Cazan palomas para hacer sopa

Por Nike

Paloma Raviche, asi se conoce en Cuba, proveniente de África.

HAVANA TIMES – Es increíble lo que la gente hace para comer carne. Un vecino ha continuado trabajando a pesar de la cuarentena. Eso le dificulta hacer cola para adquirir pollo o picadillo, por lo que se ha inventado una forma de comer carne poniendo trampas a las palomas silvestres.

Deja sus trampas en un lugar frente a su casa y las vigila desde su portal o a través de las ventanas. Dice que con dos o tres palomas se hace una sopa riquísima.

Una mañana, hace pocos días, salgo al portal de mi casa y veo a otro hombre caminando despacio por la acera de en frente; este se detiene, sigiloso, saca un tirapiedras de su bolsillo, apunta y lanza un pedrusco a una paloma que está posada en un poste. Falla el tiro y el ave huye. Luego me mira, dice que ya no es un niño, guarda el tirapiedras y sigue su camino.

He oído que las palomas raviches son una especie importada que se ha adaptado muy bien y que abunda por toda Cuba. Pero el hombre es un depredador muy eficaz y puede llevarlas a la extinción. Eso me hace sentir mucha pena por esos animalitos.

Qué diablos le pasa a las personas que se creen con el derecho de comerse cuanto ser vivo camina por este planeta. Acaso no podemos convivir con otros seres. No es eso precisamente lo que nos ha llevado a lo que ahora pasamos.

Nike

Nací en La Habana, Cuba. Toda mi vida he tenido al mar como paisaje; me gusta estar cerca de él, sentir su brisa, su olor, tanto como sumergirme y nadar y disfrutar las maravillas que nos regala. Gracias a la habilidad manual que heredé de mis padres he podido vivir de la artesanía. Trabajo fundamentalmente el papier-mâché, haciendo títeres para los niños. Escribo para Havana Times por la posibilidad de compartir con el mundo la vida de mi país y mi gente.

Nike has 16 posts and counting. See all posts by Nike

6 thoughts on “Cazan palomas para hacer sopa

  • Ese vecino tuyo es un HP, con las pobre palomas, que siembre en su patio, él echó cemento a su jardín y perdió la oportunidad de recoger alimentos sembrados por su propia mano. Diganle esta historia a un vegetariano y se volará de rabia. Matar gatos, perros o cualquier animal libre no es la solución. El hombre, esl primer depredador del planeta lo sigue destruyendo con su comportamiento agresivo contra los animales, que tienen derecho a vivir. ¿Comería carne humana si no hubiera más nada por ahí?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *