La vida nueva hay que currársela

Paula Henríquez

¿Qué hay de nuevo? Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Año nuevo, vida nueva, es un dicho popular que suele utilizar la gente cuando está por finalizar un año. Para muchos sí, es año nuevo y vida nueva y cuando menos, algo más de esperanza que el anterior.

En ciertos lugares del mundo estos días son festivos, se adornan las calles, las casas y hasta los corazones de la gente. En Cuba… bueno hay quien puede adornar la casa, a veces, casi nunca, se adornan las calles…

Pero en la Isla la celebración del año nuevo no es precisamente por el que recién comienza, al menos, no para el gobierno. Aquí se han quedado atrás las tradiciones de las que habla mi madre. Ella recuerda que antes del triunfo de la Revolución su familia solía reunirse, adornaban la casa, servían la mesa y era tiempo de fiesta, alegría y comunión. Ahora tiene que conformarse con los recuerdos. Yo le digo que al menos eso tiene: recuerdos.

Cuando un año comienza la gente se propone metas. Algunos quieren bajar de peso, otros terminar la carrera, otros conseguir finalmente el puesto laboral que anhelan y muchos simplemente un cambio, una vida nueva. Y yo me pregunto ¿se puede tener una vida nueva aquí? Un golpe de suerte creo que sí la traería… Pero esos no andan sobrados… La vida nueva hay que currársela, como dirían los españoles.

Y en eso encontramos a muchos cubanos: currándose el paso para una vida nueva. ¿Qué necesitamos nosotros para una vida nueva? Algunos responderían que se necesita resolver lo básico y que solo sería el comienzo de una vida nueva. Unos dirían que un cambio de sistema, otros que irse del país resolvería sus problemas, en fin, son muchas las opiniones.

Lo que sí sigue siendo cierto es que la vida nueva hay que buscarla, donde quiera que estemos, trabajando duro, que del cielo no caen las cosas.

Paula Henriquez

Paula Henríquez: Desde pequeña me han dicho que debo tener cuidado con lo que digo en público. “Piensa antes de hablar, sobre todo delante de los demás”, me decía mi mamá y, entonces, resultaba más un ruego que un regaño. Aún hoy la escucho… y la cumplo, solo que no hablo… escribo. Las letras, las palabras son mi escape, mi salida y las catarsis diarias, las que imprimo en el papel, me reavivan. Y esta foto… me refugia.


One thought on “La vida nueva hay que currársela

  • el 18 enero, 2017 a las 6:02 pm
    Permalink

    A partir del 12 de enero se les jodió el año nuevo a un montón, pila burujón de cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *