Amor sin papeles

Fernando Ravsberg*

Escenas como esta son cada vez más escasas en Cuba. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — En 1992 se celebraron en Cuba casi 200 mil casamientos, mientras que en el 2012 la cifra apenas superó los 50 mil. Las estadísticas parecen demostrar que las nuevas generaciones de cubanos y cubanas prefieren las uniones consensuales al matrimonio.

Curiosamente el mayor número de bodas se produjo en medio de la peor crisis económica, cuando nadie sabía cuál sería el destino de una nación que había perdido a todos sus socios comerciales, carecía de combustible, de transporte, de ropa y hasta de comida.

La reacción de la gente podría parecer contradictoria a quienes no conocen la idiosincrasia nacional, sin embargo, tiene una explicación bastante lógica, para los jóvenes de entonces casarse implicaba una bocanada de aire en medio de sus penurias.

Los intentos de que todos los cubanos fueran iguales llevaron a subvencionar y racionar hasta el viaje de los Reyes Magos, garantizando que todos los niños de Cuba recibieran regalos similares. Algo parecido se pretendió hacer con los matrimonios.

El Estado garantizaba que cada pareja tuviera lo imprescindible para celebrar su fiesta nupcial. Así que se les entregaban cupones para comprar, a precios irrisorios, el pastel, varias cajas de cerveza, otras de refrescos y bocaditos de pan con pasta.

Una vez consumado el enlace matrimonial todos los recién casados, sin excepción, tenían derecho a pasarse 3 días en un hotel turístico. Tanto la habitación como la consumición de alimentos y bebidas se pagaban en moneda nacional.

Nadie renunciaba a semejante oferta de Luna de Miel porque el hotel les garantizaba la paridad de sus pesos con la divisa estadounidense, a pesar de que en los años 90, en las calles de Cuba se pagaba hasta $125 por cada dólar.

Me sorprendía que muchas parejas eligieran un hotel en la misma ciudad donde residían pero esa era la forma de que la fiesta continuara. Durante los 3 días acudían familiares y amigos a disfrutar de la piscina, a comer y a beber… en pesos cubanos.

Las nuevas generaciones en Cuba parecen apostar por las uniones consensuadas que les otorgan los mismos derechos con menos papeleo. Foto: Raquel Pérez

Por décadas no hubo turismo internacional por lo que los hoteles eran fundamentalmente para los nacionales. Pero en los 90, cuando el gobierno prohibió el hospedaje de los cubanos, unirse en matrimonio fue la única forma de disfrutar de estas instalaciones.

Además, para los recién casados existían tiendas donde comprar los enceres del hogar, ollas, sabanas, vajillas, toallas, mosquiteros, la cafetera y la batidora. Si mal no recuerdo había uno de estos comercios en el Bulevard de San Rafael, en Centrohabana.

Las reformas económicas fueron eliminando subvenciones en todos los sectores de la economía, también aquellas que hacían tan atractivas las bodas a los cubanos. Se acabó la fiesta, quien quiera pastel y Luna de Miel tendrá que pagar en moneda dura.

Las estadísticas parece demostrar que una gran parte de los cubanos han decidido que entonces ya no vale la pena casarse, al fin y al cabo una pareja consensuada y sus hijos tienen los mismos derechos legales que quienes contrajeron matrimonio.

Además los cubanos y cubanas saben que el papeleo legal no garantiza nada, durante décadas ellos han mantenido una de las tasas más elevadas de divorcios en la región. Así que con las uniones consensuadas se evitan el doble trámite de casarse y separarse.

De todas formas divorciarse en Cuba es tan común que casi nadie percibe el matrimonio como un paso definitivo. Muchos jóvenes se casan verdaderamente enamorados pero pocos lo hacen pensando en que solo la muerte o Dios los puede separar.

Para divorciarse basta con que un solo miembro de la pareja lo solicite en una notaría o bufete de abogados. El trámite es uno de los pocos procesos burocráticos que son aquí más rápidos que en el resto del mundo, se tarda 20 días y cuesta apenas US$3.

Tampoco sienten problemas de conciencia. En su visita a la isla, el Papa Juan Pablo II condenó las relaciones extramaritales y sorprendió a muchos porque para la mayoría de los cubanos el sexo no es una tentación diabólica sino un milagro de la vida.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.


18 thoughts on “Amor sin papeles

  • el 26 agosto, 2013 a las 11:09 am
    Permalink

    Kurt, disculpa que me ha tomado un poco de tiempo en responder pues estoy un poco ocupado.
    “creo que no coincidimos en lo del lavado de cerebro”
    No tenemos que coincidir de hecho no tenemos que coincidir en nada. Tu eres libre de tener tus opiniones y yo las mías.
    De esta misma forma debería ser en Cuba que cada cual fuera libre de tener sus opiniones y expresarlas abiertamente sin
    represalias de ningún tipo pero estoy seguro que sabes que esto no es así. En dependencia de lo que digas y de como te
    manifiestas pueden tomar diferentes medidas contra ti o tu familia con el objetivo claro de pararte de expresar lo que piensas.
    Eso Kurt yo no lo vi bien cuando vivía en Cuba ni nunca lo veré bien. Cada persona tiene el derecho natural a la libre expresión.
    Debe poder manifestar lo que piense. Este o no este de acuerdo con la mayoría o la minoría.
    Creo que con todo lo que escrito por acá te habrás percatado que amo la libertad por sobre todas las cosas. Creo que todos tenemos
    el derecho a expresar lo que pensamos. Nunca asumo estar totalmente de correcto en lo que pienso por aquello de que todos somos humanos
    y nos podemos equivocar. Cuando considero que me he equivocado lo admito como es normal.
    No estoy de acuerdo claro con tus opiniones pero me alegra que las escribas por acá. Pues nos ayuda a entender lo que tu planteas de alguna forma.
    En mi experiencia encuentras en lo que tu llamas “los países libres” todo tipo de personas. Desde total izquierdista radical hasta ultra derecha. Y todo tipo
    de opiniones. Esto es lo normal. En Cuba también existe esto pero por el miedo muchos no expresan sus opiniones reales.
    Con respecto al sistema Cubano a repetido varias veces por acá que sigue siendo capitalismo. Es capitalismo monopolista de estado.
    No entrare en detalle por que ya lo he hecho antes solo te recuerdo que el estado se apropia de la ganancia como un capitalista por tanto sigue siendo
    capitalismo. En mi opinión hay mas explotación del ciudadano promedio en el sistema Cubano que en múltiples otros estados que yo he llamado sociedades capitalistas libres. Tienes que reconocer que un salario de menos de 20 dolares al mes. Es extremadamente bajo. Uno de los mas bajos de hemisferio y del mundo. No hay manera de no ver este tipo de salario como esclavismo.
    Como te decía para mi si es esencial la libertad de expresión. Creo que la mayoría de los problemas que Cuba tiene hoy se derivan precisamente de esto. De la
    falta de libertad en general y en particular de la falta de libertad de expresión. Del control único del estado por una élite gobernante que no se puede castigar cuando hace errores y que por tanto no tiene estimulo ninguno para hacer el mejor trabajo posible.

    Como le decía a Isidro antes. No escribo mis respuestas para tratar de que cambies tu opinión sino para manifestar la mía y que logres entender mi punto de vista. Creo que un gobierno cualquiera sea que solo representa a una minoría (como es el caso de Cuba) no es un gobierno legitimo.
    Por demás Saludos y ojala te veamos con frecuencia por acá para intercambiar opiniones. Saludos.

  • el 26 agosto, 2013 a las 8:35 am
    Permalink

    no estoy justificando nada..Ana…solo estoy diciendo q muchas veces solo se queire evr un factor…q son las penurias economicas….estas existen….pero tambien existen otras aristas…..cuantos hermanos tu tienes?…en cuba es normal y aceptado tener un solo hijo…..no de ahora..sino desde los 80 cuando la situacion economica d cuba era ams favorable…..y los padres crian a los hios alrededor de ellos…le dicen..esta casa sara tuya…y nos inducen desde pequeños q nosotros seremos el sustento de ellos en la vejez….por lo tanto..muchas veces nos casamos y quedamos en la misma casa q los suegros…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *