Una Casa de Cultura para Cojímar  

Por Nike

Vista frontal de la casa.

HAVANA TIMES – Hace más de treinta años no existe en Cojímar una Casa de Cultura. La que hubo, era un antiguo caserón colonial ubicado en Calle Real, una de las avenidas principales del poblado marino; por ella pasaban todas las guaguas que entonces comunicaban la localidad con el resto de la ciudad: la ruta 94 que llegaba hasta Regla; la 77 a Guanabacoa; la 71 hasta Casa Blanca; la 26 cubría el recorrido hasta Alamar, y la 58 para el centro de La Habana.

A partir de la década de 1990 quedaron solo la 58 y la 26, que se mantienen en la actualidad. Digo esto, porque con todas las rutas que existían, mi pueblo estaba más comunicado con la urbe, y hasta nuestro centro cultural llegaban maestros y especialistas de todos los puntos de la capital cubana.

Pero con la llegada del periodo especial y la desaparición de esos itinerarios, el acceso hacia el reparto se hizo más difícil, lo cual repercutió en que nuestra Casa fuera olvidada, y el inmueble abandonado se fue destruyendo hasta quedar convertido en ruinas.

Hace unos días, mientras caminaba por el poblado, sobre la fachada de una de las viviendas más antiguas y mejor conservadas de los alrededores, que sirvió durante muchos años como escuela primaria, aunque desde hace unos diez años está abandonada, descubrí dos carteles escritos con pintura roja, anunciando que aquella será la nueva Casa de Cultura.

El recinto escogido me parece perfecto. Por eso quiero compartir con ustedes una parte de su historia. Desde los años treinta del siglo pasado, hasta la década del cincuenta, esa casa perteneció a una familia de apellido More. El propietario principal fue dueño de varios terrenos en Cojímar. Fueron los primeros en tener televisión en todo el poblado y en las noches invitaban a los vecinos para que disfrutaran de las primeras emisiones de la televisión en Cuba.

Pero el hecho que más me motiva es saber que, de llevarse a cabo el plan de convertir esa antigua residencia en “Casa de Cultura”, eso tendrá repercusión social. Pues desde hace muchísimos años en Cojímar no existe un espacio de atracción ni un lugar donde, sobre todo niños y jóvenes, inviertan su tiempo libre. Eso, como es lógico, se puede apreciar en la cantidad de jóvenes que pasan la mayor parte del tiempo sentados en las esquinas sin nada que hacer.

Saber que esta casa fue escogida para crear una nueva Casa de Cultura me alegró tanto que quise compartir con los lectores de HT esta noticia.



Nike

Nací en La Habana, Cuba. Toda mi vida he tenido al mar como paisaje; me gusta estar cerca de él, sentir su brisa, su olor, tanto como sumergirme y nadar y disfrutar las maravillas que nos regala. Gracias a la habilidad manual que heredé de mis padres he podido vivir de la artesanía. Trabajo fundamentalmente el papier-mâché, haciendo títeres para los niños. Escribo para Havana Times por la posibilidad de compartir con el mundo la vida de mi país y mi gente.

Nike has 40 posts and counting. See all posts by Nike

One thought on “Una Casa de Cultura para Cojímar  

  • Hola Nike, como siempre los lectores te agradecemos tus posts. Ojalá que la Casa de la cultura ofrezca actividades para los pobladores de la zona, talleres artisticos para los interesados, musica, teatro, cine, trova. Creo que disfrutarán de cosas que no tenian desde hace tiempo. Es una injusticia que a Cojímar solo llegue una ruta, cuando hay tantas gente que vive por allá. Un desperdicio lo que antes tuvo una vida propia y ahora es un pueblo relegado y olvidado. Lugar especial donde hay tantas posibilidades, con una playa contaminada por un rio que trae agentes contaminantes. Una playa hermosa que no puede ser usada, que desperdicio! En realidad nuestro antiguo balneario esta sepultado en el recuerdo. Ojala Cojimar sera redimido algun día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.