Cuando el Periodo Especial tocó mi puerta…

Rosa Martínez

Si no hay energía o gas los cubanos regresarán a cocinar con leña.

HAVANA TIMES – Casi todos los lectores de Havana Times deben haber escuchado hablar del tristemente célebre Periodo Especial, que tanto daño hizo a los cubanos en la economía y en el alma.

Realmente fue una larga etapa de crisis extrema que inició al comienzo de la década de 1990 y que cambió por completo la mentalidad de la población de la Isla, y de la cual muchos creen no hemos salido jamás.

Ahora que una nueva época de escaseces se asoma silenciosamente sobre nuestras vidas, quiero compartir con ustedes la experiencia de la primera vez que sentí el Periodo Especial en mi propia piel.

Provengo de una familia de bajos recursos: mi madre, una simple ama de casa -pero mujer batalladora que luchaba el dinero desde el hogar- y mi padre, un hombre que lo mismo hacía de carpintero, de albañil, de carbonero, o lo que sea, todo para dar de comer a su prole.

En casa siempre tuvimos alguna que otra mascota, aunque a mi papá no le gustaban mucho, porque el patio era muy pequeño, y limpiarlo era tarea de él.

En ese tiempo teníamos a Tuntún, un perro callejero, tan bello como cariñoso, que acogí en las inmediaciones de un basurero. Era tan amable, que muy rápidamente se ganó el cariño del gruñón de mi padre.

Tuntún tenía una atención especial. Mi mamá y yo le preparábamos sus alimentos como si fuera un miembro especial de la casa, con honores incluidos. Y junto al resto de la familia se deleitaba diariamente con sus manjares, que imagino disfrutaba doblemente por sentirse amado, protegido…

Un buen día, no hubo nada de comida para Tuntún. En realidad, tampoco para nosotros. Recuerdo que mis padres lograron conseguir unos boniatos pequeños y escasos, que tuvimos que ingerir con una salsa improvisada de ajo con algo de color.

Todos tuvimos que tragar aquello que sabía a no sé qué rayo. Mis hermanos lo consumieron como si nada, mi papá a duras penas, mi mamá no probó bocado.

Cuando yo pude llevarme aquellos boniatos desabridos a la boca, sentí la mirada fija de Tuntún, suplicando algo para él. Entonces le pregunté a mi padre: y el perro, qué comerá mi perrito…

Mija, no hay nada para él. Si queremos que sobreviva, no queda más remedio que cada cual le de un bocado de su ración o dejarlo que salga otra vez a la calle a ver qué encuentra.

A la calle, dije gritando, de ninguna manera, o no recuerdas lo enfermo que estaba cuando lo traje.

Pues, a partir de ese momento, cada uno de nosotros, antes de ingerir el poco alimento que se conseguía, le daba un pequeño bocado a mi amigo adorado, yo por supuesto, era la que más compartía con él.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.



7 comentarios sobre “Cuando el Periodo Especial tocó mi puerta…

  • Lindo gesto el tuyo Rosa, aquella etapa fue dura, yo escribi un post hace años, creo se llama En aquel Periodo Especial, contando mis peripecias, cosas que me ocurrieron muy divertidas si las recuerdo ahora, otras malas también. La falta de luz eléctrica fue uno de los mayores problemas, además de las escases de todo tipo, me tuve que bañar con jabón de lavar la ropa, desayunar agua con azúcar prieta y un pan sin nada. En el trabajo sufría desmayos. Sin embargo, no recuerdo haber visto los basurales que abundan ahora, la gente no tiraba basura a la calle ni era tan maleducada y egoista como en la actualidad.

    Respuesta
    • Saludos Irina: por estos dias se está recordando demasiado los duros años aquellos del periodo especial. Para qué decirte que las mejores pizzas de mi vida las comí en mis tiempos de Universidad por esos años, y resultó que el hombre las hacía con carne de perro, solo lo supimos cuando lo llevaron preso… Aterra solo imaginar que regrese tanta miseria, ya cargamos con demasiado nosotros los cubanos.

      Respuesta
  • Desgraciadamente habrá que compartir otra vez lo poco que aparezca.

    Respuesta
  • Rosa…creo que tu post ha hecho que quienes lo leamos…recordemos como pasamos aquel momento…fue bien difícil, pero las personas eran diferentes, sí, es cierto que en estos tiempos prima el egoísmo, la mala educación, la grosería y hasta la violencia.

    Respuesta
  • Los cubanos estamos como tuntún, como país, esperando los bocadillos a manera de remesas del norte, de los parientes valientes que se fueron. \de eso vive este país, que de próspero emporio pasó a limosnero. buena metáfora, la de tu perro pumpún. gracias rosa.

    Respuesta
  • Ah!, un detalle importante, del periodo especial no se puede hablar en pasado porque nunca se terminó, lo que felizmente finalizó al final de los 90 fue la fase más crítica o aguda del periodo especial. se concluirá cuando lleguemos a los estándares de vida y niveles productivos de 1989 y eso todavía no ha llegado. ni llegará con el sistema comunista estatista porque todo indica que estamos volviendo a otra fase agúda, más crítica.

    Respuesta
  • Tremenda mierda, ¿se sigue en la misma, 24/7 hablando de un periodo especial actualizado? ¿quién ha incubado eso y con qué cabrón propósito? ¿tan jodido realmente es el proceso que se viene de la instauración y puesta en completa marcha del nuevo sistema financiero mundial, que ahora hasta un “new periodo especial” es menos malo? “Curiosamente en este p.e. 2.0 Cuba se halla del lado bueno de la historia”, ¿o no? recibiendo indicaciones y siguiéndolas a pies puntillas del imbécil que despacha en la casa blanca. Siguiendo instrucciones del ruso y llevándolas a cabo sin chistar. ¿Periodo especial? Veamos entonces cómo se sobrelleva ahora asumiendo que se está “en el bando contrario” a China.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Atardecer, Cienfuegos, Cuba. Por Jeff Marot (Canadá). Cámera: Huawei P20

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com