Opositor Fariñas entrevistado en Miami

Por Daniel García Marco

Guillermo Fariñas.  Foto: forocomunista.com
Guillermo Fariñas. Foto: forocomunista.com

HAVANA TIMES (dpa) —  Tras haber realizado más de 20 huelgas de hambre que han minado su salud, el disidente cubano Guillermo Fariñas sigue firme en su oposición pacífica contra el gobierno de Raúl Castro y pide mandar “un mensaje de amor” a los “represores”.

“Siempre es importante mandar a nuestros represores un mensaje de amor. Uno como opositor pacífico debe ser un ser humano superior y no pedir venganza”, afirmó Fariñas, de 51 años, en una entrevista con la agencia dpa en Miami, capital del exilio cubano.

Fariñas es la última figura relevante de la disidencia en haber salido de la isla gracias a la reforma migratoria que entró en vigor en enero.

El opositor aprovechará una gira similar a la de la bloguera Yoani Sánchez para recoger próximamente en Bruselas el premio Sajarov por la defensa de los derechos humanos y las libertades.

Fariñas, conocido sobre todo por las huelgas de hambre con las que ha presionado para la liberación de presos políticos en Cuba, no le cree al gobierno de Raúl Castro y considera las reformas como cambios “cosméticos”.

dpa: ¿Cree que está cambiando algo de verdad en Cuba, que está viniendo algo?

Fariñas: Está viniendo algo, pero no está cambiando nada. Lo que está viniendo es la democracia. Ellos van a tratar de hacer una democracia tipo Bielorrusia, tipo Ucrania, tipo Rusia en la que los que estaban en el poder con el totalitarismo continúen el totalitarismo en la democracia. Tenemos que empujar como cubanos, como exiliados, como demócratas de cualquier parte del mundo para que eso no ocurra, para que el pueblo sea el que decida.

dpa: ¿Cree que la reforma migratoria, que todos ustedes salgan y denuncien, está teniendo los efectos contrarios a los buscados?

Fariñas: No, ellos sabían que no podían condicionarnos, nos conocen bien. Están tratando de limpiar la imagen. Ellos sabían que esto iba a pasar. Quieren presionar a la Unión Europea y a Norteamérica para que inviertan en mayor cuantía y les den créditos para salir de la bancarrota.

dpa: Hay opiniones diversas entre la oposición sobre el embargo de Estados Unidos. ¿Cuál es la suya? ¿Hay que levantarlo o mantenerlo?

Fariñas: El embargo es una postura que hace sufrir al pueblo cubano, pero la postura del gobierno cubano hace sufrir aún más al pueblo cubano. Antes de hablar del embargo, que es un tema que divide a la oposición pacífica cubana, hay que hablar del embargo que el gobierno tiene sobre su propia ciudadanía.

dpa: ¿Cómo imagina una eventual caída del gobierno actual y una transición?

Fariñas: Impredecible. Hay muchos grupos de poder, muchos intereses dentro de Cuba. Los fidelistas están siendo desplazados del poder y los raulistas están afianzándose. Nosotros, como oposición no violenta, debemos tratar de que el cambio sea de manera no sangrienta. Vamos a regresar a Cuba para que sea de manera no violenta. Por eso abogamos.

dpa: ¿Espera que el cambio llegue como la caída del Muro de Berlín y del comunismo en Europa, de forma casi repentina?

Fariñas: Ojalá, aspiramos a que sea como en Alemania, como en Chequia, no quisiéramos que fuera como Rumania.

dpa: ¿Aceptarían que el propio gobierno dirigiera una transición?

Fariñas: Si no, la va a dirigir el pueblo. Cada vez que me siento con los oficiales de la seguridad del Estado les digo que son ellos los que tienen que dar el paso, los que tienen el poder, las armas, pero siempre es importante mandar a nuestros represores un mensaje de amor. Uno como opositor pacífico debe ser un ser humano superior y no pedir venganza. Los comunistas y los castristas también caben dentro de la próxima Cuba.

   dpa: ¿Por qué la huelga de hambre como método de protesta?

Fariñas: Cuando decidí ser un opositor público busqué las fortalezas y debilidades del régimen. Las huelgas hasta ese momento eran un método que se había usado dentro de las prisiones. Yo lo saqué a la calle. Logra que la opinión pública se interese por la causa cubana. Hay que hacer una petición concreta. En la última pedía que se liberara a 26 presos políticos. Es importante en la huelga de hambre estar en manos del Estado, llegar a una sala de terapia intensiva, poner la pelota en el terreno del adversario, porque esos médicos forman parte del Estado. El Estado debe decidir si me mata o no. Pero si me mata, me va a matar el Estado.

dpa: ¿Cómo se soporta?

   Fariñas: Con mucho espíritu. La fuerza más grande que tiene este mundo es que tú te creas que tu ideal va a vencer, eso no lo puede superar nadie.

dpa: ¿Cómo es una cárcel cubana?

Fariñas: Se lo voy a decir en una palabra: es un cementerio de hombres vivos.

One thought on “Opositor Fariñas entrevistado en Miami

  • He estado siguiendo las declaraciones de los varios opositores que han estado recalando en Miami en los últimos meses. Entiendo que el haber tenido la oportunidad de hablar con libertad ante ciertas audiencias los debe haber estimulado en alguna medida. Pero no deja de maravillarme, por otra parte, el nivel de deslumbramiento que han expresado Yoani, Bertha Soler, Fariñas, Cuesta Morúa y otros, dejando la impresión de que han llegado al país de Jauja. Hoy puede haber una atmósfera más distendida en la urbe floridana, pero hasta no hace mucho los “históricos” y muchos intransigentes se imponían allí a bombazos y a golpes en los mejores casos. Y ser “disidente”en otra dirección también podía tener un alto precio. Así que bien harían los visitantes en tratar de “contemporizar” un poco. Bueno, Yoani lo hizo a su modo: ahora el embargo ya no es “injerencista”, sino que debe ser retirado “bajo ciertas condiciones”, mediante “conversaciones entre el los Gobiernos de Cuba, EEUU, representantes de la sociedad cubana y del exilio”. ¡Vaya con la cuatripartita!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *