Escribir sobre Cuba

Por Pedro Pablo Morejón

Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES – Recientemente estuve revisando mis escritos para Havana Times. Intentando ser empático en la medida de lo posible, descubrí que tal vez muchas de mis crónicas u opiniones sean interpretadas en el sentido de que intento ofrecer una imagen, todo el tiempo, negativa de Cuba. O en el mejor de los casos que poseo una visión amarga de nuestra realidad.

Y eso que procuro siempre dar un toque de jocosidad a mis textos.

Pero nada está más lejos de la verdad. Aunque no soy graduado de Periodismo, me esfuerzo en ser objetivo, a pesar de que nada es totalmente objetivo cuando se habla desde las emociones. Aun así, lo que pretendo es ser veraz al reflejar la situación de este pedazo de tierra donde me ha tocado vivir.

Lamentablemente, no puedo edulcorar la realidad. No puedo ocultar, por ejemplo, la falta de libertades o los obstáculos cotidianos que los cubanos tienen que sortear para satisfacer sus necesidades básicas.

Es que algo tan elemental como llevar un bocado de alimentos al estómago se convierte en una lucha que ni siquiera es comparable a la de los hombres de la prehistoria, que se aprestaban a la caza de mamuts.

Cualquier punto que se quiera tomar de la realidad cubana va, inevitablemente, a levantar ronchas. ¡Porque casi todo está mal!

El transporte, la vivienda, la alimentación, los servicios, los derechos laborales, las libertades individuales, la democracia, la decencia…y un largo etcétera.

Digo casi todo para no absolutizar.

Ni siquiera los supuestos logros en materia de salud y educación pueden ser presentados como evidencias de una sociedad superior.

Ahora mismo la escasez de medicamentos es alarmante, sin contar con el aumento de sus precios. Y la situación epidemiológica a raíz de la COVID-19 ha hecho que los servicios de salud se reduzcan a solo casos de urgencia. Ni qué decir de la proliferación de epidemias de sarna, roedores, dengue, etc.

De la educación solo podría afirmarse que en nuestro país no hay analfabetos. Solo eso. Estamos bajo el yugo de una educación politizada, cuya función principal parece ser el adoctrinamiento desde las primeras edades. 

No me gustaría escribir sobre eso. Quiero, en cambio, mostrar que Cuba es un ejemplo de país digno, donde sus habitantes gozan de una libertad y calidad de vida aceptables. Un país parecido a ese que muchos cubanos queremos, como aquel de cuyo sueño escribí por esta página web en un post, hace alrededor de un año.

Pero no puedo exhibir una realidad simulada como las que se fabrican en los medios oficiales.

Sería faltar a la verdad. Para escribir ficción tengo la literatura.

Lea más del diario de Pedro Pablo Morejón.

Pedro Morejón

Soy un hombre que lucha por sus metas, que asume las consecuencias de sus actos, que no se detiene ante los obstáculos. Podría decir que la adversidad siempre ha sido una compañera inseparable, nunca he tenido nada fácil, pero en algún sentido ha beneficiado mi carácter.Valoro aquello que está en desuso, como la honestidad, la justicia, el honor. Durante mucho tiempo estuve atado a ideas y falsos paradigmas que me sofocaban, pero poco a poco logré liberarme y crecer por mí mismo. Hoy soy el que dicta mi moral, y defiendo mi libertad contra viento y marea. Y esa libertad también la construyo escribiendo, porque ser escritor me define.

Pedro Morejón has 79 posts and counting. See all posts by Pedro Morejón

One thought on “Escribir sobre Cuba

  • Falta mucho para que puedas contar (y nosotros leer) algo bueno de Cuba. Es increíble cómo logran que siempre empeore la situación, nunca un paso hacia adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *