Lo que viví después del discurso de Obama

Erasmo Calzadilla

Ilustración: http://www.pijamasurf.com
Ilustración: pijamasurf.com

HAVANA TIMES — Aterrizando Obama en Cuba recibí una llamada de la embajada de los EE.UU. Me invitaban al discurso que pronunciaría el presidente de EE.UU. en el Gran Teatro de la Habana, frente a la Sociedad Civil, el 22 de marzo. Casualmente, ese mismo día mi queridísima y única abuela cumpliría 89 años.

Me pareció magnifico presenciar el gran acontecimiento; acepté de inmediato, pero quedaba un pequeño obstáculo por superar. La tarjeta de invitación, diseñada por alguna institución cubana, decía en una esquina: VESTIMENTA: TRAJE. ¿Por qué la sociedad civil tendría que vestirse de traje para recibir a Obama?

Traje no tengo ninguno y no me gusta usarlos. Decidí calzarme un jeans y para arriba un camisón de estilo latinoamericano. Si no me dejaban entrar así me quejaría en un post.

En la mañana del 22 de marzo un extraordinario operativo de seguridad rodeaba el Gran Teatro de La Habana. Varias cuadras alrededor estaban tomadas por miles de agentes.

Luego de mucho caminar doy con la entrada oficial; nadie me requiere por la vestimenta y voy directo a apoltronarme y echar una pesquita en mi butaca.

Al rato de estar allí empiezo a notar una gran tensión en el ambiente. Había segurosos por todos lados, como es lógico, pero lucían muy nerviosos. Justo detrás de mí ocuparon la fila completa y desde allí vigilaban indiscretamente cada movimiento de los que estábamos delante, filmando sin disimulo con sus celulares. Era evidente que su preocupación no se limitaba a la seguridad personal de Obama o de Raúl Castro, iban por algo más.

Se me acercaron unos muy raros acomodadores a preguntar qué me hacia falta. “¿Tendrán un vasito de agua?”. Finalmente me sentaron al lado uno que no dejaba de mirarme y a cada rato me alertaba sobre detalles como: “mire, se le cayó un papel”. Todo aquello me tenía nervioso; tanto, que apenas pude disfrutar ni atender bien al histórico discurso.

Por otra parte, el “aparato” repartió el grueso de las invitaciones entre sus fieles; estos se encargaron de dar un calurosísimo recibimiento a Raúl Castro y uno muy frío a las palabras de Obama; salvo cuando se refería a los logros del régimen, no faltaba más.

Por temor a que no las dejaran entrar no cargué con mi camarita fotográfica, luego me alegré infinitamente de no haberlo hecho.

Segundo Acto

Baja y sube el telón. Estoy en la Habana tratando de tomar una guagua que me regrese a Alamar, el barrio donde vivo. El tráfico sigue desviado y el servicio de transporte público casi paralizado. Compré una jaba de pan para ir picando y me fui a una parada cerca del Parque de la Fraternidad, a esperar pacientemente; el ambiente parecía tranquilo.

Modern Times - Manifestaci_nDe pronto veo tumultera, gritería y gente corriendo. Pensé que podía ser Obama dando un paseo por las calles y corrí para verlo de cerca, pero lo que me encuentro es un fenómeno bien distinto; unas mujeres tiradas en el piso, agarradas unas a otras, emitiendo gritos desesperados, ininteligibles, mientras unos fortachones vestidos de civil tratan de separarlas a base golpes, llaves y tirones. Había mucha gente alrededor, filmando con sus celulares y murmurando, pero nadie se involucraba.

Llegué a la zona del crimen con mis dos manos ocupadas: en una la jaba de pan y en la otra el camisón latinoamericano, que me había recién quitado por el calor. Instintivamente solté todo aquello y le agarré la mano a uno de los golpeadores. El tipo cargó su brazo como para darme un puñetazo en la cara pero lo que hizo fue atrabancarme con una llave estranguladora y conducirme a empujones rumbo a una guagua parqueada por allí.

Pude agarrarme a la puerta y resistir unos minutos, hasta que me doblegaron. Justo a la entrada, como un remate espectacular, me reventaron la jaba de pan en la cabeza.

Montaron a otras personas que participaban en una manifestación (poco a poco voy entendiendo de qué iba todo) y arrancó la guagua.

Unos treinta tipos fuertones nos mantenían bajo control, un par de ellos amenazaban con matarme a golpes y gritaban frases al estilo de “ustedes se han pensado que las calles son suyas, las calles son de Fidel y el pueblo revolucionario”. Era gente torpe y bruta, como sacada de un contingente de la construcción; los típicos personajes que usan en los actos de repudio. Uno de ellos advirtió los papeles que traía en uno de mis bolsillo y creyendo que se trataba de proclamas me las arrebataron en puro forcejeo, eran mi agendita personal y la invitación al discurso de Obama, nunca me los devolvieron.

Nos entraron a la estación de Zanja por una puerta trasera, sin recepción oficial; no estábamos allí. Las mujeres “capturadas” gritan sin parar y no cooperan. Una de ellas se llama Sonia, si mal no recuerdo, y parece que fue o es de las Damas de Blanco.

A los hombres nos meten en un calabozo junto a presos comunes, somos cinco en total y nos sentamos cerca. Uno de ellos, Alberto, es un viejo como de 70 años, vinculado a UNPACU. Hay uno de unos 50 y un par de jóvenes como de 25, parientes de Alberto y Sonia. Todos muy humildes, con escasa instrucción y muy valientes.

Los jóvenes mezclan la guapearía de barrio con la cuestión política, están soquetes y berreados. El viejo trata de tranquilizarlos, les dice que esta lucha es por una causa justa y no puede ser violenta, les habla de Ghandi. Aquel negro flaco, casi macilento, con botas de trabajo, una costilla y una rodilla lastimadas por golpizas previas, hablando de Ghandi en un calabozo, en pura jerga de barrio, me causó gran impresión.

Había como diez más en la celda, algunos llevaban varios días allí. Sin agua potable, era necesario pedírsela a los guardias y ver si estos te dejaban salir a tomarla. No vi que se la negaran a nadie, pero la situación se presta a que los policías abusen de los detenidos.

Al rato entra un personaje que trabaron en la calle, al azar; esta es una práctica habitual en situaciones de crisis, la policía la usa para mantener a la gente asustada y alejada. El tipo daba golpes en la pared y andaba medio pica’o con los opositores. Decía que él era delincuente, no contrarrevolucionario; que los disidentes lo habían complicado todo y a él no le daban ni un kilo. Yo temiendo que aquello terminara en tumultuaria.

Nos van llamando al interrogatorio, uno a uno. Los de UNPACU entran primero y salen rápido, vanagloriándose de no haber colaborado. Uno de ellos contó la respuesta que tiene preparada para cuando le preguntan el nombre: “¿Tú quieres saber cómo yo me llamo? Apunta ahí, ¿ya tienes el lápiz listo? Mi nombre completo es Abajo Fidel Castro. ¿Lo entendiste bien o quieres que te lo repita?”.

Como a las cuatro horas de estar ahí me toca el turno. Lleva la voz cantante un seguroso joven, con melenita y tatuajes. Me pregunta a qué organización pertenezco y por qué andaba gritando consignas en la calle. Les respondo que a ninguna, y que yo no grité nada. Insisten y me cuadro: “no abro mas la boca sin la presencia de un abogado”.

Una oficial de la policía suelta una carcajada: “¡Qué daño han hecho esas películas!”. “Yo estoy conciente de que es una utopía aspirar a un abogado –respondo- pero así es como debería ser, para que ustedes no pisoteen los derechos de los detenidos”. “Ah muy bien –dice otro con pinta de jefe- que te lo pongan allá”. Me esposan con las manos en la espalda y me suben a una camioneta con el resto de la tropa. Los más viejos creen que nos llevan al Vivac, una cárcel destinada a delitos políticos.

Viajar en esas condiciones es terriblemente incómodo. Uno de los muchachos se queja constantemente; los más experimentados pasan las manos por debajo de sus nalgas para llevarlas adelante. Vamos conversando, tratando de distraernos para no sufrir demasiado.

Todo el tiempo, especialmente dentro de la camioneta, me acuerdo de Huber Matos. En cierta ocasión Huber padeció una crisis lumbar y lo trasladaron al médico con las manos atadas en la espalda; tiene que haber sido horrible.

El Vivac queda en Calabazar, un barrio del periférico municipio Arrollo Naranjo. Abarcará unos cien metros cuadrados y cuenta con varias naves que parecen contenedores plásticos. El lugar es relativamente apartado; si alguien grita, su voz no se escuchará en el vecindario próximo.

Al llegar nos quitan las esposas y nos conducen a un salón; nos van llamando uno a uno. Los de UNPACU saben que los van a dejar detenidos, lo tienen perfectamente interiorizado y hablan de comenzar una huelga de hambre.

A mí no me asusta que me dejen. Estoy adolorido por el forcejeo pero me siento contento de ser testigo; tengo una perspectiva privilegiada que trato de aprovechar. Lo único que me preocupa es mi familia, desconoce mi paradero y no me han dejado llamar. Quiero decirles que me fui de viaje urgente a otra provincia, a ver si mi abuela se lo traga. Si el día de su cumpleaños le cuentan que caí preso le da un infarto.

Me interrogan varias veces, diferentes personas. El último fue un oficial de la Seguridad del Estado; otro joven. Me pregunta qué hago allí y le cuento, pero luego intenta averiguar sobre la revista Havana Times, sobre otros aspectos de mi vida, sobre mis visitas a la embajada de los EE.UU., quiere saber si “ellos” me indicaron que participara en el acto contrarrevolucionario.

Ya no voy a responder más preguntas, quiero un abogado. “Yo soy abogado –me dice- y no puedes contar con asistencia legal hasta que no te hayan levantado cargos. ¿Tú estás acusado de algo?”.

Siguió preguntando sin parar, haciéndose el confianzudo, explorando mis debilidades. Y yo callado, pero consiguió alterarme psicológicamente, ponerme a punto de llorar o gritar; estudian para eso.

Me soltaron como a las siete de la noche. El transporte seguía malo pero pude llegar a casa de mi abuela y darle un beso en su 89 cumpleaños, como si nada hubiera sucedido.
—–

Notas:

  • Si alguien se encuentra un camisón latinoamericano en el Parque de la Fraternidad, por favor devuélvamelo, es un recuerdo.
  • A la seguridad pedirle que me entreguen mi agendita, cuando terminen de analizarla. Es que tengo teléfonos personales anotados. ¿sería muy difícil?
Seguir y compartir:
Pin Share


Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 366 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

51 thoughts on “Lo que viví después del discurso de Obama

  • Por lo menos ahora puedes contar de primera mano lo que sufren los disidentes cada vez que salen a ejercer sus derechos ciudadanos; y el valor de lo que estos hacen exponiéndose a cosas que no hay dinero en elmundo que las pague .No es lo mismo de oídas que vivido en carne propia. Por supuesto que me solidarizo totalmente contigo; y lamento que hayas tenido que experimentar esa terrible experiencia, que ningún cubano debería tener a estas alturas, y más cuando el mismo represor es el que se llena la boca diciendo que en Cuba de respetan los derechos humanos.

    Espero que tu visión de ciertas cosas haya cambiado

  • me siento muy orgulloso de su actitud,eres un cubano digno y estas en el proceso de convertirte en ciudadano.Reclamar derechos.Felicidades.Como represaliado en otras epocas se lo se siente al descubrir lo mas horroso: la Indefencion.En esta epoca es terribe,en mi epoca,horroroso.No hay a quien mirar!!!Muy Buena tu actitud al recordar a los valientes,en este caso Hubert Matos,quien prefirio su martirio antes de provocar una (otra) hecatombe.Yo,aunque no siempre comparta tu enfoque) te apoyo,estoy contigo y te repito,me siento muy orgulloso con tu actitud.No nos hace fata Obama(quizas) si tenemos gentes como tu !!!!

    Ahhh!! felicidades tambien a HT !!!!

  • Siento mucho que hayas tenido que pasar por eso Erasmo, pero es la evidencia mayor de que la represión no distingue entre individuos, todos son iguales a sus ojos y por tanto, todos merecen el mismo trato. Cuando uno ve los videos de golpizas a los disidentes, no hay nada que indique que eso le puede pasar a todos los ciudadanos comunes y hasta a los defensores del Gobierno, pues si los policías no los conocen, le darán palos a diestra y siniestra, pues después nunca se van a disculpar. No hace falta. Terrible. Pero, de nuevo, muchas gracias por compartir tu narración de los hechos.

  • Ay Eras, no sabes lo triste que me he sentido al leer esto. Espero que estés bien y que abuela haya pasado un día feliz en su cumple.
    Quizás el aparato político cubano lograra engañar al pueblo con las estúpidas declaraciones de algunos funcionarios cubanos que criticaron el discurso de Obama y con el frío recibimiento de sus palabras en el teatro por los invitados allí presentes, pero déjame decirte que aquí en Europa y la mayoría de los países en los que se siguió el tema, difundieron perfectamente lo que realmente ocurría. Afuera nadie es tonto, empezando por el NO recibimiento de Estado que tenía que haber tenido Obama (que al parecer en Cuba dijeron que era pactado, pero si la CNN o la BBC no difundieron semejante noticia, puedes estar seguro que es un invento más), esto humilló al pueblo cubano que esperaba su visita con ansias. Luego está el tema de la poca interacción que tuvo Obama con los cubanos, la patética conferencia de prensa de Raúl que más que un dirigente de Estado semejó una chusma resentida, ese casi no abrazo al final que fue incómodo, los arrestos de los opositores en la mañana del domingo, los arrestos de los que protestaron en medio de una cobertura de la ESPN que reportó absolutamente todo lo que ocurría y se filmó, en fin, todo eso se supo fuera.
    Como dijo Obama, el primer paso ya se dio, ahora queda en manos de los cubanos buscar esos cambios, pero semejante acción requiere una unidad conjunta que frente al miedo a perder el trabajo, la libertad, el ostracismo social y demás, será muy difícil de conseguir, porque si algo a la gente le quedó claro, es que el único que no quiere realmente cambios, es el gobierno cubano que se empeña en dejar la R que precede a Evolución (como dijera Silvio Rodríguez una vez).
    Sé fuerte, estamos orgullosos de ti y sabemos “lo que realmente ocurre” allá.
    Te recomiendo el libro “El Huérfano” de Adam Johnson, aunque sé que encontrar libros allá es una misión utópica.
    Abrazos.

  • Tremenda tu experiencia toda.Desde la intimidación dentro del teatro, hasta el arresto sin comerla ni beberla.Un experiencia de primera mano sobre la impunidad de los esbirros para atropellar los derechos elementales de los ciudadanos cubanos.
    Estas son las “autoridades”, el que entró en la celda como “delincuente” es otro policía para provocar y dar golpes.
    Si esto no es una dictadura militar que alguien me explique.

  • Siempre a tu altura, un abrazo

  • Erasmo, me hiciste llorar, sobre todo con la descripción de lo que viviste rejas adentro (Gandhi). Ojalá nuestra patria pueda ver tiempos mejores en un futuro cercano. Espero la olla reviente pronto, la situación hace ya añares es francamente insostenible. Te felicito por tu valentía y patriotismo.

  • Que mi estimado Isidro me explique, porque estoy super indignada. El otro día El comentó cómo magullaban a la gente bajo el gobierno de Batista. Ahora yo le pregunto si éstos no son los casquitos de los Castro, y si hubiese actuado con la misma civilidad de aguantarle la mano a un hombre por golpear a una mujer, porque si actuanto civilizadamente, No se puede con éste régimen, cuál es el procerder a seguir con los abusos de éstos esbirros?. Me indigna mucho (sin siquiera yo haber vivido esa etapa) que se compare, y peor aún que se diga que se hizo Revolución para terminar con estas barrabasadas, y que hoy por hoy se esté viendo que el país vive bajo las mismas injusticias y abusos.

  • Hola Era:
    Por cosas como esta siempre da miedo y asco mirar a Cuba (es posible lidiar con el miedo; pero creo que el asco es demasiado fuerte). Leer tu experiencia me dejó triste, en gran medida porque no estuve allí y porque la pregunta de cómo cambiar esa relidad sigue martillando mi cabeza….un fuerte abrazo.

  • Miranda, hasta donde yo sé, el gobierno de Batista nunca mandó que se hundieran barcos con mujeres y niños y no una vez, sino, por lo menos, dos (que yo conozca). Así que el puesto de peor dictadura cubana ya se lo ganó el castrismo hace rato.

  • Erasmo, lamentable lo que cuentas. Lo siento por ti, y por las otras víctimas. Supongo que habrás visto a los miembros de UNPACU de otra forma después de tu experiencia. Lo peor de todo es que todavía puedes decir que libraste fácil, si lo comparas con los otros. He aquí lo que sucede en la isla que navega en un mar de felicidad, como decía Chávez.

  • Donde estan los Isidro-Eduardos para justificar?

  • Hola Erasmo,

    Mis hijos y yo escuchamos el discurso de Obama en vivo en el radio, mientras ibamos rumbo a la escuela, sin tener idea de que estabas ahi en persona. Les dejare saber tus experiencias pues te recuerdan muy bien. Abrazos y animo!

  • Mis respetos y admiracion Erasmo, por la cuestion politica,sino porque tu instinto de bien nacido no permitio que maltrataran a una mujer sin hacer algo.Si al menos un 10% de los cubanos que ven eso desvergonzados abusos protestaran, estoy seguro se acabarian.

  • Hola Era.
    Hermano bravo por ti, porque fuiste al discurso, porque no intentaste que no golpearan a mujeres indefensas delante de ti, bravo, bravo y bravo. Ojala y hubiera màs cubanos como tu hermano. Te quiero. Abrazos desde la mitad del mundo.

  • Lamentable realidad después de escuchar con el cinismo que Castro II le gritó al periodista “dame la lista de presos políticos y los suelto esta misma noche”. Espero que Erasmo exprese ahora más respeto por los opositores de UNPACU y entienda que caer en manos de la policía política en Cuba no se paga con dinero alguno.

    No diste detalles en el post pero por suerte no te levantaron cargos de atentado como acaban de hacerlo con el periodista independiente Lázaro Yuri Valle, después que le propinaron una paliza y lo mantuvieron secuestrado varios días para que se bajara la hinchazón.

  • Y todavía el otro carae’tabla pregunta que qué presos políticos, le zumba el merequetén.

  • “Había mucha gente alrededor, filmando con sus celulares y murmurando, pero nadie se involucraba.”

    O sea, en el país solidario por excelencia, el de los médicos solidarios que van solidariamente a Haití (no por dinero, claro que no), donde solidariamente nadie pasa hambre, todo eso, a unas mujeres les están entrando a golpes unos tipos y nadie se mete. Digo más: los están filmando y así y todo le entran a golpes, vaya, nada de hacerlo a escondidas, es de día y a la cara, es evidente que lo hacen así porque quieren que haya miedo. Y lo hay, hay miedo: las personas lo ven y no se involucran.

    Después, cuando Erasmo interviene y se lo llevan preso y lo están interrogando: “Me pregunta a qué organización pertenezco y por qué andaba gritando consignas en la calle.” O sea, el único motivo concebible para defender a una mujer a la que le están entrando a golpes es porque te pagan, so mercenario (más allá del detallito de acusarlo de algo que no hizo, porque no gritó consignas, si está preso POR ALGO SERÁ, AQUÍ NO HAY PRESOS POLÍTICOS).

    Esta es la sociedad que produce este sistema. Saben, el mismo sistema de las UMAPs, donde te botan todavía hoy de la universidad, porque esta es de los revolucionarios, al igual que las calles.

    ¡Ah! Pero hablar de estas cosas es de resentidos, como nos explican los Verdaderos Revolucionarios.

    ¿Has leído “Archipiélago Gulag”, Erasmo? Te lo recomiendo.

  • Erazmo , lamento que hayas encontrado el significado de la palabra chuzma de manera tan cruda, espero que tu abuela y tu esten bien.

  • Nostromo, creo que está súper comprobado que la dictadura castrista hace rato ha superado en horrores, violaciones, y en los más oscuros crímenes, a la dictadura batistiana, (que dicho sea de paso, duró sólo 7años) todo el que participa en el blog sabe que siempre lo enfatizo.

    Los horrores del castrismo han dejado a los de Batista como los de un niño de teta. Y eso personalmente me lo han dicho (además de mis padres), muchachos de 20-30 años recién llegados de allá.

    A la pregunta que siempre me atengo hacer a todo recién llegado es: ¿y para eso hicieron revolución?, Ahi es cuando siempre me contestan entre otras cosas: “eso es mentiras de ellos”, “eso fue una excusa que se inventaron para poco a poco hacerse los dueños del país”, “todo el mundo sabe en Cuba que ellos han sido peor que los otros”, y así por el estilo.

    Trato de más o menos llevar el hilo de lo que cada cual comenta, como todos aquí hacen, y esa fue una de las referencias que se expuso, y a ellas me acojo textualmente, ¿acaso no se está haciendo lo mismo?,¿para eso se hizo revolución?.

    Yo no soy de ningún bando, salí de Cuba hace 45años siendo una niña, de la otra dictadura sé por mis padres y los viejos que la vivieron, y de ésta porque es obvio, porque todavía existe y aunque de lejos, la odio porque la he sufrido.

    Saludos.

  • Dania:
    No hace falta, te lo anticipo:

    Eduardo: “Nadie te mandó a meterte en medio de los que saboteaban la visita y el proceso de normalización”

    Isidro: “Me parece muy mal lo que te pasó, pero ahora debes ir a reclamarle a las instancias correspondientes”

  • Por favor, ¿alguien sabe algo de Alberto, Sonia y el resto de las personas que participaban de aquella manifestación y quedaron detenidas? Hay muchas páginas que yo no puedo abrir desde mi conexion.

  • Y que salga eduardo (de ahora en adelante con minúsculas), a decir apesadumbrado, que aquí estábamos pintando la chusmeria como “política de estado”, pues ahí esta la prueba de que sí es el Estado quien las auspicia.

    Erasmo dile a tu abuela que desde Miami le deseamos muchos años más de vida, y con Salud.

  • Hola Victoria, me da mucha alegría saber de ti y tu familia; los recuerdo con mucho cariño.

  • ¿Alguien podría dejarme un teléfono, dirección, correo donde pueda preguntar por estas personas?

    Ellos me contaron que la manifestación salió de la calle Monte, bien abajo, y fue subiendo camino al Parque de la Fraternidad. Pedían libertad, democracia, “fuera los Castro” y otras demandas muy en el tono de UNPACU.

    Me llama la atención no haber visto ninguna foto de la manifestación. La única explicación que encuentro -aunque difícil de aceptar- es que todas las personas que andaban filmando con camaritas y celulares, eran, también, de la seguridad.

  • Jorgealejandro:

    Para tu información como “Enchuchador en Jefe” – puesto que acabas de estrenar, al colocar argumentos tuyos en boca de otras personas -, puedo aclararte que de haber estado yo en el mismo sitio, y de haber ocurrido los hechos como los describe Erasmo aquí, no dudes que habría estado haciéndole compañía. Ya te lo dije una vez: no soporto que se le pegue a una mujer delante de mí. Ni tampoco que se maltrate a una persona con la que he compartido sitios y momentos en Cuba, como es el caso de Erasmo, quien como agravante físico apenas levanta dos cuartas del piso y pesa menos que una Big Mac (no es ofensa). Para mí, los abusos no tienen ideología y los condeno vengan de donde vengan…Métetelo en la cabecita, social….

  • Estimada Miranda:

    Para no repetirme, baja al apartamento de Jorgealejandro para que te den mi recado. Eso sí, contigo habría sido mucho más suave…

  • Viste Daisy, que es preferible vivir en una sociedad llena de mendigos como en Méjico, antes de vivir en la puercada castrista?

  • Dame la lista de los presos políticos y los libero esta noche, yo soy el puto amo, aquí mando yo.

  • Isidro,te recomiendo,ponga tus ideas en orden…..la repression en el comunismo,es como la chusmeria: un asunto intrinsico del Nuevo Orden.Hay que igualar en la basura y aplastar a la oposicion.Si eres caballeroso,jisticiero,amable,nunca podras ser un constructor de la nueva sociedad.Es asi,es la ensenanza de la Historia.Los comunistas no creen en mujeres,hombres o ninos.El episodio del Remolcador 13 de marzo,esta ahi,acusando.Erasmo se salvo,pues las protestas son todavia de baja intensidad.Si subieran el tono,quizas,si no salta a tiempo,le pasara un tanque por encima !!!! Si usted tiene duda de lo maligno que es su Sistema,lea,documentese,literatura y otros medios acerca del tema,sobran.En los anos 60,bajos 60 la poblacion de cardena,matanzas,tenis hambre y el arroz estaba almacenado y no lo repartirian hasta que tocara,el pueblo salio a protestar a la calle,protesta,que se sepa fue el primer”toque de cazuelas” en la historia,no fuegos,piedras,etc…..Esa noche,en la oscuridad los tanques sovieticos,T-34 aterrorizaron la noche,20,30 no se cuantos,el chirriar de las orugas sobre el pavimento paralizaba al amanecer,todo estaba en calma,el Presidente(u otro esbirro) hablo y….reino la Paz Comunista.Asi han actuado,siempre!!!

  • Isidro:

    No te lo tomes tan a pecho, pero, si del Mariel, al presente, con todos los años y todos los actos de repudio que han sucedido a tu disposición, nunca lo hiciste, ahora que vives tranquilito fuera, lo vas a hacer menos. Y no te lo digo para seguir “enchuchando”, jajajajaj, sino que es una realidad. ¿Te vas a arriesgar a que no te dejen entrar más en Cuba; y a ponerle el corazón en la boca a tu familia china? ¿A estas alturas?

  • Lo tengo en casa, voy a priorizarlo.

  • Verás las similitudes con lo que hay en Cuba (las diferencias también, por supuesto). En ese punto es como “Animal Farm” o “1984”, más descarnado porque en definitiva, estas obras de Orwell, por más inspiradas que estuvieran en la realidad, no dejan de ser ficciones. “Archipiélago Gulag” es la cosa pura y dura.

    ¡Ah! Hoy recordé una crítica absolutamente cínica que se le hace habitualmente a testimonios como el tuyo: No has buscado a la OTRA PARTE para escuchar su versión.

  • Miranda, la revolución no creo que se haya hecho con el objetivo de substituir una dictadura por otra. La revolución fue secuestrada después. Debemos decir también que los métodos de algunos ya anunciaban lo que vendría después, porque poner una bomba en un cine es terrorismo, ¿y no es terrorismo el método de la dictadura para mantener el control? Ernesto Guevara dice, aproximadamente, que los revolucionarios deben hacer atentados y cosas similares para que el gobierno reprima ciegamente o desproporcionadamente y el pueblo se ponga del lado de los revolucionarios. No es de extrañarse, ya que ese mismo decía que en Cuba ellos, revolucionarios, estaban haciendo un experimento y que si fallaba no importaba, había un país entero para experimentar.

    Volviendo a tu pregunta: Diría que no fue con ese objetivo que se hizo la revolución, pero que en eso ha derivado, qué duda cabe.

  • Erasmo, tú que estás dentro corrígeme, pero cuando se supo que el Hijo en Jefe estaba vacacionando en Turquía, ¿el video o las fotos cayeron en el paquete semanal? Me parece que no, y la autocensura tenía como objetivo no marcarse: como decía tu colega de celda, él era delincuente, no gusano. Igualmente, hay que ser kamikaze para salir compartiendo abiertamente las pruebas de la represión a los plattistas gusanos mercenarios esos.

  • Chapeau! Sabes leer mentes…

  • Nostromo,
    Para mi es imperativa la pregunta hace aterrizar a cualquiera que venga hacerse el buen revolucionario. Si ese no fue el motivo, pues entonces no se debe defender.

    Por supuesto que creo en las buenas y genuinas intenciones de los que se alzaron como Camilo, Huber Matos, etc para sacar al dictador y eliminar entre otras cosas los abusos, y magulladuras a base de palos que sufría todo aquel que se opusiera a Batista, e instaurar un gobierno justo.

    Según la historia HM, Camilo y muchísimos más de los alzados, no le hicieron la pregunta al que se hizo jefe de la banda, pero sí le dieron respuesta cuando les plantearon enérgicamente que: “no hicimos revolución para ésto”, (refiriéndose hacer lo mismo por lo que habían peleado), y cientos de miles como por ejemplo Pedro Campos, revolucionarios que siguieron creyendo, y trabajando y ayudando al líder afincarse en el poder, en casi todos sus escritos siempre confirma que “No hicieron revolución” para ver todo lo que se está viviendo en Cuba.

    A mi entender esa pregunta pone en aprietos al que sigue defendiendo la revolución, al no poder explicar que se estén cometiendo las mismas barbaridades, y al que ya no la apoya es porque la respuesta es clara, de que no se hizo revolución para estar viendo hacer lo mismo que se hacia antes.

    Fidel Castro con todas sus intenciones bien calculadas engaño a todo el que lo apoyó a sacar al dictador anterior para El sentarse en el trono y cometer lo mismo que hizo el otro multiplicado por mil.

  • Isidro:

    Gracias por el recado que me dejaste en el apartamento de mi estimado jorgealajandro, odiador como yo, de la dictadura Castrista, de aquí en el blog.

    Ya veo que no podemos debatir nuestros puntos de vista sin que me acuses que es por enchuchamiento, si ves la cronología de comentarios te darás cuenta que nada tenía que ver mi comentario con el de el, y sí mucho que ver con las magulladuras que nunca pierdes la oportunidad para sacar a relucir que cometía “el pobre dictador que sólo duró 7 añitos”, pobrecito no es justo, porque si éste salvaje que lleva ya 57 años, no sólo magullando como le hicieron a Erasmo sino dejando morir de sed en la carcel a alguien por pensar diferente como le hicieron a Orlando Zapatar, se espera que seamos justos, y las saquemos a relucir también, y las repudiemos tambien.

    Acaso alguna vez te he atacado cuando has tratado de subirle la autoestima a eduardo para que se mantenga firme a sus principios revolucionarios?. Acaso esa es la democracia que quieres para el país que nos vio nacer?, con todo esto solo nos queda decir: ¡Pobre Cuba!!!

  • Jorgealejandro:

    “No te lo tomes tan a pecho, pero, si del Mariel, al presente, con todos los años y todos los actos de repudio que han sucedido a tu disposición, nunca lo hiciste, ahora que vives tranquilito fuera, lo vas a hacer menos…” Eso que me lanzas al rostro a guisa de guante te viene de perillas a tí, que en tus muchos años en Cuba, incluyendo los cinco de pacífica carrera en el Varona (rodeado de revolucionarios y militantes comunistas por doquier), nunca le tiraste un hollejo a un chino, ni protestate en público contra la “socialcosadesa”…En todo caso estamos en “tablas”…

    … Ah, y cuando los sucesos del Mariel yo estaba en Africa…

  • Estimada Miranda:

    Quizás no fui lo suficientemente claro. Cuando te dije lo del “recado” me refería a la actitud que yo creo que habría adoptado de haber estado junto a Erasmo en ese momento. Lo de “enchuchador” se lo dejo en excluisva a Jorgealejandro, que en últimas entregas, en lugar de debatir argumentos, se dedica a ofenderme en el terreno personal, algo que tú – lo reconozco y me quito el sombrero – nunca has hecho. Desde el primer intercambio que sostuvimos tú y yo en este foro siempre te he respetado, y admito que he recibido el mismo trato de tu parte. Creo que ambos podemos ser ejemplo de cómo ser políticamente opuestos y saber tratar nuestras diferencias con un grado mínimo de civilidad y ética. Esa es mi aspiración para la Cuba que se nos viene…

    Si te sentiste ofendida en algún momento por mis palabras, me disculpo contigo y te reitero mi consideración.

  • Siento q hayas pasado por eso, es una experiencia q nadie desea. Creo q lo unico q queda es tener en mente eso de q lo q no me mata me fortalece.

  • Isidro:

    Yo con 17 añitos me enfrenté en el preuniversitario a una secretaria de la UJC; y le dije en su cara que yo no iba a ningún acto de repudio; Yo no firmé cuando en mi centro de trabajo pasaron la hoja para constituir las brigadas de respuesta rápida; en mi cuadra ya he dicho que ningún vecino salió a hacerle actos de repudio a otros que se iban (Ahí estámos incluidos mi familia y yo).

    Eso, mientras tú servías a la tiranía en su apoyo a un genocida reconocido

    Razón llevas en algo, no te tiré un hollejo a un chino, pero no por lo que tú insinuas, sino porque yo primero me corto las manos antes de caer en las bajezas que la chusma neofascista azuzada por el gobierno comete cada día.

    Conclusión: lo siento por ti, pero no estamos en tablas.

    Ah, un detalle: Cuando me llamaron y me dijeron si estaba dispuesto a ir a África, me negué rotundamente

  • Ah, ¿no has ido nunca al Africa?…No sabes lo que te has perdido: la jungla, los baobabs, las jirafas, los orangutanes, los leones…y claro, a Tarzán. Por cierto, la última vez que lo vi, andaba algo preguntón:

    Tarzán:

    – ¿Eh, Jorgealejandrou no venir contigou a cazar al Africa?

    Yo:

    – Qué va, loco, Jorgito no necesita venir a Africa para cazar sus piezas. Desde los 17 años tiene la cabeza de una secretaria de la UJC colgada de trofeo en su casa. Y cada vez que alguien le lleva la contraria, pues añade otra cabeza a la colección, que ahora tiene en Miami. Fíjate que yo he querido debatir con él en buena lid, y si no me largo a tiempo, a esta hora tendría mi moropo de adorno encima de su chimenea…

    Tarzán:

    – ¡Gua, que tipo!

    Yo:

    – Tu no sabes ná’ Tarzanito, tu no sabes ná…

    Post Data Matemática:

    Si hoy tienes 54 años, y diste esa respuesta a los 17, entonces eso ocurrió en 1978, ¡dos años antes de los actos de repudio! ¡Asere, usted si que va por delante de los acontecimientos!

  • Erasmo:
    Me impresionó tu actitud frente al abuso. Kudos para tí. Me imagino que ahora tendrás una idea más clara y de primera mano de lo diferentes que son los USA de Cuba, con todo y los problemas que hay en USA.
    Te deseo lo mejor. Ojalá hubiera mas gente como tú en Cuba.

  • Isidro:
    Que yo, escribiendo al vuelo, haya errado la cuenta de los años, es minuta sin importancia, lo importante fue el hecho, como lo es , entre otras cosas, que nunca tuve otro carnet que el de identidad; o que no fui, ni carne de cañón, ni de otro tipo en el experimento soviético en África. Y no te preocupes, que cuiando quiera ir a ver la fauna, solo tengo que coger el avión.

    Posdata literaria: No te esfuerces, eres pésimo escribiendo diálogos, la perorata política te sale menos mal, sobre todo si es antinorteamericana

  • A tal personaje, tal diálogo….(En Miami el bicarbonato está por la libre)…

  • Efectivamente, dame la dirección y te mando para China todo el que necesitas

  • Me pregunto qué dirían Hanoi y Josue de esto?
    Te quiero acere, cuídate mucho.

  • Erasmo, el camisón lo perdiste, eso es 99.99%. Pero hay buenas noticias, la libreta aunque la perdiste, ahora puedes recuperar la información en versión digital. Está en la PC de algún seguroso que lo copió todo. Puedes dirigirte a Villa Marista con una memoria flash y que te graben la información. Ya está, y ahora está hasta mejor organizado todo. El G-2 en función del pueblo, quien lo diría.

Comentarios cerrados.