El problema de ser gay

Warhol P

Foto: Caridad

HAVANA TIMES — El que es gay, es gay, y no hay nada que nos haga cambiar de preferencia, mucho menos seriamos capaces de intentar tener gustos diferentes por complacer a la familia o la sociedad, al menos yo siempre luché contra todo aquel que no aceptaba mi condición.

Ser gay, es un deseo o sensación, que nace de dentro de uno, y eso es algo que difícilmente varía.

Considero que ninguna otra persona debe interferir ni reprimir tales inclinaciones, nuestra vida es nuestra, y siempre que no hagamos mal a ninguna otra persona, todo está bien. Que un hombre sienta amor o idolatría por otro hombre, no lo considero una aberración, y mucho menos un pecado mortal.

Pero claro, esa es mi percepción, pienso así porque soy gay, he vivido en carne propia las consecuencias de mi evidente homosexualidad.
Aquel que no lo es, ni tiene un familiar con estas características, piensa bien diferente.

Muchos, aún mantienen la falsa idea de que somos personas enfermas, que no sentimos como las demás personas. Y para otro gran sector resulta chocante que en la unión de dos hombres, o dos mujeres se pueda ser capaz de sentir amor.

He conocido a muchas personas, por lo general varones heterosexuales, que siente repulsión al ver un gay demasiado evidente.

En el transcurso de mi vida, muchos han sido los hombres, supuestamente heterosexuales, que han escupido delante de mí, dejando entrever su aversión, homofobia, y un odio sin motivo.

Incluso, la gran mayoría de las personas heterosexuales con las que en algún momento he tenido vínculos de trabajo, cuando se refieren a un gay, lo ven como una loca, un pajarito, es así como nos apodan.

Cuando trabajaba para el Estado, muchas compañeras de trabajo, constantemente me consultaban para que les diera clases de sexualidad, porque al parecer para ellas, un gay para ser gay debe ser un estudioso del kamasutra, y sabérselas todas, porque claro, no te ven como una persona normal, sino como una loca de carroza.

Muchos hombres gay, que aparentemente para la sociedad no lo son por su modo de comportarse, engañan a las personas, por el simple echo de escuchar lo que en su entorno se comenta de los homosexuales, y es por ello que prefieren estar en el anonimato.

Al no querer enfrentar a la familia y la sociedad, prefieren llevar una doble vida donde no solo se perjudican a si mismo, sino que también afecta a otras personas.

Es el caso de mi pareja, que ya ni siquiera sé si es pareja o ex, lo cierto es que, el que leyó mi post: el amor en los tiempos del desamor, ya estará al tanto de los acontecimientos.

Resulta que luego de la inesperada ruptura, el sujeto no deja de llamarme por teléfono, recientemente ha venido a visitarme, y hemos hecho cosas muy malas, por las que tal vez ni pueda ir al cielo cuando muera.

Me ha dicho con lágrimas en los ojos, que sigue queriéndome, y que no puede estar sin verme, sin escuchar mi voz, o sin tocarme.

Pero alega que no puede vivir conmigo, porque no quiere que su familia sepa que está con un hombre, o sea, una vez más mi homosexualidad es un problema, y no sé si el problema es de él, o de la sociedad, que no es capaz de entender a estas alturas, que las diferencias existen y existirán toda la vida.

Mientras, muchas personas como él, engañan a sus mujeres e hijos con una doble vida.

Considero que cuando uno es gay, es gay, y aunque tratemos de engañarnos, en nuestra mente siempre estará presente el deseo de estar con una persona del mismo sexo.

Lo mas importante, es saber que por muy duro que te trate la sociedad, tu vida es tu vida, y que se sepa, vida hay una sola, y si existen otras que es posible que sí, al menos en esta uno debe vivir bien con uno mismo y aceptarse tal cual uno es, si los otros no te aceptan ese no es un problema que debemos tomar como nuestro, mas bien es un problema de ellos. ¿No lo creen?



Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.

Nonardo Perea has 117 posts and counting. See all posts by Nonardo Perea

10 thoughts on “El problema de ser gay

  • Por lo menos fue sincero. Es una situación análoga al hombre heterosexual que viene y le dice a una mujer que la ama con locura pero no se puede casar con ella y vivir juntos porque su pobre esposa está enferma, o no puede dejarla con los hijos, o no pueden dividir la casa, etc….

    Ya es decisión tuya si estás dispuesto a ser el segundo frente para que él mantenga su apariencia.

  • La lucha interior entre la naturaleza homosexual de una persona y la moral prexistente, a llevado al suicidio a miles de jovenes y peor aun , a llevado a miles de padres preferirlos muertos que homosexuales. Creo que no tiene sentido darle una educacion heterosexual forzada a un hijo , si su naturaleza es otra. El papel de un padre es ensenar a amar y sentirse orgulloso de sus hijos , independientemente de su sexualidad. Digo esto , porque debe ser muy duro bregar por la vida desde muy joven con el temor de ser aborrecido por las personas que mas amamos y supuestamente nos aman incondicionalmente. Es como un disidente de nacimiento.

  • Cuales fueron las cosas tan malas que hicieron Warhol?, que le pegaron los tarros a la nueva esposa de tu ex?, cuando se acuerde de nuevo que se tiene que hacer el hombre y se te desaparezca, no vengas llorando.. porque te estas prestando a que te use para engañar y perjudicar a una inocente, o vas a esperar a que tenga hijos con la mujer y el daño sea peor?, acuerdate que como gay debes demostrar que “mientras no le hagan mal a ninguna otra persona todo esta bien”. Si siempre has luchado contra todo aquel que no aceptaba tu condición, no te pega que le sirvas de tapujo a uno que no quiere salir del closet, no crees?

  • Aquí lo simpático del caso es que el que tiene el problema es tu pareja (o como quieras calificarlo), no tú. Tú te asumes gay; él no, aunque al parecer el susodicho disfruta de la cara oculta de la luna cada vez que puede. El nada y guarda las ropas, mientras al parecer te toca a ti cargar con el saco de sufrimientos, que te encargas de hacer públicos, compartiendo tus cuitas y las suyas con los lectores de este foro.

    Ya que al parecer te interesan nuestra opiniones, déjame decirte que el caso de ustedes rebasa el marco de la problemática homosexual. Como ya te señaló Gusana, ese hombre está viviendo su doble vida a expensas de tú lástima, tu debilidad, o como le quieras llamar. Si tu fueras mujer, probablemente también te inventaría un cuento, para seguir ad infinitum en la cuerda del “quiero pero no puedo”.

    Así las cosas, considera si no es mejor que te olvides del señor y busques otros horizontes más promisorios, porque todo indica que tu Príncipe Azul te tiene contra las cuerdas, al punto de que no te deja concentrarte en los textos. Quizás por eso escribiste “echo” en lugar de “hecho”; ” a si mismo” en lugar de ” a sí mismos”; “afecta” en lugar de “afectan”; “ósea” en lugar de “o sea, “; “ese” en lugar de “ése”; amén de quitar y repartir las comas con un inefable talante de anarquista. Animo en la vida y ojo con la ortografía. Saludos.

  • A lo que ya tu haz dicho Isidro , le aconsejaria usar tercera persona para estos casos, ayuda a ser mas objetivo.

  • Pues nada, por dificil que sea, quien no se atreve a ser quien es no merece estar en tu vida; sobre todo cuando tu escogiste la libertad inigualable de ser tu en todas partes y en todo momento.

    Alguien, a quien en su momento llegue a tener en gran estima, la perdio precisamente por la hipocresia de vivir la vida como lo esperan los demas, esta casado con una mujer y tiene dos hijos; su homosexualidad solo se me fue haciendo evidente de a poco. No se si vive una doble vida o si vive con la amargura sin fin de negarse a si mismo, como quiera que sea, en mi vida no tiene cabida.

  • Coincido que este no es un problema de homosexualidad sino de doble vida. Si fueses una mujer la historia no sería demasiado diferente. “La otra” o “el otro” da igual. Yo he visto esa película y debo aceptar que la he vivido en el rol de quien engaña.
    Hablando entre latinos en Alemania, nos preguntábamos: ¿por qué lo hacemos?
    – Por darle alegría al cuerpo,
    – por conocer y disfrutar otros cuerpos,
    – porque una prostituta cuesta (en Alemania) entre 50 y 100 euros los 20 minutos de una función desabrida y esta me da más de gratis,
    – porque mi esposa no me es suficiente,
    – porque las rubias alemanas son como barbies
    – porque si no fumo, ni bebo, ni tomo drogas algún vicio tenia que tener ¿no?
    – para que otros vean lo “barbaro” que soy porque levanté una rubia que pa qué
    – por ganar una apuesta

    Miles de razones, pero ninguna tenía que ver con el amor. Es más si este amigo tuyo participase de aquellas rondas, le recriminariamos, el haberte hecho participe del engaño, porque hasta en “ese mundo” hay una ética que dice: ojos que no ven, corazón que no siente. No se debe nunca, pero nunca destruir a la persona que te da buenos momentos.

    Asi que pasa la pagina y listo. En el mundo hay mas gente y te sorprenderás de lo que puede el tiempo. Un dia buscarás su nombre y no lo encontrarás en tu memoria.

  • Gracias a todos por los comentarios y criticas que de alguna manera me ayudan a mejorar en todos los sentidos.Saludos.

  • Wahrol,

    En España a los heterosexuales se les discrimina en ciertos trabajos. Por ejemplo, es dificilísimo triunfar como diseñador de interiores o peluquero siendo heterosexual, por lo que muchos diseñadores y peluqueros se ven obligados a ocultar su heterosexualidad para que no les discriminen en el trabajo.

  • Gabriel ningun heterosexual seria disenador ,o peluqureo ,se le llama barber yo digo a la lucha somos locas pero somos muchas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.