Carta de un cubano que emigró

Por Luis Rondón Paz

Foto: Ernesto González
Foto: Ernesto González

HAVANA TIMES — La decisión de muchas cubanas y cubanos de abandonar la Mayor de las Antillas ha sido un tema para Cuba muy recurrente durante los últimos 30 años.

El pasado mes de julio cuando viajé a Europa, tuve la oportunidad de conocer de cerca una persona que escogió ese camino. Cuando leí su carta de despedida, sentí la necesidad de hacer pública sus palabras, pues creo que es un tema que afecta de cerca a muchas personas, que por diversos motivos, determinaron salir o quedarse en la Isla.

En este caso, considero que la existencia del ser humano y la imposibilidad de soportar-esperar por cambios que no llegarían pronto a ser tangibles en el sistema-sociedad cubano, fueron el móvil catalizador para que este joven cuestionara su papel y sintiera esa fuerte necesidad de buscar su libertad en otros horizontes.

A continuación publico su carta de despedida:

Compatriotas, hermanos, amigos:

La idea de volver a Cuba es algo que me aterra. He llegado a ese punto sin retorno en que no sé cómo vivir sin libertad. Estoy ante el mismo dilema del quilombo  en que estuvieron mis ancestros. Apenas consigo explicarme el sentido de la vida limitada de las dictaduras. Agradezco con el alma la experiencia que juntos hemos compartido, pero no quiero volver a esa isla secuestrada por la ideología que desprecia la diversidad de la naturaleza humana.

Les debo confesar que, este ha sido el curso más importante de mi vida, jamás he comprendido tanto de qué van la realidad y los sueños en tan poco tiempo (…).

Tengo que decirles que mi límite de tolerancia al ostracismo y la demencia que impera sobre nuestra Isla ha sobrepasado todos los umbrales. Escribo con dolor mi adiós a la tierra de mis padres y amores primeros. En mi habitación dejo los equipos que gentilmente me fueron facilitados y algunos presentes sencillos para todo el equipo.

Tengo miedo de regresar a Cuba y que por arte de magia desaparezca el testimonio literario que he venido tatuando en mi alma durante estos años. Al salir de La Habana me traje en la maleta 7 libros inéditos, y no quiero engavetar esos documentos hasta que se muera el Rey.

Un abrazo profundo.

PD: Suerte de todo corazón les deseo en sus caminos.

 

Luis Rondón

Luis Rondón Paz: Activista, Queer, informático, actor, fotógrafo, estudiante y aprendiz de periodista. Original de Santiago de Cuba. Creo que las personas somos proyectos de vida en constante transformación. Soy consecuente y responsable de mis actos. Comprometido con las causas justas y amante de las buenas acciones. Hoy escribo sobre Cuba en el exilio, libre de la tortura psicológica y persecución de la dictadura cubana.


7 thoughts on “Carta de un cubano que emigró

  • el 11 octubre, 2016 a las 9:36 am
    Permalink

    Es impresionante como en tan pocas palabras, se puede describir tan bien lo que se siente, y esa encrucijada abismal entre el tengo a mi familia conmigo o soy libre de tantas cosas absurdas y sin explicacion.

  • el 10 octubre, 2016 a las 9:58 am
    Permalink

    “Toda dictadura es casta y anti vital; toda manifestación de vida es en sí un enemigo de cualquier régimen dogmático.”
    ― Reinaldo Arenas

    Yo también me fui con ese terror, que se ha vuelto placer, no he vuelto, no volveré, no mientras viva el Rey y digo más, si su legado perdura, tampoco volveré.
    Me encantó la carta.

  • el 7 octubre, 2016 a las 4:42 am
    Permalink

    Excelente comentario, todos los que emigramos hemos puesto en la balanza tantas cosas!, pero creo (opinión muy personal) que casi en el 100% de los casos nadie lamenta la decisión de partir. Saludos.

  • el 6 octubre, 2016 a las 7:25 pm
    Permalink

    Desgarrador por lo real y humano , todos dejamos algo y mucho y ……todos ganamos algo y mucho y ……todos perdimos algo y mucho.
    Suerte y que trate de compartir todos sus vivencias, ilusiones, frustraciones con todps los que no identificamos con du reslidad

  • el 6 octubre, 2016 a las 6:27 pm
    Permalink

    Excelente carta y lucidez.

  • el 6 octubre, 2016 a las 4:19 pm
    Permalink

    lo mejor de la carta es la expresion final “….hasta que se muera el rey….” porque en eso se convirtio esa accion de unos pandilleros aventureros, un reinado de una dinastia familiar como en korea del norte. pero algun dia tendran que salir del poder que asquerosamente han detentado por tantas decadas.

  • el 6 octubre, 2016 a las 2:48 pm
    Permalink

    Felicidades en tu andar, que la vida te llene de bendiciones. Así se hace!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *