Qué hay para los perdedores

Kabir Vega Castellanos

Foto: Emmy Park

HAVANA TIMES – Después de ser inaugurada la LCD (Liga de Dota Cubana) a principios de septiembre, tras una larga espera e interrupciones se acerca a su fin.

El próximo sábado 23 de diciembre se enfrentarán en una ronda final el equipo de los Pirates Gaming contra el de los Big Monkeys. Este último había sido derrotado en semifinales, pero, aunque fue arrojado a la categoría de perdedor por los mismos Piratas, logró reivindicarse y obtener el derecho no solo de pedir la revancha, sino de reclamar también la victoria del torneo completo.

Los fans que fielmente han asistido a cada uno de los encuentros, esperan con ansias que llegue la gran final y mientras, apuestan por los mejores jugadores, en sus respectivas posiciones.

Para remarcar el suceso por venir, hasta se hicieron entrevistas cortas que han sido publicadas en Facebook y en la red, dirigidas a los capitanes de los tres mejores equipos del torneo.

Pero, ¿qué hay de los equipos que quedaron atrás? Después de jugar dos o cuando más tres partidos, fueron eliminados y desterrados al anonimato.

Nadie piensa en los perdedores, a menos que los conozca personalmente o haya establecido alguna relación con ellos, ya sea de rivalidad o amistad. Solo especulan cuál será el equipo ganador, esperando compartir su alegría e ignorando al mismo tiempo el peso que involucra ser el número uno.

Por supuesto, esta no es la Octava Internacional de Dota ni está en juego el futuro de jugadores que dedican casi todo su tiempo al entrenamiento de una habilidad que aún muchos se resisten a denominar deporte.

Los jugadores cubanos apenas empiezan a ganar un espacio que tardará décadas en consolidarse como sucede en China, que el propio Estado provee al jugador de hospedaje y alimento para que se dedique solo a entrenar videojuegos.

Pero como en todo enfrentamiento, la derrota siempre será amarga y la justicia relativa. Me pregunto por qué todo lo interesante tiene que ser competitivo y tan excluyente.

Yo mismo había olvidado la idea original difundida por la LCD, en el comienzo del torneo. Según decían, el propósito era que los equipos novatos que perdieron en un comienzo, no quedaran fuera, sino como Categoría B. El concepto resultaba divertido y esperanzador, pues muchos de los participantes solo querían jugar y pasarla bien, un detalle que se va olvidando a medida que se avanza en un certamen. La oportunidad de un tope amistoso y de compartir con amantes de su juego preferido, eran una motivación y una recompensa.

Con el esquema tradicional de ganador-perdedor, el resultado es ser aclamado por una victoria que será siempre temporal, no importa el lapso que dure. Muchos conflictos y frustraciones personales se derivan de ese enfoque y el espíritu verdaderamente deportivo se pierde. En la desesperación por ganar, hasta amistades aparentemente sólidas se rompen.

Quizás la idea inicial de establecer diferentes categorías, en las que cada una celebraría sus propios torneos, era demasiado ambiciosa y los organizadores no pudieron mantenerla por cuestiones logísticas. Sin embargo, es triste, porque hay quienes querían ver enfrentamientos fraternales entre equipos, que no viven para ganar.

 

Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.


One thought on “Qué hay para los perdedores

  • el 19 diciembre, 2017 a las 2:53 pm
    Permalink

    Me entristece leer tus articulos. Todo el esfuerzo realizado por el torneo y sus jugadores para potenciar y enaltecer el deporte electrónico en Cuba, y tus artículos intentando derribarlo,.

    La idea original del torneo ”Resplandor Naciente” se mantiene. Filtrar a los equipos participantes para la temporada competitiva que iniciaremos en 2018.

    En primer lugar , LCD citó a unirsele todo jugador/equipo interesado en las competiciones semi-profesionales, y decimos semi-profesionales por algo, nuestros eventos no son un juego de niños

    Seguido de esto anunciamos un sistema de categorías para crear un dinamismo y escala como cualquier otro sistema competitivo en el mundo entero.

    Si los jugadores rompen amistades o se ven afectados con otros jugadores a causa de sus encuentros competitivos son completamente su responsabilidad. LCD/ADEC no apoya ninguna actitud en contra de los principios deportivos bajo ningún concepto, de hecho promovemos una correcta actitud dentro de nuestros eventos , todo bien enunciado y requerido en nuestro reglamento

    ADEC organiza y gestiona todos sus eventos con una motivación, un sueño detrás. Un inmensa cantidad de jugadores quieren dedicar su vida a los e-sport, muchos se han dado cuenta que luchar por algo a lo que se ama y anhela vale la pena a cualquier costo.

    ADEC recoge todos esos sueños y los une, avanzando con cada aliento de los que luchan junto a nosotros por el mismo fin, crearemos el camino por y para nuestra causa, no nos detendremos puesto que ” Luchamos por el Deporte Electrónico en Cuba y el mundo!! ”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *