Gob. Colombia y FARC anuncian primer acuerdo en el diálogo de paz

Por Isaac Risco

Declaración conjunta de los negociadores del gobierno de Colombia e integrantes de las Fuerzas Armadas de Colombia Ejército del Pueblo ( FARC - EP),sobre el primer punto de la Agenda ,tema agrario .De Izquierda a derecha :Pablo Catatumbo , Iván Márquez, Dag Nylander, Carlos Fernández de Cossio, Humberto de La Calle y Sergio Jaramillo, en la Sala No. 3, Palacio de Convenciones en La Habana, Cuba. 26de mayo de 2013
Declaración conjunta de los negociadores del gobierno de Colombia e integrantes de las FARC, sobre el primer punto de la Agenda, tema agrario. De Izquierda a derecha: Pablo Catatumbo, Iván Márquez, Dag Nylander, Carlos Fernández de Cossio, Humberto de La Calle y Sergio Jaramillo, en la Sala No. 3, Palacio de Convenciones en La Habana, Cuba. 26 de mayo de 2013

HAVANA TIMES — (dpa) Primer acuerdo en el proceso de paz colombiano: el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC anunciaron el domingo en Cuba que cerraron con éxito el primer punto de la agenda de paz, referido al tema rural, después de medio año de negociaciones.

“Hemos llegado a un acuerdo sobre el primer punto de la agenda”, anunciaron el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana en un comunicado conjunto. El acuerdo prevé varias reformas que llevará a “transformaciones radicales” en el campo colombiano, aseguró el texto.

En una primera reacción, Santos celebró el anuncio desde Bogotá: “Celebramos, de veras, este paso fundamental en La Habana hacia un pleno acuerdo para poner fin a medio siglo de conflicto. Continuaremos con el proceso con prudencia y responsabilidad”, escribió el mandatario en su Twitter.

Ambas delegaciones de paz estaban trabadas desde hace meses en el tema rural, considerado una de las cuestiones claves para la solución del conflicto. En las últimas semanas habían crecido en Colombia las expectativas respecto de los primeros resultados del diálogo, más de seis meses después de que empezara el proceso.

Ambas partes pasarán ahora a debatir el segundo punto de la agenda, la participación política, a partir del 11 de junio.

Poco después del anuncio conjunto hecho hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana, sin embargo, salieron a relucir primeras diferencias en la apreciación de ambas partes.

El jefe negociador de la guerrilla, Luciano Marín (alias “Iván Márquez”), habló de “salvedades puntuales” en el acuerdo cerrado hoy.

“Hemos avanzado en la construcción de un acuerdo, con salvedades puntuales, que necesariamente tendrán que ser retomadas antes de la concreción de un acuerdo final”, advirtió.

El número dos de las FARC no dio detalles sobre las diferencias existentes. La guerrilla ha exigido en varias ocasiones medidas contra la actividad en Colombia de multinacionales de los sectores minero y energético, así como mayores derechos para las comunidades rurales.

El gobierno, por su parte, aseguró que el acuerdo implica profundas transformaciones rurales en el país sudamericano.

“Puedo afirmar con certeza que lo acordado en el tema agrario permite transformar de forma radical la realidad rural de Colombia”, dijo el líder de la delegación del gobierno, Humberto de la Calle.

El acuerdo “está centrado en la gente, el pequeño productor, el acceso y distribución de tierras, la lucha contra la pobreza, el estímulo a la producción agropecuaria y la reactivación de la economía en el campo”, señaló también el comunicado conjunto.

Además, los acuerdos “tienen en cuenta a los desplazados y los que han sufrido el despojo”, agregó De la Calle. El ex vicepresidente colombiano aseguró también que habrá una jurisdicción agraria para proteger los derechos de propiedad en el campo, una de las principales metas del gobierno.

El Ejecutivo colombiano presionaba desde hacía varias semanas para conseguir avances en el diálogo de paz. Recientemente, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, subrayó que las negociaciones no “pueden pasar de 2013”.

El presidente ya había hablado con anterioridad de un plazo de un año para las negociaciones con las FARC, abiertas en octubre de 2012 en Oslo.

Además del tema agrario, la agenda del diálogo prevé otros cuatro puntos para las conversaciones, que incluyen el desarme de los rebeldes y garantías para la participación política de los miembros de las FARC, entre otros.

Ambas partes subrayaron por otro lado que el acuerdo sobre el tema rural anunciado hoy será definitivo sólo cuando se hayan cerrado con éxito todos los puntos de la agenda. “No hay aplicación parcial de los acuerdos”, enfatizó De la Calle.

Según los detalles del comunicado conjunto, las partes llegaron a acuerdos en seis puntos referentes al tema agrario. Además del acceso y uso de tierras improductivas, el pacto incluye programas de desarrollo rural e infraestructura de tierras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *