Javier Larrea, un animalista cubano en problemas

Irina Echarry

Javier Larrea dice que siempre ha amado a los animales. Foto: Cortesía / El Toque

HAVANA TIMES – Javier Larrea es, todavía, un joven estudiante de Derecho en la Universidad Martha Abreu, de Villa Clara. Lo único que lo hace diferente a la mayoría de los muchachos de su edad es el  amor que desde pequeño siente por los animales. Ese amor le está costando caro ahora mismo.

En Abril, luego de celebrarse en la Habana la marcha en contra del maltrato animal, Larrea pensó que en su provincia, también podría suceder algo parecido; redactó una carta explicando su objetivo y pidió autorización; siguió los pasos que supuestamente se necesitaban; pero calculó mal.

La destitución (sin explicación pública) de Pedro Pablo Hernández Herrera, la persona que aprobó la marcha del siete de abril en la Habana, sugiere que consentir esa peregrinación fue “un error”, así que será difícil que en cualquier otro rincón del país vuelva a salir la gente a la calle con permiso.

Javier, en Santa Clara, obtuvo una respuesta negativa, el gobierno municipal rechazó la solicitud, y el estudiante de Derecho apeló a la Asamblea Provincial del Poder Popular. Tampoco fue aprobada y, además, Larrea ha sido hostigado de diferentes maneras, incluso, el ciberacoso hizo que clausurara por un tiempo su cuenta en facebook.

También algunas amistades y personas cercanas a la causa animalista han intentado desacreditarlo y, por último, se enfrenta a un consejo disciplinario este lunes 17 de junio en su universidad, por motivos imprecisos. No sabemos qué pasará con este joven de 21 años a partir de ahora.

Larrea lleva meses en el colectivo BIENAC (Bienestar Animal en Cuba), con un trabajo sostenido a favor de los animales en Villa Clara, que se enfoca en la atención médica, rescate, búsqueda de familias adoptivas y, además, en la creación de una conciencia a favor del bienestar animal.

Como Javier hay muchas personas en todo el país, cada vez crece más el número de animalistas que denuncian con su trabajo diario y sus palabras la carencia de una Ley que reconozca a los animales como seres vivos y penalice el maltrato hacia ellos.

Ahora, con la solicitud del permiso para la marcha y su seguimiento en facebook, Javier solo hizo pública su intención de seguir mejorando la vida de los animales, de educar en el amor y exigir respeto por los que no pueden hacerlo, de que nuestra sociedad camine hacia un futuro menos cruel. ¿Qué es lo que está mal aquí? Todo parece tan absurdo; con tantos motivos para preocuparse, como hay…*.

 

*frase de una canción de Silvio Rodríguez

Irina Echarry

Irina Echarry: Me gusta leer, ir al cine y estar con mis amigos. Muchas de las personas que amo han muerto o ya no están en Cuba. Desde aquí me esforzaré en transmitir mis pensamientos, ideas o preocupaciones para que me conozcan. Pudiera decir la edad, a veces sí es necesario para comprender ciertas cosas. Tengo más de treinta y cinco, creo que con eso basta. Aún no tengo hijos ni sobrinos, aunque hay días en que me transformo en una niña sin edad para ver la vida desde otro ángulo. Me ayuda a romper la monotonía y a sobrevivir en este mundo extraño.

Irina Echarry has 199 posts and counting. See all posts by Irina Echarry

2 thoughts on “Javier Larrea, un animalista cubano en problemas

  • Realmente todo eso que le ocurre esta mal, si esta defendiendo el derecho de los animales, no es acaso un líder? Los animales necesitan protección y la falta de una ley se le hace dificil a estas personas actuar con buena voluntad. Estos errores pueden repercutir en la vida de este muchacho y en su futuro. Hacerle un consejo disciplinario es totalmente absurdo, además de abusivo. Por qué no usan todo ese poder contra los ciudadanos, no, quise decir contra los delincuentes de cuello blanco que están acabando y robando a manos llenas en las instituciones, etc, etc.

  • Felicito y agradezco la publicación de tu comentario. Me gustaría saber si tienes algún parentezco con aquel periodista, amigo mío, llamado Alfredo Echarry, ya fallaecido. Trabajamos juntos en JR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *