Museos de mi ciudad, Santiago de Cuba

Fotoreportaje por Janis Hernandez

Museo de Ciencias Naturales

HAVANA TIMES, 31 ene — La Oficina de Patrimonio de Santiago de Cuba, es una de la más prolíficas del país, ya que ha trabajado durante muchos años en la creación y preservación de espacios para conservar el conjunto de bienes materiales, espirituales y culturales vinculados a grupos sociales, clases o personas en diferentes periodos de la historia del país.

Los museos (Del lat. Museum) son edificios o locales donde se guardan y exponen obras de arte o colecciones de objetos de justo reconocimiento. Estas instituciones, abiertas al público, sin fines de lucro, adquieren, atesoran, estudian y exponen bienes que ilustran la actividad humana o los que son trascendentales y significativos por su valor cultural para el pueblo, la ciudad o la patria, y también los adquiridos de excavaciones arqueológicas o colecciones de arte importantes de otras culturas o civilizaciones.

Mi ciudad cuenta con un gran número de museos con disímiles temáticas. He querido mostrarles en esta selección los valores patrimoniales de mi ciudad natal llena de historia y con características muy específicas.

Lamentablemente no se permite hacer fotos en los interiores y opté, entonces, por exponer solo sus fachadas.  Por otro lado unos se encuentran ahora mismo en estado de reparación y determinadas vistas panorámicas no son las más felices. De todas formas espero que los amigos del sitio puedan, a través de este fotoreportaje, conocer algunos de estos sitios.

El Museo de Ciencias Naturales Tomas Romay, ubicado en el majestuoso edificio donde radicó la Academia de Ciencias de la ciudad, exhibe valiosas piezas arqueológicas, salas de Botánica, Biología, Astronomía, como también fósiles de animales prehistóricos, esqueletos de curiosos faunos y un Planetario que clasifica como una de sus principales atracciones.

Museo 26-7

El Museo Municipal Emilio Bacardí Moreaux, fundado por este singular personaje y al que, gracias a su paciente entrega, se debe hoy la existencia de objetos de valor excepcionales, como las pertenencias de los generales orientales de las gestas libertarias, de José Martí, Carlos Manuel de Céspedes y muchos otros patriotas. Uno sus mayores encantos es, sin dudas, la momia traída por  él desde Egipto para su exposición en la institución. Atesora, además, una colección de pinturas europeas procedentes del Museo del Prado, en Madrid, y obras de famosos pintores cubanos.

El Museo Casa Natal de José María Heredia y Heredia, situado en la calle que tomó su mismo nombre, muestra objetos que pertenecieron a nuestro primer poeta nacional, creador de una obra poética y literaria importantísima, en la que destaca su conocida Oda al Niágara.

El Museo Histórico 26 de julio, en la posta 3 del antiguo cuartel Moncada, que fue asaltado por un grupo de jóvenes en el 1953 y dio inicio a las luchas revolucionarias para derrocar al tirano Batista. O el Museo Abel Santamaría, en el antiguo Hospital Civil, donde está la sala donde  se le celebró el juicio a Fidel Castro, cuya autodefensa se conoce como el alegato de La historia me absolverá.

Otros muy curiosos como el Museo del Ron, donde se exhibe el alambique de la fábrica de ron Bacardí. O el Museo del Carnaval o el de Ambiente histórico y Artes decorativas, que fue la casa de Diego Velázquez, el primer gobernador español de la villa, son entre otro mi propuesta.

 

Click on the thumbnails below to view all the photos in this gallery

3 thoughts on “Museos de mi ciudad, Santiago de Cuba

  • Hola José,

    No estoy de acuerdo contigo cuando mezclas cultura con política, creo que la creación de museos es muy importante para el conocimiento del pueblo, en fin de cuenta un mercado se puede hacer en cualquier sitio, además difiero cuando dices que nunca entraste a ver las tonterías del sitio. En un museo nunca hay tonterías, hay un estudio realizado y el trabajo de personas, yo soy Historiadora del Arte y se muy bien todo lo que implica desarrollar un museo, además desde mi experiencia personal te digo que te perdiste una muestra interesante, cuando era niña disfrutaba mucho visitarlo ver las disímeles especies y poder ver el planetario.
    Ahora bien para la fotoreportera Janis Hernandez, me parece muy bien tu trabajo en la fotografía pero te faltó información en tu artículo, es muy importante mencionar que el Museo Bacardí, fue el primero de la Isla de Cuba, y realmente lo más interesante no es su momia, ni los objetos de la lucha independentista. Al museo de Ambiente Histórico Colonial Cubano lo pasas por arriba y no se puede olvidar que es la casa más antigua de Cuba. En fin no me seguiré extendiendo porque es solo un humilde comentario.

  • En el Museo “Emilio Bacardí” , muchas cosa que estaban en el no las ví luego de la remodelación en la década de los 70, cosas que recuerdo de niño porque me gustaba ir a ver cuando salía de la escuela, no fuí más después de esa remodelación. Si repusieron las obras como dice el artículo, entonces obvio lo anteriormente expresado.

  • No hay nada de malo en una ciudad de casi medio millón de personas existan Museos, los mismos aumentan el acervo cultural de sus habitantes pero donde se encuentra la Academia de Ciencias, el “Museo Tomás Romay” era el antiguo Mercado Vidal de la Ciudad de Santiago de Cuba, un lugar donde se concentraba todo tipo de negocios, ventas de vegetales, viandas, huevos, carnicerías, pollos, fondas de comidas, venta de hielos, artículos de santería, tiendas de víveres, peleterías y mucho más, era un entrar y salir próspero en la Cuba capitalista que el cubano con su ingeniosidad sobrevivía, el régimen Castro-comunista en su afán de desaparecer todo vestigio de esa época lo convirtió en lo que es hoy día, un lugar que en los años que me tocó vivir en Cuba jamás entré a ver las “tonterías” que ahí se exhiben, al igual que al Museo Emilio Bacardí que le quitaron su verdadera esencia para convertirlo en uno que muestra solamente sus interéses, ese Museo tenía muchas obras de artes y riquezas que desaparecieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *