El capitalismo cubano ya tiene un rostro (¿humano?)

Dmitri Prieto

Chala, protagonista de la pelicula cubana “Conducta”.

HAVANA TIMES — En la recientemente estrenada película cubana “Conducta”, que ya comenzó a cosechar premios internacionales, hay –entre muchos igualmente convincentes- un personaje singular dotado de especial realismo.

Se trata de Ignacio, el putativo papá de Chala –el niño protagonista-, hombre de carácter fuerte cuyas relaciones con la comunidad que lo rodea y con quien pudiera ser su hijo están marcadas por una controvertida vehemencia, que sin embargo no está exenta de rasgos que permitirían calificarla de consecuente.

A Ignacio le gusta el hablar claro y el poner bien explícitos los intereses privados de cada quien; él mismo cela por cuidar los suyos y por marcar el territorio “que le corresponde”.

No le es ajena la preocupación por Chala, pero su concepto de hombría y de lo correcto hace que lo eduque a su imagen y semejanza, o sea, en un modo de vida donde el aprecio por la autonomía propia se apoya en la capacidad de llevar a cabo una guerra latente no ajena a la llamada “ley de la selva” y a estar preparado para una resistencia pertinaz en la lucha de todos contra todos.

Ese “ser autor de sus propias leyes” implica para Ignacio la capacidad de hacer dinero sin aparente violencia sobre los demás.

Una capacidad que denota un sistema de valores donde está permitido sacarle máximo provecho a errores y defectos del prójimo, a los guiños de la suerte, y a la vida y dolor de seres criados expresamente para matar o morir en ocultos circuitos de peleas crueles, montados para hombres excitados que gustan apostar sin importarle sangre ni lágrimas de alguien capaz de sufrir.

Chala choca con una realidad de desastre, que lo hace llorar y tirarle en la cara a Ignacio el dinero “justamente” ganado criando perros para ser mordidos y desangrados en peleas.

Pero esa realidad no se llama Ignacio.

La cara violenta, calculadora y sanguinariamente-hacedora-de-dinero de Ignacio es sólo el rostro (¿humano?) de tal realidad, mera hipóstasis visible del demonio.

De un demonio férreo en lógica, en razón y en fe.

Demonio que habita los cuerpos que portan sus propios rostros humanos a modo de careta. Cuerpos no necesariamente odiadores pero que sí que se vuelven productores incansables de odio y de miseria.

Un demonio denominado “capitalismo”.

Hay en Cuba quienes desean –para poder seguir viviendo cómodamente a costilla del pueblo- que aumente el número de Ignacios entre nosotros, así como la dosis personal de Ignacio que llevamos dentro de cada [email protected] de nosotros.

En los menos de los casos esos seres deseantes –según creo- son personas con cierta inocencia, a la manera de Chala, a quien le tocó un día darse cuenta del verdadero costo humano (o perruno) del dinero “justo” que Ignacio le ponía en sus manos.

En los más, su ser –de modo lamentable- es dominado por el espíritu cínico, que sencillamente les hace amar su pellejo, su bolsillo y su poder.

La muchacha con quien fui a ver “Conducta” tuvo que esconder su mirada cuando se escenificaba en pantalla la muy rentable muerte de un perro de pelea.

Son sus lágrimas las que me animan a no claudicar en la pelea nuestra, decisión que alguien quizás considere expresión de una mera inocencia infantil.

El régimen económico capitalista y los totalitarismos burocráticos que lo secundan acá, allá y acullá, son manifestaciones de la muerte. Y por ello merecen morir, para que Cuba y todo el planeta resuciten.

 



Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.

Dimitri Prieto-Samsonov has 213 posts and counting. See all posts by Dimitri Prieto-Samsonov

13 thoughts on “El capitalismo cubano ya tiene un rostro (¿humano?)

  • Dmitri, ¿que tiene que ver las peleas de perro en Cuba con el capitalismo? ¿que tiene que ver el rostro de la Cuba actual con el capitalismo? Ese rostro crudo que descubriste en la pelicula ¿no sera el resultado del experimento del “hombre nuevo” llamado a sustituir al “hombre viejo” deformado por el capitalismo en Cuba?

    Dmitri tienes que formatearte porque el chip que te pusieron en la Matrix te impide entender con claridad la causa del fenomeno socio-politico que estas palpando.

    .

  • Dmitri con todo respeto y sin afan de ofender, parece que esa mezcla genetica, has estudiado tanto, tanto en tantos lugares distintos y cosas que no tienen que ver una con otra (por cierto o te sobran estudios o te faltan años en la sintesis biografica, o eres un super dotado digno de un super puesto en la NASA)… que estoy de acuerdo con el Bobo de Abela y comparto plenamente su comentario … en toda es cantiflada que escribes … la unica concluion es que la pelicula muestra la realidad del “””hombre nuevo””” que se formo en la escasez y doble moral.

  • Demasiado forzada la tesis del artículo. Ese tipo de gente existe hace muchísimos años en Cuba. mucho antes de que se permitiera, como al parecer los dejan ahora, entretenerse criticando al gobierno y tildándolo como “capitalista”. ese personaje no es más que el reflejo de la tremenda crisis de valores que atraviesa la sociedad cubana; y que no ha sido más que una bola de nieve.

    Coincido con el Bobo que es más bien una de las facetas del “hombre nuevo”: Ese muchacho no se crió nunca en las condiciones del capitalismo, es un producto genuino de la robolusión.

    Todo el fenómeno social que se aprecia en “Conducta” no nace, ni se desarrolla en un año.

  • “Mejor que yo, nadie” ,”por encima de mi , nadie” , “yo primero y los demas que se jodan” . Estos son los lemas con que los cubanos salen a la calle temprano en la manana , y a los hijos antes de entrar a la escuela, ” no te dejes meter el pie por nadie” . La moralidad cristiana sustituida por la ideologia igualitaria esla causa de todo eso . El uso de instituciones encargadas de vigilar por la disciplina social, en funcion de reprimir politicamente a la poblacion. El capitalismo apenas a asomado la cabeza y ya lo estan satanizando.

  • Pero si en los 80’s, cuando no había duda de que éramos socialistas y que en un par de añitos mas llegaríamos al comunismo perfecto, ¡ya había peleas de perros!!!!!!

    Eso no tienen nada que ver con capitalismo, eso solo tiene que ver con violencia animal, y con des protección por parte del Gobierno a los animales.

  • Dimitri:

    ¿Capitalismo en Cuba? Si todavía ni siquiera ha echado raíces en China, qué vamos a tenerlo en ese constante cambalache en el que hemos vivido por tanto tiempo en nuestra querida Islita. Ja,ja…voy a tener que hacer una concesión hoy y tomar prestado el término de Jorgelelandro, para hace referencia al “socialcosadesa” de donde realmente emergen personajes como el mencionado “padre putativo”.

  • Ya lo digo alguien con claridad meridiana: “El hombre nuevo resulto ser la peor version del sinverguenza de siempre”

  • Nada nuevo hermano Dimitri bajo este brillante y caliente sol. Hemos tenido capitalismo, del peor de los peores, durante medio siglo, el capitalismo desde el estado absolutista y en su descomposición natural hacia el capitalismo privado se ponen de manifiiesto con más claridad y opulencia comportamientos y “conductas” que de una u otra forma siempre han estado presentes en hijos de papá, en las elites que mantuvieron las peleas de gallos prohibidas para los guajiros, en la violencia “revolucionaria” verbal y física que desde ninos nos ensenaron a practicar en las escuelas, en el SMO, etc. Tu post, como la película, refleja la realidad de parte de nuestra sociedad. Esa que queremos cambiar para bien de todos, sin violencia, sin explotaciones, sin abusos sobre nadie. Un abrazo Pedro Campos.

  • Realmente ese es el hombre de negocios (o mujer) que he visto en la Habana últimamente. ¿Por dónde andas Dimitri?

  • My God mi estimado Isidro, aplausos!

  • Miranda, en realidad no es nada de asombro. Esto que digo deriva esencialmente de haber vivido en primera persona el garrafal disparate que constituyó la Ofensiva Revolucionaria de 1968. De la noche a la mañana, vi a muchos de mis más cercanos y hasta admirados vecinos, quedar declarados como poco menos que “elementos anti-sociales”. Y todo por el mero hecho de trabajar por su cuenta, de vivir mejor o peor, según el caso, sudando cada día el sustento de sus familias por iniciativa propia. Incluso quien sería luego mi suegro, pasó por la vergüenza y el sufrimiento de perder en pocos días la pequeña empresa que le había costado su juventud, y sin recibir a cambio compensación alguna. Pero aquella funesta decisión no sólo se llevó consigo las ganancias de esas personas. El mal mayor es que contribuyó de modo magistral a ir creando cierto desprecio por el trabajo físico, y por el la enseñanza laboral que hasta entonces pasaba de padres a hijos, como una herencia más. Esos desclasados de hoy, como el “padre putativo” de la película, también son criaturas deformes generadas desde aquel día en que el Estado expulsó vergonzosamente al trabajo por cuenta propia del paraíso proletario. Hoy nos toca cargar con estos engendros.

  • High Five!!!!

  • Hola Dimitri
    Desde hacia buen tiempo no te hablaba.
    A mí en realidad me gustó mucho el escrito. Solo me dejo de gustar… o no, empezó a gustarme menos cuando mencionaste la palabra capitalismo. En lo particular pretendo usarlas solo cuando… no se. Solo sé que se me desdibuja tanto como el socialismo.
    Estoy de acuerdo con la esencia del articulo. Como dicen Gema y Pavel…”…el egoísmo es el culpable…”
    Aquí les dejo la letra. Y además, seguro estarán de acuerdo conmigo, el egoísmo no es patrimonio de ningún…istmo…

    Marginal DS

    Se fue a la calle no pudo más con su niñez
    Con mil tristezas, mil tristezas
    Atragantadas en la piel
    Nunca tuvo la ternura de una madre
    Solo desamor
    Tuvo que venir al mundo porque ya era tarde para la ocasión

    Y él solo quiere desahogar un sueño
    El solo intenta ser su dueño
    El solo busca reafirmar su empeño
    Pero al final hay un dique social

    Para la gente él es un paria sin razón
    Un gran errante extravagante
    Perdido en otra en otra dimensión
    Pero nadie se pregunta si el no necesita un poco de amor
    A nadie le importa si se siente solo
    Preso en su interior

    Y él solo quiere desahogar un sueño
    El solo intenta ser su dueño
    El solo busca reafirmar su empeño
    Pero al final hay un dique social

    Suele reír cuando cae la lluvia y su cuerpo se vuelve cristal
    Suele llorar cuando muere un perro que cruzaba la calle
    Solo un perro en la calle
    Que le ofreció solo frialdad
    Un montón de razones para pensar que la existencia enajena el alma
    Solo dios podrá llenar la ausencia de sus quince años
    Soledad

    El egoísmo es el culpable
    Y aun es tiempo de salvarle
    Sino después será muy tarde
    El egoísmo es el culpable
    Y aun es tiempo de salvarle
    Sino después será muy tarde
    Sino después será muy tarde

    Se fue a la calle no pudo más con su niñez
    Con mil tristezas, mil tristezas
    Atragantadas en la piel

    Y el solo quiere desahogar un sueño
    El solo intenta ser su dueño
    El solo busca reafirmar su empeño
    Y solo encuentra soledad
    Y solo encuentra soledad, solo
    Solo encuentra, solo encuentra
    Dique social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.