Barrios de Cuba, entre extremos

Daisy Valera

Alamar.

Soy una nómada, arrastro mis bártulos de un lugar a otro (no soy la única).

Voy a la casa de algún amigo o alquilo un piso (siempre caro) por el poco tiempo que me lo permiten sus dueños.

Me cansé de vivir rodeada de abuelos, padres y hermanos, me cansé que el poco espacio me condene a sentirme una sardina enlatada.

Ahora vivo en Alamar.

Y como si estuviera destinada a no olvidarme de comparar, me han enviado a cumplir mi servicio social en Miramar, barriada del municipio Playa.

Cada mañana, a las 6 y 30 me monto en mi trasporte obrero, una guagua verde que con suerte me escupe en 7ma Ave. y 28 después de 1 hora con 20 minutos.

Solo tengo que viajar 80 minutos para caer en el paraíso del oeste, porque Miramar fue construida por la clase rica cubana de antes de 1959 y la estética de su  5ta Ave. nos traslada a Manhattan (con sol tropical).

En esta zona residencial abundan los parques con glorietas y árboles frondosos.

En Miramar está enclavado el templo católico más grande del país y el parque temático más sofisticado (otrora Coney Island Park)

Junto a las embajadas, también viven en las mansiones de Miramar los cubanos, manteniendo verdes los jardines y limpiando las estatuas.

Disfrutan de las comodidades de los que marcharon a los Estados Unidos, que antes fueron los enemigos de clase y ahora son prácticamente el ejemplo a seguir.

En las eclécticas casonas de esta barriada abundar las empleadas domésticas y las nanas.

Los padres no llevan a sus hijos a los círculos infantiles si no a casas de cuidado particulares y los recogen en sus autos a las cinco de la tarde.

Los Toyota, Audi y Mercedes vuelan por las avenidas con chapas particulares y al volante se observan rostros jóvenes y estilizados.

Fuente en la quinta avenida de Miramar.

Alamar es la otra cara de la moneda, el barrio que debía ser el orgullo de la arquitectura generada por la revolución es una cochambre a adonde regreso cada noche a comer y dormir.

Los Edificios se suceden uno tras otro sin gracia, con abolladuras y filtraciones crónicas, los más altos lucen mugrosos  sótanos  y ventanas de cristal quebradas.

Aún hay calles sin pavimentar y los yerbajos se tragan las aceras.

La Ciudad Obrera es el sueño no concluido, donde se deterioran grandes explanadas en las que alguna vez se pensó proyectar películas y te encuentras colosales mercados vacíos  y almacenes clausurados.

Este barrio es un homenaje a las piezas de construcción prefabricadas, al igualitarismo arquitectónico y una ofensa al buen gusto y la diversidad.

Un lugar donde el pan es difícil de conseguir y el agua llega a mis pilas solo dos veces al día.

Es una ciudad dormitorio de la que es muchas veces imposible salir y en la que no puedes encontrar ni una cafetería, ni un lugar de recreo más que esquinas donde el reguetón es el protagonista.

Alamar y Miramar, dos barrios que reflejan las clases sociales que existen en esta isla, los que no les alcanza el salario para vivir y los que viven derrochando a manos llenas.

Pequeños trozos de ciudad que se parecen solo en el final de sus nombres y en el mar.

 

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

14 thoughts on “Barrios de Cuba, entre extremos

  • Daisy, me gusto lo que escribiste, tienes derecho a soñar, los que no conocen tienen derecho a hacerlo, el dia que puedas recorrer la Pequeña Habana (donde si no) entre mas o menos por el este la 4ta Ave. por el oeste la 27, por el norte Flager y por el sur mas menos la 20 calle, no tendras que cerrar los ojos, estaras en el Vedado que tiene mas o menos por el este a L, por el oeste el rio Almendarez, por el norte Linea y por el sur 23, y cuando comienzes a desplazarte hacia el oeste, y llegues mas menos a Wechester y Kendall veras cuantas calles y avenidas se parecen a la 5ta de Miramar. Gracias.

  • Chama, eso mismo estas haciendo tu, dando muela y no cayendo en el tema, buscando una tangente para caminar por ella, te cuesta tanto trabajo decir que la cagaste?….
    Sin embargo sigues buscando la respuesta a tu pregunta filosofica que sin saber la respuesta (pq no es nada que me haya quitado en sueno y menos me ha dado de comer) no te resuelve el problema de las ofensas al projimo.

  • bal, bla, bla, te me pareces al führer dando un discurso, contesta mi pregunta con rigurosidad chamacón: ¿El respeto es diferente de la ofensa?

  • Por donde empezar Luismi….
    Tienes problemas con la concentracion, en lugar enfocarte en la idea comienzas a divagar y a buscarle razones filisoficas a las cosas que deben ser abecedarias en la vida.
    Te equivocas en concepto con relacion a la ofensa y la interpretacion, la ofensa va en la intension de quien la dice y no en la interpretacion de quien la escucha, va en la palabra (no en la del senor), va en la entonacion. La interpretacion de las sagradas escrituras esta determinada por la perspectiva de quien las pone en practica.
    TE DOLIO???, quise decir te intereso lo del dominicano que hasta me lo estas recomendando ahora?. No voy alla en estos dias, ire mas al Este, St Thomas en USVI, salgo el viernes. Pero si quieres que le de mis saludos al amigo tuyo, solo tienes que mandarme su correo, vere si con un email lo convenzo de que sea mas suave, quiero decir mejor contigo la proxima vez.
    Ves, tienes valores, te gusta la independencia y adoras a tu familia, vives con ellos o todavia estas dejando que te mantengan?. De eso es lo que estaba comentando Daysi, te acuerdas que por alli empezamos?.
    Sigues sin entender que es bueno reconocer las virtudes de las personas no importa de que lado se encuentren, claro que si estan de tu lado mejor.
    Asi que no hay subida y bajadas (eso solo lo hace el dominicano contigo) en mi comentario, hay reconocimiendo a la persona en frente, es al final RESPETO, de ese mismo que me preguntaste.
    Ese que debe comenzar por uno mismo y veras que despues cada cual comenzara a hacerlo en reciprocidad, recuerda que no se impone se gana. Consejo gratis te va a ser muy importante para las relaciones interpersonales.
    No te disocies de la idea inicial, NO HAY NECESIDAD DE OFENDER A NADIE, si con argumentos cuentas!!!. No hagas como un conocido de nosotros que comienza por las Olimpiadas y termina por la sequia en el NE africano.
    SALUDOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *