Buscando al mahatma

Erasmo Calzadilla

Los-tres-Bogatyrs-Victor-Vasnetsov
Los-tres-Bogatyrs-Victor-Vasnetsov

HAVANA TIMES — En el 2018 ocurrirá un hecho político trascendental para los cubanos: Raúl Castro concluirá su mandato no sin antes afianzar en el trono a uno de su simpatía, que no tanto la del pueblo. Inicialmente puede que respiremos aires de cambio pero con los meses la situación se irá enredando.

Si el ungido que asuma la papa caliente no multiplica y rápido los panes y los peces, cosa que veo bien difícil, presiento una temporada de cacerolazos, guarimbas, represión policial, apagones y desabastecimiento generalizado.

Detrás del alboroto estarán, obviamente, los EE.UU., moviendo los hilos y echándole leña al fuego.

Me preocupa un millón que esto se convierta en una especie de Siria. ¿Cómo podríamos evitarlo? Luego de darle vueltas al tema he llegado a una dolorosa conclusión: Creo que vamos a necesitar un líder.

Sé de sobra los peligros que un caudillo representa pero en la situación delicada que se nos viene encima diría que es el menor de los males posibles.

Los anarquistas, con quienes comparto más de una postura, preferirían la instauración de un “orden” gestionado desde la base; desde los colectivos, barrios, comunidades, centros de trabajo etc.

Me encantaría esta opción, pero considero que una sociedad recién salida del totalitarismo cuyo principal anhelo “político” pareciera ser consumir como dios manda, no está preparada para asumir semejante reto. Que se practique y estimule la autogestión, pero intentar una sociedad radicalmente nueva justo al borde del abismo me parece temerario.

La variante a la que apostemos, cualquiera que sea, debe estar bien arraigada en la praxis y la subjetividad del cubano actual.

¿Pero quién podrá ser nuestro Mahatma?

Ni pensar en la tropa de élite que viene preparando el menor de los Castro. Diaz Canel, Murillo y Bruno Rodríguez se han comportado como chicos obedientes y además no han resuelto nada.

¿Qué respeto ni autoridad van a tener ante el pueblo? Si queremos evitar el advenimiento de un cisma a la Venezuela habría que lograr (no tengo idea cómo) que los hombres de Raúl cedan amablemente el puesto. Que se vayan todos “por el bien de la patria”. Y si no se quieren ir, dejar que se despeñen.

Los de la disidencia tampoco sirven. Yoani Sánchez, Eliecer Ávila y Rodiles cuentan con el apoyo de un sector importante de la emigración, la nueva clase media y algunos intelectuales liberales; el cubano de a pie no los conoce mucho (valoro).

El “problema” con ellos es que han levantado demasiados anticuerpos, son el enemigo en la mira de los partidarios del régimen (ni pocos ni tan débiles). Visto así no parecen los más indicados para conseguir un mínimo consenso.

La izquierda opositora cuenta con una cantera de líderes de máximo nivel. Luego de un quinquenio negro de capitalismo salvaje puede que a la gente se le pase la alergia al socialismo.

Quitando todo lo anterior ¿Qué nos queda? ¿Un deportista? ¿Victor Mesa? No, por favor, Victor nos llevará a una humillante derrota. ¿Un científico, un cura, un doctor, un acaudalado empresario cubano-americano, un general de los nuevos? Tampoco, nadie los conoce ¿Quién va a confiar en ellos de la noche a la mañana?

Tiene que ser un rostro familiar, una persona querida por el pueblo, alguien que inspire confianza; cercana a la política pero ni lamebotas ni radical opositor. ¿Existirá alguien con semejantes cualidades?

Yo voy a proponer a tres y usted, querido lector, critique mi elección o elija a otro.

Sin más preámbulos he aquí mis nombres: Leonardo Padura, Pablo Milanés y Fernando Pérez.

Fundamento mi elección:

En primerísimo lugar estos que menciono han sabido llegar al alma del cubano; aspecto clave en el caso que nos interesa. Sabiduría no les falta; no de la pedante, de la que empasta bien con el sentido común. Ancianos ya, cierto, pero en plenas facultades físicas y mentales; de todas maneras no hace falta que sostengan la batuta hasta el último suspiro.

Ninguno de ellos es ajeno a la política; han cantado las virtudes del “socialismo” pero también criticado los excesos y abusos de poder.

Si estos venerables abuelitos se lo propusieran, si les diéramos la oportunidad, tal vez podrían conseguir el milagro de mantenernos unidos y tranquilos cuando la situación política se complique.

No les pedimos un sacrificio heroico, no es preciso que impulsen un movimiento de renovación espiritual, sería injusto esperar que conviertan en milagro el barro; basta que nos brinden la tranquilizadora impresión de estar bien guiados durante la peligrosa transición.

¿Les parece muy delirante todo lo anterior? Pues a mí también.



Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 366 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

45 thoughts on “Buscando al mahatma

  • Delirante es poco decir. Lo último que necesita Cuba es otro “líder”, lo que necesita es libertad y no alguien que, otra vez, pretenda conquistar su “alma”. La última vez que eso sucedió el líder se quedó con el alma, el cuerpo y todo lo demás.

    ¡Gracias Fidel! ¡Esta es tu alma!

  • No es malo sonar Erasmo. El o los lidere saldran de la coyuntura. Pero creo que más que en el lider, hay que pensar en la forma de llegar a una situación en que los cubanos seamos capaces de caminar en paz, a pesar de nuestras diferencias, camino en que todas sean respetadas. La manera más conocida, la que parece más objetiva, es la creación de un clima de participación ciudadana democrática, con libertad de expresión y asociación que posibilite establecer normas generales de comportamiento, es decir una nueva Constitución, que rija los destinos del país, no de acuerdo con interees estrechos de este o aquel grupo, de este o aquel individuo, sino bajo los efectos de un estado de derecho por todos consensuado. Creo que todos, los de la otra oposición, los de la oposición de izquierda -esta es primera vez que uso este término en algo que escribo- los del gobierno y sus seguidores que no son pocos y por tanto sería un absurdo pretender excluirlos, debemos entender que un proceso de democratización de la sociedad nos conviene a todos y es el camino más promisorio para esa Cuba en paz que muchos deseamos, donde los anarquistas, los socialistas, los comunistas, los liberales, los democratas, etc podamos defender libremente, pacífica y democráticamente nuestras posiciones y luchar por ellas o hacerlas realidad en determinados espaciones.
    Te felicito porque estás pensando en el futuro, buscando opciones pacíficas. Creo que todos debemos pensar en eso. Un abrazo.

  • Pedro,

    Creo que Erasmo está conciente de lo que planteas y que comparte muchos de tus criterios, pero que advierte que, dada la historia de Cuba y lo agudo del “malestar económico” que aqueja a los cubanos, algún Amo será temporalmente necesario para evitar una catástrofe. Yo concuerdo con que no debemos abandonar la opción emancipatoria, pero me percato que – como tú has planteado muchas veces, correctamente – la gran constelación de experimentos del siglo 20 que podemos llamar “estalinistas” han devaluado completamente al concepto de socialismo. O sea, veo que el rescate simbólico de esa palabra y alguna re-articulación del impulso emancipatorio debe pasar por un pragmatismo humanista que tenga en cuanta el estado espiritual-político de una comunidad espécifica. Es por esto que yo, en lo personal, felicito a Erasmo, aunque no concuerde enteramente con algunos puntos . Es cierto lo que dices, hacen falta esos mecanismos y garantías, pero sin algún dispositivo que genere consenso (yo estaria dispuesto a entretener hasta un populismo “suave”), puede que las cosas se desmoronen antes de llegar allí…

  • Mi propuesta es Eusebio Leal Spengler, mas un proyecto inclusivo para sacar a Cuba adelante con todos y para el bien de todos.

  • Otro articulo estimulante erasmo. Me hiciste ejercitar la imaginación. Las dos primeras propuestas me parecieron bien. Perdona mi ignorancia, pero no conozco a Fernando Pérez. Creo que a Raúl le quedan 3 años y medios y el sucesor es Diaz Canel. “Pudiera” haber sorpresa. La historia siempre nos sorprende y nunca hay nada definitivo.
    Cuando leí el comentario de Leb Bej, me pareció el mas realista. Eusebio Leal creo que es considerado por todo el mundo. Hasta los cubanos de Miami le agradecen el esfuerzo que esta haciendo para rescatar el Patrimonio Nacional y ser eficiente en el intento, aun siendo del comité central.

  • Ni ser buena persona, ni ser buen artista, ni ser un brilklante intelectual, implica, necesariamente, que se sea un buen gobernante. Me parece que la historia lo ha demostrado sobradamente. Mas que un lider, lo que necesita Cuba es formar, en primer lugar, verdaderos ciudadanos, conscientes de sus obligaciones, pero tambien de sus derechos. Si algo le ha hecho mal a Cuba han sido los “lideres”, sobre todo porque, en este ultimo medio siglo, han logrado casi anular a los ciudadanos. Los resultados estan a la vista.

    Seria ironico que lo unico que se cambiara fuera el collar; y no el perro, tenga el color politico que tenga. Otro Mesias en Cuba no seria otra cosa que mas de lo mismo.

  • // OK, nosotros seguimos trabajando //

    Hmmmm. Otro sometidillo soñando con su próximo sometedor.

    OK. Pero los que creemos que tenemos que y podemos tener una Cuba democrática (no seudo, de verdad democrática) seguimos trabajando para lograrla para todos. Y para antes de 2018…

    Visite y difunda MHECnet.org, por favor. Gracias.

  • Ahora si que Erasmo se volvio loco. Hermano antes de pensar en el proximo lider, hay que diseñar un PROYECTO DE PAIS siguiendo el principio Martiano de CON TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS. Ya basta de poner el bienestar de los cubanos en manos de una persona por su carisma y cara de buena gente.

  • Hola a todos: Yo quisiera creer en el renacer de los cubanos como pueblo digno y cívico. Ojalá que el daño, inmenso, no sea irreparable. Tendrán que pasar muchos años de restauración profunda. Tendríamos que empezar por un mea culpa colectivo, admitir que todos hemos sido responsables del desastre y ponernos a trabajar para sacar el país adelante y sobre todo no olvidar, estar alertas para que jamás volvamos a esta iniquidad.

    En cuanto a dar con el “alma grande” que nos dirija, no sé, no sé. No me disgusta la propuesta de Eusebio Leal. Por cierto, una vez le oí decir, entre avergonzado y compungido, en una conferencia sobre Martí: “y para más desgracia, tuvo que ser un cubano el que le diera el tiro de gracia al Maestro”.

    De los que menciona Erasmo -y por testimonios de quienes han trabajado con él-, el más apropiado, por su humanismo, sería Fernando Pérez. Me encantaría ver a un artista gobernando Cuba. Qué buena película daría ese argumento.

  • Erasmo,

    Has hecho un ejercicio muy interesante de adivinación, pero creo que la realidad será completamente distinta e inesperada.

    En realidad ni siquiera pienso que vaya a surgir un líder … ni que haga falta.

  • Yo propongo al grupo de los cuatro, fundadores del manifiesto La Patria es de Todos, integrados por:
    Vladimiro Roca Antúnez – con una licenciatura en relaciones económicas internacionales
    Marta Beatriz Roque – Economista
    Rene Gómez Manzano- graduado en derecho en la universidad de Moscú y en la universidad de La Habana
    Félix Bonne Carcasses- con una licenciatura en ingeniería
    En mi humilde opinión, creo que hasta ahora no ha habido mejor fórmula que la de estos cuatro, todos probados socialistas, todos conocedores de las dos Cuba, todos fueron parte de esta revolución, los cuatro altamente brillantes y civilizados, que junto a las demás mentes vanguardistas y con reformas sociales de cubanos como Pedro Campos, Carmelo Mesa Lago, el señor Esopo, Y todos los demás cubanos que aquí comentamos, más todos los que están regados por el mundo, de todas las tendencias ideológicas y credos religiosos podamos encaminarnos ha edificar una nación donde reine un estado de derecho sólido, donde se respeten todos y cada uno de los derechos universales de cada individuo, ese es el tipo de gobierno que quiero para mi amada Cuba, y ese es el tipo de gobierno que nos traerá la felicidad.

  • cada vez que oigo esto de los líderes y los iluminados me acuerdo de la película “Salvatore Giuliano”, donde un cardenal, interpretado por Ralph Vallone, secuestrado por el célebre guerrillero, que aspiraba a ser líder de los desposeídos, le dice en una conversación:

    “Salvador, solo ha habido uno, y lo crucificamos hace más de mil años”

  • ¡Ninguna gentuza gobernara en Cuba!!!!!

  • Articulo simplista para un tema tan serio. Por suerte la revolución ha creado cuadros preparados por miles, que seran el relevo natural de la actual dirección de la revolución.

  • “El psicólogo Luigi Zoja explica una investigacion de la Junta de Belinda y Katarina Fritzon Universidad de Surrey, en la que compararon un grupo de 39 líderes de éxito con el paciente psiquiátrico grave y los criminales, que se caracteriza por la falta de escrúpulos, de responsabilidad, de culpa, con una marcada tendencia a mentir, a la manipulación, al cinismo. La clasificacion final ha dividido a la población examinada en “psicópatas exitosos” (el líder) y “psicópatas fallidos” que son los criminales( .. .) La diferencia entre las dos categorías radica en la agresividad. La del líder se manifiesta de una forma más diversificada y sin prisas. No agreden físicamente, se limitan a someter a sus subordinados a un régimen de “cinismo de las empresas.” Debemos concluir que, desde el primitivismo el ejercicio del poder nunca ha abandonado su agresión, sólo la forma de su ejercicio “los mitos de nuestro tiempo. U. Galimberti.

  • Había una vez
    un lobito bueno
    al que maltrataban
    todos los corderos.
    Y había también
    un príncipe malo,
    una bruja hermosa
    y un pirata honrado.
    Todas estas cosas
    había una vez.
    Cuando yo soñaba
    un mundo al revés.

    José Agustín Goytisilo (1928)

  • “Robert Dilts que en California conduce la investigación de la programación neurolingüística escribe: “Un líder es aquel que puede convencer a los demás a hacer cosas a través de la creación de una visión, de la movilización del compromiso , del reconocimiento de las necesidades , de la presentación de nuevos valores ( … ) escribe John Head, ” el líder es un productor de cultura, porque sus palabras y sus acciones dan nuevos significados ” y la novedad da la ilusión del cambio, toda una ilusión psíquica , porque la meta es siempre la afirmación , el éxito , la ganancia, pero crea la ilusión de la realizacion a todos los subordinados. Escribe Giancarlo Testini “al líder las atribuciones son conferidas por sus secuaces, se basa en el amor , un amor muy especial que Mirabeu describe como esclavos voluntarios que hacen más tiranos de cuantos los tiranos no hagan esclavos “Los mitos de nuestro tiempo U. Galimberti.

  • Yo no creo en lideres. No creo tampoco en un gobierno fuerte. Creo que lo importante sera lograr un ambiente de paz y de tolerancia y libertad. Lograr que todo un espectro politico completo pueda convivir pasificamente en el mismo suelo. Lograr que todos nos podamos sentar a conversar y discutir nuestras diferencias de la misma forma que muchos lo hacemos por aca. Buscar puntos comunes y ver exactamente que no somos realmente enemigos sino que cada uno tiene soluciones diferentes a los mismos problemas lo cual es totalmente natural y deseable. Terminar de una vez con esas asambleas de aprobacion unanineme y tener un congreso que realmente represente los intereces de todos los cubanos desde los mas izquierdosos hasta los anexionistas e incluyendo a castristas que sean electos por el pueblo. Es en el pueblo donde esta toda la soberania. Y es realmente el poder del pueblo decidir cual presente y que futuro quiere y necesitamos de muchos cambios constitucionales para llegar a esto.
    No, no necesitamos otro caudillo. Desterremos a los caudillos de la politica cubana y a todos aquellos que busquen la desunion de los cubanos. Si, podemos todos pensar diferente pero eso no nos hace enemigos. Tampoco nos hace agentes de gobiernos extranjeros como el gobierno nos ha tratado de hacer creer.
    Diferencias podemos tener muchas podemos estar en completo desacuerdo pero seguimos siendo cubanos. Por que cuba no pertenece a una familia ni es su finca personal ni los cubanos sus esclavos.
    Esos que nos han dividido lo han hecho con intencion. Y han sido exitosos en mantener lo que querian. El poder. Ese poder lo concentraron y amazaron en una sola persona. La figura del presidente. Es hira que ese poder retorne al pueblo y sus representantes. Creo que una mayoria a aprendido la leccion y ojala nunca la olvidemos. El totalitarismo, el estalinismo deben ser desterrados de nuestra patria. El momento de cuba llegara.
    Una cuba inclusiva. Tolerante y prospera donde nadie tenga que emigrar y pueda luchar por cambiar lo que no le gusta y ofrecer sus mejores ideas y soluciones. Esa cuba vendra y la pesadilla de estos anos pasara a nuestra historia como una leccion aprendida.

  • Erasmo:

    Percibo que tu comentario se sustenta sobre los pilares de lo especulativo, sazonado con una dosis mayúscula de wishful thinking. Así las cosas, creo que se queda a gran distancia con respecto a los senderos políticos que se avizoran para la Isla. Apuesto a que después del 2018 habrá una continuidad, pero matizada por poderes más colegiados y un mayor grado de pragmatismo en todos los sentidos, incluidos mayores espacios para la pluralidad de pensamiento. Eso a tenor de la realpolitik.

    En lo personal me decanto por tratar de superar la etapa mesiánica que ha caracterizado a la sociedad cubana en los últimos tiempos. Incluso para los que apostamos por acogernos a los principios básicos que originaron la Revolución, es hora de que propiciar un poco de sosiego a nuestra tierra, y para lograrlo -coincido con otros aquí – hace falta un buen baño de civilidad, de empoderamiento del ciudadano, de consolidación de los valores morales, de búsqueda de consensos, de diálogo, de dejación de la verdad absoluta. Cuando elementos como esos cuajen, nuestra sociedad estará en el umbral de la gobernabilidad.

  • Exactamente los lumpen y la escoria para afuera!

  • Humberto: por eso nunca serás gobernante.

  • Creo qu el destino de nuestra patria ya está bien marcado, y las bases estás bien definida y son las del socialismo y junto a nuestra historia, tradición, nunca vamos a tener líderes como los que hemos tenido, tenemos y tendremos por siempre, que hemos tenido dificultades es cierto nada ni nadie es infalible sino hechenle un vistaso al mundo, su análisis Erasmo no cuenta con nosotros con los cubanos que estamos dispuestos a preservar nuestras conquista, bajo la máxima que ninguna obra es perfecta claro, pero junto a los ideales de Martí, Céspedes, Fidel y Raúl.

  • Los que se consideraron a si mismo con derecho a gobernar sin tener en cuenta a los demas, son los que tienen que reconocer las culpas. Los demas estamos exonerados de toda culpa, puesto que nada fue decision nuestra

  • Lo que cuba necesita es que gobiernen las leyes y la decencia, instauradas por el dialogo y el debate.El que quiera patronato , que adopte un padre o crea en dios.

  • Michel Carlos, acaso está delirando Ud. también? Me gustaría que definiera el concepto “Socialismo”. No es que quiera contender con Ud., pero en Cuba nunca ha existido socialismo, mire ahora mismo cómo está la sociedad. Cómo se eligen a los dirigentes? los elige el pueblo? Recuerde Ud. la máxima del materialismo histórico que plantea: “El ser social determina la conciencia social”, o sea, “el hombre piensa como vive”. Estoy seguro de que Ud. no tiene problema ninguno en Cuba cuando escribe estas lineas algo saturadas de palabras un poco arcaicas para estos tiempos, y que resuenan en mis oidos como consignas de hace mucho….algo vacías y huecas…
    Mire a su alrededor, lea el Programa del Moncada presentado por Fidel Castro en “La Historia me absolverá”, para ver cuánto de ese programa se ha logrado cumplir?
    Las personas en una sociedad tienen derecho a elegir, de consenso, el gobierno que los represente y que logre defender los intereses de la nación. Actualmente el pais es un verdadero desastre porque precisamente ha sido mal conducido durante todos estos años. Hoy existe de todo en cuanto a corrupción…al estilo ruso, veo una tendencia a que los militares acaparen y amasen la mayor parte de la riqueza, y el pueblo…que resuleva cómo pueda.
    Entonces, coincido en parte con Erasmo, en que necesitamos de una forma pacífica, llegar a acuerdos, para que no suceda lo que en otros paises….Esos cuadros “preparados”, más bien están mal preparados, ejemplo: La economia desastrosa de nuestro país. Si están tan bien preparados, Por qué no han sido capaces de resolver el problema? Por el bloqueo? Uffff, …bueno creo que me he pasado…..pero en esencia, Cuba debe cambiar, sin el modelo estalinista que hasta el momento ha llevado…Para ello tendrá que resurgir otro Chibás, Vergüenza contra dinero, y eso es lo más dificil…..

  • Michel Carlos, acaso está delirando Ud. también? Me gustaría que definiera el concepto “Socialismo”. No es que quiera contender con Ud., pero en Cuba nunca ha existido socialismo, mire ahora mismo cómo está la sociedad. Cómo se eligen a los dirigentes? los elige el pueblo? Recuerde Ud. la máxima del materialismo histórico que plantea: “El ser social determina la conciencia social”, o sea, “el hombre piensa como vive”. Estoy seguro de que Ud. no tiene problema ninguno en Cuba cuando escribe estas lineas algo saturadas de palabras un poco arcaicas para estos tiempos, y que resuenan en mis oidos como consignas de hace mucho….algo vacías y huecas…
    Mire a su alrededor, lea el Programa del Moncada presentado por Fidel Castro en “La Historia me absolverá”, para ver cuánto de ese programa se ha logrado cumplir?
    Las personas en una sociedad tienen derecho a elegir, de consenso, el gobierno que los represente y que logre defender los intereses de la nación. Actualmente el pais es un verdadero desastre porque precisamente ha sido mal conducido durante todos estos años. Hoy existe de todo en cuanto a corrupción…al estilo ruso, veo una tendencia a que los militares acaparen y amasen la mayor parte de la riqueza, y el pueblo…que resuleva cómo pueda.
    Entonces, coincido en parte con Erasmo, en que necesitamos de una forma pacífica, llegar a acuerdos, para que no suceda lo que en otros paises….Esos cuadros “preparados”, más bien están mal preparados, ejemplo: La economia desastrosa de nuestro país. Si están tan bien preparados, Por qué no han sido capaces de resolver el problema? Por el bloqueo? Uffff, …bueno creo que me he pasado…..pero en esencia, Cuba debe cambiar, sin el modelo estalinista que hasta el momento ha llevado…Para ello tendrá que resurgir otro Chibás, Vergüenza contra dinero, y eso es lo más dificil…..

  • Democracia por favor!!!!…..donde el presidente sea algo más. Un líder nuevo siempre termina ocupando el rol del líder viejo, el de perpetuarse sólo a sí mismo, haciendo lo necesario para ello.

  • Nunca ha estado en mis pretensiones, pero se quienes son los sietemesinos como decia Marti y son los mencionados por Miranda.

  • No se por qué los propones.

  • Ahi es donde esta la diferencia entre Usted y los demás demócratas, en que los proponemos porque nos da la gana , además acuérdese que por los sietemesinos, si se podrá votar, pero por los fetos no, hay que esperar a que nazcan, y deje de estar imitando al loco de fidel de estar cogiendo a Marti para sus cosas.

  • “Tendríamos que empezar por un mea culpa colectivo, admitir que todos hemos sido responsables del desastre y ponernos a trabajar para sacar el país adelante”

    Correcto Violet. Para los cubanos la culpa no tiene nada que ver con ellos. Ni sienten ninguna responsabilidad personal. Como dice el dicho; “La culpa de todo la tiene el totí “.

    .

  • De cual generacion usted es?. Cuando yo naci , me colgaron una panoleta al cuello , me hicieron adorar personajes siniestros, me llenaron la cabeza de una historia mutilada y desformada y me educaron en una ideologia divorciada de la realidad , ademas de ser entrenado para aceptar la voluntad del lider y chantajeado para trabajar sin recibir todo el salario necesario para vivir. De todo eso me he tenido que desintoxicar, invirtiendo gran parte de la vida. Por que el pueblo va a cargar con la culpa ,si ya durante 55 anos se la han estado hechando arriba ( junto con el bloqueo) y los responsables nunca han reconocido ni un gramo de culpa?

  • Tienes toda la razón luis, a mi que tampoco me metan en ese mea culpa colectivo. Un mea culpa por parte de mis abuelos, mis padres y mis tios no haber peleado por derrocar al dictador? Gracias que no lo hicieron porque me les hubiesen dado paredón. Por mis padres haber huido al exilio? Cada día me convenzo más de que fue la mejor decisión, bastante duro lo pago mi pobre padre, canallas!!!! Que me lo metieron en un campo forzado a cortar caña.
    Que el mea culpa lo hagan, los que mataron por entronizar a este tirano, los que han contribuido chivateando a sus semejantes, los que han hecho actos de repudio, los ciudadanos que bajamente se han comportado dando golpes y tirando huevos en nombre de esa barbarie. El resto de los demás cubanos no tienen que hacerle mea culpa a Nadie.

  • Luis, evidentemente no soy de tu generación. No pase por lo que tu pasaste y me alegro que te hayas desintoxicado. Otros pueblos han pasado por lo mismo que los cubanos y hoy ninguno tiene un régimen comunista. También le pusieron una pañueleta al cuello cuando nacieron, no obstante salieron de eso en menos tiempo que lo que lleva el comunismo en Cuba. ¿Por que?
    Es un tema que debemos de analizar sin apasionamiento y veras que las raíces del problema son mucho mas profundas y no son tan simples. Tampoco la historia de Cuba empezó cuando tu naciste.

  • Tony , no se cual es tu posicion , pero puedo asegurarte sin temor a equivocarme que esos quienes mas abogaron por el actual sistema son precisamente los que mas lo han descreditado, y su mayor pecado fue no confiar en la decencia , la moralidad y la gente comun. En lo que respecta a la historia, mas tarde o mas temprano la mia terminara y espero llevarme en una idea o un sentimiento todos los tiempos y todos los lugares ,para eso no necesito ningun gobierno ni ningun sistema.

  • Peter, no estamos hablando aquí de lo que necesita o no necesita Cuba, sino de lo que es capaz de agenciarse y de lo que le haría falta para no sucumbir al trauma de la transición.

  • Hola Pedro, subscribo lo que dice Marcus.
    Respecto a lo que planteas, lo que no logro es comprender (hasta donde yo sé tú nunca lo has aclarado) cómo tú visualizas que podemos dar ese salto fantástico desde el estado de orfandad cívica en que nos encontramos hasta ese maravilloso clima de participación ciudadana democrática de que hablas.
    ¿Vamos a caer ahí en paracaidas? ¿Acaso con la ayuda de la 82 división? ¿Será el mismísimo Raúl el que lo establesca por decreto el último día de mandato? Me parece, compadre, que tu imaginación tiene alas más poderosas que la mía.

  • ¿Eusebio Leal? No quiero meterme en chanchullos pero hasta dónde sé su prestigio no es muy alto, entre las personas a las que dirige (casi despóticamente, por lo que he oido) y entre los habaneros que habitan la ciudad que él intenta “restaurar”. Eso de cercar los parques es muy simbólico, está muy a tono con su idea de ciudad, deberíamos tomarlo como una idea piloto de lo que intentaría hacer si llega al timón.

  • Jorge, coincido en que Cuba necesita ciudadanos y no otro mesías pero ¿tienes alguna idea de cómo, en 4 años, podemos convertir al cubano común en ciudadano conscientes de sus derechos deberes? ¿Acaso una varita mágica?
    A largo plazo esa podría ser una meta interesante pero estamos hablando de pasado mañana.

  • Bobo, yo estaré loco pero tú eres entretenido. ¿Cómo piensas diseñar un PROYECTO DE PAIS siguiendo el principio Martiano etc. etc.? ¿le vas a dar el encargo a unos cuántos ilustrados de tu confianza o vas a promover que se discuta el asunto en las asambleas del Poder Popular? Esto es una serpiente que se muerde la cola y para romper el círculo vicioso tendrá que intervenir un factor externo, un deus ex machina. Claro, yo prefiero un fetiche a la gandi que una hambruna o la 82 división aerotransportada. ¿y tú?

  • ¿Y cómo usted sabe que la realidad va a ser tan distinta? ¿Tiene una bola mágica?

  • Sí, cómo no, cuadros creados en la escuela del partido Ñico López.

  • Yncera, amigo, a mí tampoco me gustan los líderes, más bien los detesto por reacción instintiva. Estoy pensando en ellos como un puente entre lo que hay ahora y lo que queremos; como fue Solón en su época.

  • Preferiría la continuidad al caos, a una guerra fraticida que no va a llevar a nada y de la que se aprovechará sin duda alguna nuestro vecino del norte. Ahora, no creo que sea posible la continuidad, por varios factores: la crisis económica producto del declive energético será más grave para el 2018 y la gente creerá (con más intensidad que ahora) que un cambio de régimen podría ayudar. Además, demasiados cubanos no quiere saber nada de continuidad, ya casi nadie cree o entiende de ideología y los más viejos respetan y siguen a los Castro, no a los nuevos.
    Creo que estás imaginando la transición a la China, pero recuerda que China está mucho más lejos, es muy poderosa como nación y sobre todo no tiene a los EEUU al doblar de la esquina.
    Yo creo que el que se está dando un buen trago de wishful thinking eres tú, amigo.

  • Lo que pasa es que no comparto la premisa de donde partes, según la cual en el 2018 tendremos una “temporada de cacerolazos, guarimbas, represión policial, apagones y desabastecimiento generalizado”. Creo que el cambio de mandato será tan apacible como el que se vivió de Fidel a Raul. En esa fecha, además, no tendremos la Cuba de hoy. Ya las reformas capitalistas habrán avanzado bastante, y tendremos a la gente concentrada en sobrevivir unos, y en buscar una buena tajada otros.
    No obstante, si se diera ese hipotético paisaje que describes (que tampoco sería una sociedad “recién salida del totalitarismo”, pues no considero que vivamos un totalitarismo ahora) ¿Qué mejor opción que la del orden gestionado desde abajo? Las condiciones para la construcción de una sociedad alternativa, anticapitalista, debiera aprovechar los momentos de crisis; y no esperar a que se instaure la “gobernabilidad” y el equilibrio social. Ello, por supuesto, sin llamados a guerra civil ni nada por el estilo. Tampoco sé el cómo.
    Por cierto, adoro las tres personas que propusiste, razón de más para temer el tenerlos de jefes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.