La corrupción en ríos revueltos

Fernando Ravsberg*   

Pescadoresen el malecón de La Habana.  Foto: Raquel Pérez
Pescadores en el malecón de La Habana. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — Cuba acaba de clasificar entre los 5 países menos corruptos de América Latina, solo por detrás de Uruguay, Chile, Puerto Rico y Costa Rica, según se desprende del Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de la ONG alemana Transparencia Internacional.

Sin embargo, a pesar de esa percepción el tema parece a preocupar a los cubanos. La prensa nacional sigue con la política editorial del avestruz pero las imágenes de los corruptos pasan, casi clandestinamente, de mano en mano en memorias flash.

La Contraloría General de la República audita incansablemente cada empresa del país en busca de rastros que muestren la actividad de dirigentes corruptos o de jefes incapaces, los que normalmente se retroalimentan en su tarea de vaciar las arcas de la nación.

Ahora los ciudadanos quieren hacer su aporte en esa batalla, dos blogueros, pertenecientes a muy diferentes generaciones de cubanos, le recomiendan a las autoridades que no busquen solo en las empresas y revisen el patrimonio de los cuadros de dirección.

Roberto Peralo, de La Joven Cuba se pregunta si “¿Será tan difícil de identificar a los funcionarios corruptos?” y recomienda al gobierno “que en vez de auditar los estados financieros de las empresas auditen el nivel de vida de nuestros funcionarios”.

Dice que “el procedimiento es fácil”, y propone que se haga un balance de su patrimonio con los gastos para compararlo con su salario. Además insta a que “también hagan un análisis de dónde se encuentran trabajando sus familiares más cercanos”.

El centro comercial de Carlos III en La Habana era el eje de una trama de corrupción gigantesca. Foto: Raquel Pérez
El centro comercial de Carlos III en La Habana era el eje de una trama de corrupción gigantesca. Foto: Raquel Pérez

Lo interesante es que Noel Manzanares, un destacado intelectual que pertenece a otra generación y se caracteriza por sus posiciones de apoyo a la revolución, concuerda con la propuesta de que se audite el nivel de vida de los funcionarios y de sus familiares.

Si el gobierno quería que la población participe en la lucha contra la corrupción ya ha logrado que aporten ideas, ahora solo hace falta ponerlas en práctica porque la gente común no tiene poder para promulgar leyes que transparenten las finanzas de los dirigentes.

¿Se puede detectar la corrupción?

Realmente lo recomendado por Roberto y Noel podría ser el camino más directo hacia la detección de los corruptos porque a muchos de ellos les gusta ostentar su “éxito”, hacen grandes fiestas, comen en restaurantes caros, compran carros, cambian de casa y pasan vacaciones de 5 estrellas.

Uno de los dirigentes corruptos tenía alquilado de forma permanente un automóvil de turismo que cuesta alrededor de U$D 1500 al mes. O sea que se gastaba públicamente $ 36000 mensuales cuando tenía un salario de $ 600, eso sí que es multiplicar panes y peces.

Lo alquilaba en una empresa estatal y se hospedaba en hoteles turísticos caros y del Estado cubano, registrándose con su nombre y apellido. Todos en su barrio sabían en que trabajaba y cuál era su nivel de vida, ¿Cómo pudo pasar desapercibido durante tanto tiempo?.

La respuesta es sencilla, la gente no sabe si son privilegios que le tocan por el cargo o por el robo. La única forma de disipar esas dudas es que todos los dirigentes cubanos hagan de conocimiento público sus finanzas, su nivel de vida, su patrimonio y el de sus familiares.

Además de la recomendación de Noel y Roberto, el Estado podría dar a conocer las prebendas que le otorga el cargo a un cuadro dirigente para que la sociedad sepa que es legal. Por ejemplo, que todos utilicen su nombre cuando se hospedan en hoteles turísticos.

La corrupción afecta a todos los cubanos porque mientras los funcionarios de Servicios Comunales se embolsan decenas de miles de dólares no hay dinero para recoger la basura. Foto: Raquel Pérez
La corrupción afecta a todos los cubanos porque mientras los funcionarios de Servicios Comunales se embolsan decenas de miles de dólares no hay dinero para recoger la basura. Foto: Raquel Pérez

Aunque la prensa no informe, es inútil pretender esconder ciertos beneficios porque el carpetero después de registrar la entrada en el hotel se lo comentará a la camarera y esta lo hablará con el que limpia las habitaciones y todos ellos con sus familiares y vecinos.

Esconder las prebendas legales que tienen los altos cargos solo sirve para crear el ambiente propicio a los corruptos porque al final en medio de la opacidad que provoca el secretismo nadie sabe a ciencia cierta a quien le corresponde y quien se lo está robando.

El gobierno pidió el apoyo del pueblo pero cómo podría ayudar un ciudadano en la lucha contra la corrupción en medio de una oscuridad en la que no se distingue quien es quien. Roberto y Noel proponen una solución un tanto molesta pero muy efectiva.

Me decía un político latinoamericano, especializado en el tema, que todos estamos de acuerdo con la transparencia si se trata de los demás pero cuando nos toca desnudarnos a nosotros nos empieza a parecer un estriptis demasiado incómodo.

Sin embargo, no hay otro camino. La transparencia visibiliza la corrupción, lo cual la convierte en un sólido cimiento para construir una sociedad más virtuosa. Mientras no se avance en ese sentido, el rio revuelto seguirá dando ganancias a los bandidos de cuello blanco.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.


6 thoughts on “La corrupción en ríos revueltos

  • el 30 diciembre, 2013 a las 3:20 pm
    Permalink

    Jagger , cuando el gobierno en cuba pide ayuda para acabar con la corrupcion, no es mas que un juego tactico ,para hacer creer al resto de la poblacion que tiene algo de poder; pero es parte de un juego donde una parte de la poblacion denuncia a la otra y la elite observa desde el palco real. Hay que darle algo a las hienas de vez en cuando. En Cuba no existen poderes paralelos al gobierno, ni poderes de abajo hacia arriba, todos los poderes son hacia abajo e increiblemente lo ejercen de una manera muy facil, teniendo el poder y el control de la moral; si en la vida practica tu tienes que violar la moral para poder vivir , sobrevives ;pero quedas desmoralizado, y eso te hace vulnerable y el temor te hace obediente . No te hablo de ideologia ; porque hay gente que piensa que cuba es un pais comunista ; pero en un pais comunista todo el poder debiera ser de los sindicatos , guildas , gremios o coperativas , y en cuba los trabajadores no tienen ningun tipo de poder o censura sobre la economia o la politica.

  • el 30 diciembre, 2013 a las 9:31 am
    Permalink

    Los ilusos como el Noel Manzanares Blanco, y quizás Roberto Peralo, ingenuos o intencionales, esperan que los “altos mandos” que tanto respetan, admiran y los creen ejemplos pongan en práctica algo que es común hasta en los EEUU donde cada elegido para cargo público tiene que hacer una declaratoria confirmable e investigable de su patrimonio antes de asumir el cargo y está bajo constante vigilancia por el Fisco, y aún así el fraude y el soborno engorda sus arcas. Pero en Cuba, eso es impracticable porque tendría que ser aplicado en primer lugar a los más altos dirigentes y luego de ahí hacia abajo y eso ellos, que viven detrás de cercas con tapias muy altas para que nadie vea su nivel de vida en los barrios que otrora pertenecieron a la alta burgesía, y aducen razones de seguridad para ellos, NUNCA LO VAN A PERMITIR, tenga el costo que tenga. Si no, cómo justificar el nivel de vida de ellos, sus hijos, nueras, nietos?
    Cómo entonces uno de sus descendientes o ellos mismos va a a ganar una Copa de Golf VIP Montecristo en Varadero o alojarse en hoteles 5 Estrellas de Cayo Largo o Varadero “todo incluido”, como el Playa Pesquero de Gaviota con todos los gastos pagados?

  • el 7 diciembre, 2013 a las 2:45 pm
    Permalink

    No entiendo quien y como llego a la coclusion de Baja corrupcion en Cuba . En una economia de Mercado ,el capitalista toma 10 dolares y lo ingresa en la economia y produce 15 (es un ejemplo) , de esos 5 de ganancias da 2 como impuesto al govierno y los politicos corruptos toman una parte de esos 2 para si; pero el capitalista ademas de ganancias ,obtiene sus 10 dolares de vuelta para seguir produciendo y con la ganancia equilibra la inflacion , puede ampliar la produccion y otras cosas mas. En la economia de Cuba , el estado planifica 10 dolares para producir , el que asigna el recurso toma 1 para beneficio directo o indirecto, (casa de descanso,viajes compras). El que recibe los recursos en la fabrica toma 1 tambien, los trabajadores se roban otro mas , la empresa transportista y la que vende el producto tambien se llevan lo suyo. y asi en toda la cadena de produccion. Resultado , se asignan 10 , solo 6 generan ganancia (al 50% como en el ejemplo anterior) seria 9 dolares el resultado total de la economia . Como la corrupcion es en todas las esferas de la economia y la politica , la economia entonces es decreciente. Ahora los que hicieron la encuesta , que vuelvan a sacar cuenta .

  • el 6 diciembre, 2013 a las 9:30 am
    Permalink

    no pancho…… no le des mas vueltas al olmo……. es el sistema que no sirve….

  • el 6 diciembre, 2013 a las 5:34 am
    Permalink

    Hasta hoy no hemos visto a Controloria General de la República actuar contra la corrupción de alto vuelo, como es posible que los hijos de altos funcionarios del Estado jueguen Golf en Instalaciones de 5 Estrellas y hasta lleguen a obtener títulos de campeones, vacaciones en esos mismos hoteles donde se hospedaba ese pequeño delincuente de comunales, estos hijos de papa son fan a los autos HUMMER y Mercedes y viajan al extranjero con su novias y familias. Eso de la transparencia debe quedar bien claro si sera para todos o solo para la plebe, ¿Que hay con los dioses del Olimpo revolucionario y sus hijos? ¿ Va la Sra Gladys Vegerano Contralora de la República a pedirles que transparenten sus bienes. y que declaren como los obtuvieron?

  • el 5 diciembre, 2013 a las 8:31 pm
    Permalink

    Sencillamente: el pueblo no puede seguir permitiendo que le roben lo que le pertenece solo al pueblo. Todo el mundo sabe que en Coppelia te venden bolas de helado huecas. Te la venden los trabajadores, que participan del robo en común acuerdo con los dirigentes. Al Estado le entregan el dinero que le tienen que entregar, o sea que al poder no le roban nada; se lo roban a la pobre gente que está pasando trabajo. Pues bien, ¿por qué la gente permite que le vendan bolas huecas? ¿Por qué la gente permite que le preparen tortillas infladas con agua? ¿Por qué la gente permite que el repartidor a domicilio de la carne de dieta pase primero por su casa a cortar trozos y a meterlos en su congelador? Será que el robo ya es parte de la cultura nacional. Ladrón que le roba a ladrón tiene 100 años de perdón, y en un país de ladrones, todos van al Cielo. Pues bien, para que la cosa se arregle, tendrán que mandar a unos cuantos al infierno, y bien mandados. Si se empieza por arriba, mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *