Los vendepatria y los equivocados

Por Elio Delgado Legón

HAVANA TIMES – Desde los tiempos más remotos, en épocas de los imperios otomano y romano, por solo citar dos, existieron los traidores, los vendepatria y también los equivocados. Muestra de ello es la farse que ha llegado hasta nuestros días y que reza: “Roma paga a los traidores, pero los desprecia”.

Para no hacer muy largo el cuento, vamos a la historia de Cuba y encontraremos a muchos que, nacidos en la Isla, se enrolaban en batallones de voluntarios para combatir a los revolucionarios que, desde el 10 de octubre de 1868, dieron el grito de independencia o muerte.

Los voluntarios se ocupaban, sobre todo, de vigilar y combatir a los rebeldes en las ciudades, para que los soldados pudieran combatir a los alzados en armas en los campos.

En La Habana, por ejemplo, se reportan numerosos hechos que demuestran que los voluntarios nacidos en Cuba eran más temibles que los propios españoles.

Hubo masacres del pueblo, como la realizada en los hechos, ampliamente conocidos, del teatro Villanueva. También otros tan abominables como la presión ejercida para que los estudiantes de Medicina fueran condenados y fusilados, para dar un escarmiento, sentencia que se cumplió el 27 de noviembre de 1871.

He mencionado estos hechos para mostrar cómo individuos nacidos en Cuba han sido capaces de actuar contra su propio país, sin importarles el sufrimiento del pueblo, solo movidos por mezquinos intereses económicos.

Concuerdo con la versión oficial del Gobierno de Cuba

En las últimas semanas hemos vuelto a ver a individuos inescrupulosos actuar como vulgares mercenarios, pagados y orientados desde Estados Unidos, con el fin de promover desorden, caos y desobediencia civil, con la mira puesta en que se produzca un estallido social. No lo digo yo, ellos mismos lo han declarado.

Ilustración: cmkc.cu

Quedó demostrado que los que montaron la farsa del llamado Movimiento San Isidro no eran más que vulgares mercenarios que respondían a órdenes del Gobierno de Estados Unidos. Dichas órdenes llegaban a través de la embajada estadounidense en La Habana, lo que constituyó una grave violación de sus funciones como diplomáticos y una inaceptable injerencia en los asuntos internos de Cuba.

El pequeño grupo que se reunió en la casa de uno de ellos, en el barrio San Isidro, en La Habana Vieja, simuló una huelga de hambre, que no existió. Además, no siguieron las medidas sanitarias orientadas en la lucha contra la pandemia de covid-19. Incluso recibieron a un visitante que se trasladó de México a Estados Unidos y después a Cuba, y no cumplió, incumplieron todos, las reglas sanitarias establecidas, lo que puede acarrear graves consecuencias para ellos y para el pueblo.

Publicados por ellos mismos en las redes sociales se muestra la forma en que ultrajan los símbolos patrios, especialmente a la bandera. Todo eso con el interés de complacer a sus amos en el norte y de su embajada en La Habana.

Los sabotajes realizados en las últimas semanas, incluyendo el descarrilamiento de un tren de contenedores, todos han sido esclarecidos. Lo autores fueron detenidos y han confesado que actúan dinero, cuánto les pagan por cada sabotaje y quién ordena y financia las acciones.

Todos responden a las intenciones de Estados Unidos de cambiar el sistema político-económico cubano, o sea, liquidar la Revolución, volver al pasado capitalista y convertirse nuevamente en dueños del país.

Por eso no me cabe ninguna duda de que el supuesto Movimiento San Isidro no es más que un grupo de mercenarios al servicio de una potencia extranjera, con fines contrarrevolucionarios. Contra ellos se aplicarán las leyes, pues no se puede ser tolerante con quienes intentan destruir lo que ha costado tanto al pueblo de Cuba, pues no se trata de confundidos ni equivocados, sino de gente que sabe muy bien lo que hace y por qué lo hace.

Basta escuchar lo que dijo uno de ellos: “Donald Trump es mi presidente”. Lo dijo él mismo, no cabe duda de que es un mercenario.

Lea más del diario de Elio Delgado Legón, aquí en Havana Times.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 236 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

12 thoughts on “Los vendepatria y los equivocados

  • A me gustan mucho los artículos que escribe este señor porque jamás los leo y voy directamente a los comentarios, parece que el no los lee porque si así lo hiciera creo que hace tiempo no utilizaría sus seniles neuronas para escribir sus burradas

  • elito, cuando un gobierno pone su miserable incondicionalidad a otra potencia como rusia en su propia constitucion en que nivel de vendepatria queda en tu catalogo de oprobios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *