México acelera la importación de médicos cubanos

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social anuncia la llegada de otros 123 sanitarios tras una reunión en La Habana con Miguel Díaz-Canel

Por 14ymedio/EFE

HAVANA TIMES -“Fortalecer la cooperación sanitaria entre ambos países”. Con esas palabras definió México en un comunicado el objetivo de la reunión que sostuvo en La Habana entre el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, y el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel.

En el texto no hay novedades, más allá de informar de la llegada, en los próximos días, de otros 123 médicos cubanos con especialidad en medicina familiar, que se sumarán a los 806 que ya trabajan en el sector público de salud en México (el comunicado dice que hay 768). La pretensión, insisten, es importar en el país norteamericano hasta 1.200 sanitarios de la Isla en lo que queda de sexenio.

Los trabajadores sanitarios de la Isla se incorporarán al IMSS-Bienestar, un sistema creado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para atender a personas sin seguridad social y que reemplazó al Seguro Popular, con el mismo propósito.

“En ese encuentro el director general del Seguro Social indicó que a través del convenio de los Gobiernos de México y Cuba se pretende ampliar a 1.200 los médicos cubanos que apoyen en las unidades médicas de IMSS-Bienestar ubicadas en zonas remotas y de difícil acceso”, detalló el instituto.

La contratación de médicos cubanos en México ha despertado críticas de la oposición, como las de la candidata presidencial Xóchitl Gálvez, quien apenas la semana pasada prometió que su Gobierno no contrataría a estos trabajadores.

“¡Mangos (ni crean) que vamos a seguir trayendo médicos cubanos a México! En México lo que sobra es capacidad y talento, y la traída de médicos cubanos solo ha servido para simular el financiamiento de un régimen autoritario porque ni crean que les pagan bien”, expuso durante la presentación de su plan de salud el lunes pasado.

Gálvez elevó el tono este domingo y acusó al Gobierno de “financiar una dictadura” tras relevarse le nueva información.

“Este Gobierno está apostándole a financiar una dictadura, que es el caso de los cubanos que violentan los derechos humanos. Nosotros no, nosotros queremos que nuestros médicos mexicanos ganen bien y tengan buenos empleos”, expresó en una reunión en Nayarit (oeste) la aspirante de la coalición Fuerza y Corazón por México.

En este contexto, Gálvez prometió “abrir más plazas de especialidad para médicos mexicanos” y formar más especialistas, cirujanos, cardiólogos y pediatras.

“En materia de salud, vamos a abrir más escuelas de medicina en las zonas rurales. Queremos que haya más médicos, no queremos médicos cubanos, queremos médicos mexicanos”, remarcó.

La ex senadora también insistió en revivir el Seguro Popular, un programa que cubría a ciudadanos sin seguridad social que López Obrador reemplazó con un sistema llamado IMSS Bienestar, que ella considera “un fracaso”.

“La política social es un fracaso, 50 millones de personas no tienen seguridad social en el tema de salud”, indicó.

El Gobierno justifica las contrataciones porque México tiene 2,4 médicos por cada 1.000 habitantes, superior al promedio de 2 por cada 1.000 de América Latina, pero inferior a la media de 3,5 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, la Administración de López Obrador ha defendido a los cubanos tras afirmar que médicos mexicanos no quieren trabajar en zonas rurales o marginadas, mientras que el personal sanitario ha respondido que hay áreas en las que no pueden trabajar por la violencia.

“La participación de médicos cubanos en IMSS-Bienestar se ha sumado al trabajo de los médicos mexicanos para fortalecer el Primer Nivel de Atención al aumentar la productividad en consultas y quirófano”, concluyó el comunicado del instituto.

Gálvez aparece en segundo lugar en las encuestas, por debajo de la oficialista Claudia Sheinbaum, a tres semanas de las elecciones, el 2 de junio, cuando 98 millones de votantes están llamados a renovar más de 20.000 cargos, incluyendo la Presidencia, los 500 diputados y los 128 senadores.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.