones presidenciales sobre el comienzo de la normalización de relaciones entre los dos gobiernos- periodistas de EEUU le preguntaron a Josefina Vidal sobre si Cuba devolvería a Assata a Norteamérica, la respuesta fue rotundamente negativa.

Además de haber obtenido Assata asilo político –institución respaldada en la constitución cubana-, Vidal alegó la no existencia de tratado de extradición entre ambos países.

Hoy, dadas las recientes declaraciones de la funcionaria, convendría conocer más sobre si existe disposición de la parte cubana de entregar a las afro-norteamericanas refugiadas, o si éstas recibieron garantías en cuanto a su estatus protegido y la posibilidad de permanecer con seguridad en la Isla.
Assata Shakur (nacida con el nombre de Joanne Deborah Byron Chesimard el 16 de julio de 1947 en la ciudad de Nueva York) fue militante del Partido Pantera Negra y del Ejército por la Liberación Negra (Black Liberation Army).

Las autoridades de EEUU alegan que el 2 de mayo de 1973 Assata abrió fuego contra agentes policiales de New Jersey que habían detenido el auto donde viajaba, provocando la muerte del policía Werner Foerster y de su compañero activista Zayd Shakur, en tanto la propia Assata Shakur y otro agente resultaron heridos.

Assata Shakur
Assata Shakur.  Foto: youtube.com

En 1979, Assata Shakur escapó de la prisión de máxima seguridad de Hunterdon County y vivió como fugitiva hasta 1984, cuando viajó a Cuba, donde le fue otorgado el asilo político.

En 1998, el congreso de Estados Unidos solicitó, de manera unánime, a Cuba la extradición de Joanne Chesimard. Muchos congresistas negros explicaron después que estaban contra la extradición, pero que no reconocieron el nombre cuando fue propuesta la resolución. El 2 de mayo de 2005 su nombre fue agregado a la Lista de Terroristas del FBI, con una recompensa de un millón de dólares por ayudar en su captura.

Cuando en 2006 visité la Oficina de Intereses de EEUU en Cuba (SINA) para solicitar una visa, vi que tenían en la sala de espera un gran cartel con fotos de Assata Shakur, solicitando colaboración para su captura en Cuba, y la cifra de la recompensa: $ 1.000.000 USD. En fecha más reciente (2012), el cartel ya no estaba. Sin embargo, según declaraciones más recientes del FBI y la policía de New Jersey, la recompensa actual se elevó a dos millones, encontrándose el nombre de la Shakur en la lista federal de terroristas más buscados (Most Wanted Terrorist List).

Assata tiene una hija, y es la madrina del famoso rapero Tupac Shakur.

Nehanda Isoke Abiodun (nacida como Cheri Dalton en 1950) es activista afro-norteamericana que se considera ciudadana de la República de Nueva África (movimiento social que pretende crear un Estado independiente para afrodescendientes en parte del territorio actual de EEUU). Autoridades de EEUU la acusan de haber ayudado en el escape de Assata Shakur de la prisión, así como de una serie de robos.

Nehanda Abiodun vive en Cuba desde la década de 1990, y es conocida aquí como “Nehanda Shakur” debido a su relación con Assata y la familia Shakur.

A diferencia de Assata –cuyo paradero se desconoce, pues se considera lugar muy reservado debido a la campaña policial de EEUU para lograr su captura-, Nehanda ha promovido desde su casa a partir de los ´90 una serie de acciones de promoción para estimular la creación en Cuba de un movimiento por la conciencia negra y afrodescendiente. Su hogar ha sido un centro de gestación de proyectos culturales y socio-políticos, así como una de las plataformas para los primeros encuentros del Hip-Hop cubano y la realización de debates sobre temas contemporáneos y la afro-historia, con participación de activistas y artistas como el grupo de rap cubano Anónimo Consejo.

Mientras para el actual gobierno de EEUU se trata de terroristas y criminales, para muchas personas en Cuba, Assata Shakur y Nehanda Abiodun son combatientes por la resistencia negra, por lo cual sería importante saber si su devolución a EEUU es o no considerada factible en el marco del actual diálogo.


7 thoughts on “El diálogo intergubernamental Cuba-USA y la suerte de Assata Shakur y Nehanda Abiodun

  • el 3 febrero, 2015 a las 2:53 pm
    Permalink

    ….lo dicho …el internet es un importante medio de educacion y desarrollo de la cultura general cuando no se usa solo para perder el tiempo…

  • el 3 febrero, 2015 a las 12:37 pm
    Permalink

    Yo tampoco.

    Gracias por el link Julio.

  • el 2 febrero, 2015 a las 7:30 pm
    Permalink

    Interesantísimo lo de Liberia, gracias. No sabía el origen de ese país.

  • el 1 febrero, 2015 a las 8:41 pm
    Permalink

    Muchacha, pa’Africa ni para coger impulso!, de Africa solo se acuerdan cuando hay necesidad de hacer el papel de victima con lo del racismo, de lo contrario, mientras menos africano mejor.

    El que lo hagan en Estados Unidos que es su país y hay democracia ok, pero que se les permita ese lujo en Cuba da vergüenza.

  • el 1 febrero, 2015 a las 6:49 pm
    Permalink

    Coño ¿por que no hacen la República de la Nueva África en África, asi, de paso, no joden a Cuba.

    Muy de acuerdo con que las deporten, que clases de lacras le gusta a recoger a los comunistas estos. Me imagino que ya Raúl habrá dado el numero de cuenta a donde poner los dos melones.

    En Cuba no se puede organizar nada ni siquiera para defender a los perros sarnosos y estas prófugas tenían la posibilidad de impulsar un movimiento de interés racial.

  • el 1 febrero, 2015 a las 6:14 pm
    Permalink

    Eso no lo deciden “muchas personas en Cuba”, sino un juez en una corte. Están acusadas y deben provbar su inocencia ante las leyes, como está establecido. No se puede tapar el sol con un dedo. Estas personas hoy por hoy tienen aseguradas más garantúias procesales que cualquyier disidente cubano ante la ley castrista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *