Un giro en la censura castrista a la luz de las elecciones en Argentina

Yenisel Rodríguez Pérez

Raul Castro y la ahora ex-presidente argentino Cristina Fernandez en La Habana durante la visita del Papa Francisco en septiembre 2015.
Raul Castro y la ahora ex-presidente argentino Cristina Fernandez en La Habana durante la visita del Papa Francisco en septiembre 2015.

HAVANA TIMES – En Cuba, los medios de comunicación oficiales dieron escasa cobertura al proceso eleccionario argentino. Maquiavélicamente, postergaron hasta el final la noticia de la victoria de la derecha, prevista desde mucho antes.

El Gobierno cubano sabía que la salida del kirchnerismo argentino funcionaría como una llamada de alerta para la sociedad civil de la Isla y sintonizaría de manera más directa a la opinión popular con el recrudecimiento de la crisis que vive el chavismo en Venezuela y algunos de sus aliados regionales.

El panorama previo a las elecciones permitía manejar la crisis que vive el bloque populista, con el clásico argumento de la subversión de los tecnócratas enfrentada a la honradez “probada” de los gobiernos progresistas.

Por ejemplo: los casos de corrupción en Petrobrás en Brasil y el posible procesamiento de Dilma Rousseff, quedaron atrapados en la retórica de la conspiración, hasta que se supo de los resultados eleccionarios en Argentina. Ahora el asunto ya es abordado con más moderación.

La llegada de la derecha a la tierra del tango fue un cubo de agua fría, que se desbordó con el chasco de los chavistas, quienes perdieron la mayoría en la Asamblea Nacional venezolana poco tiempo después.

Lo acontecido ha quebrado un poco el tabú informativo. Poco a poco la visión gubernamental cubana va incorporando una terminología más realista con la situación que se vive en la región. Ahora ensayan frases como futuro incierto, derecha victoriosa, chavismo en la oposición, etc.

De esta manera, cubanos y cubanas (sobre todo, las nuevas generaciones) vamos concientizando esa capacidad adaptativa que caracteriza a la demagogia gubernamental, así como su infinita arbitrariedad.

Y quizás la mayor certeza que terminamos descubriendo, es que: en política, los milagros no existen. Toda supremacía corrompe, toda representación es una falacia.

Va llegando ese ajuste de cuentas que el derrumbe del campo socialista impuso al castrismo, y el cual este ha ido saldando (de a poco) con la ayuda del chavismo y sus aliados. Ahora el apoyo puede estar en peligro mucho tiempo antes de que las dinámicas reformistas actuales surtan el efecto deseado: entregar nuevamente el país al capital internacional, conservando para ellos un lugar importante en el poder.

No deja de ser tentadora la posibilidad de padecer una profunda crisis económica a cambio de presenciar un clásico descalabro al estilo de los que ocurrieron en la Europa del socialismo real a finales del siglo XX. Hacer justicia y exigir responsabilidades explícitamente ante el pueblo.

¿La batalla contra el capital? esa pica y se extiende.

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 166 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

7 thoughts on “Un giro en la censura castrista a la luz de las elecciones en Argentina

  • Yo aprendí ese dicho, no hace tanto tiempo, pero igual lo entendí como cuestión política y no por el otro sentido.

  • exact,gracias por la interpretacion…tambien se le dice en el exterior a los cubanos que sienten demasiada nostalgia cuando se van,debido principalmente a su incapacidad, inicial, para buscar un lugar en una sociedad que maneja valores reales, como: trabajo duro, dificultad por la competencia, normas de trabajo y relaciones Fuertes,no robo,no trampas,transparencia,idioma,etc,etc….Tal parece que cantaran,por nostalgia a un sueno,solo un sueno: lleva en su alma la bayamesa…….Desde lejos,en medios de dificiles condiciones,la mente les juega una mala pasada y añoran lo pasado, los fantasmas…efecto sicologico que, por lo regular, se sobrepasa rapido…!!! Este comentarista, padece algo de eso, pero en cuba: quiere tener un sueno, no quieren despertar !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *