Desmocharon palmas en la Plaza de la Revolución

Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES – Tres palmas altísimas y saludables, que crecen frente al Teatro Nacional de Cuba, fueron víctimas de los escenógrafos que montaron el espectáculo de este Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución.

Sin ningún escrúpulo, quienes dispusieron la escena podaron drásticamente (eso es lo que significa desmochar, en el argot popular) dos de las palmas, y parcialmente a la tercera.

Lo penoso del asunto es la razón por la cual tomaron esa decisión: las palmas en cuestión se entrometían en la línea imaginaria que va entre la presidencia, y el gigantesco cartel colocado en lo alto del Teatro.

Raúl Castro y Nicolás Maduro no habrían podido ver a plenitud el cartel con la hoy muy significativa frase de Fidel: “Revolución es sentido del momento histórico”, ni las imágenes del anarquista y luego comunista Carlos Baliño, el líder azucarero Jesús Menéndez, y el sindicalista Lázaro Peña.

De acuerdo con la tradicional orientación de la marcha, esas imágenes quedan a la espalda de la gente que camina por la avenida Paseo, y de frente solo a el obelisco de la Plaza, en cuya base se colocan quienes presiden el acto, y los más altos invitados.

¿Era necesario agredir a las plantas para quitar unos penachos que nada quitaban al evento?

Es evidente el ejercicio de depredación, y también es evidente la impunidad con que toman sus decisiones los empoderados en este país.

Las Ley 85 (Ley Forestal), establece en su artículo 4 que “La palma real, árbol nacional de Cuba, integra el patrimonio forestal y su fomento y conservación goza de especial atención”. Más adelante, en el artículo 67, señala que “Las contravenciones se sancionarán con multas cuyas cuantías se fijen en cada caso, sin perjuicio de las demás sanciones accesorias aplicables de conformidad con la legislación vigente”.

Nota: En la foto no se aprecia bien la obstrucción que hacían las palmas, pues fue tomada desde la plaza frente al obelisco, y no desde la base de este.

Por su parte, el Decreto Ley 200 (De las contravenciones en materia de medio ambiente) explicita en su artículo 8 que “Dañar o destruir especies de especial significado u objeto de protección específica, 250 pesos y 5000 pesos”.

No obstante, la figura del inspector estatal ambiental no queda muy bien definida en este Decreto Ley, lo cual se traduce en que la población no sabe a dónde dirigirse para hacer la denuncia de alguna contravención de ese tipo.

En resumidas cuentas, se trata de letra muerta.

En estos años de denunciar ininterrumpidamente, desde el proyecto El Guardabosques depredaciones ambientales de este tipo, todavía no se conoce la primera sanción a los agresores del arbolado urbano; que por lo general son la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), la Empresa Eléctrica, y el Ministerio del Interior (MININT).

También es triste que tal ataque no se tradujera en ningún beneficio. Por más que miraran las imágenes de estos luchadores obreros anticapitalistas, la dirigencia cubana no parece cambiar sus intenciones de codearse con los poderosos (no importa sin son de Francia, Estados Unidos o Japón).

Isbel Diaz

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.


23 thoughts on “Desmocharon palmas en la Plaza de la Revolución

  • el 19 mayo, 2015 a las 9:53 am
    Permalink

    Será que no entienden el meta mensaje del texto?
    El asunto no es solo las tres palmas.
    En la actitud y el hecho de mutilar las palmas, que es nuestro árbol nacional solo para hacer llamar la atención de un jefe de estado visitante sobre un mensaje político.
    No hay en Cuba otro problema mas grave que el da falta de soberanía. Donde desde hace muchas décadas siempre se depende de naciones extrajeras en lo económico, político y social. En Cuba es mas importante el resultado de unas elecciones en USA o en Venezuela que en las propias elecciones (si es que se le puede llamar así).

  • el 18 mayo, 2015 a las 11:06 pm
    Permalink

    Jaja…apretaste

  • el 18 mayo, 2015 a las 4:49 pm
    Permalink

    Isbel, no lo tomes a mal pero me parece que Eduardo y JorgeAlejandro tienen la razón. Hay cosas más importantes que escribir en Cuba que tres pencas de palma.
    Inclusive si tu motivación es medio ambiental hay desastres mucho más desproporcionadamente grandes que esas 3 pencas. Recuerdo cuando estudiaba en la habana el smog que se veía sobre la ciudad desde temprano. Supongo que todavia existe. Me inmagino que la razón de tanta contaminacion tenia que ser la refinadora Nico Lopez. También la contaminación de la bahía. O del almendares Etc.
    Por ejemplo que se hace en Cuba con los desechos? Cómo se procesan? Existen reciclables?
    Ya vimos varios reportes sobre los basureros en los vecindarios y la situacion es horrible en varias partes de la ciudad. Es esta una situación generalizada en la habana? y que para el resto del país?
    Cualquiera de estos tópicos creo que tienen más importancia que 3 pencas.
    Saludos

  • el 17 mayo, 2015 a las 6:56 pm
    Permalink

    Oigan , me a dado una risa tremenda , porque cuando vi la segunda foto para ver lo que tapaban las palmas, vi las fotos y confundi a Lazaro Pena con Obama, y yo me preguntaba ?que carajo hace Obama ahi?; pero despues me puse a pensar ; pero contra , no es mala idea.

  • el 17 mayo, 2015 a las 10:00 am
    Permalink

    La mentalidad que justifica acabar con plantas o animales sin ningun remordimiento es la misma que permite hacer lo mismo con seres humanos. He aqui la importancia de este texto, todo por pequenho que les parezca es parte del mismo engranaje gigante.

  • el 17 mayo, 2015 a las 3:41 am
    Permalink

    Creo que si fuera tan buen revolucionario como quiere aparentar que es, hubiese dado alguna explicación del porqué el gobierno no le importa que al papa de Osmel se le caiga la casa encima, o el machetero-miliciano del post de Irina, que habiendo dedicado toda su vida en bien para esa Revolucion! Ahora que al viejo se le derrumbo la casa, no le buscan un techo para vivir. Por ahí,,, El no se apareció.

  • el 16 mayo, 2015 a las 8:03 pm
    Permalink

    Camarada EDUARDO. Espero que te pongas igual de exhaustivo cuando se acuse a alguien de ser mercenario pagado por el imperio o agente de la CIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *