El placer de amar a los animales

CF-1Carlos Fraguela

HAVANA TIMES — Doy gracias a la vida por darme la oportunidad de renacer con la belleza de la naturaleza, el hombre, las plantas y sobre todo los animales.

Pocos recuerdan mi afición por la veterinaria, soñaba desde niño poder curar animales cuando se enfermaran. Era tan mal estudiante que mi promedio académico no me alcanzó para conseguir mi carrera favorita.

Ese revés nunca me apartó de los bichos, sobre todo, los salvajes.

CF-2Las lagartijas me encantaban, las ranas ni se diga y los majaes y jubos eran capaces de hipnotizarme, aunque estaba rodeado siempre de gente que les temía a casi todos.

Ahora me pregunto cuál fue el elemento que siempre me unió a ellos, quizá es que siempre los vi como iguales, o quizá es que yo sospechaba lo importante que iban a ser para mí ya para siempre.

CF-3Siempre estoy rodeado de ellos. Los animales no se cansan de salvarme la vida, siento que tengo un vínculo con cada uno, como los lazos que tenemos con la familia. Cada enlace con un ser nos une a la vida y nos aleja de la muerte. Así lo veo.

Un amigo me grabó un grupo de videos con el tema de los animales y sus cosas geniales. Es de lo más hermoso que he visto en mi vida. Seres que sienten de modo muy parecido al nuestro, se comportan de modo muy similar a nosotros.

CF-4Ver esto me hace pensar en lo probable de que muchas de las cosas que hoy veo hacer a los animales en filmaciones que me emocionan, ellos hace tiempo ya nos las enseñaron.

El hombre en pago por lo aprendido les ha quitado el crédito y en la mayoría de los casos los priva de sus derechos como habitantes del mismo planeta.

En un mundo tan jodido como el nuestro cualquier relación con esos encantadores vecinos es como aire puro en medio de la contaminación general. Un mundo para escapar del odio.

One thought on “El placer de amar a los animales

  • el 12 agosto, 2014 a las 1:14 pm
    Permalink

    Los animals tienen mas derecho al Planeta Tierra que los humanos. Nosotros somos las verdaderas bestias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *