Viva la yuma libre

Ilustración por Onel.
Ilustración por Onel.

Erasmo Calzadilla

HAVANA TIMES — Ahora que se han restablecido las relaciones con EE.UU. voy a aprovechar la primera oportunidad para darme un saltico.

Siento una mezcla de odio-amor por ese país. Odio, por la manera en que el capitalismo lo ha transformado en su fétida guarida y (en relación con lo anterior) por su “compulsión” a sembrar muerte donde quiera que se posa. Amor, por lo mucho que ayudó a mi emancipación personal. Les cuento.

Cuando empecé a sentirme infeliz dentro del molde Hombre-Nuevo reaccioné convirtiéndome en un friqui; heredero de un movimiento cultural nacido en el vecino del norte. Muchos de mi generación tomaron el mismo rumbo.

Más tarde me volví adicto al cine. Solía devorar clavos calientes de cualquier parte del mundo pero fue el cine independiente made in USA (junto a Woody Allen y otros por el estilo) los que más contribuyeron a conformar mi subjetividad.

Un día probé los enteógenos y me convertí en consumidor. A mi alrededor la gente se alarmaba o me rechazaba; yo mismo tenía serias dudas. La lectura de pensadores norteamericanos o norteamericanizados me brindó la seguridad que necesitaba para seguir adelante.

Cuando la sexualidad tradicional a la cubana quiso poner cotas a mi libido insaciable fue el eco de una revolución sexual que tuvo su epicentro en ciertas ciudades de Estados Unidos la guía que encauzó saludablemente mis pulsiones eróticas.

En fin, que pude superar los miserables límites de mi entorno cultural gracias a lo que filtraba no de Francia ni de la Unión Soviética sino del norte revuelto y brutal. El departamento ideológico del comité central del Partido trabaja con denuedo por truncar cualquier corriente emancipadora proveniente de ese país pero no tiene reparo en bombardearnos con lo peor de la cultura yanqui.

Por eso, por la deuda cultural y la admiración que siento, quiero aprovechar el primer chance y darme un brinquito. No al gran yuma monumental, consumista, lujoso y supertecnificado que deja boquiabiertos a los tontos sino a la mata de la vida alternativa, contestataria y libre; y a gozar con Rage Against the Machine.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


19 thoughts on “Viva la yuma libre

  • el 24 enero, 2015 a las 2:17 pm
    Permalink

    es que el tiempo que malgastan en estar “ocupándose” del ajeno no les alcanza para ocuparse de remendar el de ellos.

  • el 24 enero, 2015 a las 7:45 am
    Permalink

    muy bien,esa es la cosa!!Los cubanos tienen una obsecion con los EEUU .solo piensan en eso:que si sirve,que no sirve,cuba si,yankys no,en fin,tremenda boberia.Vivan su vida en cuba y dejen a las personas vivir donde y como les de la gana.En un final,son iguales que los portorriquenos,mucha banderita y patriotism y cuando los EEUU les pone la mesa….se quedan como estado libre asociado.O los mejicanos much os gringos y locos por vivr en territorio Yuma,ya esta Bueno de lo mismo,ocupense de sus paises para que no tengan que marcharse….y despues ser malagradecidos!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *