Policía de Ortega “cultivó pruebas” a Sergio Beteta

Sergio Beteta fue detenido el 21 de diciembre por sacar la bandera de Nicaragua y gritar consignas en la vía pública. Foto: Captura de video de Artículo 66.

Oficiales mostraron armas y drogas en “El Chipote” y le dijeron en burla: “Ahora es tuyo”, denuncia abogado Julio Montenegro

Por Ana Lucía Cruz (Confidencial)

HAVANA TIMES – Cultivo de pruebas, falsos testimonios y distorsión de los hechos son parte de las irregularidades que, detalla el abogado Julio Montenegro, se dieron en el proceso judicial contra el preso político Sergio Beteta, que fue declarado culpable –el pasado tres de marzo– por los delitos de tráfico de drogas y portación ilegal de armas.

Sergio Beteta permanece encarcelado desde el 21 de diciembre de 2020, tras ser detenido por un grupo de policías que lo interceptaron mientras protestaba –en la Avenida Universitaria– quemando la bandera del FSLN y ondeando la de Nicaragua.

En entrevista con el programa Esta Noche, Montenegro reiteró que el caso de su defendido es “político”, resaltando que los delitos que se le imputan son los mismos con los que “usualmente” se ha criminalizado a otros reos del régimen de Daniel Ortega.

La prueba “toral”

Montenegro –representante de la organización Defensores del Pueblo– indica que hay una “prueba toral” que demuestra que Beteta fue capturado por protestar y no por cometer los delitos por los que fue declarado culpable.

“Hay una transmisión en vivo hecha por el periodista Noel Miranda de Artículo 66… donde se ve que él (Beteta) hace su demanda de libertad para los presos políticos y la solicitud de la unión de las fuerzas políticas, llega inmediatamente la Policía, lo  cercan de cuatro a cinco motos, con dos policías en cada una de ellas, y, finalmente, después llega una camioneta donde lo montan y se lo llevan detenido”, explica.

El abogado resalta que la mochila de su defendido –según se aprecia en el video–  no estaba abultada al momento de la captura. A la vez destaca que tampoco se ve que los oficiales extraigan un arma de su cintura mientras el joven era neutralizado y requisado.

El abogado denuncia que se ha convertido en una “tónica” de la Policía llevar a los presos políticos hasta un salón de usos múltiples de la Dirección de Auxilio Judicial, donde se les hace una “foto tabla ilustrativa” en la que se expone “lo que supuestamente fue decomisado”.

Policías ejecutaron “cultivo de pruebas”

Montenegro señala que la versión de Sergio Beteta es que su mochila iba vacía al momento de su captura, pero que cuando fue llevado a un salón de Auxilio Judicial llevaron su mochila cargada con unos bultos.

“Me dijo que los oficiales que estaban ahí se sonrieron y sacaron su mochila llena de unos paquetes, que él les empezó a gritar que eso no es de él, pero que ellos le dijeron ´ahora es tuyo´”, denuncia.

El abogado explica dicha situación es clave, puesto que del reporte de la Policía es de donde parte la teoría de los hechos que aporta el Ministerio Público, que “en este caso dice que Beteta portaba en esa mochila esa droga y esa arma, y como son las autoridades ese criterio tienen fuerza ante los jueces, pero la teoría de nosotros como defensa es que eso no es cierto, que eso es más bien el cultivo de una prueba”.

Montenegro señala que hubo inconsistencias en los testimonios de los oficiales de la Policía, ya que estos indicaron que en el momento de la detención “no había bandera azul y blanco, que no había bandera que se estuviera quemando, pese a que hay video que demuestra lo contrario”.

Menciona también que la parte acusadora “desubica” el lugar de los hechos, pues lo orienta de ENEL Central 200 metros hacia el este.

El abogado critica la falta de lógica que fue planteada por el Ministerio Público y la Policía, pues considera que “una persona que pide libertad de presos políticos o que pide la unidad de las fuerzas políticas no va a andar con seis paquetes grandes de mariguana, de hierba seca, y tampoco va a andar con una arma en su cintura y quedarse ahí, tranquilamente, esperando que lo detenga”.

Pese a todas las irregularidades denunciadas y exteriorizadas por Montenegro durante el juicio de Beteta, el preso político fue declarado culpable y el Ministerio Público solicitó al juez Melvin José Vargas García, Juez Séptimo de Distrito Penal de Juicios de Managua, la apertura del “debate de pena”, donde han solicitado “por el tráfico de drogas 15 años de prisión y 800 días multa y, en cuanto a la portación y tenencia ilegal de armas, pidió un año de prisión y 100 días multa”.

La defensa de Beteta –aunque rescató que ni siquiera debería haber un debate de pena porque el manifestante es inocente– solicitó “la pena mínima”.

Sergio Beteta se mantiene en “resistencia” durante las audiencia 

El abogado rescata que su defendido –durante todas las audiencias– se mostró en resistencia, ya que se atrevió a decirle al judicial que “no está obrando conforme a Ley”. También, durante las firmas de las actas, Beteta aprovechaba para reiterar su consigna de “Viva Nicaragua Libre”.

El preso político, recuerda Montenegro, gritó “Viva Nicaragua Libre” mientras la Fiscalía solicitaba que se le impusiera la pena máxima.

“Pienso que ese grito se escuchó en todos los pasillos, fue la manera en la que él se despidió en ese salón”, comentó Montenegro.

El defensor afirma que apelarán el fallo contra Beteta, agotando todas las vías internas y dentro del Tribunal de Apelaciones con un recurso de casación.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *