En confluencia en la Casa del ALBA

Por Irina Echarry, Fotos: Caridad

Joe Ott

HAVANA TIMES, 18 marzo — Cada segundo domingo del mes, a las cinco de la tarde en la Casa del ALBA Cultural (línea 556 esquina D,Vedado), con el nombre de En Confluencia, tiene lugar una peña conducida por Eduardo Martín, guitarrista entrevistado para HT.

En esta ocasión los invitados fueron un guitarrista muy joven: Joe Ott, quien interpretó tres piezas de Heitor Villa-Lobos, el compositor brasileño. Según el artista, Villa-Lobos escribió gran variedad de música para la guitarra; el Preludio #3 está dedicado a su esposa, y los estudios #11 y #12 fueron hechos para Andrés Segovia.

El concierto de la tarde estuvo a cargo del Trío de Cañas Móviles integrado por Analiet Presno (oboe), Maray Villeya (clarinete) y Osmani Hernández (fagot). Cervantes y Saumell estuvieron presentes en el programa del trío, con versiones agradables de danzas y contradanzas; también interpretaron a Lecuona, Manuel Corona, Paquito D’ Rivera, José María Vitier y Wilma Alba Cal, en un recorrido desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Trio de Cañas Moviles

La peña se caracteriza por tener un invitado especial. Este domingo pudimos conocer sobre los inicios en el universo de la música de la directora coral Digna Guerra.

Con sencillez y simpatía contó anécdotas de su niñez: cuando comenzó a tocar el piano a los cuatro años de edad, cuando en un programa de televisión hicieron un llamado a que los artistas cooperaran con una niña pobre con dones para la música y en poco tiempo le regalaron un piano.

El problema fue entonces dónde meterlo pues vivían en un cuarto pequeño de un solar. La niña terminó durmiendo debajo del piano, por las noches alargaba un brazo y lo acariciaba. No es de extrañar que ese amor haya ido aumentando con el paso del tiempo, estudió la carrera de piano y a la vez dirección coral.

Digna Guerra

En una pantalla se proyectaban imágenes de su crecimiento físico y en el mundo musical.

Subida en un cajón de bacalao, muy pequeña, con la batuta dirigiendo una banda infantil. O, más grande, junto a diferentes integrantes de coros. Otras la mostraban junto a varias personalidades de la música en Cuba.

La próxima cita será con la familia Nicola, el día 10 de abril. Una jornada apacible, para deleitarse con los sonidos, en confluencia con la buena música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *