Policía, Policía ¿tú eres mi amigo?

Por Ammi

Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES – Policía ¿tú eres mi amigo?  Era la pregunta en un spot de la televisión cubana cuando yo era una niña, y no fuimos pocos los que, en esa época, queríamos vestirnos del orgulloso uniforme azul que predicaba una actitud intachable.

Mucho han cambiado los tiempos y ahora soy una mujer que se avergüenza del cuerpo militar que rige el control autoritario de mi país.

“La policía es una fuerza de seguridad encargada de mantener el orden público y la seguridad de los ciudadanos mediante el uso de la fuerza y se encuentra sometida a las órdenes del estado. La mayoría de las fuerzas policiales son organizaciones casi militares, cuya principal obligación es disuadir e investigar crímenes en contra de las personas que afecten el orden público” (tomado de la Wikipedia).

Es triste observar cómo la policía cubana es un aparato represivo del estado, en muchos lugares del mundo un ciudadano común se siente protegido cuando avista a un uniformado. En Cuba es como ver un engendro del demonio delante del cual muchos huyen despavoridos, ya que funciona mediante la extrema violencia.

En acontecimientos ocurridos hace apenas unos días, cuando muchos artistas y otros activistas se disponían a participar en una protesta pacífica, se puso de manifiesto el cerco y el asedio policial, anteponiendo la represión y persecución, con el propósito de restringir y prevenir la acción ciudadana desde el acto de reprimir, contener, detener o castigar con el uso de la violencia.

Desde las primeras horas de la mañana fueron perseguidos, detenidos y apresados más de cincuenta personas que intentaban defender sus derechos políticos, que constituyen la primera porción de la declaración de los derechos humanos.

La muerte injusta de un joven desarmado a manos de un policía, la liberación de los presos políticos y de conciencia, exigir que se exponga la verdad en los medios de prensa oficialista, además de otras peticiones de carácter político y social, motivaron el llamado a protesta.

La manifestación no tuvo lugar, sin embargo, se ha dado un paso adelante, ya que este despliegue policial a todo lo largo de la isla demuestra que se sienten amenazados ante la voz de un pueblo que gime, pero que se alza ante una bandera que ondea soberana como la oleada ferviente de un renacer de libertad.

Ahora, respondiendo a la pregunta de aquel spot, puedo decir: policía represor, violento, totalitario, controlador, abusivo, te digo: “NO. NO ERES MI AMIGO”.

 

Ammi

Una mujer de pueblo, madre de cuatro hijos que a través de constancia, estudios y superación ha alcanzado a mejorar su entorno y he aprendido que todo esfuerzo se premia y el conocimiento se comparte. Para mí no existe nada más importante que la libertad y sobre todo aquella que se impone y es capaz de romper los limites personales. Se me considera alegre, entusiasta, curiosa y dispuesta a aprender de cada nueva experiencia.

Ammi has 23 posts and counting. See all posts by Ammi

5 thoughts on “Policía, Policía ¿tú eres mi amigo?

  • La policía no es un órgano represivo. Es una institución para hacer prevalecer el orden y la disciplina en la sociedad. Se hace represiva cuando solo defiende a un gobierno (o a grupo de poder) que se quiere ir por encima de sus ciudadanos o cuando ciertos grupos del pueblo enardecido supera con violencia y actos vandálicos el derecho a protestar que le ha sido otorgado en defensa de una causa determinada. He estado en muchos países, donde la policía jamás reprime y es querida y respetada por su población. Por ejemplo en los países nórdicos. Hay policías corruptos, abusadores de su poder por portar un arma y llevar un uniforme, por supuesto; en todo saco de papas hay algunas podridas, pero nunca debe permitirse que ese abuso de autoridad sea apoyado, groseramente, por un estado en contra de su pueblo -véase sus esclavos de clase baja- aplastando con desfachatez los Derecho Humanos de los que presume en tribunas internacionales. Y yo me pregunto, además ¿Y no existe; en ese cuerpo armado, NINGUNA persona con verguenza, orgullo o sentimientos de amor por su pueblo?

  • La policía no siempre tiene que ser un órgano represivo. La policía existe para hacer cumplir las leyes y no siempre necesita de la represion para ello. Hay países de Europa donde ni siquiera portan Armas.

  • La policía siempre ha sido un órgano represivo, en el proceso revolucionario quisieron darle otro matiz, y han creado diferentes órganos represivos o casi paramilitares, pero al final la policía está haciendo su papel lo mismo que hiso la de batista, represión

  • Estimada Ammi. Muy sentido y triste -por vergonzoso- tu post de hoy. Yo nunca llegué a pensar que en un país que tanto alardea de “cuidar a sus ciudadanos” llegara su cuerpo uniformado policial al nivel de turbas mafiosas y corrupta; deseosas de sangre popular que se ve hoy día allá en la isla. Y, lo más triste, que haya impunidad total y la gente -ese pueblo increíblemente cobarde y enajenado con hambre y recargas telefónicas (de cual, hasta cierto punto, formo parte)- mire para otro lado. Como si no existiera un mañana y, este crimen que se permite hoy; no le pudiera suceder, mañana: a tu mamá, a tu hermano, a tu abuelita, a tu novio… Las historia de las policías “machadistas”, “batistanos” o los “crueles y racistas de USA” de los libros prerevoliconarios de historia y los “estelares” noticieros de las 8, respectivamente; se han quedado en meros cuentos para parvulitos al lado del criminal hacer de estos energúmenos revolucionarios; amantes de la extorsión y el desorden contra los que nada tienen o quienes quieren hacer lo que deseen con lo que han trabajado. Todo para defender a un sátrapa grupito de inmorales súper burgueses con poder, el cual los detesta, aunque (de momento) los necesite, por eso les “premia” con las más humillantes de sus sobras y los tratan como los que son: perros de presa del pueblo. Ese al que pertenecen sus familias.

  • La represion policiaca de Batista era una de las cosas más criticadas de su gobierno, a pesar que solo se ejercía a los oponentes políticos. La de hoy día sobrepasa la de aquella época y no tiene preferencias: lo mismo maltratan a una mujer con su bebé en las manos que te meten un tiro por la espalda. Ya esto es lo único que faltaba para desmoralizar totalmente al gobierno de facto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *