Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES — Casi tres semanas después de conocido el resultado negativo de la exploración realizada por la petrolera española Repsol, cuando todos los medios internacionales ya habían exprimido la noticia, la prensa cubana se dignó a informar parcial y manipuladoramente al pueblo de la isla.

En mi criterio, el comunicado emitido por CubaPetróleo (Cupet) sobredimensionó las potencialidades de Cuba en cuanto a disponibilidad de ese yacimiento, al poner el énfasis en que la zona “abarca un area de 112.000 kilómetros cuadrados en el Golfo de México, una de las principales cuencas productoras de petróleo a nivel mundial, con alta potencialidad para el descubrimiento de nuevas reservas.”

En realidad Cuba no dispone de todo el Golfo de México para sus perforaciones, y carece de un cálculo de reservas en los sectores particulares que le corresponden. No obstante, las autoridades acá han divulgado la alucinante cifra de 20 mil millones de barriles de crudo disponibles.

Es curioso que ante “tanto petróleo cubano,” Repsol haya abandonado el empeño sin realizar siquiera los tres pozos que tenía previstos, tras haber gastado unos $150 millones de dólares en el primer pozo seco… ¿Cómo explica eso Cupet a la gente?

Bueno, en realidad Cupet no solo no lo explica, sino que ni siquiera se digna a hacer referencia a la salida definitiva de Repsol. Al parecer es un tipo especial de “cultura económica” la que quieren promover los medios, empresas y gobierno en esta isla.

Por otra parte, la información publicada en la web del diario Granma fue colocada para no ser leída por nadie. La muy importante nota no apareció en portada el 6 de junio. Era preciso ir a la sección de Nacionales, para encontrarla en cuarto lugar, con el poco revelador título de “Nota informativa,” y sin el correspondiente lid explicativo.

Por si tienen dudas, aquí les pongo la pagina de Nacionales del sitio web de Granma ese día, donde se ve la nota (que he circulado en rojo) precedida por la Mesa Redonda sobre la gira internacional de Putin, y una nota sobre Venus.

Lo mismo sucedió en la versión impresa: Nota informativa, en la segunda pagina. ¿En portada?: Venus, Putin, Olimpiadas y Medio Ambiente.

¿Querían que se supiera, o no?

En 2005 Fidel Castro expresó en una mesa redonda televisiva: “Hace falta una cultura económica en el pueblo, no hay cultura económica en nuestro país: la gente no sabe de dónde sale el dinero.”

Creo que hace rato se sabe por qué la gente no tiene cultura económica: la censura desde el Partido Comunista impide que la prensa aborde e investigue esos temas, y los lleve a la gente de modo inmediato, con toda la transparencia y conflictividad que ello implica.

Aunque actualmente Cuba produce cerca de la mitad de su petróleo y recibe la otra mitad de Venezuela, la realidad es que los yacimientos en tierra y en aguas someras parecen haber llegado al tope de producción.

Es por ello que el gobierno ha fijado su atención en su zona económica del Golfo de México, la cual ha dividido en 59 bloques, 22 de ellos en contrato de riesgo con las compañías Statoil-Repsol-OVL (Noruega, España e India), PDVSA (Venezuela), Petrovietnam, Petronas (Malasia), Sonangol (Angola), CNOOC (China) y Gazprom (Rusia), entre otras.

Es decir, casi el 63% del area no esta aún contratada, y parte de los bloques contratados fueron ahora abandonados por Repsol: un panorama nada alentador que el gobierno y los medios cubanos se empeñan en no enfrentar.

Les confieso que en lo personal quisiera que no apareciera ni una gota de petróleo en esas aguas, para seguridad de las especies que allí habitan, y también con la esperanza de que en algún momento los cubanos y cubanas nos dispongamos a implementar un modelo de desarrollo verdaderamente sostenible y ecológicamente responsable.

El verdadero desarrollo de fuentes de energía alternativas, fundamentalmente las renovables, sera vital para Cuba, a fin de ganar en soberanía energética y alejarnos de los tragicos sucesos de la Britsh Petroleum en 2010, que los periodistas cubanos parecen haber olvidado.

Por ahora, saludo la decisión de Argentina de expropiar el 51% de las acciones de la estatal YPF, todas ellas procedentes del 57,4% en manos de Repsol desde 1999, y busco (no en la prensa nacional, por supuesto) información sobre los sucesos económicos de mi verde isla.

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.

13 thoughts on “Repsol: cultura económica a la cubana

  • Japon y Suiza, esa es la respuesta, cero petroleo, cero recurso natural importante, servicios de calidad, educacion de primera, inteligencia, sentido empresarial, respeto a las leyes y dedicacion al trabajo, ya tenemos algunas de esas condiciones, la inteligencia (modestia chovinista aparte) el sentido empresarial, y la dedicacion al trabajo (a los que duden de esta ultima por favor fijarse en los cubanos en libertad), la educacion debe mejorar pero al venir de la mano con la inteligencia no va a ser demasiado dificil, yo tambien mantengo la esperanza

  • Noruega no era un país pobre antes de descubrir petróleo. Tenía una renta similar al resto de los países nórdicos. Existe la llamada maldición de los recursos naturales. Hay países que dejan de ser eficientes económicamente por culpa de que disponen de una fuente cómoda de ingresos gracias al petróleo. El gobierno contrata a una multinacional. La multinacional explota los yacimientos y le pasa un buen porcentaje al gobierno, que usa ese dinero para clientelismo político. Eso no pasó con Noruega.

  • Es cierto que las transnacionales petroleras han explotados los recursos de los paises del tercer mundo,pero tambien algunos de estos paises han tenido gobiernos muy corruptos,que lejos de utilizar los ingresos del petroleo en mejorar el nivel de vida de su poblacion,lo han utilizado en beneficio propio de los gobernantes y sus acolitos.Los paises exportadores de petroleo de latinoamerica tiene un nivel de vida que sin ser de los mas altos,no son comparables con el de los paises africanos.Noruega hasta que descubrio sus llacimientos petroliferos era un pais pobre,y ahora tiene uno de los IDH y PIB mas altos del mundo,pero los ingresos del petroleo se usaron en beneficio del pueblo,ahi esta la diferencia.Si manana se encuentra petroleo, y Cuba se convierte en exportador,pero la idelogia sustituye a la economia,entonces si seguiremos como estamos.

  • Rectifico: …PBI percapita mas altos del mundo…

  • Lamentablemente la tenencia de grandes recursos naturales no ha sido sinonimo de properidad; pero puede hacer la diferencia. Esos recursos bien administrados han ayudado al progreso de muchas naciones. Los hidrocarburos, tan necesarios para el mundo actual, han sido el motor para el desarrollo de paises como Qatar, Emiratos Arabes Unidos, Arabia Saudita, Kuwait, Libia, Brunei, Malasia y otros.
    Estos paises pasaron de ser estados tribales y nomadas a economias avanzadas y algunas de ellas con los PBI mas altos del mundo, en pocas decadas. Acaso nosotros no podemos aspirar a un desarrollo, al menos parecido.
    Estos paises practicamente no tienen mano de obra calificada y viven de millones de expatriados de paises mucho mas pobres (los llamados esclavos del siglo XXI), y a veces de otros paises “desarrollados”. Cuba con la potencialidad profesional y cientifica, con una direccion acertada podria avanzar muchisimo. Creo que tenemos ese derecho.
    Las personas piensan como viven y quienes nos bloquean lo saben muy bien.
    Soy de los cubanos que aun mantienen la esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *