Iglesia del Espíritu Santo de La Habana (+29 Fotos)

Fotorreportaje por Irina Pino

HAVANA TIMES – Hace poco estuve haciendo fotorreportajes en La Habana Vieja, y reclamó mi atención la Iglesia del Espíritu Santo, ubicada en las esquinas de Cuba y Acosta. 

Pasaba por allí con frecuencia, pero veía sus puertas cerradas. Me sentía frustrada, estaba intrigaba, quería conocerla. Entonces pregunté a unos vecinos. Me dijeron que tenía varios horarios.

Finalmente, una tarde pude entrar. Me sorprendió la sobriedad del recinto, las naves, separadas por grandes arcos. Esta joya de la arquitectura religiosa ostenta una mezcla de estilos arquitectónicos, desde el árabe al neoclásico, con predominio del gótico.

Buscando información, leí que se le han hecho varias renovaciones entre los siglos XVlll y XIX, ya que al principio solo contaba con una nave (uninave), posteriormente se le fue agregando más espacio interior y exterior.

Es el templo más antiguo de la Habana colonial, en 1638 el obispo Jerónimo Valdés, mandó a construirla por una ermita muy pobre que habían erigido los esclavos libres para su santo: el divino Paráclito (Espíritu Santo en la teología cristiana).

Este mismo obispo impulsó numerosas obras de carácter público, entre ellas, una casa de beneficencia en 1695, por lo que todos los amparados adquirieron el apellido Valdés.

Fue la segunda iglesia parroquial de la Villa San Cristóbal de La Habana. En 1772 se estableció su derecho como refugio a los que huían por problemas con la justicia.

Abundan los datos curiosos de la historia de esta iglesia, en sus altares hay cuadros originales del religioso Nicolás de la Escalera. Y el gran óleo de Arístides Hernández, El entierro de Cristo.

Igualmente, posee sus criptas funerarias, en una de ellas descansa el propio obispo Jerónimo Valdés.

Vea más galerías de fotos aquí.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.