Ajuste catapulta violentas protestas en Grecia

Por Corresponsales * – IPS/Al Jazeera

HAVANA TIMES 21 oct. (IPS) — Miles de manifestantes, furiosos por las medidas de austeridad del gobierno de Grecia, se concentraron fuera del parlamento en el segundo día de huelga general y de protestas masivas.

El malestar se catapultó con la aprobación este jueves 20 de una ley de austeridad que recortará los salarios y aumentará los impuestos.

Los manifestantes comenzaron a reunirse a primera hora en la plaza Syntagma de Atenas, cerca de la sede del Congreso legislativo y un sindicato respaldado por el Partido Comunista anunció que se rodearía el edificio para evitar el ingreso de los representantes.

Los 154 diputados del gobernante Partido Socialista votaron el miércoles a favor de las medidas de austeridad, las que fueron revisadas este jueves, cuando se terminó de aprobar algunos artículos específicos.

La iniciativa era considerada fundamental por las autoridades para recibir otro rescate y evitar el cese de pagos.

Los manifestantes arrojaron piedras y bombas incendiarias contra la policía frente al parlamento el miércoles, mientras decenas de miles de personas se concentraban el primer día, de los dos de huelga general.

Una multitud molesta se aventuró por una escalinata de la propia sede parlamentaria e incendió una caseta ocupada por una guardia ceremonial del sepulcro del soldado desconocido.

La policía respondió con gases lacrimógenos en un intento de calmar el enorme malestar que crecía en la plaza Syntagma, punto de concentración de los manifestantes.

Más de 7.000 policías fueron desplegados en la ciudad previendo excesos, además de cientos de oficiales antidisturbios apostados cerca del parlamento.

“Madre de todas las huelgas”

Los dos días de paralización fueron descriptos como la “madre de todas las huelgas” pues afectó todos los aspectos de la vida pública, informó Andrew Simmons, periodista del canal de noticias en árabe Al Jazeera.

“Los manifestantes querían que fuera su día y propagar el mensaje de ‘no más recortes salvajes'”, señaló.

“Pero la movilización se vio afectada por una minoría violenta de no más de 200 personas que querían enfrentarse con la policía”, añadió.

Hubo varios heridos, principalmente con quemaduras menores y cortes en la cabeza, así como fuertes enfrentamientos lejos de la concentración masiva, que reunió a más de 100.000 personas, según estimaciones de la policía.

“El clima era de gran malestar, pese a una minoría que pretendió enfrentarse con la policía antidisturbios. Pero también había una enorme frustración de quienes querían expresarse encima de los gases lacrimógenos”, indicó Simmons.

El gobierno se mostró renuente a continuar con el diálogo con los sindicatos para discutir alternativas para promover el crecimiento.

“En cambio, llama a la unidad arguyendo que no hay otra solución más que hacer lo que hay que hacer para obtener el segundo paquete de rescate”, añadió.

“¿A quién tratan de engañar?”

Los donantes internacionales exigen recortes al sector público, a las jubilaciones y despidos masivos a cambio de fondos para evitar el cese de pagos.

La última huelga dejó oficinas estatales, empresas privadas y servicios públicos sin funcionar así como comercios y panaderías, mientras que los vuelos y el transporte público fueron cancelados o se vieron perturbados.

“¿A quién tratan de engañar? No nos van salvar. Con estas medidas los pobres serán más pobres y los ricos más ricos. Así que digo, ‘no, gracias, no quiero su rescate'”, señaló el funcionario público Akis Papadopoulos, de 50 años.

También se registraron enfrentamientos que perjudicaron la movilización en la isla de Creta, donde más de 20.000 personas se reunieron para protestar contra el proyecto de ley, al igual que en las ciudades de Thessaloniki, Volos, Lamia y Patras, indicó la policía.

La protesta del miércoles coincidió con el esfuerzo de líderes de la Unión Europea de llegar a tiempo con la aprobación de un nuevo paquete de rescate para la cumbre del domingo, cuando esperan aprobar medidas de protección al sistema financiero del bloque ante la posibilidad de que Grecia caiga en cesación de pagos.

“Estamos en una lucha agonizante, pero necesaria para evitar lo peor y más duro de la crisis”, dijo el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, al parlamento.

“De ahora y hasta el domingo estamos peleando la madre de todas las batallas”, apuntó.

Con la profunda recesión que aqueja al país por tercer año consecutivo y ahogado por la deuda pública que asciende a 162 por ciento del producto interno bruto, que muy pocos creen que se pueda pagar, Grecia se hundió en una profunda crisis económica.

Los sindicatos urgieron a los diputados, sin éxito, a no aprobar la ley. “Si les queda algo de humanidad, decencia, orgullo y de alma de griegos deben rechazar el proyecto”, señaló Nikos Kioutsoukis, representante del sindicato de trabajadores privados GSEE y líder de la protestas, junto con su contraparte del sector público ADEDY.

“Los funcionarios civiles perderán 15 por ciento de su salario, 30.000 más serán suspendidos con un pago parcial, 10.000 más de los previstos al principio”, indicó Simmons.

“Recibirán 60 por ciento de su salario por un año, esperando que en ese plazo consigan un nuevo trabajo, y se terminarán todos los contratos temporales del Estado”, añadió el periodista.

* Publicado en acuerdo con Al Jazeera.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *