Una japonesa abre negocio en La Habana Vieja

Por Regina Cano   (Photos Juan Súarez)

Sayuri-1
Sayuri Yoshida

HAVANA TIMES — En la esquina de Aguacate y Obrapía, Sayuri Yoshida, original de Tokyo, ha puesto un pequeño negocio de Crepe y comida japonesa, y va ganando clientes por su diferencia y diversidad.

La dueña -una periodista admiradora de Cuba- ha decidido ser empresaria y entrarle a los negocios en el país, “… antes que los estadounidenses… (que) se lo comen todo”. El nombre “Crepe Sayu)” es la de su pequeña hija.

Sayuri y su niña –hija de un conocido artista cubano- ya son personajes incorporados a las dinámicas de esta localidad habanera, donde son queridas y servidas por muchos.

¿Crepe Sayu?

Sayuri: Cuando compré una casa aquí (para rentar habitaciones) salió la idea de hacer el “Crepe Sayu”.

Me pregunté ¿qué puedo hacer en Cuba?, porque la comida aquí es difícil, muchas cosas que no siempre hay.

Entonces, busqué lo que siempre hay: harina, huevos, leche (…), y en el ¿qué puedo hacer? salió esto.

Sayuri-3El Crepe se puede hacer en Cuba. No soy cocinera profesional, soy periodista, pero una mujer japonesa sabe qué cocinar.

El Crepe puede ser dulce o salado, es una masa, como el taco, y bien se le puede poner cualquier carne, huevo, camarón o dulces.

En el inicio probamos venderlo en el Malecón, para saber si al cubano le gustaba o no y vendimos mucho.

En otro momento, pensé que boniato siempre hay e hice croquetas de boniato, además del Crepe. En Japón usamos papa, pero aquí en Cuba, la papa no está en existencia todo el tiempo, aunque en Japón también hay un lugar que venden boniato. Uso mis propios ingredientes (que la hace diferente) y la gente ¡como compran!, para llevársela a casa también.

Ahora estoy haciendo comida con arroz.

¿Residencia en Cuba? ¿Sayu?

Sayuri: Hace como 12 años, vine por primera vez como turista. Tenía un proyecto sobre Hiroshima –Nagasaki, el “Atena Japan”, e hice un libro, del cual regalé a Cuba cerca de 10 mil ejemplares, para que los niños aprendieran sobre eso (…).

Sayu y su padre Nelson Domínguez
Sayu y su padre Nelson Domínguez

Me enamoré de la Isla, me gustaba. Escribí un libro sobre ella, y en ese momento conocí a Nelsón Domínguez (renombrado artista cubano) le hice una entrevista para el libro.

Él es el padre de mi hija. Me resultaba mayor, pero al año lo acepté. Es buena gente, pero es muy serio.

Nos casamos. Me embaracé y parí a la niña -Sayu Domínguez Yoshida- en Japón, porque hasta el momento yo tenía trabajo de periodista allá. No sentía seguridad, no quería venir para acá, porque aquí no hay pañales ni leche, todo es difícil para mí (…) y me era más cómodo cuidar a la niña allá. Tampoco hablaba bien el español.

Hace como tres años que Nelson y yo no estamos juntos, pero ¡cómo cuida de mi hija! Es buen padre, y los sábados y domingos siempre la cuida él.

Entonces, no había seguridad para vivir, pero cuando la niña empezó el preescolar era mejor aquí en Cuba. Me gusta Cuba para mi hija.

Aquí en la Isla es más cómodo. Mucha gente se preocupa por los niños, hasta los vecinos, todo el mundo los cuida, pero en Japón no hacen eso.

En mi Patria para jugar con una amiguita, mamá tiene que ir junto a ella, se ve como mucha responsabilidad para otros padres, no quieren tocar a la hija de otros.

Además, me gusta la historia de Cuba, por la Revolución.

Sayuri-4Capitalismo o socialismo a mí no me importa, pero la mentalidad del cubano sí, como la de José Martí y Fidel, esos pensamientos me gustan. Como vivir juntos, ayudar, no competir, así de esa forma me gusta. Además, en Japón después de la Segunda Guerra Mundial todo cambió, porque Estados Unidos entró en todo y de todo lo que había, la mitad es de Estados Unidos.

Japón no tiene mucho de original y cambió muchas cosas, pero en Cuba se lucha contra Estados Unidos. Cuba está pobre, no hay cosas, pero ¡cómo vive! Luchando ha sobrevivido.

¡Qué fuertes son los cubanos! Siento respeto por ellos.

Porque mira, no hay cosas, pero allá, si algo se rompe se bota y se compra nuevo, pero aquí en Cuba buscan la manera de resolver… es más inteligente. Todo eso lo aprendí y me ha gustado.

El cubano es inteligente (…) Soy periodista y viajé a muchos, muchos países, y en los pobres, hay de todo, pero no tienen educación. Pero me sorprendió el cubano. Es pobre, pero tiene educación, es inteligente. Cuba es un país único, me gusta mucho…

Yo quiero que Sayu aprenda de Cuba. Entonces, cogí la Residencia cubana y puse a la niña en la escuela.

Sayu tiene ahora seis años. Ya está en segundo (grado escolar). Toda la Habana Vieja y todo el mundo la conoce a ella. Ay !es la candela, ¡la candela!

Atiendo el negocio el tiempo en que la niña está en la escuela (curso escolar) (y) vamos de vacaciones a Japón.

Tengo cinco hermanos y cuatro de ellos trabajan junto a mi papá, de eso viven, tienen un negocio juntos. Somos dos hembras y la otra es periodista también.

¿El negocio?

Sayuri: Había que buscar negocio, porque no tenía dinero.

Tengo licencia para ejercerlo y pago impuesto, claro. Tengo empleadas a dos cubanas un día una y otro día la otra.

Sayuri-3Soy la única japonesa con este negocio. Hay otra gente vendiendo sushi, pero el dueño es cubano.

Lo más difícil es abastecerme, el camarón, la langosta y el pulpo aparecen. La croqueta de boniato y el Sushi es lo más popular en la venta, pero la salsa japonesa tiene muchos condimentos que estoy comprando en Japón.

Así, como para el sushi traigo las algas, pues en Cuba no hay, también traigo el wasabi. En el caso del arroz, uso el de aquí, lo que no le pongo aceite (…) (y cohesiona mejor). La Salsa Soya también, a veces sí aparece, pero no mucho y es muy oscura. No sale bien. No es buena… salada y también tiene peste. En Japón es más rica.

Ofertas actuales

Sayuri: Con Crepe salado se oferta: Toncatsu (empanizado de cerdo), Shogayaki (bistec de cerdo con jengibre), Ebifurai (empanizado de camarón con mayonesa), empanizado de pescado, y de jamón y huevo (todos se acompañan de berro, col y cebolla). Por otro lado, el Crepe 7 dulce tiene propuestas de plátano o guayaba con natilla de chocolate.

Algunos de estos rellenos para Crepe se sirven en comidas con arroz y croqueta de boniato. El Sushi es un servicio independiente, lo mismo de camarón, pulpo o langosta, así como el Danburi de pulpo. Y como bebida mantienen el frappé de limonada.

Al japonés le gusta mucho Katsudon y Sushi. El Katsudon lleva arroz, ponemos el empanizado de cerdo con salsa japonesa, huevo y cebollino.

Los clientes

HT: La gente parece encantada con los platos que ofrece el “Crepe Sayu” y con la forma de cocinar de Sayuri

Sayuri-6Existen algunos habituales. Otros tenían ya desarrollado un gusto por la comida japonesa.

Cuentan que este Sushi es muy bueno y les gusta mucho.

Algunos son tan fans que vienen casi a diario, y hay quien vive cerca y viene desde que “Crepe Sayu” comenzó y les “… encanta como Sayuri hace la comida”, “Está buenísimo, bien hecho”.

Una señora me comentaba que su hija y su yerno son adoradores del Sushi y viven ahora en Estados Unidos. Les enviará unas fotos, para que sepan que ya existe un lugar así en La Habana.

Una japonesa decía que es muy rica la croqueta de Sayuri. Que es diferente en Japón, en forma y sabor; mientras su acompañante, un cubano viviendo en Japón, agrega que esta croqueta tiene de aquí y de allá.

Sayuri: El negocio va muy bien, dice contenta del logro.

HT: Sayuri Yoshida, tiene uno de los pequeños negocios más auténticos de la Habana Vieja, si de sabor se trata. Cada vez gana más adeptos, se mantiene abierto de Lunes a sábado, de 10:00 am hasta a 7:00 pm. e-mail: [email protected]

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


22 thoughts on “Una japonesa abre negocio en La Habana Vieja

  • el 19 febrero, 2017 a las 12:33 am
    Permalink

    es cierto todo lo que ponen, la comida es deliciosa, Sayuri trata a los clientes excelentemente, el lugar es acogedor, cada vez que pasaba por obispo tenia que ir a SayuCrepe, era ya religioso, espero cuando vaya a Cuba de visita ir a este lugar!!!

  • el 1 febrero, 2016 a las 1:27 pm
    Permalink

    la e visitado en dos ocaciones nada especial la comida es pesima no sabe a nada a pesar de ser japonesa no tiene un conocimiento culinario de este pais, que es muy rico en esta cultura. Esta degradando a su pais en cuba. El negocio no tiene ningun tipo de calidad culinaria japonesa, deberia pasar una escuela de cocina y despues hablar de negocio. Y la higiene del local es pesima.

  • el 11 diciembre, 2015 a las 11:56 am
    Permalink

    Querida Sayuri-san,

    A ver, tan delightful! Tengo website (paraverse.org) pero lo que esta alli es por lo mayor parte en ingles y no se trata de lo que sigue. 20, 30 ano antes fue bien conocido escritor en japon. Ahora, bueno, en 2016, me voy a publicar de nuevo. Los libros se tratan del kyouka, es decir poemas de 31 silabes no tan limitado como waka y de bien humor. Tengo otro ideas que me parecen bien por el futuro de Cuba. Naci en Miami pero sueno vivir en Cuba. Si conoces japonesa bien fuerte en su propia lengua quien se habla espanol y inglez y quiere vivir en cuba y ya no esta casada, … robin

  • el 29 noviembre, 2015 a las 10:43 am
    Permalink

    La higiene en el ambiente de elaboración de los productos de “Crepe Sayu” no parece estar certificada. Su presencia y la de sus aparentemente empleados, no da la impresión de atenerse a los más elementales principios de una ‘chef’ de cocina, por muy japonesa que sea la Sra. Con esos pelos sueltos (para no decir greñas), cualquier cosa puede salir de su cabellera y caer en la mezcla. Muy bonita el reportaje y su dedicación culinaria, pero hay cosas elementales por las cuales de estar pendiente el departamento que certifica cualquier centro de esta naturaleza.

  • el 5 octubre, 2015 a las 4:37 am
    Permalink

    El nombre Sayuri me sonaba familiar y ahora es que recuerdo donde lo vi antes! :-)
    En el libro
    Memorias de una Geisha.

    Excelente libro que narra la vida de Sayuri
    Que llega a ser una de las mejores geishas de Japón y es basado en historia real. La persona en que el libro es basado llevo el autor a corte por daños y perjuicios. Pues accidentalmente en un interview reveló su nombre.
    Independientemente es excelente lectura.
    También hay una película del libro pero en mi opinión el libro es mucho mejor a pesar de que la película tiene actores estelares como Gong Li a quien ya conocía de otra extraordinaria película China que se llama en inglés to Live.

    https://en.m.wikipedia.org/wiki/Memoirs_of_a_Geisha

  • el 2 octubre, 2015 a las 10:29 am
    Permalink

    Hay otra japonesa, Noriko, con un negocio en Aguacate y San Juan de Dios, a sólo 3 cuadras de ella. Yo siempre que puedo voy a comer a su cafetería. Cocina muy rico.

  • el 2 octubre, 2015 a las 7:27 am
    Permalink

    Leyeron en el menú hamburguesa de carne de “rez” a 1 CUC? Ñoo que barato esta “la peligrosa” como le dicen a la ilegal carne de res en los campos de Cuba.

  • el 1 octubre, 2015 a las 10:19 pm
    Permalink

    De verdad que hay cada locos. Resulta que nosotros los cubanos estamos locos por salir de aquel infierno y esta japonesa se va a vivir a la Habana vieja. y en una calle malisima que ni agua hay. Se volvio loca. Lo mejor que puede hacer es regresar a su bello Tokio.

  • el 1 octubre, 2015 a las 2:37 pm
    Permalink

    Ella alaba al pueblo cubano por su educacion y le zumba que nadie le corrigiera los errores ortograficos…

  • el 1 octubre, 2015 a las 11:00 am
    Permalink

    La comida japonesa tiene un componente social bien bonito.

    El sushi es delicioso pero si te pones a ver es en fin de cuentas pescado envuelto en un rollito de arroz blanco, nada mas. El ginger entre pieza y pieza, el wasabi, la salsa soya y sobre todo comertelo en un shushi bar, viendo como lo hacen y preguntandole cualquier boberia sobre el pescado al chef le dan el punto especial y la magia.

    El hibachi tambien es social, ver como te preparan la comida en el grill, los truquitos del cocinero, el volcancito de cebolla. Perfecto para celebrar un cumpleaño, Los japoneses que se caracterizan por ser reservados tienen la comida mas divertida.

    Muchos exitos a esta muchacha japonesa.

  • el 1 octubre, 2015 a las 4:30 am
    Permalink

    No sé cómo si dice el verbo llevar en japonés, pero creo que alguien debería ayudar a Sayuri, aclarándole que en nuestra lengua llevar es con V, no con B…

  • el 30 septiembre, 2015 a las 2:27 pm
    Permalink

    ME PARECE MUY BUENO ESTE TRABAJO ,Y COMO ESCRIB’I PERSONALMENTE ME PARECE QUE TENEMOS A QUIEN YA LLAMAR’IA SAYURI “OCHIN” EN LA HABANA , LES DESEO ‘EXITOS A LA LUCHADORA JAPONESA, QUE SIGA ENSE;ANDO SUS RICOS CONOCIMIENTOS CULINARIOS , Y GRACIAS POR COMPARTIR NUESTRA VIDA. ISA

  • el 30 septiembre, 2015 a las 6:36 am
    Permalink

    Tengo familia por parte de mis medias hermanas que son descendientes de japonés. Soy un admirador de la cultura asiática y en especial de Japón.

  • el 30 septiembre, 2015 a las 4:13 am
    Permalink

    En Isla de Pinos había una pequeña colonia japonesa, no se si quede alguno

  • el 29 septiembre, 2015 a las 11:39 pm
    Permalink

    Buena la iniciativa, siquiera para empezar a variar nuestra monótona dieta. Sin embargo, lo precario del local evidencia la necesidad de que el país dé un salto cualitativo en sus concepciones del comercio y la industria de la restauración (bueno, como en casi todos los órdenes de la vida en Cuba), tal como se concebía hasta 1968.

    Eso sí, me muero por llegar al Crepe para ver qué cubano es capaz de ingerir una cucharada de wasabi sin hacer muecas.

    (Y Nelson sigue apegado al Lejano Oriente; de la china Flora transita a la nipona Sayuri)

  • el 29 septiembre, 2015 a las 11:34 pm
    Permalink

    Hay mucho aún que investigar sobre la presencia japonesa en Cuba. Sobre todo alrededor de ese oscuro capítulo de su estancia en la Isla a partir de 1941, cuando a consecuencia del ataque a Pearl Habor, el Gobierno de Batista dicta leyes para deportar y enviar a campos de concentración a los nipones.

    Se sabe que se concentraron en buena medida en Isla de Pinos y Cienfuegos, donde a semejanza de los chinos, que eran hombres en su mayoría, se mezclaron con mujeres criollas, dando origen a familias mezcladas como las del hoy muy conocido filósofo nipo-cubano Emilio Ichikawa, residente en EE.UU., o el investigador Mario Naito, del Centro de Información del ICAIC.

  • el 29 septiembre, 2015 a las 10:20 pm
    Permalink

    Seria bueno que hiciera como sus compatriotas y empiece a importar un poco de salmon noruego para el sushi, hoy en Japon se emplea mucho debido a la escaces y lo caro del atun.

  • el 29 septiembre, 2015 a las 4:25 pm
    Permalink

    Consolación del Sur y herradura tienen algunos descendientes de japonés. No sé si es cierto de otros lugares de Cuba. No creo ver otros japoneses en Cuba que los que conocí en Pinar. Ahora que he llevo varios años comiendo sushi me es imposible pensar en cuantas cosas ignoraba. Nunca prove sushi antes de venir acá. Y también muchas otras cosas que he probado por primera vez acá. Sushi es una de mis comidas favoritas.
    Voy a un lugar cerca de mi casa que es un excelente restaurante de sushi con bastante frecuencia. Hay mucho más en la comida japonesa que sushi. He probado y hecho en casa udon noodles etc
    Honestamente me costó un poco rebasar la barrera mental de comer pescado totalmente crudo. Pero una ves hecho es como montar bicicleta.

  • el 29 septiembre, 2015 a las 9:33 am
    Permalink

    Japonesa escapada!!!…autentica y luchadora…hay que aprender de ella…Felicidades!!!

  • el 29 septiembre, 2015 a las 9:11 am
    Permalink

    Me alegra saber que estas cosas existen, pero sin poner nada malo sobre la mesa, ella cuenta como trae algunas de estas cosas de Japon, son traidas para hacer negocios, sin embargo ella no las pierde cuando pasa aduana, sin embargo se de otros cubanos que si traen cosas para negocios y las pierden , bueno seria que nadie perdiera los insumos que traen de otros paises solo porque quieren hacer negocio. Lo mas probable es que por ser japonesa el trato sea diferenciado, y esto es algo que todo el cubano que viaja sabe.
    Nada, ojala y consiga lo que otros no han podido, una ventana por donde entre aire es mas que nada, igual hacen falta mas iniciativas como estas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *