Violencia contra la mujer en Cuba: no hay datos fiables

By Marlene Azor Hernández

Foto: Jaime Prendes

HAVANA TIMES – Del 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre, día internacional de los Derechos Humanos, se celebró internacionalmente la jornada propuesta por Naciones Unidas contra la violencia de género.

Cuba ratificó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer en julio de 1980, sin embargo no ha seguido las recomendaciones que el Comité de Naciones Unidas -sobre la eliminación de toda forma de discriminación contra la mujer-, le sugirió en la evaluación del 2012.

Una reciente encuesta presentada en la actual legislatura de la Asamblea Nacional, sobre la igualdad de género[1], constata que el 27% de la población encuestada sufrió de violencia de género en los últimos 12 meses, física y psicológica. La encuesta realizada en el 2016, aún no ha sido publicada y sólo se conocen datos fragmentados.

El problema central de la encuesta es que pregunta por la percepción de la violencia en la población encuestada y no lo contrasta con los casos atendidos en las Casas de atención a la mujer (FMC) ni con las denuncias formuladas a la policía por mujeres violentadas. Tampoco aparecen los datos de feminicidio en el país. El gobierno no monitorea la violencia contra la mujer y por ello no tiene datos reales de la magnitud del problema.

En el programa de la televisión cubana Mesa Redonda, del 5 de diciembre de este año, el programa también da una breve reseña de la encuesta del 2016, que evidencia el problema que hemos comentado[2]. No hay monitoreo por parte del estado de la violencia real y la encuesta de unas 19.800 personas, no descubre los datos reales de violencia contra las mujeres en el país, sino la percepción que tiene la población encuestada sobre esa violencia.

El problema de centrarse en la percepción tiene todo el sesgo de la falta de información sobre el problema en los medios de difusión del país. Este problema como todos los problemas sociales, no se informan ni se analizan en los medios de difusión estatales. Sólo es posible conocer las denuncias de las víctimas por el periodismo independiente, fuertemente reprimido precisamente por difundir la realidad cotidiana de la población.

Cuba no ha incorporado los tipos de discriminación contra la mujer en su código penal, no existe el delito de feminicidio, no se monitorea, no crea casas de refugio para las mujeres golpeadas, las medidas de restricción de proximidad se violan con arbitrariedad y el propio CENESEX  ha reconocido el desarme de las víctimas frente a sus agresores en el proceso judicial[3]. “Es la palabra de uno contra otro” y muchas veces salen sancionados victima y agresor por “desorden público”.

La prostitución no es un delito en Cuba, pero las mujeres y adolescentes prostitutas son encerradas en centros de internación que pueden llegar hasta cuatro años de privación de libertad. Esto posibilita los “favores sexuales” a las autoridades que las arrestan, como intercambio por no ir a los centros de internamiento. Luego entonces, en la legislación penal no aparece el delito de prostitución pero en la práctica diaria las autoridades extorsionan, presionan y reprimen la prostitución masculina y femenina en el país y sacan ganancias con intercambio de favores sexuales o las coimas de dinero en efectivo.

Más grave aún es el ocultamiento de la represión política contra las mujeres. La reciente encuesta no incluye a las miles de mujeres reprimidas por las autoridades con arrestos con fuerza arbitrarios, intimidación a sus hijos por parte de la seguridad del estado, confiscación de sus bienes, golpizas recurrentes y actos de repudio orientados por las autoridades.

Pareciera que las Damas de Blanco, las mujeres activistas de UNPACU, las mujeres del Movimiento Dignidad, las mujeres artistas reprimidas como Tania Brugueras y Yanelys Núñez, las periodistas independientes, las candidatas independientes a las recientes elecciones municipales, y las mujeres del Centro de Estudios Convivencia: ¿No son mujeres?, ¿No son cubanas?

Los datos oficiales sobre la violencia contra la mujer en Cuba, no son fiables.
——
 

[1] Lourdes Rey “Presentan resultados preliminares de la encuesta nacional de igualdad de género” Trabajadores.cu 19 de noviembre del 2017.

[2] “Violencia contra mujeres y niñas en Cuba a debate” en http://mesaredonda.cubadebate.cu/mesa-redonda/2017/12/06/violencia-contra-mujeres-y-ninas-en-cuba-a-debate-video/ 6 de diciembre 2017.

[3] El CENESEX reconoce “la falta de protección legal” de las víctimas de violencia de género en Cuba.En DiariodeCuba.com, 12 de diciembre 2017.



Un comentario sobre “Violencia contra la mujer en Cuba: no hay datos fiables

  • Excelente comentario, Marlene… como ya nos tienes acostumbrados.
    Este tema tiene mucha, pero muchísima tela por donde cortar. Y ya no se puede decir que sea una cuestión de machismo arraigado (que también), es que no hay ni una sola ley que ampare a la mujer cubana contra el abuso, no hablemos ya del acoso. Por desgracia es algo bastante cotidiano. El acoso callejero es algo que una sufre a diario en la más absoluta indefensión y la cifra de feminicidios podría ser bastante alarmante si se tuviera el dato real.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Un hombre y su perro, La Habana. Por Charlie Lockwood (Reino Unido). Cámera: Canon:6D Mark II

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com